Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Queens Of The Stone Age + Alain Johannes Band: Sin caudillismos

Publicado

en

Es fácil dejarse llevar por el magnetismo de los frontman en las bandas de música. La gente se fija en quien canta, quien usualmente hace las veces de maestro de ceremonias, que toma la palabra muchas veces y que es el nexo entre la banda y el público. Allí, la figura de un rostro y el carisma se acrecientan como valor, invisibilizando muchas veces al resto de los artistas. Pero otras veces, el complemento destaca más que las figuras individuales, y es allí donde los proyectos funcionan de mejor forma aún en vivo.

Esto ocurrió en la cita doble el pasado domingo 5 de octubre en el Movistar Arena, donde se presentó Alain Johannes Band iniciando la jornada, para luego dar pasó al primer show propio y no en marco de festivales de Queens Of The Stone Age en Chile. Ambos frontman, Johannes y Josh Homme, tomaban el lugar que les correspondía, pero sin eclipsar a la banda, y sin que haya caudillismos que convierten a agrupaciones en sinónimos de una sola cara. De ahí en adelante, las canciones pueden hablar más fuerte y claro, tal como ocurrió esta noche de domingo.

Alain Johannes Band: Calidad en medio de la masa

Cuando una banda es tremenda y hay pruebas de ello, sean estas la experiencia de shows previos o cómo suenan en un estudio, da pena que se minimice la cuantía de su valor por culpa de elementos anexos a la interpretación, pero que la afectan de forma gravitante. El sonido fue el gran enemigo del show correcto y lleno de canciones de gran calibre de Alain Johannes y su banda, conformada por músicos chilenos.

ALAIN JOHANNES BAND CHILE 2014 03

Claro, el Movistar Arena tiene la particularidad de sonar muy distinto si uno se instala en diferentes puestos, pero al lado de la mesa de sonido, en la cancha, donde se supone que el sonido sería muy bueno, la cosa no pintaba muy bien porque desde el inicio, con “All My Friends”, lucía como una masa poco clara donde el bajo tenía poca predominancia, lo cual sería dramático posteriormente en “Reach Out”, donde la línea de bajo es fundamental para complejizar la canción. Pero también la gente nos comentó que desde platea alta y más adelante, cerca del escenario en cancha, el sonido fue muy bueno.

ALAIN JOHANNES BAND CHILE 2014 02

Fuera de estas discrepancias que deben tener que ver con la estructura del recinto del Parque O’Higgins, el show de Johannes y su banda fue impecable, con un setlist breve que en 40 minutos esbozó todas las facetas de Alain, desde el rock implacable de Eleven con temas como “Why”, hasta la dulzura de la cigarbox y la cara más íntima del cantautor en “Return To You”.

ALAIN JOHANNES BAND CHILE 2014 05

Pero lo más destacado fue la presentación en sociedad de dos de las canciones que conformarán su primer álbum en cinco años, “Fragments And Wholes Vol. 1” que sale en noviembre. Tanto “Kaleidoscope” como “Saturn Wheel” muestran a Alain retornando al rock de gran forma, permitiendo que la banda entregue las capas interpretativas necesarias para canciones que tienen compases con peso y acentos varios, además de un color un poco psicodélico, que permite agregar el Hammond de Felo Foncea.

ALAIN JOHANNES BAND CHILE 2014 04

El público se portó de gran manera, vitoreando a Alain, pese a que el lugar estaba en un 40% de gente al inicio de su presentación, con un gran respeto por el músico, quien siempre mostró su humildad, esa que es parte de su marca registrada. Quizás por ello, pese a que la banda se llama “Alain Johannes Band”, y Alain tiene el lugar central, no se toma el escenario, no pone el pie encima, y así los hermanos Foncea engalanan los tracks con las segundas voces, o la cigarbox, tan importante en el inicio del camino solista de Johannes, se pierde en medio de más instrumentos, siendo uno de varios, permitiendo mayores matices. Esta propuesta es tan madura como potente, y no es sorpresa.

ALAIN JOHANNES BAND CHILE 2014 01

Aunque no nos tocó un gran sonido, sí vimos a una banda con cada vez más fiato, y con mucha más propiedad sobre las canciones de un Johannes que es generoso, como los grandes, y así esta agrupación sigue mostrando sus quilates, que son hartos, y de los buenos.

Queens Of The Stone Age: Consolidación de un culto

Con cinco minutos de retraso empezó a sonar un reprise de “Spiders And Vinegaroons” y el Movistar Arena rugió. La devoción no era algo nuevo. Desde la primera vez que vino Queens Of The Stone Age, en Maquinaria 2010, se notó que el reconocimiento era masivo, lo que se replicó en Lollapalooza 2013, pero recién en 2014, y por primera vez en el marco de una gira para mostrar un nuevo disco (“…Like Clockwork”, 2013) la banda tenía su primera prueba de fuego propia, sin el contexto festival.

QOTSA CHILE 2014 02

Tres cuartos del espacio del recinto cupular estaba utilizado, sólo con vacíos sensibles en el área de Platea Baja, pero la cancha y Platea Alta estaban repletos, y ahí estaba el público, esperando este show, el que consolidaba todo, el que permitiría ponderar el fenómeno de la agrupación encabezada por Josh Homme, que involucra gente más allá del rock con cierto grado de transversalidad de edades y género.

QOTSA CHILE 2014 06

El show, de 1 hora y 40 minutos, partió con tres golpes al mentón para noquear a la duda que pudiera haber existido en alguna mente febril. “You Think I Ain’t Worth A Dollar, But I Feel Like A Millionaire”, “No One Knows” y “My God Is The Sun” hicieron reventar la cancha, y es que allí se concentró la reacción visible de la asistencia. Mientras QOTSA se presentaba con un sonido, al comienzo poco definido, pero que fue mejorando con el correr de las canciones, la gente coreaba todo con pasión y entrega, y saltaba y levantaba el puño para hacerse parte de las canciones. La cancha se veía como un mar en período de marejadas, con oleadas de energía que eran una imagen potente y que se repetirían a lo largo del show.

QOTSA CHILE 2014 01

El escenario tenía a la banda y un elaborado juego de luces, que proponían cierto tratamiento cromático para los diferentes tracks. El criterio más obvio era el de ponerle color a los temas de acuerdo al arte del disco que los alberga; por ejemplo, usando el rojo para “…Like Clockwork” o el azul para “Rated R” (2000). El espectáculo de luces no era apto para epilépticos, pero no se vio que nadie tuviera tal problema, por lo que fue un disfrute visual permanente.

QOTSA CHILE 2014 09

Un episodio que pasó desapercibido pero que muestra el culto y locura por Queens Of The Stone Age, fue cuando en “My God Is The Sun” una chica se subió en hombros de alguien y mostró sus senos, ante la risa de quienes estaban a su alrededor. En tanto, en el escenario Josh Homme movía las caderas y Jon Theodore era brutal en la batería, pero a veces el rebote de los platillos se sentía como un eco que no ayudó a disfrutar a un 100% su sólida performance. Nuevamente, el rebote hacía de las suyas.

QOTSA CHILE 2014 04

Aunque la reacción del público fue entusiasta con las canciones de “…Like Clockwork”, disco más revisitado en la velada, fueron los clásicos los momentos en los que la gente explotó y los movimientos se veían frenéticos, desde la tribuna a la cancha. Así, la recepción a “Smooth Sailing” o “Kalopsia” era mustia y respetuosa, pero en cambio “In My Head” o “The Lost Art Of Keeping A Secret” eran recibidas con efervescencia innegable. Quien haya dicho que el actual set en vivo de QOTSA era más basado en canciones lentas, realmente no ve la mezcla entre momentos reflexivos y otros que son directamente una catarsis. Así, “Feel Good Hit Of The Summer” generó una comunión con la audiencia que pasó por el frenesí, la devoción de los aplausos, o el karaoke instantáneo en el coro único que tiene aquella canción. Todo un Arena gritando “co-co-co-co-co-cocaine” es algo que no se ve todos los días, y viendo cada mosh pit y cada reacción en cancha durante el show, es inevitable pensar en lo sano de la Cancha General en vez de dividirla en VIP o preferencial y general. Una cancha para todos permite tener postales nítidas en la memoria de la comunión entre público y banda, y eso quedó de manifiesto en el show.

QOTSA CHILE 2014 07

Pero si todo lo anterior, y también lo que vendría, era esperable revisando los setlists de la gira de QOTSA, la gran sorpresa vino cuando en el medio del show la banda se despachó el doblete de “The Fun Machine Took A Shit And Died” e “In The Fade”. La recepción de la gente no fue inmediata, y no tuvo esos momentos de antología de otros hits, pero lo que quedará grabado en la memoria estaba ahí, en el escenario, con Queens haciendo una versión tremenda de “The Fun Machine…”, bonus track de “Era Vulgaris” (2007); una verdadera joya, que al lado de “In The Fade” le dieron al concierto ese carácter especial que la banda anticipó en relación al resto de la gira sudamericana.

QOTSA CHILE 2014 03

Tras esa doble hipnosis vino “If I Had A Tail” y después la catarsis colectiva que representó “Little Sister”. Nadie se quedó estacionado en su sitio. Todos saltando, bailando, moviéndose, mientras el quinteto pasaba como aplanadora sobre la explanada del recinto a punta de rapidez y precisión en la interpretación, porque como en algún momento dijimos, no sólo destaca el frontman Josh Homme, sino que también la banda en su totalidad. Si Theodore le da un carácter brutal a las baterías, Dean Fertita es ese hombre orquesta que sin destacar tanto logra sonidos relevantes para las canciones a través de los teclados y sintetizadores, Troy Van Leeuwen le pone onda a su guitarra o a las maracas del inicio de “My God Is The Sun”. Por su parte, Michael Shuman caía en el frenesí con su bajo y eso le permitía ser par de un Homme que también a veces se movía como si estuviera siendo electrocutado, ambos con intensidad y entrega.

QOTSA CHILE 2014 08

Justo vino un momento de relajo con Josh diciendo “Fuck TV” en referencia a las pantallas, e incluso jugó con Shuman, ante el delirio de las mujeres especialmente, para luego presentar la correcta “Fairweather Friends”, seguida del karaoke que implicó “Make It Wit Chu”, donde Homme toma el rol de maestro de ceremonias, y el público se lució cantando, justo antes del par de azotes finales del main set. “Sick, Sick, Sick” fue una bomba atómica con la potencia demoledora de QOTSA de manifiesto, para luego despachar una implacable “Go With The Flow”. Otro gancho doble al mentón que aturdió a la gente, para dejar el escenario vacío y a oscuras por tres minutos, en los que el respetable pidió incesantemente un bis que llegaría.

QOTSA CHILE 2014 05

“Mexicola” era el regalo de la gira sudamericana para los nostálgicos por el primer disco de Queens Of The Stone Age, el homónimo de 1998, que demuestra que la banda ha trazado un largo camino. Sin perder el sello propio, se han dado maña para evolucionar incesantemente, incluyendo diferentes géneros a su fusión de estilos, logrando una propuesta que no teme tomar prestado elementos del pop, del r&b o del rock & roll más tradicional y cincuentero. Si con el show de The Afghan Whigs dijimos que había un valor en no temer a evolucionar y a tomar lo que fuera necesario para llevar a cabo el desarrollo máximo de las canciones, sin duda que podemos aseverar que Josh Homme comparte el mismo principio, y para ello se ha rodeado de un montón de músicos que le permiten expandir el universo QOTSA, desde Elton John hasta Alain Johannes, pasando por Dave Grohl o Mark Lanegan.

QOTSA CHILE 2014 10

“A Song For The Dead” era el final esperado, y con él culminó uno de los shows más sólidos de este año, que tenía el componente de la espera larga por una presentación en solitario de Queens Of The Stone Age, que ante unas 11 mil personas demostró lo que no hacía falta demostrar: que son una de las grandes bandas de rock en la actualidad, más allá de lo que representa la figura magnética de Josh Homme. Un culto que se consolidó, sin dudas, en una noche donde vimos uno de esos espectáculos de calidad mundial que, sin mayores artificios, le dan un gran sitial a QOTSA en el rock planetario, y también que el público nacional vibra de una manera especial con esta, una de las bandas regalonas que probablemente vuelva a encender la llama de este culto, una y mil veces más.

Setlist Alain Johannes Band

  1. All My Friends
  2. Crash Today
  3. Nature Wants To Kill Me
  4. Kaleidoscope
  5. Endless Eyes
  6. Return To You
  7. Saturn Wheel
  8. Reach Out
  9. Why
  10. Making A Cross

Setlist Queens Of The Stone Age

  1. You Think I Ain’t Worth A Dollar, But I Feel Like A Millionaire
  2. No One Knows
  3. My God Is The Sun
  4. Smooth Sailing
  5. In My Head
  6. I Sat By The Ocean
  7. Kalopsia
  8. Feel Good Hit Of The Summer
  9. The Lost Art Of Keeping A Secret
  10. The Fun Machine Took A Shit And Died
  11. In The Fade
  12. If I Had A Tail
  13. Little Sister
  14. Fairweather Friends
  15. Make It Wit Chu
  16. Sick, Sick, Sick
  17. Go With The Flow
  18. Mexicola
  19. A Song For The Dead

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Praxila Larenas

Alain Johannes Band:

Queens Of The Stone Age:

Publicidad
14 Comentarios

14 Comments

  1. Ivan

    06-Oct-2014 en 1:23 pm

    Excelente reseña, la cancha estuvo impresionante, se vivió a concho. Un concierto para el recuerdo absoluto

  2. R!

    06-Oct-2014 en 1:45 pm

    Huevié a la banda para que tocara The Fun Machine (hablé con 3 de 5) y me pescaron. Completamente pagado! Excelente review y show!

  3. paolo

    06-Oct-2014 en 2:33 pm

    Espectacular, luces, sonido (es verdad que al principio no se escuchaba bien), puesta en escena, ambiente, púbico. Puta que hay esfuerzo en Chile pa ver a estas bandas con los precios que ponen. La Platea Baja wateo porque costaba 60 lucas pos man¡¡¡

  4. BrantBjorkandtheBros

    06-Oct-2014 en 6:19 pm

    que pasó Josh Homme, cada vez mas parecido a esa mierda de Foo Fighters, rock pa gente que escucha “de todo”

    • Delcorte

      06-Oct-2014 en 11:21 pm

      De más. Y como todos sabemos, escuchar muchos estilos de música es súper malito.

      • BranBjorkandtheBros

        07-Oct-2014 en 4:07 pm

        tu no aguantas ni dos discografias enteras de musicos serios, escuchar “de todo” es escuchar nada, la musica requiere tiempo y atención, sigue pajeandote con esta huea nomas, dos discos buenos y la mitad de otro y sería. chao little sister

    • R!

      07-Oct-2014 en 9:57 am

      Comentario pa hueón

  5. Dario Emilio Saavedra Riquelme

    06-Oct-2014 en 6:49 pm

    Increible!!! nada mas que decir… ejecucion perfecta de todo!

    extrañe I Appear Missing nomas… pero es un detalle.
    estar en la reja a 2 metros de la banda lo paga tooooodo!

  6. Angel

    06-Oct-2014 en 10:46 pm

    Del setlist original no tocaron “I appear missing” y “the vampyre of time and memory”.

  7. Constanza Isabel Rojas Brotfeld

    07-Oct-2014 en 7:37 pm

    que buena síntesis del espectáculo, de verdad que estuvo fino-fino, de nivel!

  8. Mec

    08-Oct-2014 en 11:09 am

    -Rock para gente que escucha “de todo”-. NOTABLE!

    • BrantBjorkandTheBros

      20-Oct-2014 en 7:26 pm

      ¿Notable? donde aprendiste ese termino de burros, apuesto que lo usas para referirte a todo

      no ta ble compadre!

  9. IVAN

    11-Oct-2014 en 11:57 pm

    escuchar “de todo” està mal? si hay buena mùsica en otros estilos no la escucho para no traicionar fundamentalismos quinceañeros mejor… que comentario màs sesgado… arriba la buena mùsica, la mùsica bien tocada!!! no se puede hablar de musica con fundamentalistas de un estilo cerrado.

    • BrantBjorkandTheBros

      20-Oct-2014 en 7:25 pm

      No entendiste nada, niña posmoderna

Responder

En Vivo

Howard Jones & Saiko: Masterizando legados

Publicado

en

Howard Jones

El riesgo para un proyecto musical con trayectoria está en perder calidad, potencia o la capacidad de mantener a flote las ansias creativas, enfrentando los éxitos pretéritos sin ponerlos como tabla de salvación, sino como un recuerdo bello y conmemorable. Por ello es refrescante ver bandas o artistas con décadas de trayectoria que siguen sacando buen material nuevo, evitando mirar tan atrás como para llegar a chocar, y así no sólo dejar a su público feliz, sino también a nuevos entusiastas. Esto es lo que unía en la noche de celebración del Aniversario 26 de Club Blondie a Saiko y Howard Jones, con backgrounds muy distintos: mientras la banda nacional ha tocado muchísimo en ese recinto y ha hecho del espacio subterráneo parte importante de su historia, el músico británico debutaba en Chile en ese, probablemente el lugar donde más ha sonado su música y que parecía perfecto para abordar tal debut.

Saiko salió primero a escena, pasadas las 21:15 hrs., con dos novedades: la más evidente era el debut en la batería de Mauricio Clavería, histórico baterista de La Ley y también de Diacero, donde comparte créditos con el bajista Luciano Rojas, nexo que ayudó a su integración a Saiko, marcando el primer momento con una intro tipo remix de “La Fábula”, donde Clavería mostró de inmediato esa potencia y urgencia, llena de recursos estéticos, que calzan con el perfil de Saiko. La segunda novedad fue la integración como guitarrista del productor y arreglista Martín D’Alesio, quien, tal vez no tan evidente, también es otro salto de calidad para una banda que en Rojas y Denisse Malebrán ya tiene un tótem absoluto. Y, además, están las canciones.

El inicio era arrollador con “Las Horas”, cuya letra tan poética como clara calza perfecto en una semana de recogimiento, como ocurre cada 11 de septiembre. La propia Denisse decía al final “nadie está olvidado”, quizás ante la gente que no agarra esa referencia como algo absolutamente coherente a la canción y su triste historia contada. Amados y amantes que también se encuentran en “Amor Que No Es” o en “Happy Hour”, tracks clásicos de los primeros discos del conjunto, que la gente coreó y disfrutó, con un sonido que no parece querer envejecer, pese a que van casi veinte años desde la salida de esos singles. He ahí la importancia de “remasterizar” la propia pega, no hacerla siempre igual, porque el diablo está en los detalles y el infierno puede estar al alcance de la mano cuando el piloto automático se enciende.

Una vibrante versión de “Estrechez De Corazón” y “Azar” terminaban con un tren de canciones más antiguas para dar espacio a otras que no por no ser longevas tienen menos arrastre. “Es Tan Lógico”, “Fluvial”, “Arder El Cielo” y “Viaje Estelar” hablan de una época de apariencia más calma en lo musical, pero de intensidad en lo emocional; de un pop potente, de excelencia, como siempre lo intentan generar, y en el escenario esto gana en credibilidad, aunque da la impresión de que con los nuevos integrantes y este énfasis, Saiko perfectamente puede elevar su sonido a los umbrales de un arena rock, porque la capacidad está, y con Clavería y Rojas como la base rítmica, y Malebrán con D’Alesio en lo melódico, perfectamente eso es posible.

Cuando Miro En Tus Ojos” iniciaba el trecho final, con puros golazos, que continuarían con “Limito Con El Sol”, luego con la upbeat “Debilidad”, y finalizando con un bis en “Lo Que Mereces”, en una hora de calidad y de conexión con su propia historia, esa que Saiko se ha encargado de tener bien a salvo, evitando la nostalgia excesiva. Esto mismo es lo que ha hecho Howard Jones, quien desde ser un maestro de los sintetizadores en los 80, ha comprendido cómo la música muta. A las 22:48 se subió al escenario de la Blondie, que estaba casi llena, para demostrarlo.

Tímidamente en el piano, Jones hizo una versión calma de “Hide And Seek” para luego sumar a Robbie Bronnimann, productor electrónico con el que Howard logró configurar el sonido que le quitaba el sueño y que se convirtió en el muy buen disco “Transform” (2018), una evolución lógica, pero llena de arrojo del pionero del synth-pop. Algo notorio en la canción que le da nombre al álbum o en “Take Us Higher”, pero también en el track del recuerdo, como la excelente “Equality” que, con un Howard colgándose la keytar, ganaba en potencia no sólo por la canción o los sintetizadores, sino en la re-producción esbozada por Bronnimann, que transformaba una canción de 1984 en el discazo “Human’s Lib” en algo que 35 años después puede sonar como si hubiera salido ayer.

Luego de otro momento en el piano de Howard con “No One Is To Blame”, seguía el frenesí electro-pop con “Beating Mr. Neg” o la excelente versión de “Everlasting Love”, que incluso se permitía entrecruzar con la línea melódica de “Twist And Shout” de The Beatles como si fueran canciones hermanas. Esa es la maestría de Howard Jones, quien, pese a no alcanzar una potencia vocal gigante, igualmente puede llegar a notas precisas, algo que no perdía de vista su micrófono a lo Chayanne, lo que también hizo que su gestualidad fuera muy particular, con atisbos de lo que había hecho hace un par de años David Byrne, por ejemplo.

El momento más bailable (y que también recordó un tanto al “Blue Monday” de New Order) fue “The Human Touch”, una vibrante construcción sonora que también tenía en las pantallas atisbos de Pet Shop Boys o de The Chemical Brothers, pero acercado de una forma única por la capacidad gestual de Howard Jones, quien a sus 64 años es capaz de entregar intensidad corporal cuando las canciones lo requieren. Esa canción donde se critica la posibilidad de reemplazar el “toque humano” por reacciones y acciones automatizadas, casi de máquinas, era a la vez algo completamente vital. En la máquina se ve el catalizador de un orgullo de ser humanos, de vivir los momentos con plena consciencia y querer hacerlos parte de un todo. Es eso que pone a la gente a bailar, pero además a darse cuenta del momento que se vive. Por ello, calzaba perfecto que luego Howard se sentara en el piano nuevamente para (cambiándole la letra un poco) hacer una versión 2.0 de “Life In One Day”, comprendiendo cómo ahora los días son más rápidos, urgentes, precisos, erróneos e inabarcables, como también lo expresa “Tin Man Song”.

El tramo final, que partía con “The One To Love You”, era de mayor repercusión con clásicos como “What Is Love?”, canción implacable y atemporal, para luego dar con el karaoke colectivo de “New Song”, justo para un pequeño bis que culminaría todo en “Things Can Only Get Better”. Y sí, es cierto, todo podrá estar mejor, en especial cuando vemos en figuras como Howard Jones las respuestas o, al menos, los ejemplos a seguir. En vez de caer en la espiral de la nostalgia vacía, una pequeña reinvención de lo propio es buena y no sólo hace lucir mejor todo, sino que también entrega más armas para la creatividad y, así, extender los legados mucho más allá, como se pudo ver en una noche brillante de artistas que siguen avanzando, hacia adelante, en una Blondie donde sonidos así no perecen, sino que se iluminan entre bolas disco y pasos de baile eternos.

Setlist Saiko

  1. Intro La Fábula
  2. Las Horas
  3. Amor Que No Es
  4. Happy Hour
  5. Estrechez De Corazón (original de Los Prisioneros)
  6. Azar
  7. Es Tan Lógico
  8. Fluvial
  9. Arder El Cielo
  10. Viaje Estelar
  11. Cuando Miro En Tus Ojos
  12. Limito Con El Sol
  13. Debilidad
  14. Lo Que Mereces

Setlist Howard Jones

  1. Hide And Seek
  2. Transform
  3. Take Us Higher
  4. Equality
  5. No One Is To Blame
  6. Beating Mr. Neg
  7. Everlasting Love
  8. Hero In Your Eyes
  9. The Human Touch
  10. Life In One Day 2.0
  11. Like To Get To Know You Well
  12. Tin Man Song
  13. The One To Love You
  14. What Is Love?
  15. New Song
  16. Things Can Only Get Better

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 2 horas

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 15 horas

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 6 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 1 semana

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: