Conéctate a nuestras redes
SOTO SOTO

En Vivo

SOTO: Haciéndolas todas

Publicado

en

Siempre existe el debate en el mundo del arte sobre la relevancia de la destreza técnica, y si esta puede superar la genialidad o la creación artística en sí, como mundos que muchas veces pueden asociarse a la dualidad pensamiento/acción. En el ámbito musical, esto está bien definido, existiendo autores e intérpretes, cada cual con sus méritos y sus créditos respectivos, pero en ocasiones vale la pena también ver cómo se cruzan estos mundos en el campo de la representación.

Jeff Scott Soto es una fuerza de la naturaleza y es criminalmente subvalorado, sea como autor o como intérprete, algo impactante considerando el currículum amplio que por más de tres décadas ha repletado el oriundo de Brooklyn. Ya lo pudimos ver hace no mucho con Sons Of Apollo, y ahora estaba la chance con su banda SOTO, quinteto que está a punto de sacar “Origami”, su tercer álbum de estudio, en un par de semanas más. Por ello es que valía la pena darse una vuelta por la nueva Sala Metrónomo en el barrio Bellavista para sacarse la curiosidad. Lamentablemente, esa sensación no la tuvo tanta gente, porque poco más de un centenar de personas asistieron a lo que terminaría siendo una ocasión tan íntima como única, y con una banda que tocó como si tuviera algo que probar.

Pasadas las 22:00 hrs., con la impaciencia de un público que creía que el show era a las 21:00, comenzó a sonar una fanfarria épica, tras la cual saldría al escenario el quinteto que de inmediato sonó fuerte, pero bajo control de todo, con dos tracks de SOTO, “Hypermania” y “Freakshow”, el primero parte de “Origami”, el disco que la banda saca en 15 días más y que sirve como excusa para que estén en nuestro país, aunque en Chile ninguno de los discos anteriores tuvo tanta rotación, por lo que la apuesta se notaba demasiado arriesgada.

Luego de estos temas de SOTO, vinieron unos de Jeff, “21st Century” y “Drowning” casi hechas una, con una transición tan simple, que demuestra la capacidad de la banda como un todo. La agilidad de Jorge Salán en la guitarra principal es esa cuota de virtuosismo que necesita un vocalista tan hábil como Jeff para tener un par en escena, y esto se refuerza cuando BJ le compite al rato después en el registro vocal. Una banda que mantiene a Jeff arriba, intentando dar lo mejor, haciendo piruetas con su pañoleta o con el micrófono, a lo Arya Stark soltándolo arriba y recogiéndolo abajo, alegando por el retorno, el nivel del micrófono y más, pero siempre cantando perfecto. “Sé que no está lleno, pero esto es lo que me dijeron alguna vez, un público Dio, porque Dio era así, chico pero poderoso, así que espero que ustedes también lo sean”, dijo Jeff Scott Soto en algún instante antes de ir con “Wrath” y “Weight Of The World”, y el público le respondió con una energía que pudo llenar el espacio vacío, convirtiendo esta en una noche especial.

Aunque Jeff es reconocido como un intérprete, también es un muy efectivo compositor de canciones de rock, siempre pegotes, siempre con elementos que funcionan, como se puede ver en “The Fall” de “DIVAK” (2016) o en el tema que le da nombre a su nuevo álbum, “Origami”. No obstante, es en la interpretación de canciones más conocidas que se muestra cómo se crea dentro de lo supuestamente ajeno. En “Give In To Me”, original de Michael Jackson, Jeff opera subvirtiendo los fraseos y los ritmos de una canción, metiendo su voz en un caracoleo irresistible para explotar en un coro sin preciosismos, muy directo, pero también muy estable y confortable. También pasa en sus propias canciones, las que con banda ganan en peso y densidad, algo notorio en los temas de W.E.T., que con el teclado que pone BJ tienen otra capa y otra forma de mostrarse.

Luego de pasar por su trabajo solista, lo de SOTO, W.E.T. o Steel Dragon, Jeff salió del escenario para presentar a Salán, quien hizo la pieza instrumental “Risk”, donde se lució. Quizás el nivel de volumen de la batería hacía que las figuras del solo no tuvieran una base tan grande a la cual imponerse, pero no por ello era menos espectacular el trabajo en la guitarra, para el retorno de Jeff con una toalla al estilo turbante en la cabeza y hacer un medley de siete temas de Talisman, al que luego le sumó una sorprendente versión de “Frozen” de Madonna –que también grabó antes con Talisman– y finalizar con “Crazy” de Seal. Un laberinto musical entregado con gracia y energía plena, y así cerrar el set principal con “I’ll Be Waiting” de la misma banda, para dejar a la gente con ganas de más.

El show fue rico en momentos graciosos, intensos e íntimos. Como la cantidad de público no era tanta, existía chance para callar las gargantas y dejar que se escuchara la voz de Jeff al aire, sin micrófono, primero dirigiendo un coro a capella para “Livin’ The Life” de Steel Dragon, y luego para volver al escenario tras un medley del baterista Edu Cominato cantando a puras cuerdas vocales “We Will Rock You” de Queen. Tras eso, un par de temas de Steel Dragon cerró todo, “Stand Up” a banda completa y “Community Property” al más puro estilo de los grupos a capella de los años 50, cerrando más de cien minutos de intensidad, interpretación, creación y mucha cercanía. Da gusto cuando un artista no se ensaña con la audiencia que sí lo fue a ver por la asistencia baja a un show, sino que, al revés, premia a aquellos con algo aún mejor. SOTO y Jeff Scott Soto entendieron esto a la perfección, y qué bien que suena todo cuando es así.

Setlist

  1. Hypermania
  2. Freakshow
  3. 21st Century (original de Jeff Scott Soto)
  4. Drowning (original de Jeff Scott Soto)
  5. Wrath
  6. Weight Of The World
  7. Soul Divine (original de Jeff Scott Soto)
  8. The Fall
  9. Watch The Fire / Learn To Live Again / One Love (medley de W.E.T.)
  10. Origami
  11. Eyes Of Love (original de Jeff Scott Soto)
  12. Give In To Me (original de Michael Jackson)
  13. Cyber Masquerade
  14. Livin’ The Life (original de Steel Dragon)
  15. Risk (original de Jorge Salán)
  16. Break Your Chains / Day By Day / Give Me A Sign / Colour My XTC / Dangerous / Just Between Us / Mysterious (This Time It’s Serious) (medley de Talisman) / Frozen (original de Madonna) / Crazy (original de Seal)
  17. I’ll Be Waiting (original de Talisman)
  18. Drum Medley / We Will Rock You (original de Queen)
  19. Stand Up (original de Steel Dragon)
  20. Community Property (original de Steel Panther)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Simon

    09-May-2019 en 4:57 pm

    Excelente show , mala organización sin promoción alguna a pesar de estar en la puerta a 10 lucas la entrada , la sala es buena pero el sonidista pésimo , tenia la batería sonando muy fuerte , en ratos mas que toda la banda .El setlist fue fenomenal , crei que por no haber tanto publico tocarían poco pero se mandaron el “SHOW” a lo dio como dijo jeff en su momento.
    Punto aparte fue la disposición de toda la banda de hacer un meet al final del show , tengo mi foto con jeff , asi que misión cumplida .

Responder

En Vivo

Lacuna Coil: Sin miedo a nada

Publicado

en

El acto de sacar la voz se ha convertido en un método de supervivencia para las mentes de chilenas y chilenos después del 18 de octubre. La lucha transcurre en las calles, en las redes sociales, en el espacio público, e incluso en los conciertos. Ya es parte de la “nueva normalidad” que la gente haga hora gritando “el que no salta es paco” y “Piñera culiao”, entonces existe un uso de la voz que no sólo valoriza lo que se dice, sino que el acto mismo de decir y enunciar, que no es más que lanzarse a las profundidades de la incomodidad de dejar de disfrutar el silencio. Eso también es lo que hacen las bandas musicales, lanzarse al sonido, y cuando el tiempo pasa, también es trascendente cómo la voz sigue existiendo, sin doblegarse, tal como ha pasado con Lacuna Coil, agrupación italiana que ya tiene más de dos décadas de historia, en las que obviamente han enfrentado dificultades, y siguen ahí, generando canciones que son puntos de encuentro, pero sin dejar de lado cómo la lucha continúa.

El retorno de los italianos tampoco se hizo esperar tanto, sumando casi tres años de ausencia, pero sí había una deuda que saldar con el público chileno que no vio la gira de celebración de los 20 años de la agrupación, y aquello sería el ingrediente más trascendente de lo que ocurriría más adelante. Antes, la jornada iniciaría con BlackFlow en el escenario de Club Blondie, que mostró por qué fue un nombre destacado en varias publicaciones con su EP “Confusion & Time” de 2018, y más material, aunque el público recién empezaría a repletar el tradicional recinto cuando ya estaba en el escenario la banda que acompañó a Lacuna Coil en su gira sudamericana y también lo hará en la parte asiática de ese periplo, los estadounidenses Uncured.

Es entretenido ver cuando se nota que los músicos en el escenario tienen un carisma contagioso y muestran una verdadera hambre juvenil, algo que es extraño porque en general los grupos de metal llegan a nuestro país lo hacen con mucho recorrido, entonces esas prácticas salen más pauteadas. En cambio, lo de Uncured en su debut en Chile fue explosivo, divertido, potente y con ganas de éxito, y eso incluso se notó en lo rápido que se armó todo para que tocaran: si BlackFlow terminó a las 19:30 hrs., ya a las 19:44 hrs. el cuarteto de New Jersey estaba comenzando con lo suyo, un minuto antes incluso de lo que indicaba el itinerario. Canciones como “Sacrifice”, “Myopic” o “Desecration” mostraban lo frenético del espectáculo, con una ejecución precisa por parte de los líderes del proyecto, los hermanos Zak y Rex Cox, que eran la voz y las guitarras dinámicas de un proyecto que en 45 minutos dejó una gran impresión, incluso estrenando una canción inédita y haciendo un cover de “Roots Bloody Roots” de Sepultura, ganándose a la gente, muchos de los cuales tendrán un nuevo nombre a poner en las playlists.

Pero el evento principal de la noche aún no se asomaba y ya la gente se agolpaba más adelante para ver más de cerca a Cristina Scabbia, Andrea Ferro y el resto de Lacuna Coil, banda que puntual a las 21:00 hrs. inició su show, que tendría casi dos mitades exactas, en la primera con un set basado principalmente en material más nuevo, tanto de “Black Anima”, disco editado en octubre pasado, apenas una semana antes del estallido social en nuestro país, como de “Delirium” (2016).

Reckless”, “Downfall”, “Layers Of Time” o “Save Me” eran tracks elegidos para mostrar la potencia de la propuesta de Lacuna Coil, sin perder urgencia ni voz propia, teniendo su fortaleza en su maquinaria simple pero efectiva. Los timbres de Cristina y Andrea son muy diferentes, pero las canciones les entregan momentos perfectos para lucirse en su extremo a cada uno, sea en canciones más rítmicas como “Blood, Tears, Dust” o en costados más emotivos como la ya mencionada “Save Me”.

Pero la noche no sólo era de canciones y virtuosismo instrumental, sino también de compartir lo que se siente, y por ello es que tras “My Demons” Cristina tomó el micrófono para decir que la banda no es ciega y que han visto las noticias y lo difícil que está todo en el país, así que por ello valoraban aún más la intención de estar ahí, en ese espacio, luchando. La banda sabe qué es luchar y sabe qué es tener que hacer sin mirar atrás, porque en su tiempo, cuando aparecieron en escena, eran algo distinto, no la típica fórmula de una vocalista femenina que flotara sobre la potencia del metal, sino que con diálogo, y potencia por parte de la propia intérprete. “Enjoy The Silence”, el cover de Depeche Mode que pasa ese test de que la versión logre identidad propia, resuena con fuerza y aroma a final del show, con todo el mundo cantando, sacando la voz, unidos ahí.

Pero Lacuna Coil sí salió del escenario, tras la 11ª canción, entonces las caras de sorpresa irrumpían en la Blondie, mientras otras calmaban la cosa diciendo que era la primera mitad del show. Tenían razón en esa aseveración, porque a los cinco minutos el quinteto volvió, con diferente vestuario, y dispuestos a saldar esa deuda con la celebración de las dos décadas de historia con la gente. Canciones antiguas como “A Current Obsession”, “Soul Into Hades” o “Tight Rope” eran coreadas por todo el mundo, y pese a que muchos se nota que vieron el setlist de los shows en Brasil y Buenos Aires, de todas formas había esa sensación de ver algo único, siendo ejecutado con maestría.

Parece ser algo obvio a estas alturas, pero no se debe dejar de mencionar cómo la voz de Cristina Scabbia es implacable, perfecta, lozana y -lo más importante- capaz de arrasar con todo a su paso. Es ese carisma que le han dado los años, además, el que hace que se vea como dominadora de todo lo que pasa, incluso cuando se debe improvisar, como cuando en medio de “1.19” decidió salir del escenario para asistir a una fan que se desmayó en las cercanías de la reja, sin dejar de cantar. Son esos detalles los que muestran parte de la receta para que Lacuna Coil dure tanto tiempo, y es que la fluidez y naturalidad son clave, y por ello cuando Andrea o Cristina dicen que la gente “se mantenga con fuerza” o invitan a corear “We fear nothing” (no le tenemos miedo a nada) sea algo de corazón.

También era divertido cómo la banda no se hizo de rogar para tocar un tema fuera de lo convenido en su setlist a pedido de la gente. El coro popular decía con coordinación impactante “Senzafine”, y quizás la idea le gustó mucho a Lacuna Coil porque la tocaron segundos después, de forma magistral, igual que “Veneficium” y el gran final con “Nothing Stands In Our Way”, donde la banda invitó a la gente a seguir adelante, a que nada se interponga en el camino, y que todos estamos juntos en esto porque lo importante es mejorar lo que se tiene, para todas y todos, y luego de una hora y 52 minutos de alto nivel musical y canciones llenas de emociones, sin duda que son momentos como los entregados por Lacuna Coil los que permiten sacar la voz, incluso lejos de las calles, liberando las vallas papales en las calles de la propia consciencia.

Setlist

  1. Blood, Tears, Dust
  2. Our Truth
  3. Reckless
  4. My Demons
  5. Layers Of Time
  6. Downfall
  7. The House Of Shame
  8. Sword Of Anger
  9. Heaven’s A Lie
  10. Save Me
  11. Enjoy The Silence (original de Depeche Mode)
  12. A Current Obsession
  13. 1.19
  14. When A Dead Man Walks
  15. Soul Into Hades
  16. Tight Rope
  17. Comalies
  18. Senzafine
  19. Veneficium
  20. Nothing Stands In Our Way

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 4 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: