Conéctate a nuestras redes

En Vivo

P.O.D.: Una ceremonia de emociones

Publicado

en

¿Qué importa si una banda visita Chile, lejos de estar en su momento peak?. Si la banda da un buen concierto, y la asistencia es adecuada. No debería importar. Lo de P.O.D este pasado 2 de diciembre, fue así en lo primero, pero distó respecto de lo segundo. Es decir, confirmó su vigencia, pero claramente la convocatoria fue pobre, aun cuando los recibiera un caluroso Club Cadilac a un 90% de su capacidad.

Pero si ahondamos sobre su actual estado en la orbe, ¿Cuál momento peak?, ¿en cuanto a la música o a la fama? Lo de la fama sencillamente, no influye demasiado, aunque hayan pasado más de 6 años de saborear el reconocimiento mundial de su carrera y el mítico disco “Satellite”.

De todas maneras, fue un show bastante completo y emocionante. Hay que decirlo, contrariando a todos aquellos; incluyéndome; que por momentos se anotaron con la idea, que, la banda se había activado en “piloto automático” de principio a fin. El concierto tuvo vaivenes hacia diversas emociones. Pero la genuinidad de estos músicos de San Diego, quedó más que confirmada, sumada a una cuota interminable de pasión, maestría y atmósferas. La presentación de P.O.D., que sin el trasfondo mediático que hubiese tenido hace seis años, fue más que elocuente.

Dieciséis años, y una espera que culminaba, en un local pequeño dada la baja afluencia de público. Pero que sin duda, aguantó con creces una performance impecable de Sonny Sandoval y compañía.

La ansiedad de la espera, tras una mística introducción, se desató en locura, con los acordes de “Boom”, fue el destape para los casi mil asistentes que llegaron hasta el recinto de la calle Blanco Encalada. Mientras el vocalista, Sonny Sandoval, incitaba a saltar, los demás músicos introducían un show que quedaría en la retina de todos aquellos que lo presenciaron.

“Set it Off”, seguida del primer sencillo de su nuevo disco, “Addicted”, daba las primeras luces de calor encendidas con la introducción y “Boom”. El Club Cadilac entonces comenzaba a arder en llamas y el goce de los fanáticos era evidente. Un show que pasaba por lo taquillero, hacia lo más íntimamente atmosférico. Desde los hits más coreables, hasta canciones con una mística inacabable. Se veía a P.O.D. entre saltos emocionados, hacia un ensimismamiento total. Durante el concierto completo, fueron amos y señores del escenario del Club Cadilac.

Fue destacada la participación del reintegrado guitarrista Marcos Curiel, que sin duda, fue el que enlazó con mayor facilidad al público con ese improvisado spanglish, no menos entendible. Fue entonces cuando dos grandes temas, fueron presentados por el susodicho, quién lanzó al público una frase bastante decidora. “A cuantos aquí les gusta el punk… porque a nosotros nos gusta mucho”. Fue el turno de “Kaliforn eye a” y “Without Jah nothing”. Cualquier reacción del público fue inmediata, fue el descontrol total.

Tras tal descomunal entrega de energía, “Youth of the nation” tornó al Club Cadilac, en un solo cántico entre Sonny y una audiencia que caía a sus pies. “Lights out”, cayó de perilla aunque fuera de la época del disco “Testify” (2006), en donde Jason Truby reemplazara al retornado Marcos Curiel. Mientras Sonny volvía a asentir, “Desde San Diego a Santiago” y los acordes introductorios de “Southdown” reverberaban en los oídos de los presentes.

Luego vino “Satellite”, y la emoción yacía al límite. El público cantaba sin cesar. I’ll be ready, mantuvo la nota alta. Entonces llegó el turno del himno mediático de la banda, el emblema, “Alive”. Sonny no tuvo que hacer gran esfuerzo por cantar, la enardecida audiencia, lo hacía por él.

Entonces vino todo el vigor de “God forbid”, y la primera pausa de la noche. Tras el bis, la banda se dio el lujo de interpretar “Bullet the blue sky”, el emocionante hit de U2. Para finalizar, “Rock the party”, cerró la presentación de los de San Diego. Y así Payable on death cumplió con su cometido. Nada de cálculos, y mucha emoción. Corta, precisa, quizás algunas canciones que se quedaron en el tintero. “Sleeping awake”, “Will you”, entre otras.

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

  1. ????

    02-Mar-2009 en 8:38 pm

    ?????????

  2. Andrés

    07-Mar-2009 en 1:36 am

    Estuvo la zorra el concierto! Muy bueno el último disco “When Angels and Serpents Dance”. Lo único penca fue la organización, cambiaron como 2 ó 3 veces el lugar

  3. felipexepon

    07-Mar-2009 en 9:09 pm

    vi q subieron los videos de ellos a youtube, hay alguna forma de conseguirlos para mi recuerdo? saludos

  4. PIP3

    11-Ene-2010 en 10:26 am

    Buenisimo el show, lo mas lamentable fue la batalla campal que se ocasiono cuando sonny lanzo la camiseta de chile que tenia puesta, pero en cuanto al show del grupo excelente las canciones escogidas con pinsas como se dice, recordando exitos desde fundamental elements of southtown hasta when angels and serpents dance pasando por la pieza maestra de satellite, la organizacion fue lo mas malo ya que muy poca difución del concierto muy poca publicidad lo que hizo que fuera poca gente al concierto y ojala que esa misma organización se reinvindique y vuelva a traer a P.O.D este año 2010 ya que hay una nueva gira del grupo por latinoamerica pero no incluye chile, ojala hagan algo al respecto y los vuelva a traer pero que esta vez sea una mejor organización, para los que
    no pudieron ver a p.o.d por primera vez ya que fue solo por poca publicidad…..
    saludos….

  5. pagable con la muerte

    09-May-2010 en 4:05 pm

    A pesar de todos los problemas, fue un concierto notable… Deberían venir por 2da vez.. y pagar la deuda que la productora dejó con muchos fans que ni se enteraron que P.O.D. venía o que tampoco supieron donde finalmente tocaron

Responder

En Vivo

Turbonegro: La fiesta bajo tierra

Publicado

en

Turbonegro

¿Cuáles son los factores que determinan el éxito de un show? Esa es una pregunta que siempre es importante plantearse cuando se presentan contextos como el de la noche del viernes en Club Blondie, donde tuvimos en Chile el debut de Turbonegro, una de las bandas más importantes del rock noruego y que se alejó lo suficiente de todos los cánones musicales que imperan en la tierra del black metal para desarrollar una carrera que este año cumple tres décadas de actividad. El cuestionamiento frente a esto pasa estrechamente por la tibia recepción en asistencia que tuvo un show como este, donde finalmente debutaría una agrupación relevante dentro de su estilo y, más aún, con un repertorio que prometía repasar todos los puntos importantes de la discografía de los oriundos de Oslo.

Pese a todo lo anterior, un incondicional grupo que apenas alcanzó a completar el treinta por ciento del recinto esperaba impaciente y preocupado sobre el desenlace del concierto, al punto que muchos temían lo peor debido al panorama. La realidad, en tanto, fue otra, porque desde el momento en que la banda pisó el escenario, todo fue locura y el ambiente de celebración llenó cada rincón del club santiaguino.

Para catalogar a Turbonegro –musicalmente hablando– hay que generar un intermedio entre el punk y el hard rock, algo muy similar a lo que hacen los suecos The Hives (claramente inspirados en ellos) y que utiliza a su favor distintos aspectos visuales para generar ese shock que cautiva a la audiencia. “Estos son como los Village People de Noruega”, decía un asistente al tratar de describir el aspecto de la banda, quienes, amparados en la caracterización de distintos personajes, funcionan casi como una anti-boyband sobre el escenario, donde, pese a no contar con todos sus integrantes originales, solo basta con que alguien más interprete el papel para que todo siga igual.

Abriendo con una trilogía compuesta por “The Age Of Pamparius”, “Part II: Well Hello” y “Part III: Rock N Roll Machine”, la banda se ganó de inmediato el entusiasmo de la audiencia, la que saltó, cantó y coreó cada track con la misma energía que un estadio. El frontman Anthony Madsen-Sylvester, también conocido como The Duke Of Nothing, animaba en cada momento al público para disfrutar lo que recalcaron en varias oportunidades: esta era su primera vez en el continente y querían que fuera inolvidable. “Estamos lejos de casa, tocando en un subterráneo bajo un club de strippers y tiendas de ropa interior. ¡Nacimos para estar acá!”, bromeaba el vocalista en alusión al entorno del recinto, tomando la palabra con un humor bastante irónico en cada intervención con el público. Knut Schreiner y Thomas Seltzer, mejor reconocidos por sus personajes Euroboy y Happy-Tom, respectivamente, también fueron parte fundamental de cómo funcionaba la audiencia dentro del show, aunque sus intervenciones no fueron más que las del frontman, la pieza principal dentro del combo.

Pese a ser un repaso de la historia, los discos “Apocalypse Dudes” de 1998 y “RockNRoll Machine” de 2018 fueron los principales sustentos del repertorio, el que fluyó a la perfección en la mezcla de material antiguo y moderno, así como también unos pequeños covers a “Bohemian Rhapsody” y mucho más elaboradamente a “(You Gotta) Fight For Your Right (To Party!)” de Beastie Boys durante el bis, donde previamente pasaron tracks como “Selfdestructo Bust”, “Prince Of The Rodeo” o la fiestera “I Got Erection”, que puso el sello final en una noche que, dentro de la intimidad que se generó, será recordada como uno de los debuts más sólidos que se tenga memoria en la capital, donde el protagonista de la noche fue solamente el artista principal y su desplante, quedando cualquier otro detalle o factor externo absolutamente opacado.

Incluso con el reducido nivel de público, el debut de Turbonegro cumplió con todas las expectativas, entregando un show completo, con todos los elementos que caracterizan a la banda y con un setlist que dejó contentos a todos los fanáticos. Fueron treinta años de carrera previos a su primera presentación en Santiago y la experiencia adquirida se nota, el conjunto sabe cómo sacar provecho de cada situación en escena, entregando una explosividad comparada con actos mucho más gigantescos como Kiss o Rammstein, donde la música se mezcla con distintos personajes y elementos que van más allá de lo sonoro. Con la misma fuerza de sus inicios, además de caras frescas dentro de la alineación, Turbonegro demostró que todavía queda energía para rato, ojalá que la suficiente para que puedan decir presente nuevamente en la capital.

Setlist

  1. The Age Of Pamparius
  2. Part II: Well Hello
  3. Part III: Rock N Roll Machine
  4. Hurry Up & Die
  5. Back To Dungaree High
  6. Bohemian Rhapsody (original de Queen)
  7. City Of Satan
  8. Blow Me (Like The Wind)
  9. Hot For Nietzsche
  10. All My Friends Are Dead
  11. Are You Ready (For Some Darkness)
  12. Fist City
  13. Wasted Again
  14. Sell Your Body (To The Night)
  15. Denim Demon
  16. Get It On
  17. Selfdestructo Bust
  18. Special Education
  19. Prince Of The Rodeo
  20. (You Gotta) Fight For Your Right (To Party!) (original de Beastie Boys)
  21. I Got Erection

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Terraformer Terraformer
DiscosHace 4 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 5 días

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 6 días

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Alien Alien
DiscosHace 3 semanas

Northlane – “Alien”

Northlane es una agrupación que se abrió paso inicialmente por un camino influenciado por el metalcore, y decidieron llevar esto...

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 4 semanas

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: