Conéctate a nuestras redes
Snow Patrol Snow Patrol

En Vivo

Snow Patrol: Simplemente olvidemos el mundo

Publicado

en

Uno de los nombres de mayor trayectoria y, al mismo tiempo, de los que menos atención ha recibido en el hype previo a Lollapalooza Chile 2019, es Snow Patrol. Quizás es esa ternura y energía positiva que impregna todo lo que hacen lo que se complementa de forma precisa con la devastación romántica o de la autorrealización que se desprende de sus letras o canciones. Esta mezcla es la que se notó con claridad un día antes de su espacio estelar en el escenario del festival, en una Cúpula Multiespacio casi repleta de gente que simplemente quería compartir un rato con Gary Lightbody y los suyos.

Con potencia y con un desplante digno de un escenario más gigante, listo para un festival, “Take Back The City” despertó los oídos a las 21:16 hrs., y desde ahí que sólo la energía iría creciendo más y más. Poco a poco la gente se fue metiendo en la zona a la que el quinteto norirlandés formado en Escocia necesitaba. Las primeras canciones tenían trazos de timidez, quizás entendiendo que la emoción podía ir más por dentro, mientras Gary todavía no encontraba el retorno perfecto o decía antes de “Crack The Shutters” que “jamás en mi vida había pisado un escenario con un piso tan resbaloso, así que discúlpenme por no deleitarlos con mis clásicos y reconocidos pasos de baile”, generando risas en la gente que se soltaba poco a poco, llegando por fin a la algarabía en “Empress”, una de “Wildness” (2018), el disco que sirve como excusa para el retorno de la banda a nuestro país.

“Si es que me recuesto aquí, ¿te recostarías conmigo y te olvidarías del mundo?” es la invitación que hace Snow Patrol en “Chasing Cars”, el hit planetario de la banda, que serviría como momento karaoke en un punto más adelante en el show, pero también representa las sensaciones con este espectáculo. No se trata de un escape del mundo o de una noche como ninguna otra, sino que simplemente de una pausa donde existe comunión y, por qué no, una liberación de aquellas ataduras tan buenas para arruinar todo en el mundo.

Don’t Give In” resuena como mensaje para todas y todos, e incluso alguien en el público indica en un cartel que esa canción lo salvó. Ese tipo de influencia tiene la música en la vida, permitiendo ser pausa, olvido, sanación y mucho más que simplemente elementos de los que podemos ser críticos o complacientes. El chico que se veía pasando el tiempo de su vida no tiene interés en las divagaciones de si Snow Patrol tiene relevancia o no en el rock que se hace hoy. Quizás el aporte va por ahí, por esa capacidad de hacer sonar como solemne una letra tan cliché y directa como la de “Life On Earth”, o hacer que un llamado desesperado a sentir algo como en “Called Out In The Dark” sea más bailar que llorar.

Gary Lightbody no es el tipo más comunicativo, pero no necesita mucho más que las canciones y su capacidad de mirar y hacer sentir a la gente como parte del show, para dar con un carisma honesto, mientras que el guitarrista Nathan Connolly era capaz de moverse en gestos tan amplios que, en ese pequeño espacio, lo hacían ser un elemento innegable, pareciendo estar en otra liga y estadio de la vida. El sonido de la banda fue excelente, aunque a veces el micrófono de Gary pecaba de falta de claridad, lo que hacía perder a ratos el seguimiento de las letras. Fuera de ese pequeño tema, Snow Patrol apeló a todo menos a la nieve y su frío para dejar en claro cómo es que pueden hacer que la gente comprenda el mensaje que quieren entregar, que no es más que llamar a sentir y pasarlo bien.

Chasing Cars” es el hit y también el momento en que nadie fue indiferente. Desde la voz de Lightbody a pura guitarra hasta la explosión digna de un estadio entero con fuegos artificiales y toda la parafernalia necesaria, esa canción es hiriente y fácil de vivir. El llamado a fijarse en lo que está en frente, a dejar de pensar en ciudadelas de un futuro lejano, y mejor simplemente disfrutar lo que está en las narices. Es una canción simbólica y muy importante para mucha gente, y su efecto sólo se amplificó con la euforia de “You’re All I Have”, ayudado con el camino allanado por la fanaction en “Heal Me”, cuando decenas de globos azules fueron agitados, provocando sonrisas en la banda. Aunque nada es tan lineal, el resultado es el mismo: disfrutar la vida, incluso cuando se canta acerca de los momentos malos. Sí, es un poco simplón, pero a veces es lo que se necesita.

What If This Is All the Love You Ever Get?” en formato de Gary sólo acompañado por Johnny McDaid en el teclado y “Just Say Yes” completaron casi una hora y media de show, donde nada sorprendió mucho, ni tampoco hubo decepciones. Al final, con Snow Patrol lo que se encuentra es un oasis donde se puede respirar un poco más en paz, se puede sufrir un poco más sin querer morirse, y también se puede escuchar un sonido agradable sin necesidad de falsas complejidades y virtuosismos. Un deleite de los simples, y que son de los que más escasean en el sobrecargado mundo de hoy.

Setlist

  1. Take Back The City
  2. Chocolate
  3. Crack The Shutters
  4. Empress
  5. Don’t Give In
  6. Open Your Eyes
  7. Run
  8. Life On Earth
  9. This Isn’t Everything You Are
  10. Make This Go On Forever
  11. Shut Your Eyes
  12. Heal Me
  13. Called Out In The Dark
  14. Chasing Cars
  15. You’re All I Have
  16. What If This Is All the Love You Ever Get?
  17. Just Say Yes

No hubo acceso a fotos *

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Attaque 77: Junto a los viejos amigos

Publicado

en

Attaque 77

Las ocasiones en que los trasandinos de Attaque 77 han visitado el país son innumerables. Un trabajo incesante, que por más de dos décadas los ha llevado a múltiples ciudades a lo largo de Chile, alimentando con ello una fanaticada de larga data. En reconocimiento a esta extensa amistad, el conjunto liderado por Mariano Martínez se convocó en Cúpula Multiespacio para conmemorar sus 30 años de carrera, junto con presentar su último trabajo, “Triángulo De Fuerza”, lanzado hace menos de un mes. Un show que, por su estrecha lealtad, estuvo lleno de recuerdos que revivieron la primera vez que los argentinos se presentaron en Santiago.

El Teatro Esmeralda era un antiguo recinto ubicado en San Diego, que, en precarias condiciones materiales, recibió en 1994 por primera vez a Attaque 77. Por aquellos años, el circuito punk local salía del underground para insertarse en círculos de mayor difusión. Para dicho encuentro, dos referentes de la escena fueron los encargados de recibirlos: Los Miserables y Fiskales Ad-Hok. Para los amantes de la mística, este mismo concierto se repetía 25 años después.

Repitiendo el ritual, la apertura estuvo a cargo de Los Miserables. Con canciones como “Detenido Por Sospecha” o “Declaración De Intransigencia”, el conjunto recordó aquellos años de transición democrática, donde la música subterránea estructuraba los escasos espacios de desahogo. Por su parte, Fiskales Ad-Hok hizo lo propio, quienes mostraron su visión de descontento con “El Cóndor” o “Eugenia”. Luego de dos intensas presentaciones cargadas al recuerdo de aquel histórico show de 1994, el público estaba preparado para recibir a los anfitriones.

Antes de que los argentinos comenzaran el show, el apabullante aplauso de bienvenida marcó la victoria ya ganada. Decididos a abrir su repertorio con material nuevo, “Lobotomizado” fue el primer disparo del concierto, cuya letra reflejó con elocuencia el viaje en retrospección que fue la jornada. El resto de la primera porción del show fue recordar clásicos coreados de principio a fin; desde el himno fraterno en “América”, las muestras de su primera etapa con “Gil” y “El Cielo Puede Esperar”, hasta el single de antigua rotación radial “Western”. El vasto conocimiento hacía más que evidente que se trataba de un público que, al igual que los anfitriones, celebraban ya varios años de fanatismo. Este cariño apasionado, comparable al ferviente apoyo “futbolero”, permitió que la banda le entregara al público la dirección del show, acompañando instrumentalmente el vitoreo que caía de La Cúpula. Intercalando con algunas canciones del material actual, otros clásicos como “El Jorobadito”, “San Fermín” y “Chicos y Perros” fomentaron el coro de la audiencia.

La noción de compartir una historia común es un factor que se hizo presente a lo largo de toda la presentación. Mariano Martínez, guitarrista y voz de la banda, recordaba con cierto humor aquel primer show en Santiago, sorprendiéndose de lo lejos que han llegado. Para prolongar la complicidad, la agrupación interpretó una versión de “Herminda De La Victoria” de Víctor Jara. Ya en la porción final del show, los argentinos hicieron cantar con “Beatle”, “Hacelo Por Mí” y, a pedido del público, “Amigo”, la cual hizo mucho sentido a la velada, confesando que estar en Chile es como sentirse en casa.

Volviendo del encore, cerraron con la balada “Arrancacorazones”, “Espadas y Serpientes” y “Donde Las Águilas Se Atreven”, esta última comenzó desde el entusiasta coro de la fanaticada, dando cuenta que los argentinos son conscientes de que, para presentar un show cercano, es necesario incluir a su público como si se tratara de un quinto integrante. Para dar el cierre final, una versión contundente del clásico de Gilda, “No Me Arrepiento De Este Amor”, hizo cantar a toda La Cúpula y despedirse con la sensación de un trabajo en conjunto realizado con satisfacción.

Con Attaque 77 ocurre una situación atípica: si bien, son una banda que se originó bajo el alero del punk rock con estricta estética ramonera, en el desarrollo de su carrera no han temido acercarse a composiciones más “amigables”, recogiendo con ello un importante puñado de canciones con éxito radial, trascendiendo a la hermética comunidad del punk y, más increíble aún, saliendo victoriosos sin perder la aprobación de una fanaticada que suele ser intransigente con quienes van en búsqueda del éxito comercial. Allí es donde recae el cariño imperecedero de sus fanáticos, fruto de una larga labor. La noche del jueves dio cuenta de la complicidad entre viejos amigos, quienes hace 25 años nunca se hubiesen imaginado esta velada.

Setlist

  1. Lobotomizado
  2. América
  3. Western
  4. El Cielo Puede Esperar
  5. Gil
  6. Vida Monótona (Conmoción Cerebral)
  7. El Jorobadito
  8. San Fermín
  9. Como Salvajes
  10. Chicos y Perros
  11. Ojos De Perro
  12. Herminda De La Victoria (original de Víctor Jara)
  13. Beatle
  14. Todo Está Al Revés
  15. Antihumano
  16. Hacelo Por Mi
  17. Amigo (original de Roberto Carlos)
  18. Pagar o Morir
  19. María
  20. Arrancacorazones
  21. Espadas y Serpientes
  22. Donde Las Águilas Se Atreven
  23. No Me Arrepiento De Este Amor (original de Gilda)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Doolittle Doolittle
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 6 días

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 2 semanas

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 semanas

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 4 semanas

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 2 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 4 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 11 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 11 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 11 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

Publicidad
Publicidad

Más vistas