Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Soundgarden: Una clase magistral

Publicado

en

La bella postal que se constituye en la explanada del Parque O’Higgins traduce a la perfección el espíritu de Lollapalooza, el epítome de un festival que durante dos días sitúa todos los ojos del universo musical sobre nuestro territorio; el orgullo de un país que, versión tras versión, le ratifica al mundo que está en condiciones de albergar eventos de esta envergadura, dándole la razón al excéntrico Perry Farrell, que hace ya cuatro años y contra todo pronóstico eligió a Chile para exportar su exitosa franquicia. A lo largo y ancho del recinto se extiende un espeso manto de fanáticos que, a pesar de dos agotadoras jornadas de rock, se presentan más eufóricos y enérgicos que nunca, una mixtura generacional que reúne transversalmente a toda la fauna melómana, una amalgama de disímiles personalidades congregadas en torno a un único y excluyente protagonista: Soundgarden.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 01

Qué duda cabe que los encargados de bajar el telón a la cuarta versión del Festival Lollapalooza Chile debían ser los icónicos Soundgarden, quienes aterrizaban en nuestras latitudes por primera vez, tras dos décadas desde que editaron el álbum que remeció la escena (o época) grunge y que los catapultó a lo más alto del olimpo del rock, “Badmotorfinger” (1991). Chris Cornell, su carismático vocalista, ya se había convertido en visitante asiduo a los escenarios nacionales, pero su presencia no había sido suficiente para saciar el hambre de los miles de fanáticos que soñaban con ver al monstruo en toda su magnitud, más aun cuando en 1997 vieron con resignación como se diluían las posibilidades de ver en vivo a los oriundos de Seattle. En el ambiente se respira la tensión y la ansiedad de un primer encuentro, esa indescriptible sensación de estar a minutos de ser testigos de un hecho histórico, de cumplir un sueño que hace un par de años tenía tintes de quimera y que hoy, después de tanto tiempo, se hacía realidad. Todos y cada uno de los cuerpos que adornan el recinto sienten cómo la excitación recorre cada fibra de su organismo, la inminente puesta en escena de Cornell y compañía no hace otra cosa que alimentar la comunión de los miles de fanáticos que se preparan para el que sin duda se convertirá en el show de sus vidas.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 02

La banda ingresa al escenario en medio de una estruendosa ovación y un aluvión de aplausos que se extiende por cada rincón del recinto, ofreciendo de inmediato su primer golpe sonoro con “Searching With My Good Eye Closed”, extracto del ya clásico “Badmotorfinger”, que desata de inmediato la euforia de los miles de fanáticos que se agolpan contras las rejas de contención. “¡Santiago, we are finally here!”, son las primeras palabras de Chris Cornell, que configuran una suerte de desahogo al cumplir por fin con la visita de la agrupación a nuestro país. El característico riff de “Spoonman” hace estallar Lollapalooza, destacándose la potencia de la batería de Matt Chamberlain y el bajo de Ben Shepherd, estableciendo una conexión inmediata con el público que acompaña en las voces. Las revoluciones bajan levemente con “Let Me Drown”, pero Cornell se encarga de poner las cosas en su lugar, haciendo que los asistentes acompañen con las palmas, quienes aceptan rápidamente el desafío y suben la intensidad en el ambiente. La primera muestra de lo más reciente de su repertorio, “King Animal” (2012), llega con la melodía a medio tiempo de “Rowing”, que obtiene buenos dividendos de una audiencia completamente entregada al cuarteto de Seattle.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 03

Los primeros acordes de “Black Hole Sun”, otro de los grandes clásicos de Soundgarden, penetra directamente en los sentidos, deleitando a los fanáticos que llevaban una vida esperando poder escuchar esta verdadera gema en vivo. La banda no da tregua en la energía e intensidad y contraataca con el avasallador sonido de “Jesus Christ Pose”, donde resalta la velocidad de la batería y las precisas secuencias de cuerdas de Kim Thayil. Cornell mantiene un continuo diálogo con el público, y les pide que posen para una grabación que está realizando, recibiendo en un acto reflejo una hermosa imagen con miles de brazos en el aire, sedientos de ser parte del improvisado video. Los asistentes siguen particularmente participativos y así queda con evidencia durante la interpretación de “Outshined”, donde apoyan con las palmas y las voces, en una suerte de comunión inagotable y desinhibida. El dinamismo de la presentación decae un peldaño con “Beyond The Wheel” y la nueva “Taree”, seguramente por no tratarse de temas tan reconocidos por los fanáticos menos eruditos. Esta pequeña pausa en la energía sólo se convierte en una anécdota cuando comienza a sonar toda la fuerza del éxito “My Wave”, que hace saltar a todo el público en una sincronía de cuerpos excitados, que se mueven al ritmo de la poderosa percusión.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 04

El inconfundible riff de “The Day I Tried To Live” vuelve a subir la apuesta, con excelentes combinaciones de cuerdas y el bajo de Shepherd sonando en su justa medida, en una mixtura que entusiasma a los incansables fanáticos, quienes no denotan el cansancio de la agotadora velada, por el contrario, se notan sedientos de más grunge. Con “Been Away Too Long” la batería de Chamberlain sigue sonando furiosa y decidida, la que mezclada a la potente de voz de Chris Cornell y la guitarra distorsionada de Thayil, configuran una pista que hace vibrar hasta los más reticentes. Durante la interpretación de “Blow Up The Outside World” se vive otro de los bellos momentos de la jornada, cuando el frontman invita al público a acompañar con las voces, haciéndolos cantar a capella la última parte de la canción en una secuencia que destaca por su sentimiento y naturalidad. El ambiente se llena de sensibilidad de la mano de la exquisita melodía de “Fell On Black Days”, poniendo nuevamente a cantar a todo el Parque O’Higgins, en una única voz que se alza con la fuerza de una llamarada amenazando con consumir todo lo que tenga a su paso.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 05

Cornell recuerda que hace muy poco se cumplieron 20 años del lanzamiento de otra de las obras fundamentales en la discografía de la banda, el álbum “Superunknown” (1994), y qué mejor forma de honrarlo con la interpretación del tema que le da el nombre al disco. El vocalista agradece a sus fanáticos la paciencia por esperarlos durante tantos años y les regala la depurada ejecución de “Pretty Noose”, que tal como ha sido la tónica a lo largo de la velada, destaca por la perfección de su sonido y la consecuencia con la versión de estudio. Soundgarden parece estar decidido a dejar exhaustos a cada uno de sus seguidores, y así lo evidencia un furibundo golpe sónico que propinan dos de los grandes éxitos de la agrupación: “Burden In My Hand” y “Rusty Cage”, embestida que no deja indiferente a nadie en el recinto, quienes corean cada una de las líneas y saltan al ritmo desenfrenado de las cuerdas de Kim Thayil y Ben Shepherd, más el preciso acompañamiento de Chamberlain. Terminado este agotador primer round, la banda abandona el escenario en medio de los aplausos de un público que se rehúsa a dejar escapar tan fácilmente a sus ídolos.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 06

Tras un par de minutos de constantes cánticos y silbidos, Soundgarden retorna al escenario para cerrar con broche de oro su memorable presentación. Una precisa introducción de batería marca el comienzo de “Like Suicide”, que no termina por convencer a una agotada audiencia, que por fin acusa recibo de una extensa jordana. Las revoluciones se incrementan de la mano de “Flower”, donde los fanáticos vuelven a colaborar con las palmas y tímidas voces, y donde la banda sigue mostrándose perfectamente conectada. Llega el turno de bajar el telón, responsabilidad que recae en una extensa versión de la enérgica “Slaves & Bulldozers”, otra de las sobrevivientes insignes de “Badmotorfinger”, y que llama rápidamente la atención por una evidente molestia de Ben Shepherd con el sonido de su bajo y los responsables del mismo en la mesa, lo que primero repercute en una potente patada a un amplificador, a posteriores gestos de desaprobación y, por último, el lanzamiento del bajo hacía el fondo del escenario, para luego abandonar la presentación. Al cabo de un minuto el bajista retorna a escena con un nuevo instrumento, para cerrar junto a sus compañeros su primer paso por nuestro territorio, el que de a poco se va diluyendo junto al sonido distorsionado de la guitarra de Thayil, que junto a Shepherd son los únicos que se mantienen en el escenario mientras el público comienza a despedirse de sus ídolos.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 07

No creo que exista nadie que pueda poner en tela de juicio la integridad artística de Soundgarden, y mucho menos del inagotable Chris Cornell, quien a pesar de los años de distanciamiento y los proyectos paralelos en los que se embarcó, mantiene intacto el respeto por su público y sobre todo por la propia música. Es por esto que los fanáticos nacionales pudimos disfrutar los grandes éxitos del cuarteto sin adornos o arreglos especiales, sino más bien en su estado natural, tal como fueron concebidos hace décadas y que catapultaron a los nativos de Seattle a un lugar de privilegio dentro de las bandas más importantes del orbe. Es cierto que el setlist fue casi idéntico al que ofrecieron hace un par de noches en Lima, Perú, pero eso no tiene mayor relevancia cuando cada tema ejecutado raya en la perfección, y donde los músicos se entregan por completo para ofrecer un show de una calidad sublime.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 08

Soundgarden arrasó con el escenario de la cuarta versión del Lollapalooza Chile, demostrando que no siempre se requieren de impresionantes juegos de luces, pirotecnias o majestuosas puestas en escena para configurar un show inolvidable, sino que todos estos elementos son aditivos para una banda que es capaz de sustentarse sobre su inigualable legado musical. Cornell y compañía cumplieron con el público chileno, pero no lo hicieron sólo por sumar un nuevo hito en su extensa carrera, sino que lo hicieron porque saben perfectamente que, como artistas, se deben a cada uno de los fanáticos que pagó su entrada única y exclusivamente para encontrarse con una de las bandas icónicas del grunge a nivel mundial. Cada una de las almas que llegó al Parque O’Higgins para degustar toda la potencia e intensidad de Soundgarden, fueron testigos privilegiados de una clase magistral de entrega y gratitud, mezcladas en un concepto que va más allá de un simple espectáculo de rock, alcanzando niveles que rozan una experiencia extrasensorial.

SOUNDGARDEN LOLLAPALOOZA CHILE 2014 09

El variopinto público que se reunió en torno al Claro Stage, en una mixtura generacional que refleja lo transversal del sonido de Soundgarden, vivió uno de las presentaciones más emblemáticas de los cuatro años de vida del festival en nuestras latitudes, no sólo por tratarse del debut del cuarteto tras tres décadas desde su génesis, sino más bien porque nos enseña que, independiente de lo contaminada y viciada que se encuentre la industria musical, siempre existirán bandas capaces de deslumbrarnos y hacernos soñar con un futuro donde el rock seguirá siendo protagonista excluyente.

Setlist

  1. Searching With My Good Eye Closed
  2. Spoonman
  3. Let Me Drown
  4. Rowing
  5. Black Hole Sun
  6. Jesus Christ Pose
  7. Outshined
  8. Beyond The Wheel
  9. Taree
  10. My Wave
  11. The Day I Tried To Live
  12. Been Away Too Long
  13. Blow Up The Outside World
  14. Fell On Black Days
  15. Superunknown
  16. Pretty Noose
  17. Burden In My Hand
  18. Rusty Cage
  19. Like Suicide
  20. Flower
  21. Slaves & Bulldozers

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
17 Comentarios

17 Comments

  1. marianela vasquez

    31-Mar-2014 en 6:37 pm

    Sensillamente espectacular, yo soy fan de soundgarden desde la universidad ya hace mas 19 años, me han acompañado la mitad de mi vida, estoy realmente feliz de tener la posibilidad de escucharlos… debido a mi fanatismo mi hijo tambien es superfan de soundgarden y por ellos aprendio a tocar guitarras…gracias lollapalooza x traerlos, ojala vengan de nuevo solos para los que somos fan podamos apreciar toda su majestuosidad

  2. Jorge Muñoz

    31-Mar-2014 en 6:47 pm

    Bien Gustavo Inzunza por la reseña. Sin tanto preámbulo, conciso. A ratos me pareció estar leyendo la Rolling Stone, lo que personalmente me agrada. Respecto a Soundgarden y sin ser un acérrimo fan (al menos respetuoso de su legado), lo único que puedo decir es que fue un show sólido que fue in crescendo a medida que avanzaba la noche y los temas, elegidos con pinzas, en donde dejó felices a los más fanáticos y a los no tanto. Cierre redondo para dos excelentes días musicales (salvo Casablancas).

  3. Lolapalusapurosgiles

    31-Mar-2014 en 7:32 pm

    Lo vi por streaming y se noto que estuvo impecable por lo menos en cuanto a sonido . Me hubiese gustado escuchar mas temas de lo antiguo de la banda ,me extraño que no hayan tocado nada del Louder Than Love. Como dijo la comadre esperemos que vuelvan pero SOLOS y sin tanto payaso y hueonas que en vez de pedir temas pedian que el hueon se sacara la polera o le decian “Mijito rico” buenos maracas en el rock en general son mas que pelos en la cabeza un pichulazo pa cerrarles el hocico nunca esta demas . Tal cual paso con AIC que el concierto solitario fue mejor que el maquinaria . Kim Thayil es un maestro y Cornell con su voz intacta a sus ya casi 50 años me dejo impresionado en Jesus Christ Pose (QUE TEMAZO LA CONCHETUMARE !!!) . Gracias Soundgarden por reunirse conchetumare !!!

    Quien chucha era el batero???? buen remplazo de Cameron,pero jamas a su altura ! y que paso con MATT CAMERON? pense que venian con formacion original…

    • jose

      31-Mar-2014 en 7:59 pm

      A mi me gustó en batero, (Matt Chamberlain) sonó potente y no extrañe tanto a Matt Cameron, que se supone esta de gira con Pearl Jam. De Matt Chamberlain nose mucho, solo que fue batero de Pearl Jam un tiempo, parece que en reemplazo de Dave Abbruzzese

      • rodrigo b.

        01-Abr-2014 en 6:03 pm

        Matt Cameron está de año sabático para disfrutar su familia, ya que llevaba de gira como 5 años seguidos con Pearl Jam y Soundgarden

    • Sayid_Jarrah

      01-Abr-2014 en 11:27 pm

      Yo soy fanático de Soundgarden, y creo que en el sentido en que tratas a las personas que a lo mejor se quedaron sin conocer a la banda esta bastante mal, porque ese es la finalidad de un festival, que personas que no conozcan algunas bandas las puedan conocer en estas instancias.
      Por otro lado, si demuestras ese fanatismo y hablas en contra de los NO fanáticos que estaban ahí, como mínimo deberías haber sabido por qué no venía Cameron y quien era el baterista que lo reemplazaba.

      Por otro lado, para José: Chamberlain fue el reemplazante de Dave Krusen, estuvo en 3 shows en vivo, hasta la llegada de Abruzzese. Después fue el baterista de Tori Amos

  4. crackity jones

    31-Mar-2014 en 7:55 pm

    Esas huecas se escucharon en todos los escenarios de rock, pero ni ellas pudieron empañar sus distintas presentaciones, otra wea eran los weones cuicos que si te ponias a saltar o empujar te quedaban mirando como si no quisieran ser tocados por gente que no fuera abc1, igual en rusty cage quedo la media cagada!!

  5. Oscar

    31-Mar-2014 en 9:24 pm

    En spoonman si que se extraño a Matt Cameron, en nuevo Matt no se la pudo, todo lo demas buenisimo.

  6. Abraham

    31-Mar-2014 en 10:12 pm

    No se que le pueden reclamar al batero, jesus christ pose fue algo maravilloso !

  7. Celeste Ortiz

    31-Mar-2014 en 10:51 pm

    buen review! falto decir q “Rowing” se la dedicaron al bueno de Alain Johannes :3

  8. JPierola.

    01-Abr-2014 en 12:14 am

    a riesgo de ser insultado por los grupies, creo que este tipo es muy penca haciendo review (el de los RHCP es un asco), se va en un sinfín de palabras para adornar su discurso y no hace mas que elogiar la banda, sin ser realmente objetivo frente a la realidad del show. la banda partió con una ecualización pésima, que mejoro en la tercera o cuarta canción, el resto de la presentación fue solida, con esporádicos problemas de audio que no generaban mayor problema. con respecto al publico, este fue fiel como todo grupie, pero lamentablemente la realidad es que no lograron colmar la explanada frente al escenario, desde el nivel de la torre de control hacia atrás la gente no prestaba completa atención al show, y ya después de black hole sun el exodo comenzó a ser masivo escenario, sin dudas no logro igualar el gran final brindado el año pasado por Pearl jam, finalmente para quienes se quedaron hasta el final y no eran fanáticos acérrimos de la banda el gran final resulto un tanto decepcionante con una canción q en pocas palabras no tiene ni un brillo. por mi parte creo que ambos días la producción falló con la selección de los cabezas de cartel.

    • giovajr

      03-Abr-2014 en 6:44 pm

      jajaj Pearl Jam,son aprendices e hijos de Soundgarden
      Chao

  9. Natalia Barrientos

    01-Abr-2014 en 1:19 am

    felicito x la reseña, brillante, todavía no bajo de la nube. Saludos.

  10. Abraham

    01-Abr-2014 en 8:21 am

    A todo esto, por que se enojo tanto el bajista?

    • Gabriela

      01-Abr-2014 en 12:05 pm

      le tiraron 2 veces un par de latas de cerveza y luego una botella con agua… no faltan los subnormales :/ …lo vi clarito

  11. Nicole Lemaitre (@laNicolin)

    01-Abr-2014 en 3:44 pm

    Lo mejor de lola soundgarden, excelente nota! Comparto todo lo que uds exponen.
    El rock está vivo gracias a bandas que no se venden!

  12. Joaquin Flores

    02-Abr-2014 en 11:22 am

    Buen comentario. Sin duda los que escuchamos a Soundgarden desde los 90 fuimos los que más disfrutamos, ojalá el rock de calidad siga sonando fuerte por muchos.
    Mis agradecimientos al tipo que subió el video completo del concierto a youtube 🙂

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Punisher Punisher
DiscosHace 13 horas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Años En Infierno Años En Infierno
DiscosHace 1 día

Xibalba – “Años En Infierno”

La identidad, como concepto, es un conjunto de características que hacen que algo o alguien se pueda diferenciar con el...

Rough And Rowdy Ways Rough And Rowdy Ways
DiscosHace 2 días

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para...

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 1 semana

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 1 semana

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 1 semana

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: