Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Slayer: El mismo y viejo Slayer

Publicado

en

Se hace difícil esperar una sorpresa por parte de Slayer a estas alturas. Todos sabemos a lo que vamos: thrash metal frenético y endemoniado, una tormenta de clásicos, la actitud de “tata buena onda” del siempre sonriente Tom Araya, y la potencia de una banda que se ha mantenido fiel a su estilo, por sobre todas las cosas.

Eso es, en términos bastante simples, Slayer, que en su quinto retorno al país y a poco más de un año de su última dupleta de presentaciones en escenarios locales, trajo consigo el averno que hemos aprendido a abrazar y a celebrar como una tradición más de nuestra dilatada historia rockera. El infernal cuarteto compuesto por Tom Araya, Kerry King, Dave Lombardo y Gary Holt, quien se mantiene cuidando el puesto de Jeff Hanneman mientras se recupera lentamente de la fulminante fascitis necrotizante que lo ha mantenido alejado de los escenarios hace ya dos años, estaba de vuelta tal como los recodamos desde su ultimo concierto: potentes e implacables. “El mismo y viejo Slayer” nos adelantaba Dave Lombardo en la entrevista que nos concedió hace un par de semanas, cuando se refería al show que íbamos a poder presenciar en esta primera jornada de Maquinaria Festival 2012. Y es al mismo y viejo Slayer al que nos pudimos encontrar en esta noche apocalíptica, en el escenario más masivo al que se ha enfrentado el grupo de California en nuestro país, y que poco pudo hacer ante el azote de una de las bandas más importantes del metal mundial.

Pasados unos minutos de las 21 horas, el gran escenario principal se inunda en las tinieblas para recibir al reino de sangre. Antecedida por una introducción instrumental, “World Painted Blood”, tema que pone el titulo a la producción más reciente de los norteamericanos, es la encargada de abrir los fuegos, arrastrando a todos los metaleros que se congregaron para ver a los hermanos Cavalera y a la banda de Anton Reisenegger a formar el gran mosh de la noche, que por obra de la gran batería de éxitos que Slayer tenía preparada para esa noche, jamás se detuvo.

El gran clásico de la nueva era de Slayer, “Disciple”, ponía a todo el mundo a clamar blasfemamente “God hates us all, God hates us all!”, marcando la primera pausa del concierto, el que se extendió gracias los cánticos de la fanaticada que ya coreaba al unísono “chileeeno”. Tom Araya preguntaba en español si estábamos listos para volvernos locos, la respuesta, lógicamente, fue positiva y con todo caía “War Ensemble”, canción que ocupa sagradamente el tercer lugar en cada uno de los setlist del grupo, con el objetivo de reventar cabezas de la mano de uno de los hits obligados de “Seasons In The Abyss” (1990). Si el año pasado tuvimos a “The Antichrist” y “Black Magic” como los cortes encargados de recordar el debut del grupo, “Show No Mercy” (1983), ahora era “Die By The Sword” la más heavy del conjunto y sirviendo como una especie de relajo antes de seguir con un clásico infaltable en cualquier concierto de Slayer: “Chemical Warfare”, momento en que los focos teñían de verde radiactivo al escenario y al caos que se desataba en la cancha, entre polvareda y puños.

“Hate Worldwide” traía a la palestra lo más reciente de la banda, en otra de “World Painted Blood” que se hacía su espacio dentro del repertorio para mostrar al Slayer más actual. Los clásicos estaban a la orden del día, con la oscura melodía de “Mandatory Suicide”, y la dupleta mortal extraída del disco “Reign In Blood” (1986), compuesta por “Altar Of Sacrifice” y “Jesus Saves”. Violencia pura entre dos canciones que no conocen de pausas y demuestran el lado más extremo de la agrupación.

Extenuados pasamos a los pasajes enigmáticos del viejo Egipto con “Seasons In The Abyss”, momento que sirve para escuchar la parte más virtuosa de la banda, sin dejar de derrochar energía obviamente, pero apreciando el arte detrás de la agresión constante que significa un concierto de Slayer. Llega “Hell Awaits”, haciendo justicia al nombre, su infernal introducción nos conduce al interior del averno, a pesar de que hubo un par de problemas con Tom Araya quien, al parecer, tenía un problema con alguien del público, ya que no dejaba de apuntar a la muchedumbre, dejando pasar un par de estrofas ante el altercado. Un par de miradas de advertencia por parte del chileno, y el Apocalipsis se desataba con “Postmortem”.

Luego de tanto éxito, “Snuff” queda un poco fuera de contexto, quizás por su corta edad dentro del catálogo de la banda, pero lo cierto es que no logra despertar las mismas pasiones que “Angel Of Death”, la gran cortina de cierre de cualquier concierto de Slayer, aquí nos lleva al encore, que puso la lapida final a una presentación devastadora. “South Of Heaven” avanza sinuosa como una oscura pesadilla que envuelve a todo el recinto, y cuando todos pensaban que la siguiente parada sería “Raining Blood”, la velocidad de “Silent Scream” se apodera del escenario para ser secundada por la siniestra “Dead Skin Mask”. La responsable de cerrar la presentación, fue “Raining Blood”, cuya filosa melodía a dos guitarras, se transformaba en la alarma que ordenaba a todo el mundo a hacerse pedazos en los últimos minutos de Slayer en Maquinaria Festival. Tom Araya agradecía por todo en español, mientras el foco iluminaba el pecho de su polera, donde se puede apreciar el logo de la agrupación, intervenido por los colores patrios.

Como no podía ser de otra forma, Slayer llegó y cumplió a cabalidad. Aquí no hay necesidad de grandes matices, ni de cambios de registro para seguir cautivando a la audiencia. Slayer es el mejor en lo que hace, y aunque los años y los problemas de salud traten de detener al cuarteto, su estampa sigue más viva y brutal que nunca. Dave Lombardo nos lo advirtió, “The same old Slayer” estuvo en Maquinaria Festival para recordarnos que el reino de sangre seguirá siendo soberano en la basta tierra del metal.

Setlist

  1. World Painted Blood
  2. Disciple
  3. War Ensemble
  4. Die By The Sword
  5. Chemical Warfare
  6. Hate Worldwide
  7. Mandatory Suicide
  8. Altar Of Sacrifice
  9. Jesus Saves
  10. Seasons In The Abyss
  11. Hell Awaits
  12. Postmortem
  13. Snuff
  14. Angel Of Death
  15. South Of Heaven
  16. Silent Scream
  17. Dead Skin Mask
  18. Raining Blood

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas y Sebastián Rojas

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. pancho quevedo

    14-Nov-2012 en 10:53 pm

    Que lamentable que una manga de pendejos ineptos que dirigen una productora, le falten el respeto al publico chileno y sobretodo una de las bandas mas importantes de todos los tiempos.
    Gracias a uds, chile quedo por el piso como destino para bandas importantes

  2. harold

    14-Nov-2012 en 11:03 pm

    xuxa, taba bueno el comentario hasta que empece a leer nombre de temas que no tocaron, al parecer aplicaron setlist.fm y unieron los nombres con ingenio, weeeno

    • harold

      15-Nov-2012 en 9:55 pm

      ya lo editaron, que rapidez!

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 1 mes

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: