Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Primal Scream: Psicodelia sin alucinógenos

Publicado

en

Los últimos años en Chile hemos tenido la gracia de poder recibir a muchas bandas que quizás hasta hace un par de años eran solo asequibles en nuestros sueños más profundos. Quizás por el abandono que teníamos del mapa de conciertos en el mundo, o quizás por esa mala suerte que hemos visto reflejar este último año, vaya a saber uno qué tipo de azares manejan este tipo de decisiones.

De aquí a un resto de tiempo, hemos sido tocados por la diosa de la suerte, y nos hemos podido dar el lujo y el gusto de poder sacarnos muchas de esas espinas clavadas. Y aunque sea con bastantes años de desfase, como es el caso de Primal Scream, se perdonan esos azares del destino cuando tenemos la posibilidad de disfrutar en vivo el increíble Screamadelica. (1991, Creation)

Hoy nos presentaba la oportunidad de celebrar los 20 años de uno de los discos fundamentales para la historia musical de los años 90 y venideros. Disco padre del Brit-Pop que luego nos ahogó en los años 90, y abuelo de tantos otros movimientos (unos más agradables que otros) que lo siguieron, disco pionero en mostrarnos que los sintetizadores y las guitarras si podían convivir juntas. Además de ser la respuesta británica al emergente Grunge que en paralelo nacía en Seattle de la mano de Cobain y muchos más.

Por ahora la espera terminó y hoy era el momento de celebrar.

Pasadas las 21:30 hrs. salta al escenario la banda escocesa cargada de las expectativas de los asistentes, comienzan la fiesta con “Movin’ On Up” y de la mano de su entusiasta corista, con ese pegajoso y exquisito coro, poniendo patas para arriba a todo el Caupolicán.

La fiesta continuaría, así como manda el vanguardista disco, con la sicodélica “Slip Inside This House”; ya aquí Bobby Gillespie comenzaba a apoderarse del show embrujándonos con ese gigante carisma que lo caracteriza, no paramos de bailar y gritar al son del piano, y los efectos sicodélicos de fondo.

Ya el sonido distorsionado de los teclados de Martin Duffy nos avisa que esto no para. Seguimos con “Dont Fight It, Fell It”, así como nos dice la canción, no batallamos y nos rendimos al acid house y la deliciosa voz de la corista de la banda.

Ahora como en los mejores recuerdos de las fiestas de los noventa aparecen los lentos; Gillespie nos lleva a uno de los momentos emotivos de la noche, acompañado de la guitarra acústica ejecutan “Damaged”. El silencio y la quietud sólo lo rompían los melódicos cantos de Gillispie. Para colocar los pelos de punta.

Luego llego el momento de la sicodelia y la distorsión: de la mano “I’m Comin’ Down”, “Inner Flight” y la excelentísima “Higger Than the Sun, las que nos llevaron a los momentos más altos de la noche. Nota aparte merecen las proyecciones que acompañaban cada canción que, quizás con alguna sustancia ilícita en el cuerpo, no dudo que lograban llevar a lugares y sensaciones inimaginables.

Pero esto era un fiesta y nos lo recordarían con “Loaded” y “Come Together”, en esta última canción dedicándola a las protestas que han ocurrido últimamente en Chile, y por ahí recordándonos lo importante que es para cada revolución su banda sonora.

Así se retiran los escoceses con la labor cumplida con lo que respecta al Screamadelica y a la espera de los gritos desesperados por su vuelta, los cuales de a poco fueron subiendo su intensidad, quizás justificados por la energía gastada en tanto alarido y baile permitido. Volverían finalizando con las canciones “Country Girl”, “Jailbird” y con la guinda de la torta de la noche, “Rocks”, en donde, así como llegamos, nos fuimos: bailando.

Un concierto, al igual que el disco, impecable, con casi todas las necesidades espirituales saciadas, dignos de una banda de su nivel. Quizás lo único que nos queda por esperar, es el momento en que “XTRMN” cumpla 20 años y quizás, si es que siguen vivos, volvamos a repetirnos el plato, ganas no faltan.

Fotos por Andrés Lagos (Transistor)

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Pamela

    07-Oct-2011 en 11:31 am

    Ya si… cute la reseña. Pero el vocalista se llama Bobby, no Billie. Creo que es un dato importante, no?

  2. Victor Manuel Lopez Labra

    10-Nov-2011 en 9:37 pm

    La wea mentira, el publico era terrible fome y hasta el weon cuando cantaba rocks dijo estar aburrido. Los tipos hicieron bien su pega, pero como concierto, terrible quieto.

Responder

En Vivo

Blaze Bayley: Vivir por mil años

Publicado

en

Blaze Bayley

2019 está recién comenzando y la noche del jueves 17 de enero ya nos entregó un muy buen concierto de heavy metal con el retorno a la capital de Blaze Bayley, músico inglés que saltó a la fama durante su período como vocalista de Iron Maiden en los años noventa, y quien, desde entonces, ha cultivado una prolífica carrera como solista, una que no ha llegado a equipararse en popularidad a lo que logró junto a la doncella, pero que ha triunfado en cuanto a consistencia y calidad musical.

Promocionando su más reciente álbum de estudio, “The Redemption Of William Black – Infinite Entanglement Part III” (2018), Bayley se presentó en Club Subterráneo junto a su banda de apoyo, mismos músicos que participaron en la grabación de su trilogía musical de ciencia ficción y que hoy son parte de la formación oficial de la banda. Recordemos que, en el anterior concierto del británico en nuestro país, este se hizo acompañar de una banda chilena tributo a Iron Maiden, por lo que el protagonismo estaba puesto exclusivamente en su figura, mientras que el resto sólo “cumplía con la pega”. En esta ocasión las cosas cambiaron rotundamente y el fiato entre los músicos fue uno de los factores más destacables del espectáculo.

Teloneados por la banda chilena Drake, quienes dieron un potente show que sacó los aplausos del respetable, Blaze Bayley y sus colegas salieron al escenario con potencia y velocidad. “Redeemer”, “Are You Here” y el primer tema de Iron Maiden que fue interpretado durante la velada, “Futureal”, marcaron un inicio impecable, de la mano de un buen sonido y la energía de la gente que secundó al vocalista en cada corte.

Lógicamente, el mayor entusiasmo lo despertaron las canciones que marcaron su época como parte de la legendaria banda inglesa, pero también composiciones de su completa autoría, tales como “Silicon Messiah”, “Samurai” y “Dark Energy 256”, las que fueron coreadas por la audiencia como si se trataran de verdaderos himnos del metal, transformándose en una respuesta idónea para un trabajo que ha sido duro y ha tomado años para ser valorado de la manera en que lo está haciendo ahora, sobre todo por parte de una fanaticada a la que le costó superar sus resquemores contra los discos “The X Factor” (1995) y “Virtual XI” (1998), y las bajas performances en vivo de clásicos de la doncella por parte de Bayley. Los años han pasado y han permitido que el inglés resurja desde las sombras y pueda brillar con luz propia demostrando todas sus virtudes.

Y si hablamos de virtudes, el recital de anoche hizo gala del gran momento de Blaze Bayley, incluso cuando revisitó un sencillo tan vilipendiado del catálogo de Iron Maiden como lo es “The Angel And The Gambler”, en una versión mucho más blusera, donde brillaron los solos de sus músicos. El inglés se las arregló para salir airoso y transformar una canción que muchos quieren olvidar en una celebración de rock y guitarras. La tremenda interpretación de “The Clansman”, el rescate de otra canción objeto de controversias, como lo es “Virus”, y ese hitazo llamado “Man On The Edge”, se enmarcaron como hitos de la jornada en una actuación que puso la cuota suficiente de Iron Maiden para que esto no se tratara de un show tributo, una jugada arriesgada pero exitosa por parte del músico, y que contrasta con lo que nos mostró en vivo hace tres años.

Siguiendo la tónica, la fiesta finalizó con “A Thousand Years”, sencillo perteneciente a la primera parte de su trilogía “Infinite Entanglement”, que quemó los últimos cartuchos en una hora y media clavada de puro heavy metal. Hoy, Blaze Bayley corre por una senda más pequeña en comparación a la gran banda que lo llevó a la fama, pero este camino le ha traído independencia y propiedad absoluta sobre su trabajo. En un bar, frente a no más de un par de centenas de personas, el hombre triunfó frente a una audiencia que se ha ganado a puro pulso. Y tal como versa el coro de la última canción que interpretó anoche, “I will live for a thousand years”, la música de Blaze Bayley está destinada a vivir por milenios.

Setlist

  1. Redeemer
  2. Are You Here
  3. Futureal (original de Iron Maiden)
  4. The First True Sign
  5. Silicon Messiah
  6. Prayers Of Light
  7. Virus (original de Iron Maiden)
  8. Independence
  9. Samurai
  10. Calling You Home
  11. The Clansman (original de Iron Maiden)
  12. The Angel And The Gambler (original de Iron Maiden)
  13. Man On The Edge (original de Iron Maiden)
  14. Dark Energy 256
  15. Como Estais amigos (original de Iron Maiden)
  16. A Thousand Years

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 8 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 8 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 8 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 8 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 8 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 8 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 8 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 8 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 9 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: