Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Primus: La complejidad rítmica sigue evolucionando

Publicado

en

Cuando escuchamos a Primus por primera vez a fines de los 80, muchos nos preguntamos qué tipo de música era ésta. Podríamos decir que su estilo era algo que se acercaba a las corrientes del rock alternativo, metal progresivo, funk metal, metal progresivo, thrash funk o como lo describiría sencillamente su propio bajista y vocalista: “Lo nuestro es una Polka Psicodélica”. Pero lo cierto es que, más allá de las categorizaciones, éste trío californiano se estableció como una banda de éxito y de culto debido al inconfundible sonido que emanaba del bajo de Les Claypool, y su estética anti-comercial que paradojalmente los hizo famosos en MTV y los inmortalizó en la satírica e irreverente comedia de animación South Park.

Desde las 5 de la tarde el público fue animado por Fulano y Monotonix, banda Israelí que vino por petición especial de Patton para exaltar lo ánimos, y como no, si ya desde el primer tema el vocalista Ami Shalev (bautizado por el público como Wilson) salía volando desde el escenario hacia el público, haciendo un show interactivo que fue lo suficientemente llamativo para cautivar a los enardecidos fans de Primus y Faith No More.

Luego de esta atractiva performance llegaría a escena, por primera vez a Chile y después de 20 años de espera, Primus quienes entraron en medio de dos astronautas inflables de casi 10 metros que estaban dispuesto a los costados del escenario y que eran parte del “Oddity Faire Tour” que los trajo a Buenos Aires y los cruzó por la cordillera hasta llegar al Estadio Bicentenario de La Florida.

Y entre Pink Panter y otras rarezas de Mancini que se escuchaban de fondo, entra a escena Les Claypool con una llamativa camisa roja Italiana, jeans negros, un lindo vest de color verde y un sombrero al estilo Chaplin, que lo hacían ver como un presente navideño ad hoc para esta fecha. Luego le seguiría el guitarrista Larry Lalonde y el notable baterista Jay Lane, miembro original del grupo.

Inmediatamente suenan los primeros acordes del bajo único e incomparable de Les para dar comienzo con “Pudding Time”, que ya en su primer minuto interviene con un solo de Jay quien dejó claro porque Claypool lo instó a volver al grupo después de 20 años.

Luego llegaría “Here Come the Bastards” un clásico de su tercer disco “Sailing the Seas of Cheese”, álbum que los hizo conocidos en nuestro país y los lanzó a una fama no buscada. Esto se vio reflejado cuando un centenar de personas escuchó las notas, que provenían de los golpes que Claypool le daba frenéticamente a su bajo, y comenzaron a saltar enloquecidamente dejando ver a varios fieles seguidores a pesar de los años.

Finalizada cada canción se escuchaba un gran eco alrededor del estadio que decía: ¡Primus! ¡Primus!, a lo que Claypool agradecía con un “gracias Chile”. A la vez que comenzaba con la introducción a lo que sería el cerdo más burlesco de los 90, “Mr Krinkle” quién sale desde el fondo del escenario saltando y girando en el aire un arco armónico que luego utilizaría para degollar un instrumento en posición de contrabajo. Sin embargo, después de dos minutos, Les cambia repentinamente de bajo para seguir con “John the Fisherman” registrado por primera vez en el disco “Suck on This” y que luego se transformaría en la primera parte de la trilogía del Juan el Pescador.

Primus

Finalizada esta canción, el público ovacionó con un: ¡Olé Olé Olé! ¡Primuuus Primuuus!. Y Claypool un poco sorprendido dejaría un espacio para agradecer una vez más al público. Luego volviendo a un costado del escenario toma su bajo de 6 cuerdas y comienza hacer gala de su virtuosismo con la introducción de “Over the electric grapevine” del disco “Tales From de Punchbowl”. Y mientras los fans seguían en éxtasis, incluso algunos bailando una especie de danza tribal por toda la cancha, llegaría el obrero asesino “My name is Mud” de Pork Soda. Para finalizar con “Harold Of The Rocks” dos clásicos que derrochan la experticia de estos músicos que, si bien tuvieron algunos problemas de sonido, demostraron en esta tarde que la complejidad rítmica tiene un espacio muy importante en nuestra escena musical.

Sin duda, aunque la presentación de Primus fue memorable y repasó casi toda su discografía, nos dejó con sabor a poco por el breve tiempo que pudieron estar sobre el escenario, no más de una hora por razones obvias, dejando muchas canciones emblemáticas fuera de este corto pero nutrido repertorio. Entonces tendremos que esperar una próxima visita para que ellos, como la gran banda de culto que es, puedan desbordar toda su genialidad en un complejo más íntimo. Ya que por ahora sólo fueron un invitado de lujo a la última cena de antología que daría más tarde Faith No More.

Setlist:

  1. Pudding Time
  2. Here Come The Bastards
  3. Groundhog’s Day
  4. Those Damned Blue Collar Tweekers
  5. Over The Falls
  6. Sathington Willoughby
  7. John The Fisherman
  8. My Name is Mud
  9. Over The Electric Grapevine
  10. Harold Of The Rocks

[nggallery id=44]

Fotos por Felipe Ramírez Amigo

Publicidad
41 Comentarios

41 Comments

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 21 horas

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 días

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 3 días

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 1 semana

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 1 semana

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 1 semana

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 semanas

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 2 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 3 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas