Conéctate a nuestras redes
Queens Of The Stone Age Queens Of The Stone Age

En Vivo

Queens Of The Stone Age: Como un reloj

Publicado

en

Siempre es complicado para una banda el hecho de salir a girar presentando un álbum nuevo, y aunque el aclamado “Villains” (2017) de Queens Of The Stone Age supuso un giro en el sonido de los oriundos de Palm Desert, también significó un avance en la capacidad interpretativa de la banda, ampliando sus horizontes sonoros a una gama mucho más dinámica, sobre todo en vivo. Lo anterior da a entender que presentar composiciones nuevas no sería una complicación para el quinteto, ya que la destacable calidad de sus trabajos les ha permitido una muy buena recepción con cada disco que publican. Luego de memorables visitas en 2010, 2013 y 2014, QOTSA concretaba su anhelado regreso en Movistar Arena, ante una fiel fanaticada que sólo quería disfrutar lo que Josh Homme y compañía tenían para ofrecer. Obviamente, la banda cumplió a cabalidad con las expectativas, por ende, lo vivido en el recinto del Parque O’Higgins fue una verdadera celebración, de principio a fin.

Manteniendo la tónica de su última visita, el chileno Alain Johannes nuevamente fue el encargado de amenizar la espera al show de la banda, presentándose esta vez en su formato trío, junto a los hermanos Foncea acompañándolo en batería y sintetizadores. Con un sonido fuerte y claro, Johannes deleitó a los presentes en una presentación que bordeó los 40 minutos de duración, entregando composiciones como “Endless Eyes”, un recuerdo a Eleven con “Reach Out”, o la favorita “Making A Cross”, extraída del proyecto The Desert Sessions, animando a los fans que de a poco fueron llenando el Movistar Arena a la espera de QOTSA. Una vez más, Alain demostró su estatus de culto para el movimiento stoner, comprobándolo gracias a su desplante y entrega sobre el escenario por qué es uno de los artistas más solicitados entre los miles de proyectos que Homme y otros músicos de similar estilo llevan a cuestas.

Pero toda tranquilidad previa se vio interrumpida a eso de las 21:30 horas con la canción “Walk The Night” de The Skatt Brothers, que es utilizada regularmente como la introducción al show de QOTSA. Los integrantes fueron entrando de a uno al escenario, con Troy Van Leeuwen y Josh Homme llevándose la mayoría de las ovaciones, y con una banda sonando inspirada y decidida desde el primer minuto. Sólo bastó que el combo inicial con “If I Had A Tail”, “Head Like A Haunted House” y “Monsters In The Parasol” golpeara las cabezas de los presentes para entender que esto sería una locura, ratificando desde el primer momento que la velada sería de todo menos tranquila. Avalados bajo el lanzamiento de un nuevo álbum de estudio, tener un setlist fresco y variado parecía una tarea sencilla, más aún considerando el hecho de que se trataba de la cuarta visita de la banda a nuestro país, pero tal parece que QOTSA mira siempre adelante, y eso fue evidenciado por el claro énfasis que el repertorio ejerció sobre sus últimas dos placas, “…Like Clockwork” (2013) y el ya mencionado “Villains”.

Lo anterior habla de una madurez muy consistente que la banda forjó en el alero de sus últimas producciones, constituyéndose como una maquinaria con cada pieza haciendo su trabajo, en la más pura sincronización con el resto. El trabajo rítmico de Michael Shuman y Jon Theodore en el bajo y la batería, respectivamente, los mostró implacables y sólidos en cada canción que sostenían sobre sus cimientos instrumentales, mientras que Van Leeuwen tomó un protagonismo más notorio en cuanto a la ejecución de riffs, aportando la cuota de energía y furia necesaria a la particular voz de Homme. Por último, si bien no menos importante, quien dirige todo el buque, Dean Fertita y su silencioso trabajo instrumental, desfilando por la guitarra, los teclados, sintetizadores y la percusión, y generando el contexto e hilo conductor sonoro de toda la presentación. Momentos de brillo que iban y venían, con invitación incluida a Alain Johannes, que se unió a la banda para una agresiva interpretación de “Hangin’ Tree”, uno de los puntos altos en esta intensa noche.

Una intensidad presente cada minuto, que posiblemente se vio mermada por algunos problemas de saturación en ciertas partes del recinto, algo que fue comentario obligado a la salida del show por los asistentes, al punto de que en “Go With The Flow” el sonido (salvo el de retorno) se fue por unos fugaces tres segundos, imperceptibles dentro de la vorágine instrumental que la banda estaba viviendo sobre el escenario. Más allá de todo eso, la figura de QOTSA ahora ya se acerca hacia el estatus de culto, especialmente luego de haber sobrepasado el mainstream hace algún tiempo.

Fuera de toda discusión de cuál visita de la banda ha sido mejor, todas tienen algo que las hace únicas e incomparables y, en este caso particular, es la habilidad de poder desarticular y reinterpretar canciones acordes con los conocimientos adquiridos gracias al paso de los años. El quinteto lo dio todo en escena, con Theodore incluso lesionándose una mano (según lo comentado por Homme previo al encore), lo que toma sentido luego de que el setlist de la banda mostrara tres canciones que no fueron incluidas en la presentación. Queens Of The Stone Age destacó, se lució y sorteó cualquier inconveniente que se pudiese presentar, dejando en claro dos cosas: primero, que todavía queda mucho por hacer de cara al futuro, y segundo, que esta no será la última vez que sabremos de ellos en nuestro país.

Setlist

  1. If I Had A Tail
  2. Head Like A Haunted House
  3. Monsters In The Parasol
  4. My God Is The Sun
  5. Feet Don’t Fail Me
  6. The Way You Used To Do
  7. You Can’t Quit Me Baby
  8. No One Knows
  9. The Evil Has Landed
  10. I Sat By The Ocean
  11. Hangin’ Tree
  12. Domesticated Animals
  13. Make It Wit Chu
  14. Smooth Sailing
  15. I Appear Missing
  16. Villains Of Circumstance
  17. Little Sister
  18. Go With The Flow
  19. Regular John
  20. A Song For The Dead

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Claudio Quero

    22-Feb-2018 en 1:22 pm

    Nada de nada respecto de la decadente calidad del sonido?

  2. Daniel Stevens gonzalez

    22-Feb-2018 en 1:59 pm

    Horrible el sonido! ni comparado con la visita de 2014. Cero texturas y capas. El escencial sonido de Fertita y Troy desaparecieron en una masa ruidosa. Gran parte del púbico estaba feliz por que se escuchaba fuerte….El 2014 sonó fuerte pero mas claro.

  3. AFX

    22-Feb-2018 en 3:21 pm

    Un desastre el sonido, la guinda de la torta fue el corte en Go With The Flow, pese a eso sentí que la banda se encuentra mucho mas afiatada ahora que el 2014. A todo esto…que público mas inerte y delicado wn…gente alegando por que “la empujaban” en cancha y ni hablar de un mosh pit , en particluar con los temas de los primeros discos con lo que se notó que se atrajo a otro tipo de público con Villians ( cosa que he visto en varios grupos en vivo últimamente). Lo que sí agradecí mucho fue que había poquísima gente hinchando con el celular.

Responder

En Vivo

Blaze Bayley: Vivir por mil años

Publicado

en

Blaze Bayley

2019 está recién comenzando y la noche del jueves 17 de enero ya nos entregó un muy buen concierto de heavy metal con el retorno a la capital de Blaze Bayley, músico inglés que saltó a la fama durante su período como vocalista de Iron Maiden en los años noventa, y quien, desde entonces, ha cultivado una prolífica carrera como solista, una que no ha llegado a equipararse en popularidad a lo que logró junto a la doncella, pero que ha triunfado en cuanto a consistencia y calidad musical.

Promocionando su más reciente álbum de estudio, “The Redemption Of William Black – Infinite Entanglement Part III” (2018), Bayley se presentó en Club Subterráneo junto a su banda de apoyo, mismos músicos que participaron en la grabación de su trilogía musical de ciencia ficción y que hoy son parte de la formación oficial de la banda. Recordemos que, en el anterior concierto del británico en nuestro país, este se hizo acompañar de una banda chilena tributo a Iron Maiden, por lo que el protagonismo estaba puesto exclusivamente en su figura, mientras que el resto sólo “cumplía con la pega”. En esta ocasión las cosas cambiaron rotundamente y el fiato entre los músicos fue uno de los factores más destacables del espectáculo.

Teloneados por la banda chilena Drake, quienes dieron un potente show que sacó los aplausos del respetable, Blaze Bayley y sus colegas salieron al escenario con potencia y velocidad. “Redeemer”, “Are You Here” y el primer tema de Iron Maiden que fue interpretado durante la velada, “Futureal”, marcaron un inicio impecable, de la mano de un buen sonido y la energía de la gente que secundó al vocalista en cada corte.

Lógicamente, el mayor entusiasmo lo despertaron las canciones que marcaron su época como parte de la legendaria banda inglesa, pero también composiciones de su completa autoría, tales como “Silicon Messiah”, “Samurai” y “Dark Energy 256”, las que fueron coreadas por la audiencia como si se trataran de verdaderos himnos del metal, transformándose en una respuesta idónea para un trabajo que ha sido duro y ha tomado años para ser valorado de la manera en que lo está haciendo ahora, sobre todo por parte de una fanaticada a la que le costó superar sus resquemores contra los discos “The X Factor” (1995) y “Virtual XI” (1998), y las bajas performances en vivo de clásicos de la doncella por parte de Bayley. Los años han pasado y han permitido que el inglés resurja desde las sombras y pueda brillar con luz propia demostrando todas sus virtudes.

Y si hablamos de virtudes, el recital de anoche hizo gala del gran momento de Blaze Bayley, incluso cuando revisitó un sencillo tan vilipendiado del catálogo de Iron Maiden como lo es “The Angel And The Gambler”, en una versión mucho más blusera, donde brillaron los solos de sus músicos. El inglés se las arregló para salir airoso y transformar una canción que muchos quieren olvidar en una celebración de rock y guitarras. La tremenda interpretación de “The Clansman”, el rescate de otra canción objeto de controversias, como lo es “Virus”, y ese hitazo llamado “Man On The Edge”, se enmarcaron como hitos de la jornada en una actuación que puso la cuota suficiente de Iron Maiden para que esto no se tratara de un show tributo, una jugada arriesgada pero exitosa por parte del músico, y que contrasta con lo que nos mostró en vivo hace tres años.

Siguiendo la tónica, la fiesta finalizó con “A Thousand Years”, sencillo perteneciente a la primera parte de su trilogía “Infinite Entanglement”, que quemó los últimos cartuchos en una hora y media clavada de puro heavy metal. Hoy, Blaze Bayley corre por una senda más pequeña en comparación a la gran banda que lo llevó a la fama, pero este camino le ha traído independencia y propiedad absoluta sobre su trabajo. En un bar, frente a no más de un par de centenas de personas, el hombre triunfó frente a una audiencia que se ha ganado a puro pulso. Y tal como versa el coro de la última canción que interpretó anoche, “I will live for a thousand years”, la música de Blaze Bayley está destinada a vivir por milenios.

Setlist

  1. Redeemer
  2. Are You Here
  3. Futureal (original de Iron Maiden)
  4. The First True Sign
  5. Silicon Messiah
  6. Prayers Of Light
  7. Virus (original de Iron Maiden)
  8. Independence
  9. Samurai
  10. Calling You Home
  11. The Clansman (original de Iron Maiden)
  12. The Angel And The Gambler (original de Iron Maiden)
  13. Man On The Edge (original de Iron Maiden)
  14. Dark Energy 256
  15. Como Estais amigos (original de Iron Maiden)
  16. A Thousand Years

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 8 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 8 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 8 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 8 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 8 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 8 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 8 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 8 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 9 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: