Conéctate a nuestras redes
Belphegor Belphegor

En Vivo

Spider Inferno Fest Santiago 2018: Cielo subterráneo

Publicado

en

Cuando se piensa en el lado más oscuro del metal, ese donde el color negro no es obligación, sino que es la sangre que corre por las venas, muchas veces aparece el pensamiento reduccionista, ese de ver headbangers y riffs como algo perenne y lo único factible de encontrar, sin tener a la música como algo relevante. Pero es precisamente en el lado oscuro del metal donde hay inflexiones e ideas que mantienen al estilo fresco y, más importante, que permite el ingreso de nuevos fanáticos y personas como oyentes. Quizás lo clásico no sea hoy lo más atractivo, sino que estos proyectos, más cercanos a lo teatral y también lo brutal.

Nombres de este extremo del espectro se reunieron en la primera “ceremonia” del Spider Inferno Fest, en este caso en el tradicional Club Blondie, en la noche del 10 de marzo, donde cientos de personas llegaron para inundarse de oscuridad y muy buenos sonidos. Todo abrió muy puntual a las 19:00 hrs. con Straight Terror, banda chilena que el año pasado mostró “Between The Lies”, su álbum debut que concentró su casi media hora en el escenario en la Blondie, dejando una muestra de lo fuerte y claro del sonido que vendría después con su thrash metal.

También con mucha puntualidad, Nargaroth se subió al escenario a las ocho de la noche, con ellos mismos probando sonido, tal vez en el soundcheck más potente del mundo, desde 20 minutos antes, dejando todo listo para su oleada de black metal sobre el público ávido de música. René “Ash” Wagner se sube para dar inicio a “The Agony Of A Dying Phoenix”, una de las dos canciones que sonarían de “Era Of Thredony”, el disco que la banda editó en 2017.

Aunque Nargaroth se desmarca del black metal diciendo que no les inspira el satanismo –que supone el inicio de ese movimiento–, sí comparten las formas sonoras, esas guitarras cercanas al trémolo, las estructuras intrincadas y un tempo insanamente rápido. En ese sentido, la amplificación hizo que pareciera que la Blondie se fuera a derrumbar con cada golpe del bombo. Pocas veces el recinto ha sonado con tantas capas y, a la vez, tan de golpe, tan abrumador, y ahí se le nota la experiencia a Ash, único miembro permanente de la agrupación, quien personifica la visión de su música y lo que quiere mostrar. Él ha dicho que lo que le mueve es el odio a la raza humana, esa sensación que muchos tienen y que hace que la rabia en su canto sea posible de identificar en los corazones de todos quienes escuchan canciones como “Seven Tears Are Flowing To The River” o “Hunting Season”.

Igual, para alguien que se enrolla con el concepto “black metal”, Nargaroth toca muchos temas con estas palabras, como “Black Metal Ist Krieg”, “Possessed By Black Fucking Metal”, incluyendo el gran cierre con “Black Blasphemic Death Metal”. No es malo para nada, en todo caso, porque es este sonido el que en manos de este artista ha llegado a momentos de claridad, tales como los vistos en los sesenta minutos de un retorno preciso y perfecto como el Nargaroth, aunque la jornada no acababa ahí.

La mayor cantidad de gente se dio casi al término de los alemanes, que esperó a los austriacos Belphegor. Ya se anticipaba el carácter y lo ritual del show con las cruces invertidas y los tótems con huesos dispuestos en el escenario, pero a las 21:32 todo se consolidó con “Sanctus Diaboli Confidimus” seguida de “Totenkult – Exegesis Of Deterioration”, parte del disco “Totenritual”, editado en 2017 y excusa para una nueva gira de los queridos death metaleros en nuestro continente.

Como era de esperar, la fiesta venía desde los guturales de Helmuth Lehner, un frontman que asume no sólo el rol en las canciones, sino que también en los intermedios, presentando casi todos los tracks en un tono que recuerda más a Smeagol que a un humano. Además, existe un dejo de solemnidad que evita que exista un disfrute sin pensar en lo que hay al frente.

No sonaron tan fuerte como Nargaroth, ni tampoco tan claros, pero eso es parte del death metal tradicional que profesan los austríacos, quienes ponían más atención a las voces y que se escucharan bien, más que a botar la casa. Pese a ello, canciones como “Totenbeschwörer” o “Baphomet” generaban la efervescencia de un público que incluso incursionaría con moshpits brutales, acordes a lo que ofrecía la banda.

Tras “Gasmask Terror”, el encore llegaría con “Diaboli Virtus In Lumbar Est”, preciso cierre para una jornada que, de manera intensa, oscura, pero muy bien llevada a cabo, dibujó lo que sería un cielo bajo tierra, más allá de las visiones apocalípticas y satánicas que el cliché siempre les atribuye a estos sonidos, incluso arreglándoselas para sonar con una claridad inédita en la Blondie, algo digno de destacar cuando muchas veces los shows de metal quedan como una masa ininteligible, algo que en esta “primera ceremonia” el Spider Inferno Fest no sufrió, dejando feliz a la gente y, probablemente, a los artistas.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas