Contáctanos

En Vivo

Santiago Gets Louder 2015: Gojira

Publicado

en

Quizá la mayor parte de los asistentes a Santiago Gets Louder buscaba disfrutar del material de alguna de las bandas principales en su formato en vivo, ya sea por primera vez o reviviendo alguna experiencia pasada. Sin embargo, hubo otra fracción de la audiencia que  tuvo como motivación preponderante a la hora de asistir al festival el debut en suelo nacional de los franceses Gojira. Si se era un seguidor nuevo o antiguo, resultó irrelevante, porque para ambos casos –incluso para aquellos a los que les era indiferente dicha participación- la hora y cuarto que tocó la banda se impuso como uno de los puntos más altos dentro del festival.

11 Gojira @ Santiago Gets Louder 2015

Como fue costumbre durante la jornada, la puntualidad también fue parte del momento del coloso francés, así que justo a las 16:00 horas se escuchó el inicio del álbum “From Mars To Sirius” (2005), por consiguiente la primera muestra del arsenal fue “Ocean Planet”. De inmediato se hizo sentir, con más fuerza que cualquier otro artista del festival, el peso y la densidad propios del metal extremo de la propuesta y de la puesta en escena de los otrora Godzilla.  Tal vez, por encontrar algún detalle dentro de una actuación que rozó la perfección, el volumen del bajo estaba un poco más alto que el resto de los instrumentos, y a ratos se perdían levemente las guitarras, aunque cabe señalar que a muchos no les pareció así. Aparentemente, todo dependía de la ubicación que se tenía en el recinto.

Casi sin tiempo de espera apareció “The Axe”, primera entrega de su larga duración más reciente (“L’Enfant Sauvage” de 2012), que con su sección inicial llena de la fuerza que exuda la batería de Mario Duplantier, conquistó de inmediato a un público que, en ese sentido, no opuso mucha resistencia. De ritmo más lento y profundo, las dos canciones de obertura prendieron el ambiente para el siguiente bloque compuesto por “The Heaviest Matter Of The Universe” y “Backbone” (una de las favoritas de quien redacta), ambas de las más aclamadas en cada uno de sus conciertos. La forma en que Gojira se empodera del death metal más brutal y lo fusiona con su perspectiva más progresiva y contemporánea, es inspiradora. La cantidad de agrupaciones que utilizan estos elementos es tan grande como repetitivo, por lo tanto, el enfoque único que aplican los europeos sobresale como lo hace el mismo monstruo japonés por sobre sus adversarios. Como anécdota, en el final de “Backbone” se les unió Randy Blythe, vocalista de Lamb Of God, así que ese condimento extra que muchos esperan en ocasiones como un festival se concretó.

14 Gojira @ Santiago Gets Louder 2015

De los primeros días de la banda, aparecieron juntas, fusionadas, “Love” y “Remembrance”, tocando la mitad inicial de la primera y el cierre de la segunda, para así satisfacer a aquellos que les siguen desde “Terra Incognita” (2001) o a partir de “The Link” (2003). A estas alturas, ya estaba más que confirmada la victoria de la producción  al apostar por los franceses para ocupar una plaza dentro del cartel, porque lo que salía por los parlantes era una demostración de precisión y potencia que no siempre se ha visto por estos lados. Así “L’Enfant Sauvage”, previas palabras de agradecimiento del otro hermano Duplantier, Joe, se mostró casi igual a como suena en el disco, y eso es innegable.

12 Gojira @ Santiago Gets Louder 2015

Justo en la mitad de la que esperamos sea su primera incursión en Chile, mostraron material del que para muchos es su obra cumbre a la fecha como lo es “The Way Of All Flesh” (2008), y la encargada fue la asesina “Toxic Garbage Island”, que perpetuó en todo momento la sensación de estar frente a uno de los exponentes más cotizados dentro de la escena mundial en la actualidad. “Flying Whales”, por su parte, fue el momento más álgido y así lo demostró el mosh pit que se propagó tan rápido como el fuego. La calma sección del comienzo es un mero velo que cubre la verdadera intención del titán de arrasar con todos a su paso y convencerlos de que su poder no tiene límites. “Wisdom Comes” es un breve interludio del death más clásico que solían hacer en sus orígenes, y sirve además como instancia para que los hermanos Duplantier jueguen un poco y muestren su versatilidad, al cambiar roles y ejecutar la parte final de la canción.

La técnica exquisita de los músicos se lució en todo su esplendor cuando llegó “Oroborus”, que hacía su recorrido con una precisión digna de una máquina, de la misma manera en que lo hizo después el menor de los Duplantier con un escueto pero impecable solo de batería, que además sirvió de antesala para un cierre magistral a cargo de dos de sus composiciones más experimentales y que mejor representan el espíritu innovador de Gojira, como lo son “Vacuity” y “The Gift Of Guilt”.

01 Gojira @ Santiago Gets Louder 2015

Todo el festival fue testigo del ataque del coloso francés, puesto que semejante actuación no pasó inadvertida para nadie, como lo manifestó el frontman de Deftones en medio de su recital, donde se refirió al show de los galos con sólo un adjetivo: brutal. Fuimos testigos de uno de los actos más vanguardistas dentro del “mundo metal” actual, y tal etiqueta fue corroborada a cabalidad en cada una de las piezas que tocaron. Si Lamb Of God era en teoría el acto de música extrema más esperado del festival, en la práctica fue Gojira el mejor evaluado y quien lució los pergaminos, dejando una huella que difícilmente será igualada por alguna otra agrupación. Sin duda alguna, fue el gran acierto de la organización en esta primera edición de Santiago Gets Louder.

Por Hans Oyarzún

Fotos por Praxila Larenas

Setlist

  1. Ocean Planet
  2. The Axe
  3. The Heaviest Matter Of The Universe
  4. Backbone (con Randy Blythe de Lamb Of God)
  5. Love / Remembrance
  6. L’Enfant Sauvage
  7. Toxic  Garbage Island
  8. Flying Whales
  9. Wisdom Comes
  10. Oroborus
  11. Solo de batería
  12. Vacuity
  13. The Gift Of Guilt

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

  1. viktor towers

    28-Sep-2015 en 6:36 pm

    Excelente comentario para una excelente presentación. Tal como dijo Moreno, BRUTAL!

  2. Felipe Rodriguez Carcher

    28-Sep-2015 en 6:59 pm

    en Gojira el bajo siempre suena mas fuerte que las 2 guitarras, sobretodo en vivo, a propósito. Imaginen “L’enfant sauvage” con el bajo sonando distante (por no decir mas débil que la cresta, como en la mayoría de las bandas donde hay 2 guitarras)… no tendría ni 1 brillo!!!! fuera de ese dato técnico, si, Gojira fue máquina y empatizó con el público muy bien, faltó The Art Of Dying pero bueh… sacaron bien la pega.

    • Jerry Lewis con caspa

      28-Sep-2015 en 8:10 pm

      Loco, yo gritaba como vieja histérica “THE ART OF DYING”. Pero es indiscutible que el arsenal que se pegaron me dejó marcando ocupado.

  3. Mono Stian

    28-Sep-2015 en 11:12 pm

    Y supongo que quedaron con ganas de más como nosotros. Que no pase mucho tiempo para volver a verlos de nuevo.

  4. Emiliano

    29-Sep-2015 en 2:07 pm

    De acuerdo con los comentarios anteriores. Por lo general Gojira aplica una ecualización un poco distinta al resto de las bandas de metal; deja el bajo mas fuerte y la voz mas baja (lo cual no quiere decir que me guste necesariamente eso jaja). En fin, fue pedazo de show, extrañé the art of dying, clone, from the sky, etc. Gojira podría mandarse un concierto de 4 hora e igual seguiría extrañando alguna canción jaja. OJALÁ VUELVAN PRONTO!

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: