Conéctate a nuestras redes
Slayer Slayer

En Vivo

Slayer y Anthrax: La última batalla

Publicado

en

No había un mejor lugar para cerrar la gira sudamericana de Slayer que Viña del Mar, sitio principalmente nutrido en torno a la figura de Tom Araya y su nexo con la ciudad jardín; el que la banda llegara junto a Anthrax hasta el Sporting Club, era algo que quedaría marcado como una instancia épica incluso desde que se anunció. Con un público dividido entre residentes y asistentes que se repetirían el plato, fueron miles los fanáticos que llegaron hasta el recinto de la quinta región para darle un adiós a la agrupación encabezada por Tom Araya, quienes ya lo habían entregado todo durante su presentación el domingo en Santiago Gets Louder, aunque eso poco importaba por lo único que sería la instancia: una de las bandas más importantes en la historia del thrash metal se despedía del público sudamericano y había que estar ahí, casi como un deber. Independiente del calor y el insistente polvo en el lugar, la mesa estaba servida y lista para que el banquete de metal fuera entregado a los hambrientos fanáticos.

Anthrax

Si una cosa es clara con Anthrax, es que cada vez que sube al escenario todo se transforma en un caos. La banda goza con la reputación de ser un acto que en vivo lleva hasta el límite toda la intensidad de su sonido, sabiendo perfectamente cómo administrar los tiempos en una presentación que pasa de una composición a otra con una soltura que no deja vacilar el momentum un solo segundo. Por eso, a pesar de entregar un setlist casi idéntico al que tuvieron el domingo en el Bicentenario de La Florida, desde el minuto en que sonó “Caught In A Mosh” se desató una batalla campal en la cancha del Sporting Club, con un público viviendo y sintiendo cada nota de la banda.

Scott Ian miraba sorprendido los moshpit que se armaban en distintos puntos de la cancha, por lo que el inicio de “Madhouse” no hizo más que echarle leña al fuego en términos de intensidad, mientras Joey Belladonna corría de un lado a otro animando a los presentes. Igual a como sucedería más adelante con Slayer, no importó mucho la similitud del repertorio para mermar la calidad del show, ya que la entrega del conjunto es fundamental para que sea el condimento especial de su presentación.

Golpe tras golpe, el conjunto fue desfilando por potentes canciones, como “I Am The Law” y “Now It’s Dark”, donde cada una parecía desatar las pasiones del público a punta de golpes y empujones, pero no en el sentido violento, sino que de hermandad en torno a la música porque, pese a su naturaleza dura, la comunión que se forma en torno al metal es única, independiente de algunas manzanas podridas que siempre querrán causar desorden más que pasar un buen momento. Debido a su calidad de telonero, el show fue un poco más breve, bordeando los sesenta minutos de duración, por lo que la interpretación de “Indians” puso el punto final a una nueva visita del conjunto a nuestro país, así como su debut en la quinta región.

Slayer

Unos cuatro minutos antes de lo pactado llegó el turno de Slayer, quienes repitieron a cabalidad el mismo repertorio que han presentado durante su gira de despedida. Pese a lo anterior, la banda sabe cómo desprenderse de cualquier cliché haciendo que cada show sea diferente del anterior, lo cual se traduce en la fuerza de la interpretación como el principal motor de novedad en cada uno de sus conciertos. Sin ánimo de ser majadero, el repertorio fue ejecutado al pie de la letra, igual que su presentación en el Estadio Bicentenario de La Florida, por lo que nuevamente se produjo esa alteración de intensidades por canciones que no necesariamente son de lo más destacado de su discografía, tomando ejemplos como “Gemini” o “Born Of Fire“, que alteraban el hilo conductor de un show que, en el papel, debió tratarse solamente de clásicos.

Pese a lo anterior, un ambiente diferente se vivió en el escenario, no sólo en la forma en que la banda se paró frente al público, sino que también en el sonido. No hubo un sólo minuto en que Slayer no sonara agresivo, acelerado y demoledor, sobre todo en el implacable juego de Kerry King y Gary Holt en las guitarras, donde la manera en que despachaban los intensos riffs parecía estar a tono con la ocasión. Esta era la última vez que la banda tocaba frente a un público sudamericano, conocidos por su pasión y entrega en todo el mundo, por lo que, conscientemente o no, el conjunto sabía que era un momento que nunca más volvería a repetirse.

Cinco cortes de “Seasons In The Abyss” estuvieron presentes, siendo el álbum que más cabida tuvo dentro del setlist, curioso si se piensa, pero a la larga lo más importante era celebrar el legado de una de las bandas más influyentes para el thrash metal. Bajo ese concepto, piezas fundamentales como “Chemical Warfare“, “South Of Heaven” o “Black Magic” fueron piedras angulares de un set demoledor. Aunque el panorama general era prácticamente idéntico al show del domingo, fue el espíritu de la interpretación lo totalmente diferente, algo muy difícil de explicar o graficar con palabras, transformándose en un aspecto que sólo puede ser definido al ser testigos del sonido que los cuatro integrantes alcanzaron en el desarrollo de la presentación.

Tras el estandarte “Angel Of Death” como cierre del concierto, la banda se despidió de los extasiados fanáticos por un poco más de tiempo a lo habitual, con Tom Araya como siempre quedándose un momento más en el escenario para contemplar a la gente, perdiendo su mirada en el mar de fanáticos que clamaban su nombre. Puede que muy pocos se tomen en serio el hecho de que Slayer se termina, pero la melancolía y pesar que transmitía Araya en sus palabras calan hondo, mucho más que cualquier gira de despedida de otro conjunto.

Muchos todavía tienen la duda de si efectivamente esta será la última vez que tendremos a Slayer sobre un escenario, al punto de que ni siquiera le toman el peso a la situación. “Volverán en unos 5 años“, decía la mayoría, aunque esa afirmación no parece tener mucho sentido luego del demoledor show que entregaron en Viña del Mar, ya que se sintió como si efectivamente la banda se estaba despidiendo de su público.

En tiempos donde cada vez son más los que deciden salir del retiro, la decisión que Araya y los suyos tomaron no deja de sembrar dudas, interrogantes a las que sólo el tiempo les dará respuesta. Lo único que queda es agradecer por la música, por los momentos y por el implacable legado que el cuarteto deja para la posteridad, donde, además de influenciar a una serie de bandas, también jugó un papel importante en todos los que buscan una voz a través de la música. Sólo el tiempo dirá lo que viene, pero si esto termina en un punto tan alto como el nivel interpretativo que están en estos conciertos, Slayer pasará a la posteridad como una de las mejores bandas en vivo, ya que, por lo menos en la vereda del metal, dejan atrás a todos sus competidores.

Setlist Anthrax

  1. Caught In A Mosh
  2. Got The Time (original de Joe Jackson)
  3. Madhouse
  4. I Am The Law
  5. Now It’s Dark
  6. Efilnikufesin (N.F.L.)
  7. A.I.R.
  8. Antisocial (original de Trust)
  9. Indians

Setlist Slayer

  1. Repentless
  2. Evil Has No Boundaries
  3. World Painted Blood
  4. Postmortem
  5. Hate Worldwide
  6. War Ensemble
  7. Gemini
  8. Disciple
  9. Mandatory Suicide
  10. Chemical Warfare
  11. Payback
  12. Temptation
  13. Born Of Fire
  14. Seasons In The Abyss
  15. Hell Awaits
  16. South Of Heaven
  17. Raining Blood
  18. Black Magic
  19. Dead Skin Mask
  20. Angel Of Death

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Eterna Inocencia: Hermanos a la distancia

Publicado

en

Eterna Inocencia

La contingencia ha permeado múltiples ámbitos de la vida cotidiana, sin embargo, Eterna Inocencia es un proyecto que pareciera ser incluso más coherente en tiempos álgidos. Más allá de la lectura fácil, que explica la explosión social como un fenómeno inusitado, las letras del conjunto argentino nos recuerdan que estamos viviendo la respuesta a años de demandas frente a un modelo desigual. Por la misma razón, la fuerza de las canciones resonó con más necesidad que nunca durante la noche del sábado en el Teatro Teletón, en una jornada donde el compromiso con la palabra y la acción fueron el hilo conductor.

Como primer número de la noche, La Reacción entraba al escenario mientras sonaba el canto de protesta “Un Violador En Tu Camino”. Con letras contingentes que tratan la temática del abuso, junta a un fuerte llamado a no dejar las manifestaciones sociales, Macarena Fuentes cerró la presentación con unas palabras dedicadas al sentido que ha cobrado el nombre del conjunto y un firme llamado a recuperar la dignidad.

Si bien, el motivo central de esta jornada se enmarcó en la celebración de los veinte años del conjunto en tierras capitalinas, la misma banda tomó en cuenta que las circunstancias sociales serían la senda de un show fraterno y emotivo. Guille y Roy entraron a dúo para dedicar una versión de “Yo Pisaré Las Calles Nuevamente” en homenaje a los cincuenta días de movilización. Con toda la banda en posición, “Las Distancias Son Nada, A Veces” fue el puntapié de una jornada que recogió composiciones de toda su discografía.

En una primera pausa, Guille saludó a los asistentes, comentando que ellos siguen con atención lo que está ocurriendo en el país, agregando que están dispuestos a colaborar con lo que mejor saben hacer, mediante la energía y aliento de la música. Acompañados de “Hazlo Tú Mismo” y “Congreso”, las palabras del vocalista alentaron el ímpetu vertiginoso de los asistentes. Remitiéndose constantemente a la lucha y la resistencia, la banda interpretó las canciones “A Los Que Se Han Apagado”, “Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario”, “A Elsa y Juan” y “La Muerte Pobre”.

La contundencia y cariño detrás de las palabras de Eterna Inocencia son parte elemental de sus presentaciones en vivo; con especial emotividad, el conjunto se dedicaba a puntualizar y poner en contexto cada una de sus canciones. Antes de interpretar “Abrazo”, Guille rescataba en el valor de dicho gesto y lo dedicaba a las Madres de la Plaza de Mayo, quienes encuentran en sus nietos los abrazos que nunca más pudieron recibir de sus hijos. Además, la banda destacó el importante trabajo de los medios independientes, dedicando “La Radio Comunitaria” a aquellos quienes comunican desde fuera del cerco informativo. Por su parte, “Resistencia” fue dedicado a aquellas personas que siguen resistiendo en la línea del frente durante estos álgidos días de movilización social.

Volviendo al espíritu americanista que se vivió a inicios del show, Eterna Inocencia interpretó una versión de “Soldado, Aprende A Tirar” del cantautor uruguayo Daniel Viglietti. En la misma tónica, “Paren Esta Guerra” hizo referencia a las fuerzas armadas que atacan a sus propios pueblos, y para cerrar esta sección especialmente apuntada a la contingencia, la banda tocó el cover de Bob Marley And The WailersQuemando y Saqueando” junto a “Weichafe Catrileo”, en evidente reconocimiento a la lucha del pueblo mapuche.

Tal como se anunciaba previamente, la banda interpretaría canciones de todos sus trabajos de estudio. Dedicados a la nostalgia y a aquellos fanáticos más longevos, interpretaron material de su primer disco, recogiendo las canciones “Let’s Start The Sunrise Together”, “Country Song” y “Tus Zapatillas (Inocencia)”, todas celebradas por la fanaticada a través de un intenso moshpit que luchaba por hacerse espacio en un teatro repleto. Ofreciendo el mismo espacio a su segunda obra, interpretaron los clásicos “Forgotten Cause”, “SK8 For Life” y “Días Tristes”, cerrando con “Mi Familia” en un momento de gran nostalgia entre los asistentes, y también entre los músicos.

Luego de una treintena de canciones, los argentinos ya marcaban el cierre con “Le Pertenezco A Tus Ojos” y “Nuestras Fronteras”, como un último llamado al cariño fraterno entre hermanos más allá de los límites geográficos. Para despedirse de una manera intensa y cargada de energía, lanzaron su declaración de principios “Arte Es Disfrutar”, junto a la velocidad de “Cartago”. Con algunas canciones en el tintero, concluyeron una extensa celebración con un sentido agradecimiento y la interpretación de “Puente De Piedra”.

Para sus fanáticos, cada show de Eterna Inocencia contiene una fuerte carga de complicidad. En tiempos como hoy, aquella emoción y cercanía se pudo evidenciar en todo momento con una fuerza tremenda, y Eterna Inocencia es una banda que comprende el tremendo valor discursivo de un proyecto artístico enmarcado dentro del punk, quienes por más de dos décadas han hecho música desde una postura clara, bajo la expectativa permanente de luchar por un mundo nuevo. La visita de estos hermanos a la distancia es, sobre todo, un encuentro inspirador.

Setlist

  1. Yo Pisaré Las Calles Nuevamente (original de Pablo Milanés)
  2. Las Distancias Son Nada, A Veces
  3. Viejas Esperanzas
  4. Hazlo Tú Mismo
  5. Congreso
  6. Trizas de Vos
  7. A Los Que Se Han Apagado
  8. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  9. A Elsa y Juan
  10. La Muerte Pobre
  11. Abrazo
  12. La Radio Comunitaria
  13. La Risa De Los Necios
  14. Cassiopeia
  15. Vivan Mis Caminos
  16. Vientos Del Amanecer
  17. Resistencia
  18. Sin Quererlo, Mi Alma Se Desangra
  19. En Busca Del Sol
  20. Cuando Pasan Las Madrugadas
  21. América
  22. Soldado, Aprende A Tirar (original de Daniel Viglietti)
  23. Paren Esta Guerra
  24. Quemando y Saqueando (original de Bob Marley And The Wailers)
  25. Weichafe Catrileo
  26. Let’s Start The Sunrise Together
  27. Country Song
  28. Tus Zapatillas
  29. Forgotten Cause
  30. SK8 For Life
  31. Días Tristes
  32. Mi Familia
  33. Le Pertenezco A Tus Ojos
  34. Nuestras Fronteras
  35. Beatriz
  36. Arte Es Disfrutar
  37. Cartago
  38. Puente de Piedra

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas