Conéctate a nuestras redes
Primus Primus

En Vivo

Primus: Navegando los océanos de la psicodelia

Publicado

en

Ya que está tan de moda el “desafío de los diez años”, si miramos una década hacia el pasado, un concierto de Primus en nuestras tierras nos parecía imposible. Los norteamericanos jamás habían realizado una gira mundial que incluyera esta parte del continente en su itinerario y, al ser una banda que apunta a un nicho muy específico, pensar en un concierto en solitario de Primus en Chile era una fantasía que muchos ya habían desechado.

Sin embargo, un año después, casi por obra de un milagro divino, Les Claypool y compañía por fin hicieron acto de presencia en la capital como “teloneros” de ese supuesto show final de Faith No More. Con una actuación extraña y brevísima, el trío estadounidense marcó un hito para sus fans chilenos, ritual que desde entonces ya hemos podido volver a disfrutar siete veces más –ocho si contamos el show que darán esta noche–, cada ocasión con su toque especial, siendo el que ofrecieron anoche en el Teatro Coliseo Santiago la presentación más psicodélica que el conjunto ha dado en Santiago.

Lo anterior ya es decir mucho, sobre todo cuando la saga de conciertos que dieron en el Teatro Municipal de Santiago hace dos años se destacó por ser más experimental y densa que lo mostrado en sus visitas anteriores. Pero ayer, como parte de la gira de promoción de su más reciente larga duración, “The Desaturating Seven” (2017), Primus se lució con dos horas de música atrapante y, a ratos, realmente inquietante. Resistirse a la ola de cuerdas distorsionadas y percusiones hipnóticas resultaba imposible, así que lo mejor era dejarse llevar por la música y navegar junto a los músicos los océanos de psicodelia.

Como si se tratara de una especie de señuelo para que picáramos el anzuelo pensando que esto se trataría de un viaje lleno de saltos y cánticos, “Those Damned Blue-Collar Tweekers” y “Too Many Puppies” abrieron el espectáculo con la totalidad de la cancha del teatro saltando al ritmo de los potentes riffs del grupo. Por ahí también se sumó un extracto de “Sgt. Baker” para luego retomar “Too Many Puppies” y el caos en el recinto. Cuando todos pensábamos que la tónica iba a mantenerse durante toda la velada, “The Seven”, sencillo del último álbum, siguió en el set y nos sumergió de lleno en el lado más oscuro de Primus. Sin darnos cuenta, habíamos pisado el palito y ya no había escapatoria.

Groundhog’s Day”, “Jilly’s On Smack” y “Harold Of The Rocks” destacaron en la primera parte del show, que, al igual que en sus últimas presentaciones, viene interrumpido por un intermedio –amenizado con unos capítulos de Popeye El Marino– para luego retomar con una segunda tanda de canciones. Cortes como “Fisticuffs”, “The Storm” y “Over The Electric Grapevine” marcaron los pasajes más destacables de la segunda mitad del recital, cada una explotando la faceta más experimental del grupo, dejando espacios para que los músicos improvisaran con sus instrumentos en intervenciones que podríamos denominar como “anti solos”, ya que, en vez de inyectar energía y versatilidad a las composiciones, funcionaban como una capa más dentro de la gran atmósfera de sonidos sombríos.

El efecto provocado por la música del trío, sumado a los videos que acompañaban a cada uno de los temas –piezas audiovisuales que iban desde el surrealismo hasta el completo absurdo–, pusieron en trance al respetable, quienes, conteniendo sus ganas de saltar por todo el lugar, se vieron engatusados por el hechizo de Primus. Cortesía de una selección de temas particularmente oscura, Les Claypool y sus secuaces hicieron de las suyas y nos estrujaron los sentidos. Por fortuna, “My Name Is Mud” y “Wynona’s Big Brown Beaver” nos liberaron de nuestras ataduras por unos instantes y nos permitieron volver a ocupar la cancha como una violenta pista de baile, para luego rematar con la infaltable “Jerry Was A Race Car Driver” y decir adiós con la ya icónica imagen del elefante saltarín en “Southbound Pachyderm”. Las luces del teatro se prendieron y de a poco todos los presentes volvimos a tierra firme. Algunos desconcertados, otros visiblemente agotados –no de manera física, sino que psicológicamente–. La noche había sido intensa, pero, por sobre todo, satisfactoria.

Lo de anoche estuvo ideado para los fans acérrimos de Primus, aquellos que exigen algo más que los clásicos de toda la vida y quieren escuchar y ver a sus ídolos escarbando los lugares más ocultos de su obra. Anoche tuvimos mucho de eso y más. Primus sigue demostrando que en vivo es una fuerza impredecible, y ojalá que de aquí a una década más podamos seguir viviendo numerosas experiencias como la que tuvimos el placer de vivir durante esta exhaustiva noche de jueves.

Setlist

  1. Those Damned Blue-Collar Tweekers
  2. Too Many Puppies / Sgt. Baker
  3. The Seven
  4. Groundhog’s Day
  5. Jilly’s On Smack
  6. Seas Of Cheese
  7. Eleven
  8. Harold Of The Rocks
  9. Here Come The Bastards
  10. Fisticuffs
  11. Wynona’s Big Brown Beaver
  12. The Storm
  13. Welcome To This World
  14. My Name Is Mud
  15. Over The Electric Grapevine
  16. Jerry Was A Race Car Driver
  17. Southbound Pachyderm

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Attaque 77: Junto a los viejos amigos

Publicado

en

Attaque 77

Las ocasiones en que los trasandinos de Attaque 77 han visitado el país son innumerables. Un trabajo incesante, que por más de dos décadas los ha llevado a múltiples ciudades a lo largo de Chile, alimentando con ello una fanaticada de larga data. En reconocimiento a esta extensa amistad, el conjunto liderado por Mariano Martínez se convocó en Cúpula Multiespacio para conmemorar sus 30 años de carrera, junto con presentar su último trabajo, “Triángulo De Fuerza”, lanzado hace menos de un mes. Un show que, por su estrecha lealtad, estuvo lleno de recuerdos que revivieron la primera vez que los argentinos se presentaron en Santiago.

El Teatro Esmeralda era un antiguo recinto ubicado en San Diego, que, en precarias condiciones materiales, recibió en 1994 por primera vez a Attaque 77. Por aquellos años, el circuito punk local salía del underground para insertarse en círculos de mayor difusión. Para dicho encuentro, dos referentes de la escena fueron los encargados de recibirlos: Los Miserables y Fiskales Ad-Hok. Para los amantes de la mística, este mismo concierto se repetía 25 años después.

Repitiendo el ritual, la apertura estuvo a cargo de Los Miserables. Con canciones como “Detenido Por Sospecha” o “Declaración De Intransigencia”, el conjunto recordó aquellos años de transición democrática, donde la música subterránea estructuraba los escasos espacios de desahogo. Por su parte, Fiskales Ad-Hok hizo lo propio, quienes mostraron su visión de descontento con “El Cóndor” o “Eugenia”. Luego de dos intensas presentaciones cargadas al recuerdo de aquel histórico show de 1994, el público estaba preparado para recibir a los anfitriones.

Antes de que los argentinos comenzaran el show, el apabullante aplauso de bienvenida marcó la victoria ya ganada. Decididos a abrir su repertorio con material nuevo, “Lobotomizado” fue el primer disparo del concierto, cuya letra reflejó con elocuencia el viaje en retrospección que fue la jornada. El resto de la primera porción del show fue recordar clásicos coreados de principio a fin; desde el himno fraterno en “América”, las muestras de su primera etapa con “Gil” y “El Cielo Puede Esperar”, hasta el single de antigua rotación radial “Western”. El vasto conocimiento hacía más que evidente que se trataba de un público que, al igual que los anfitriones, celebraban ya varios años de fanatismo. Este cariño apasionado, comparable al ferviente apoyo “futbolero”, permitió que la banda le entregara al público la dirección del show, acompañando instrumentalmente el vitoreo que caía de La Cúpula. Intercalando con algunas canciones del material actual, otros clásicos como “El Jorobadito”, “San Fermín” y “Chicos y Perros” fomentaron el coro de la audiencia.

La noción de compartir una historia común es un factor que se hizo presente a lo largo de toda la presentación. Mariano Martínez, guitarrista y voz de la banda, recordaba con cierto humor aquel primer show en Santiago, sorprendiéndose de lo lejos que han llegado. Para prolongar la complicidad, la agrupación interpretó una versión de “Herminda De La Victoria” de Víctor Jara. Ya en la porción final del show, los argentinos hicieron cantar con “Beatle”, “Hacelo Por Mí” y, a pedido del público, “Amigo”, la cual hizo mucho sentido a la velada, confesando que estar en Chile es como sentirse en casa.

Volviendo del encore, cerraron con la balada “Arrancacorazones”, “Espadas y Serpientes” y “Donde Las Águilas Se Atreven”, esta última comenzó desde el entusiasta coro de la fanaticada, dando cuenta que los argentinos son conscientes de que, para presentar un show cercano, es necesario incluir a su público como si se tratara de un quinto integrante. Para dar el cierre final, una versión contundente del clásico de Gilda, “No Me Arrepiento De Este Amor”, hizo cantar a toda La Cúpula y despedirse con la sensación de un trabajo en conjunto realizado con satisfacción.

Con Attaque 77 ocurre una situación atípica: si bien, son una banda que se originó bajo el alero del punk rock con estricta estética ramonera, en el desarrollo de su carrera no han temido acercarse a composiciones más “amigables”, recogiendo con ello un importante puñado de canciones con éxito radial, trascendiendo a la hermética comunidad del punk y, más increíble aún, saliendo victoriosos sin perder la aprobación de una fanaticada que suele ser intransigente con quienes van en búsqueda del éxito comercial. Allí es donde recae el cariño imperecedero de sus fanáticos, fruto de una larga labor. La noche del jueves dio cuenta de la complicidad entre viejos amigos, quienes hace 25 años nunca se hubiesen imaginado esta velada.

Setlist

  1. Lobotomizado
  2. América
  3. Western
  4. El Cielo Puede Esperar
  5. Gil
  6. Vida Monótona (Conmoción Cerebral)
  7. El Jorobadito
  8. San Fermín
  9. Como Salvajes
  10. Chicos y Perros
  11. Ojos De Perro
  12. Herminda De La Victoria (original de Víctor Jara)
  13. Beatle
  14. Todo Está Al Revés
  15. Antihumano
  16. Hacelo Por Mi
  17. Amigo (original de Roberto Carlos)
  18. Pagar o Morir
  19. María
  20. Arrancacorazones
  21. Espadas y Serpientes
  22. Donde Las Águilas Se Atreven
  23. No Me Arrepiento De Este Amor (original de Gilda)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Doolittle Doolittle
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 5 días

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 2 semanas

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 semanas

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 4 semanas

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 2 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 4 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 11 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 11 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 11 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

Publicidad
Publicidad

Más vistas