Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Placebo en Chile: “Sin sentimentalismos con Placebo”

Publicado

en

La tercera es la vencida dicen algunos por ahí. Pero Placebo, a mi parecer, no tiene nada nuevo que (de)mostrar. Algunos comentarios más agudos recalcan que lo de Placebo, este jueves fue lo mejor de la banda por estas tierras. Otros menos extremistas, destacan la calidad superior del sonido, por sobre sus dos anteriores presentaciones (2005 y 2007). Pero sin duda se puede resumir la benéfica presentación de los ingleses, como íntegramente positiva.

Muchos intentaron presagiar cual sería el setlist que veríamos en Chile y muchos acertaron. Para Placebo no era un misterio ni mucho menos un secreto de estado. Pero por medio de no confirmar los presagios, todo fanático expectante se sujetaba al “beneficio” (o mejor dicho, ansiedad) de la duda, acerca de lo que escucharíamos en Santiago.

Y si, el concierto estuvo cargado hacia lo nuevo, pero para quiénes no presenciaron a Placebo las dos veces anteriores (Estación Mapocho y San Carlos de Apoquindo), la banda nos deleitó con una selección,  que si bien fue corta, fue acertada, de sus clásicos más valiosos. ‘Every you, Every me’, ‘Special needs’ y la versión más pesada de ‘Sleeping with ghosts’, ‘Soulmates’, entre muchos otros “temones” y la escueta labia de Molko que mucho llamó la atención de los que se repetían el plato por segunda o tercera vez.

Pero antes que Placebo, se plantara sobre el escenario –único recinto santiaguino que es realmente adecuado para este tipo de eventos- del Movistar Arena. Le tocó la responsabilidad de ser “aperitivo” por segunda vez consecutiva a Claudio Valenzuela, Eduardo Caces y Cote Foncea. Pero Lucybell, a pesar de sus archiconocidos cambios de formación, se las sabe por libro. Y le bastó tan sólo media hora para encender a la escueta audiencia presente hasta el momento. ‘Viajar’, ‘Caballos de histeria’, ‘Sálvame la vida’, ‘Mil Caminos’, ‘Fe’ y ‘Cuando Respiro en tu Boca’, entre muchas otras sonaron a cabalidad y fueron suficiente aliento para que el público esperara con más ansias lo que estaba por venir.

Fue emocionante el momento en que Claudio Valenzuela destacó el gesto de los ingleses, con respecto de las ganancias del show, y el honor para Lucybell de ser llamados para abrir nuevamente su show.

A modo de paréntesis, es triste saber que la convocatoria alcanzara para llenar poco más de  la mitad del Movistar Arena, cuando de antemano se sabía que Placebo donaría el total de sus ganancias del show a la resconstrucción de Chile, tras el terremoto del 27 de febrero. Todos lo sabíamos, vimos a Brian Molko que compartía un apretón de manos con Sebastián Piñera, por la televisión y en todo medio escrito, televisivo y radial se recalcó. Nadie puede decir que no sabía. Al parecer (ojo), solo al parecer, el número de seguidores de Molko y compañía es MUCHÍSIMO más reducido de lo que se vio para su venida en el 2005.

Volviendo a lo nuestro. A las 20:34, se bajó ovacionado, Lucybell del escenario. Casi media hora después, lo pactado comenzaba. Entonces, la luz se apagó en ese momento, el clamor del público no se hizo esperar ni una fracción de segundo, luego una introducción y en las pantallas se proyectaban las primeras imágenes, cuando Steve Forrest, quién pisó por primera vez nuestro país, y lo hizo también por primera vez junto a Placebo. Se erguía saludando al público con baquetas en mano, sobre pedestal en que estaba ubicada su blanca y brillante batería, por no decir llamativa.

Acto seguido lo hacían Olsdal y Molko, y entremedio los músicos de apoyo. El fervor por ver a Placebo una vez más se hacía realidad y hay que decirlo, se iniciaba así un show que directa o indirectamente lo disfrutaron a morir, los amantes de Brian Molko y compañía. Esos que conocen hasta el más mínimo detalle de los discos de los ingleses.

Brian Molko, al entrar presentó a la banda, a los integrantes, y abogó a esa manía de los anglosajones por atesorar lo más deplorable del vocabulario español, pero a la vez cómico en estas instancias.  “Como están chicas y chica ( …), pendejos y pendejas”.

Battle for the sun” (2009), su última placa, era la tónica de entrada con una tripleta de canciones ‘For what it’s worth’, ‘Ashtray heart’ y ‘Battle for the sun’.

Luego sorprendieron con ‘Soulmates’, y ‘Speak in tongues’ fue la continuación de una presentación que empezaba a calificar como perfecta, más en lo técnico y sonoro que en lo sentimental.

Tras los primeros veinticinco minutos de presentación se cerraba la primera patita promocional de su último disco, y daban paso a una interpretación prolija de ‘Follow the cops back home’, de su anterior álbum, “Meds” (2006). Entonces lo que todos (incluyendo fanáticos, no tan fanáticos, apitutados, y demáses), esperaban ‘Every you, every me’, el primer clásico de la noche, y que fue seguido por una emotiva ‘Special needs’.

Más temprano que tarde, Placebo volvía a lo referente a “The Battle for the sun”, y lanzaba un conjunto de cinco canciones más de esta producción. Primero fue el turno de ‘Breathe underwater’ en gloria y majestad, que precedía una hermosa pero electrizante interpretación de ‘Julien’, con violín incluido (Fiona Brice).

The never-ending why’, seguida de ‘Come undone’ y ‘Devil in details’, concluían a lo que su última placa respecta. Si bien, no es un disco novedoso, es muy de la marca Placebo, y cumple con las expectativas.

Un final de lujo entonces propuso Molko, Olsdal y Forrest, antes que concluyera el recital. Dos tremendos tracks de “Meds”, marcaban el primer adiós de esta visita. ‘Meds’, y ‘Song to say goodbye’ inciaban otro, además del último capítulo de lo “más conocido del repertorio de la banda. ‘Special K’, del “Black market music”, en conjunto a ‘Bitter end’, del “Sleeping with ghosts’ daban por terminada una hora y cuarto de este tremendo show.

Tras el descanso, en que muchos nos entretuvimos al mirar el video de la bailarina que se proyectaba en la pantalla central del escenario, Placebo reingresó por unos quince minutos para cerrar una noche bastante redonda en Santiago.

Trigger happy’, la nueva joyita estrenada el año recién pasado por el trío británico, ‘Infra-red’ y ‘Taste in men’ dieron el vamos para que el telón cayera finalmente, y Placebo se despidiera de Santiago otra vez con un saldo más que positivo.

[nggallery id=20]

Fotos por Felipe Ramírez A.

Publicidad
27 Comentarios

27 Comments

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 21 horas

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 días

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 3 días

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 1 semana

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 1 semana

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 1 semana

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 semanas

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 2 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 3 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas