Contáctanos

En Vivo

Soilwork: Inquebrantables por naturaleza

Publicado

en

Puesto en retrospectiva desde el momento en que Soilwork se encuentra en la actualidad, es posible afirmar que el escenario que se abrió frente al conjunto en el amanecer de su carrera se mostró favorable y auspicioso. Por una parte, se explica mediante el hecho de que irrumpieron con mucha potencia en la escena sueca, gracias a todos los calificativos positivos que envuelven a las opiniones referentes al material que lanzaron en sus comienzos, específicamente desde el debut implacable con “Steelbath Suicide” (1998) hasta “Natural Born Chaos” (2002), cuarto larga duración de su trayectoria, que además ha sido señalado en diversas ocasiones como la cúspide de su catálogo, mientras que, por otro lado, el mundo del metal más extremo tenía gran parte de su atención puesta en lo que se hacía en Suecia, debido a la relevancia y notoriedad que antes alcanzaron otros compatriotas suyos como Bathory, At The Gates, Entombed, Dismember, Hypocrisy, Dark Tranquillity o In Flames.

02-soilwork-rock-guitarras-2016

La propuesta de Björn Strid y quienes le acompañaban en ese entonces, logró diferenciarse y posicionarse en el panorama gracias una mixtura de elementos extra que implementaron desde un comienzo y que definieron la personalidad artística del grupo, como un enfoque más progresivo y melódico, más estructuras llenas de dinamismo, que siempre han exigido al máximo las capacidades de los músicos. Es por todo eso que acá, en Chile, ese movimiento no pasó desapercibido y generó seguidores que ayer tuvieron la posibilidad de verles por primera vez en este lado del mundo, en un show íntimo y ruidoso, que desde su inicio contó con la total complicidad de los asistentes.

08-soilwork-rock-guitarras-2016

La homónima de su reciente álbum y motivo de esta gira, “The Ride Majestic” (2015), sonó tal vez más rápida que la versión del registro y de inmediato encendió a la audiencia que llenó el recinto de Ñuñoa. “Nerve”, corte promocional de “Stabbing The Drama” (2005), sin duda su disco más exitoso, que además le abrió de par en par las puertas del mercado mundial, fue coreada y disfrutada con tanta pasión por parte de los presentes, que Speed se mostró sorprendido y desde ya indicaba que, a pesar de lo reducido del contingente, eran los más bulliciosos de la gira.

18-soilwork-rock-guitarras-2016

El único tema antiguo de la noche fue “The Chainheart Machine”, siendo el deleite de los más puritanos al sonar demoledor y ejecutado con la misma violencia que hace 16 años cuando fue concebido. Luego “The Crestfallen”, también proveniente de lo hecho en 2005, contó con el mismo entusiasmo de sus antecesores, situación que por lo demás se transformó en la postal de la jornada. Respondiendo al objetivo de este tour que es la promoción de “The Ride Majestic”, tocaron “Death In General” y fue un momento que permitió apreciar en toda su magnitud el talento de los seis integrantes que conforman la alineación actual de Soilwork, donde destacó el desempeño vocal de su miembro fundador, quien llegó a todas las notas altas y gritó con soberbia las estrofas violentas, exhibiendo la razón de los elogios que ha recibido a lo largo de su historia como frontman.

25-soilwork-rock-guitarras-2016

Tongue” de la ambiciosa obra doble “The Living Infinite” del año 2013, prolongó los cánticos de una concurrencia que fue protagonista siempre y que, para el primer ejemplar del popular “Figure Number Five” (2003), “Overload”, demostró cuántas ganas tenía de presenciar un recital de los escandinavos. “Petrichor By Sulphur”, de lo publicado este año, y “The Living Infinite I” comparten una vibra similar: ambas abarcan extremos muy opuestos y se mueven de forma ágil entre la brutalidad, el virtuosismo y el sentido de la armonía, evidencias de la evolución de Soilwork, que a su vez se ha visto influenciada con fuerza por los cambios en la formación, sobre todo lo que ocurrió con la partida de Peter Witchers, otrora miembro fundamental en la composición.

23-soilwork-rock-guitarras-2016

Así llegamos uno de los puntos más altos del debut de los europeos en nuestro país, cuando presentaron un bloque donde desenfundaron con vehemencia “Bastard Chain”, única pieza de “A Predator’s Portrait” (2001) –punto de inflexión en su discografía debido a que ahí se origina el estilo que predominaría en su camino–, y “Rejection Role”, tal vez la más coreada de la velada, gracias a la petición de Strid de que la cantaran con toda la energía posible para que él terminara de convencerse del ímpetu y el ardor del público chileno. Acto seguido, “Whirl Of Pain”, última muestra de “TRM”, y “Late For The Kill, Early For The Slaughter”, pista que abre “The Panic Broadcast” (2010), fueron las encargadas de bajar el telón por unos minutos, para que así la banda se retirara, y luego volver y rematar con una ovacionada “Follow The Hollow”, emblema de “Natural Born Chaos”, “Let This River Flow” y “Stabbing The Drama”, clausura perfecta para una hora y media de actuación que a todas luces cumplió con las expectativas de una fanaticada que, a pesar de ser reducida (recordemos que el espectáculo se cambió de local producto de la baja venta de entradas), interactuó como si fuese el último concierto de su vida y se conectó por completo con Soilwork, quienes se mostraron felices y emocionados por el recibimiento nacional, aunque haya ocurrido de otra manera y con condiciones distintas a lo que están acostumbrados en general.

22-soilwork-rock-guitarras-2016

Quizá una inclusión en un futuro festival de metal en Chile sería la circunstancia más adecuada para tenerlos de vuelta, porque anoche ratificaron sus pergaminos y demostraron que su poder en vivo es superlativo, dejando en claro que se encentran en un gran momento creativo y que aún son relevantes en el panorama global de la música extrema.

Por Hans Oyarzún

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. The Ride Majestic
  2. Nerve
  3. The Chainheart Machine
  4. The Crestfallen
  5. Death In General
  6. Tongue
  7. Overload
  8. Petrichor By Sulphur
  9. The Living Infinite I
  10. Bastard Chain
  11. Rejection Role
  12. Whirl Of Pain
  13. Late For The Kill, Early For The Slaughter
  14. Follow The Hollow
  15. Let This River Flow
  16. Stabbing The Drama

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Ignacio Pelher

    26-Sep-2016 en 3:24 pm

    Buenísimo, ojalá vuelvan.

  2. Mario Gonzalez

    29-Sep-2016 en 10:10 am

    Tremendo Soilwork, esperemos que vuelvan de nuevo locooo

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: