Contáctanos

En Vivo

Robert Plant: Catarsis de un legado inmortal

Publicado

en

Un show de antología, nada más y nada menos, fue lo que ofreció el legendario Robert Plant, quien después de dieciséis años de ausencia, se plantaba –literalmente- en el escenario del Movistar Arena, para realizar uno de los recitales más increíbles del último tiempo, uno capaz de integrar en sí mismo la nostalgia de los años dorados de Led Zeppelin con el virtuosismo del británico, ese capaz de transportar a un estadio completo en un viaje sideral donde la música es la protagonista.

Imperdible, por decirlo menos, se anticipaba esta visita, no sólo por la avanzada edad del vocalista, que lógicamente hace peligrar un regreso a nuestras tierras –aunque hay que ser justos y decir que sobre el escenario, Plant demuestra tener pila para rato- y el solo hecho de tener la oportunidad de presenciar a una de las figuras más influyentes del rock mundial, a una verdadera leyenda del estilo tocando en vivo y en directo; una oportunidad que no se puede dejar pasar con facilidad.

Falta alrededor de una hora para que Plant salga a escena, y es el turno de los inmortales de Los Jaivas para salir a calentar los motores en un Movistar Arena que, de a poco, va  llenando cada uno de sus rincones. El contexto no puede ser mejor y los chilenos sacan partido a lo más popular de su repertorio, con temas como “Tarka y Ocarina”, su versión de la canción de Violeta Parra en “Arauco Tiene Una Pena”, para rematar con “Amor Americano”, “Sube A Nacer Conmigo Hermano” y “Todos Juntos”, en una presentación breve que, claramente, estaba planeada para servir como aperitivo previo al show de Plant, sin dejar de transmitir la emoción y virtuosismo del grupo de rock más importante de nuestro país. Terminada la enérgica intervención de Los Jaivas, los últimos asientos eran ocupados, en un recinto donde las ansias por reencontrarse con la historia se hacían cada vez más indomables.

Nueve y media de la noche y una voz en off presenta con muchos elogios al hombre que todos esperábamos. Mientras la banda soporte, los denominados The Sensational Space Shifters, tomaban sus puestos en sus respectivos instrumentos, un gran telón al fondo del escenario con la ilustración de un joven Plant, se iluminaba con sicodélicos colores, mientras los focos se concentraban a un lado del escenario, cuando la inconfundible figura de Robert Plant aparecía desde las penumbras para presentarse frente a los miles de asistentes que terminaron de llenar el Movistar Arena. Una gran ovación, anticipaba la magnífica noche que se nos venía encima.

John Baggott, quien también se encarga de los sintetizadores en Portishead y en Massive Attack, comienza a tocar los enigmáticos acordes de “Tin Pan Valley”, del disco solista de Plant “Nine Lives” (2006), presentando la impronta que marcaría la primera mitad del concierto, dejándose llevar por las atmósferas que, de no ser por las pausas entre tema y tema, parecía una larga y espacial sesión de jamming. Plant dirige irremediablemente todas las miradas hacia él, sorprendiendo a cada momento con un registro que, lógicamente, no es el mismo que el de sus años mozos, pero inteligentemente ajustado a la música que está haciendo en estos días, llegando a los agudos de forma estremecedora cuando se lo propone y viviendo cada nota musical como si de una extensión de su cuerpo de tratase.

Como una fuente de energía funciona un incienso que se encuentra ubicado junto a sus retornos. Aspirando de su humo, el cantante inhala para luego tratar de contagiar al público con su espíritu, que se echaba a volar definitivamente con “Another Tribe”. Justin Adams, se hacía de una guitarra acústica para danzar sobre los rasgueos que ejecutaba, en un tema que mezcla una base étnica con el sabor de las guitarras que se mueven sobre esta. La primera cita con el legado de Zeppelin llegó con “Friends”, en una versión comandada por la guitarra acústica, las palmas y el coro del respetable. Tributando al blusero afroamericano, Howlin’ Wolf, llegaba una versión recargada de “Spoonful”, donde la electricidad de las guitarras y los efectos de los sintetizadores, sumados a la entrada de Juldeh Camara, músico proveniente de la Republica de Gambia, para hacer lo suyo con su mágico violín africano, condimentaron un segmento catártico, que se extendería por gran parte del set.

Conscientes del viaje en el que estábamos inmersos, Plant se dirige al público en español como “señores pasajeros”, para presentar a Camara, quien se despacha un solo antes de comenzar con “Somebody Knocking”, donde el africano también participa con su voz. Bajo una base hipnotizante y los efectos de la guitarra de Liam “Skin” Tyson, se hace difícil identificar otro de los clásicos de Led Zeppelin en la sicodélica nueva versión de “Black Dog”, que al ser reconocida por la audiencia, no se hace esperar para poner a prueba a las gargantas de los presentes. Del disco “Mighty ReArranger” (2005), llegaba la intimidad y belleza de “All The King’s Horses”, para pasar a la guitarreada versión de “Bron-Y-Aur Stomp”, clásico de Zeppelin, que fue presentado como una canción dedicada a un pequeño amigo de cuatro patas llamado “Strider”, y donde destacaron el solo de “Skin” en la guitarra acústica y la batería marchante que provocó las palmas del público durante toda la canción.

Plant tiene de lo que le pidan y en “The Enchanter” las guitarras distorsionadas, la base electrónica y un groove propio del trip hop, se roban la película para continuar con la travesía sideral en la que todo el mundo estaba inmerso. Presentando a su baterista y bajista, y declarando que este “era el día de Obama”, pasábamos a otro remozado cover de Zeppelin con “Four Sticks”, para continuar con “Ramble On”, ambas recibiendo una gran ovación por parte de los fanáticos, siendo la galería, la principal encargada de llenar el lugar de voces.

El trance pasaba y retornaba el rock con “Funny In My Mind” (I Believe I’m Fixin’ To Die), cover de Bukka White, donde incluso Plant articuló la palabra “huevones” dedicándola con cariño a sus devotos. El blues, una de las grandes influencias en la música de Plant, se dejaba caer con todo en “You Shook Me”, primera parte de un medley compuesto además por “You Need Love” y “Whole Lotta Love”, llevándonos al bis de la noche entre un mar de aplausos y gritos del público.

El cantante retorna con su banda para interpretar la intensa, y a la vez, serena versión de “Going To California”, para rematar por todo lo alto con “Rock And Roll”, cerrando una presentación impecable con dos clásicos imperecederos de Zeppelin. La tarea estaba hecha, sin salirse del libreto de la gira, Plant regresó a Chile para entregar un show sin precedentes. Catártico, fantástico, bello, y a ratos surreal, fueron solo algunas de las emociones que provocó con sus Sensational Space Shifters. Una visita antológica y que nos enseña que la música es inmortal, y no importan los años que hayan pasado sobre Robert Plant, su figura y su música permanecerán vivas en el tiempo y en nuestras almas.

Setlist

  1. Tin Pan Valley
  2. Another Tribe
  3. Friends (Cover de Led Zeppelin)
  4. Spoonful (Cover Howlin’ Wolf)
  5. Somebody Knocking
  6. Black Dog (Cover de Led Zeppelin)
  7. All the King’s Horses
  8. Bron-Y-Aur Stomp (Cover de Led Zeppelin)
  9. The Enchanter
  10. Four Sticks (Cover de Led Zeppelin)
  11. Ramble On (Cover Led Zeppelin)
  12. Funny in My Mind (I Believe I’m Fixin’ to Die) (Cover de “Fixin’ to Die” de Bukka White)
  13. Medley You Shook Me / You Need Love / Whole Lotta Love
  14. Going to California (Cover de Led Zeppelin)
  15. Rock and Roll (Cover de Led Zeppelin)

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
3 Comentarios

3 Comentarios

  1. Nina

    08-Nov-2012 en 12:58 pm

    Tremendo Concierto !! Increíble Robert Plant, los años no pasan por su voz. Buen Review y pienso que este sitio pide a gritos una buena galería con las fotos para verlas en grande. Saludos!

  2. Panchote

    09-Nov-2012 en 7:00 pm

    Solo un detalle del review, Los Jaivas jamas tocaron Tarka y Ocarinas

  3. Carolina

    12-Nov-2012 en 2:54 am

    Excelente concierto. Robert Plant,grandioso.

Responder

En Vivo

Neurosis: El arte del sigilo

Publicado

en

Neurosis

Lo de ayer es posible clasificarlo como un sueño hecho realidad, aunque suene a lugar común, porque Neurosis es una de esas agrupaciones a las que se les atribuye la etiqueta de legendarios, de pioneros y visionarios, y también porque hasta ayer verlos en vivo en Chile parecía improbable, a pesar del cambio de paradigma que ha vivido el circuito en los últimos años en cuanto al crecimiento exponencial de la cartelera. Su arte –como su actitud– siempre ha sido arisca, temperamental y, por lo mismo, no es considerada masiva, sin embargo, eso nunca fue impedimento para que el mundo supiera de su existencia y, sobre todo, conociera su trascendencia en la historia de la música extrema, porque hoy, en perspectiva, Neurosis figura en un exclusivo grupo de bandas que con su trabajo han creado, moldeado e inspirado a toda una generación de nuevos artistas.

La ocasión ameritaba un acto nacional de soporte acorde a la instancia y, con justa razón, los elegidos fueron La Bestia de Gevaudan, lo que se tradujo en un acierto de la producción debido a que la mayoría de los presentes los conocían, por lo tanto, a las 20:30 hrs., cuando dieron inicio a su intervención, el contingente apostado en la pista del recinto era considerable. Por otra parte, resulta evidente que Club Blondie ha invertido en la mejora de la acústica, porque se apreciaron con claridad los instrumentos y, más aún, los fundamentales arreglos electrónicos, sello característico de LBDG. Así, piezas como “Diecisiete Seis Cuatro”, “Fig 5” o la última “Feral”, desplegaron todo su potencial, dejando todo dispuesto de la mejor forma posible para el debut de Neurosis en el país, en el marco de la gira promocional de su registro más reciente, “Fires Within Fires” (2016).

Los mismos músicos de Neurosis prepararon y afinaron los detalles de su presentación, algo no muy común en agrupaciones de la talla de los originarios de la costa oeste estadounidense, y unos veinte minutos antes de las 22:00 horas y sin más preámbulo, comenzaron con un ritual que hasta hace un tiempo sólo ocurría en la imaginación de sus seguidores chilenos. Con “Lost”, del seminal y piedra angular de su sonido como lo es “Enemy Of The Sun” (1993), la ovación fue gigantesca y más aún la conexión entre el conjunto y la audiencia, quienes durante toda la jornada –incluyendo el tiempo que LBDG estuvo en el escenario– se mostraron entusiastas y conectados con las composiciones densas y afiladas que cortaban el aire junto con la respiración.

A pesar de que el tour se enfoca en “Fires Within Fires”, hay espacio para una selección de parte del material más antiguo y “The Web”, proveniente del aclamado “Souls At Zero” (1992), fue la siguiente en profundizar aún más la experiencia hipnótica en la que Neurosis sumerge al público, quien, por su parte, mostró la fidelidad con el conjunto al corear y participar de manera activa en “A Shadow Memory”, muestra de lo publicado el año pasado. Uno de los momentos más intensos se vivió con “Locust Star”, porque para muchos (quien redacta incluido) “Through Silver In Blood” (1996) es la esencia y la cúspide de una discografía que, por lo demás, no sabe de puntos bajos.

Luego vino un bloque dedicado a la última década, donde aparecieron “Fire Is The End Lesson” y “Broken Ground”, ambas de “FWF”, junto a “Water Is Not Enough”, perteneciente a “Given To The Rising” (2007), que en aquel año significó la vuelta a una actitud más cruda y vehemente de la que se habían alejado un poco. Para perpetuar esos matices espesos que inundaron el ambiente, la banda sorprendió con “Takeahnase”, también de “Souls At Zero” y la concurrencia lo agradeció con entusiasmo y devoción, porque sin dudas pocos se atrevieron a predecir algo así. Por su parte, los miembros de Neurosis, fieles a su estilo, no dijeron una sola palabra entre canción y canción; lo suyo es comunicarse a través de su repertorio y en eso no escatiman, porque los recursos para expresar los sentimientos plasmados en cada riff y en cada estrofa fluyen con fuerza y decisión, planteando la premisa de que a veces la música y su interpretación hablan por sí solas.

Ubicados en la recta final del estreno de Neurosis en Chile y en América Latina, la parsimonia de “At The End Of The Road” y “Bending Light” funcionó como una especie de portal interdimensional hacia el estado alterado de conciencia que significó el remate de una noche inolvidable y de carácter histórico. Desde el superlativo “A Sun That Never Sets” (2001), “Stones From The Sky” sonó impecable, emulando y hasta superando el aura mística que rodea al disco, con una ejecución perfecta que hizo que la extensión de casi diez minutos pareciera apenas un suspiro en el abismo de la noche más oscura. Por último, “The Doorway”, una de las más esperadas de la noche y de la vida, expuso la popularidad de “Times Of Grace” (1999) y clausuró con ardor, mediante su ímpetu y sus vísceras, una actuación que cumplió y superó todas las expectativas.

En silencio y sin aspavientos, al igual que su exitosa carrera, Neurosis se retiró del escenario ante los gritos de júbilo y los aplausos de agradecimiento de los asistentes que, incrédulos pero satisfechos, volvían a este plano de la realidad, una que durante cien minutos fue suprimido y cuestionado por los acordes de una leyenda sempiterna y sin precedentes, que con humildad y precisión rubricó su paso por el país siendo fieles a sus convicciones, con la maestría absoluta de quienes aprendieron de la experiencia sin perder el rumbo, a pesar de ser considerados como relevantes y decisivos por unanimidad en la historia del metal mundial.

Setlist

  1. Lost
  2. The Web
  3. A Shadow Memory
  4. Locust Star
  5. Fire Is The End Lesson
  6. Water Is Not Enough
  7. Broken Ground
  8. Takeahnase
  9. At The End Of The Road
  10. Bending Light
  11. Stones From The Sky
  12. The Doorway

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 16 horas

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 4 días

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 6 días

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 7 días

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 1 semana

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 semanas

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Give More Love Give More Love
DiscosHace 2 semanas

Ringo Starr – “Give More Love”

Si hay algo en lo que siempre podemos confiar, es en el extraordinario poder de Ringo Starr para facturar discos...

MASSEDUCTION MASSEDUCTION
DiscosHace 2 semanas

St. Vincent – “MASSEDUCTION”

Con el lanzamiento del homónimo “St. Vincent” (2014), la guitarrista Annie Clark optó por dar un vuelco en su música,...

Different Days Different Days
DiscosHace 2 semanas

The Charlatans – “Different Days”

Para ser una banda que ha enfrentado el fallecimiento de dos integrantes, primero el tecladista Rob Collins en 1996 y...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: