Conéctate a nuestras redes
Primus Primus

En Vivo

Primus: Navegando los océanos de la psicodelia

Publicado

en

Ya que está tan de moda el “desafío de los diez años”, si miramos una década hacia el pasado, un concierto de Primus en nuestras tierras nos parecía imposible. Los norteamericanos jamás habían realizado una gira mundial que incluyera esta parte del continente en su itinerario y, al ser una banda que apunta a un nicho muy específico, pensar en un concierto en solitario de Primus en Chile era una fantasía que muchos ya habían desechado.

Sin embargo, un año después, casi por obra de un milagro divino, Les Claypool y compañía por fin hicieron acto de presencia en la capital como “teloneros” de ese supuesto show final de Faith No More. Con una actuación extraña y brevísima, el trío estadounidense marcó un hito para sus fans chilenos, ritual que desde entonces ya hemos podido volver a disfrutar siete veces más –ocho si contamos el show que darán esta noche–, cada ocasión con su toque especial, siendo el que ofrecieron anoche en el Teatro Coliseo Santiago la presentación más psicodélica que el conjunto ha dado en Santiago.

Lo anterior ya es decir mucho, sobre todo cuando la saga de conciertos que dieron en el Teatro Municipal de Santiago hace dos años se destacó por ser más experimental y densa que lo mostrado en sus visitas anteriores. Pero ayer, como parte de la gira de promoción de su más reciente larga duración, “The Desaturating Seven” (2017), Primus se lució con dos horas de música atrapante y, a ratos, realmente inquietante. Resistirse a la ola de cuerdas distorsionadas y percusiones hipnóticas resultaba imposible, así que lo mejor era dejarse llevar por la música y navegar junto a los músicos los océanos de psicodelia.

Como si se tratara de una especie de señuelo para que picáramos el anzuelo pensando que esto se trataría de un viaje lleno de saltos y cánticos, “Those Damned Blue-Collar Tweekers” y “Too Many Puppies” abrieron el espectáculo con la totalidad de la cancha del teatro saltando al ritmo de los potentes riffs del grupo. Por ahí también se sumó un extracto de “Sgt. Baker” para luego retomar “Too Many Puppies” y el caos en el recinto. Cuando todos pensábamos que la tónica iba a mantenerse durante toda la velada, “The Seven”, sencillo del último álbum, siguió en el set y nos sumergió de lleno en el lado más oscuro de Primus. Sin darnos cuenta, habíamos pisado el palito y ya no había escapatoria.

Groundhog’s Day”, “Jilly’s On Smack” y “Harold Of The Rocks” destacaron en la primera parte del show, que, al igual que en sus últimas presentaciones, viene interrumpido por un intermedio –amenizado con unos capítulos de Popeye El Marino– para luego retomar con una segunda tanda de canciones. Cortes como “Fisticuffs”, “The Storm” y “Over The Electric Grapevine” marcaron los pasajes más destacables de la segunda mitad del recital, cada una explotando la faceta más experimental del grupo, dejando espacios para que los músicos improvisaran con sus instrumentos en intervenciones que podríamos denominar como “anti solos”, ya que, en vez de inyectar energía y versatilidad a las composiciones, funcionaban como una capa más dentro de la gran atmósfera de sonidos sombríos.

El efecto provocado por la música del trío, sumado a los videos que acompañaban a cada uno de los temas –piezas audiovisuales que iban desde el surrealismo hasta el completo absurdo–, pusieron en trance al respetable, quienes, conteniendo sus ganas de saltar por todo el lugar, se vieron engatusados por el hechizo de Primus. Cortesía de una selección de temas particularmente oscura, Les Claypool y sus secuaces hicieron de las suyas y nos estrujaron los sentidos. Por fortuna, “My Name Is Mud” y “Wynona’s Big Brown Beaver” nos liberaron de nuestras ataduras por unos instantes y nos permitieron volver a ocupar la cancha como una violenta pista de baile, para luego rematar con la infaltable “Jerry Was A Race Car Driver” y decir adiós con la ya icónica imagen del elefante saltarín en “Southbound Pachyderm”. Las luces del teatro se prendieron y de a poco todos los presentes volvimos a tierra firme. Algunos desconcertados, otros visiblemente agotados –no de manera física, sino que psicológicamente–. La noche había sido intensa, pero, por sobre todo, satisfactoria.

Lo de anoche estuvo ideado para los fans acérrimos de Primus, aquellos que exigen algo más que los clásicos de toda la vida y quieren escuchar y ver a sus ídolos escarbando los lugares más ocultos de su obra. Anoche tuvimos mucho de eso y más. Primus sigue demostrando que en vivo es una fuerza impredecible, y ojalá que de aquí a una década más podamos seguir viviendo numerosas experiencias como la que tuvimos el placer de vivir durante esta exhaustiva noche de jueves.

Setlist

  1. Those Damned Blue-Collar Tweekers
  2. Too Many Puppies / Sgt. Baker
  3. The Seven
  4. Groundhog’s Day
  5. Jilly’s On Smack
  6. Seas Of Cheese
  7. Eleven
  8. Harold Of The Rocks
  9. Here Come The Bastards
  10. Fisticuffs
  11. Wynona’s Big Brown Beaver
  12. The Storm
  13. Welcome To This World
  14. My Name Is Mud
  15. Over The Electric Grapevine
  16. Jerry Was A Race Car Driver
  17. Southbound Pachyderm

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: Operación en tres pasos

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

En tiempos de streaming y de la fugacidad máxima en la atención a la escucha de la música, no apostar por los singles es una derrota segura en los papeles para muchos, pero cuando se conocen las capacidades, esto no importa. Estamos en un año bisagra, de final de década, y luego de ver el lanzamiento de “Naturaleza Muerta”, el séptimo capítulo discográfico de Cómo Asesinar A Felipes, se puede observar cómo es que, en el balance, CAF es probablemente la mejor banda chilena de la década. La capacidad de evolucionar, de sobreponerse a la adversidad, de seguir adelante, aunque la música no tenga vocación de masividad porque el arte no se corrompe para llegar a más gente. Tienen una de las trayectorias más potentes en la música chilena como un todo, más allá de cuánta gente llevan a los conciertos o de cuánto se hable de ellos. Lo indefinible de su propuesta es una bendición y una maldición a la vez, pero nada de eso afecta a cómo su discografía y arrojo en vivo se hace más y más fuerte.

Sala Metrónomo recibió a cientos de personas que esperaban a CAF mientras colgaban las palabras “Cómo Asesinar A Felipes”, dándole un marco gigante a todo, mientras un espacio similar a una mesa de sonido estaba cubierto en el medio de la cancha. A las 22:40 hrs. la acción inició con bailarines casi a oscuras, mientras bases (que perfectamente podrían ser demos de CAF) sonaban para marcar los espacios de iluminación, manejada como un misterio, mientras la operación se ponía en marcha, en tres actos claros y llenos de significancia para comprender todos los momentos en los que la banda está a la vez.

Minutos después, DJ Spacio, SebaBala, Metraca y Cristián Gallardo iban a ese espacio cubierto que escondía la propuesta “CAF Entre Máquinas”, que, con sintetizadores, tornamesa y un controlador MIDI, podía armar el sonido CAF mientras Koala Contreras comenzaba con las líricas de “Formo Parte De Un Engaño”. Aunque CAF tiene una raíz orgánica, con su sonido teniendo como piedra angular la desafiante base rítmica que ponen Felipe Salas y Sebastián Muñoz, las máquinas le sientan bien al conjunto y extiende la profundidad sonora en tracks que en su mayoría vienen de los primeros discos, como “Ya Llegó” o “Alerta Roja”. Koala Contreras rapea a la distancia, mientras la gente se concentra –a lo Boiler Room– en lo que hace el cuarteto en el medio de todo, con todo el mundo disfrutando en este primer acto que incluso tuvo la dificultad de ciertos contratiempos en el Macbook usado por DJ Spacio, pero que no representó una amenaza inmovilizadora para el conjunto. Koala Contreras apareció en momentos esporádicos para acercarse piola a sus compañeros, mientras sonreía al ver la escena, al convertirse en narrador omnisciente y observar al público maravillado.

Tras el cierre de este acto, bailarines estuvieron entre la gente, siendo una transición precisa para lo que sería la aparición en el escenario de CAF, que, luego de la intro de “Naturaleza Muerta”, “La Verdad Fundamental”, tocarían “Días Oscuros” acompañados al igual que en el disco por Camila Moreno y Raimundo Santander. Esta canción tiene la misma sensación que en el álbum, donde primero su dinámica desconcierta, pero luego es el fraseo de Camila el que hace que todo aterrice, entre trazos de trip hop y jazz, mientras la flauta de Cristián y la guitarra de Raimundo operan como mecanismos de ternura en medio de atmósferas cargadas, y así es cómo se desarrolla el disco completo en este segundo acto. Adaptarse, cambiar o desaparecer. Lo dice claramente el intermedio del mismo nombre que suena antes de “Disparan (Fill The Skies)”, donde una voz grabada de Chino Moreno golpea duro, mientras Koala Contreras mira al lado como si el fantasma del vocalista de Deftones estuviera ahí, sonando como si la física no existiera y la teletransportación fuera posible.

Luego de “Los Misterios De La Naturaleza”, un cello y un violín se introducen mediante el talento de dos músicos mujeres que suman épica a “Busca La Paz”, mientras que, luego de “Nada Existe Aisladamente”, el grupo Avalancha y David Añiñir, poeta mapurbe, se hacen presentes en el cierre del segundo capítulo de esta noche con “Ha Vuelto A Pasar”. La intensidad de esta canción se acrecienta con los versos urgentes del poeta, con su entrega nerviosa, enfática y compleja, buscando los recovecos del ritmo para no conflictuar a la canción, y así enriquecerla. Luego toma la trutruka para formar parte del sonido, porque sí, nada existe aisladamente y el mensaje de Añiñir es uno en el que la conexión entre la gente es fundamental, algo que CAF aplicó con maestría en una noche de lanzamiento llena de generosidad.

Parecía que luego de esto el show se acabaría o contaría con un encore simple, pero con la sucesión de las canciones se vería que este era un tercer acto donde la banda quería dar una pincelada a través de su catálogo, desde “Pájaros En Contra” en adelante. This is not about an álbum. Y es cierto, se trata de una carrera, coronada por un disco que referencia a la naturaleza humana, a la naturaleza muerta, y también a la naturaleza de las máquinas disponibles. “Ya Perdimos La Paciencia” dice que “tenemos un propósito en común: aprender a crecer”, y esta canción es premonitoria de lo que sería CAF. Eso se nota con la composición inmediatamente consecutiva, “Exterior (Parte I)”, de “Elipse” (2017), disco sin canciones, sino que con movimientos y partes, desde la obsesión con el número 3 que quizás un show en tres actos sigue recogiendo, con maestría, por “la necesidad de compartir un mensaje” que todavía tiene mucho por resonar.

Síguela” y “III” prendiendo la mecha cerrarían un show implacable en sus ambiciones y sus posibilidades, valorando cada remoto rincón de esa exploración que, como pocos, logra Cómo Asesinar A Felipes. “Nada Más, Nada Menos” sería el verdadero encore para cerrar con broche de oro, como se merece esta trayectoria como pocas. “Lengua de doble filo en contra rebota, te habla el corazón y te quema la boca”, dice otra gran composición de CAF, y es que es difícil mantener este nivel y hacer lucir como si fuera fácil.

Podría parecer que los parabienes hacia Cómo Asesinar A Felipes son repetidos y casi por añadidura, pero lo cierto es que, como pocos, el quinteto consigue mantenerse en alza, en una operación compleja aunque exitosa en cada paso que dan, y tras la hora y cuarenta y cinco minutos de experiencia en Sala Metrónomo, lo cierto es que, si ellos son como tú, el peor ejemplo, entonces que así sea, tal como dice la banda chilena de la década.

Setlist 

  1. Formo Parte De Un Engaño
  2. Ya Llegó
  3. Caen
  4. Alerta Roja
  5. Influencia
  6. La Verdad Fundamental
  7. Días Oscuros
  8. Adaptarse, Cambiar O Desaparecer
  9. Disparan (Fill The Skies)
  10. Los Misterios De La Naturaleza
  11. Busca La Paz
  12. Nada Existe Aisladamente
  13. Ha Vuelto A Pasar
  14. Pájaros En Contra
  15. Ya Perdimos La Paciencia
  16. Exterior (Parte I)
  17. Síguela
  18. III
  19. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 7 horas

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 1 día

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 2 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 1 semana

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 1 semana

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 2 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Publicidad
Publicidad

Más vistas