Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Peter Murphy en Chile

Publicado

en

Luego de casi un mes de retraso, llega finalmente Peter Murphy  a nuestro país.
Pero, ¿Qué es un mes para quienes lo hemos esperado por más de 20 años?
Sin duda, la mayoría de los asistentes que llenaron gran parte del teatro Caupolicán, eran fans de Murphy desde los tiempos de Bauhaus, cuando el “Padrino del gótico” nos estremecía con la voz más enigmática de fines de los años 70, cuando lideraba  una de las bandas más sorprendentes y surrealista que se haya visto hasta ese entonces.

15 de febrero,  21:15 hrs y el recinto estaba en su máxima capacidad. Muchos un poco sorprendidos por los asientos dispuestos en cancha, se negaban a sentarse aún, dejando de manifiesto la ansiedad propia de la espera y tal vez un poco de molestia de quienes solo querían sentir a Peter lo mas cerca posible.

De pronto, sin previo aviso, sube al escenario una figura esbelta vestida de negro con un ramo de flores blancas en sus manos. Se aproxima rápidamente al borde del escenario y deposita las flores como quién las lleva a la tumba de un ser querido. En ese momento se escuchan gritos ensordecedores en todo el teatro y el resto de los integrantes de la banda entra en escena, toman sus ubicaciones y se inicia el espectáculo.

Para nuestra gran sorpresa comienza con “Burning from the inside” uno de los temas más  oscuros de Bauhaus, que nos desgarraba las entrañas y nos acercaba al placer angustiante de estar perdido en las puertas del infierno. Entonces el príncipe de las tinieblas sube una pequeña tarima ubicada en el fondo del escenario y camina sobre ella con pasos lentos e insinuantes, mientras su voz nos atravesaba de una forma visceral.

Esta austera pero intensa  puesta en escena nos mostró a Murphy como el gran poseedor de una voz de sombría luminosidad, que nos hizo deambular durante dos horas entre paisajes lúgubres, interiores de catedrales góticas  y tierras apocalípticas.

Definitivamente  “Peter Murphy Retrospective Tour” fue un viaje  a un mundo paralelo. Que nos paseó por toda su trayectoria. Desde el inframundo de Bauhaus con “She is in Party” hasta sus clásicos como solista “Line Between the devil’s”, “Teeth”,
“Disappearing”, “Huuvola”, “All night long”, “Cuts You Up” y la emblemática “Strange Kind of Love”, que nos dejó francamente sin aliento, sobre todo cuando improvisó un coro de la mítica canción de Bauhaus ¡Bela Lugosi’s Dead!.

Pero cuando creíamos que ya el camino estaba trazado, irrumpe en nuestro viaje para sobrecogernos con “Hurt” de Nine Inch Nails, que más que una nueva versión era un homenaje para los grandes músicos que Peter admira. Y en este homenaje no pudo dejar de lado a la legendaria banda  Joy Division cuando interpreta con euforia “ Transmission” que coreo al unísono con todo el Caupolicán. Para luego terminar con  “Lust for life” de Iggy Pop, tema que fue danzado indomablemente por el propio Murphy!

Este concierto, sin duda estremeció a quienes tuvimos el privilegio de escucharlo, sentirlo y palparlo, ya que este príncipe sombrío, lejos de ser un personaje sacado de un cuento de H. P. Lovecraft, se dio el tiempo de mostrar su faceta de actor e interprete extraordinario al entregarse por completo a sus fans, dejando incluso que lo tocaran, lo besaran y lo vieran como un hombre que no temía mostrar su debilidades físicas. Esto se vio proyectado cuando al subir una escalera, intentando colgarse de ella, se detiene en los primeros acordes de la canción y dice ¡STOP! mi cuerpo ya no es capaz de hacer estas cosas, entonces se baja, toma aire y exhala un ¡¡¡ahhhh!!!. Luego bromea con el público acerca de su estado físico y decide comenzar nuevamente la canción sentado a un costado de la tarima. Este fue un momento íntimo con su público. Dejándonos en claro que los grandes no temen exponer su lado débil.

Peter Murphy nos demostró esa noche de domingo, que cuando se crea música con el alma y es interpretada con una voz sublime, el tiempo no existe y  estas nuevamente transportado al mundo apocalíptico de su creador, viviendo en esos años donde era fácil llevar a escena tus pesadillas  y las más ocultas fantasías de hombres que escribieron historia con fuego.

Este fue el paso de Murphy por el escenario pequeño pero noble del teatro Caupolicán.
Quién se despidió visiblemente conmovido por las demostraciones de afecto. Y antes de perderse entre las luces tenues de una buena iluminación, nos canta su último tema sin más instrumento que su propia voz. Simplemente un final conmovedor. Luego gritos, aplausos eufóricos y la promesa de Murphy de volver a deleitarnos con su presencia.

Publicidad
12 Comentarios

12 Comments

  1. Felipe Ramírez Amigo

    06-Mar-2009 en 3:41 am

    [HN] Peter Murphy en Chile http://tinyurl.com/dnx4ce

  2. peter sputnik

    06-Mar-2009 en 2:03 pm

    NOOOOOOOOOOOOOOOOO, ME LO PERDI, SE ME OLVIDO CON LA CABEZA EN LAS VACACIONES, EL COMENTARIO DEL PLAYLIST TE QUEDO MUY BUENO, SI IR ME QUEDO CLARO LO BUENO DEL ESPECTACULO, TEMAS DE BAUHAUS, DE SOLISTA Y PARA REMATAR EN EL SUELO JOY DIVISION, IGGY POP, QUE MAS SE PUEDE PEDIR, UNA PENA HABER ESTADO, ENVIDIA SANA ME EMBARGA EL CORAZON.
    SALUDOS
    BELA LUGOSIS IS DEAD
    PETER SPUTNIK

    • Musik

      07-Mar-2009 en 5:30 pm

      Gracias!. es una lástima que no hayas podido ir. Pero pacienica, creo que ´Murphy volverá a este fin de mundo.:)

  3. Sanjita

    06-Mar-2009 en 2:09 pm

    muy suaee el comentarioooO!!!!!!

    😉

  4. OskRlitio

    06-Mar-2009 en 2:27 pm

    Estuvo la rajaaaaaaaa el recital , lejos lo mejor del ultimo tiempo!!!!!!!!!!!!

    wenisimo el articulo, asi no mas fue tal cual!

    esperemos ke se repita muy pronto un show tan estremecedoR!

    saludos muy buena la paginaaa!!!

  5. Yest

    06-Mar-2009 en 5:11 pm

    Bueno el concierto, muy bien armado el comentario, creo que junto al recital de MUSE es lo mejo que ha pasado….

  6. Tristan

    07-Mar-2009 en 8:31 pm

    Pucha, que lata que haya perdido este concierto ! Si hubiera ido, hubiera sido bacan, si me fijo a lo del articulo. La proxima vez que me avisen !

  7. dragma

    07-Mar-2009 en 11:37 pm

    Que buen artículo, relata exactamente lo que yo también sentí al escuchar al maestro de maestros Peter Murphy.

    Fue un concierto realmente excelente, no se le notan los años a Peter al escucharlo, su voz es impecable y al igual que en sus principios sigue transmitiendo esas mismas sensaciones que te dejan inmóvil y con la garganta apretada.

    Solo me que da decir, Peter Murphy, lo mejor!!!
    Gracias Peter por venir a Chile y entregarnos esta inolvidable experiencia
    y gracias también, por regalarnos temas de Bauhaus, que en lo personal era lo que mas deseaba.

    Saludos.

  8. sady

    09-Mar-2009 en 5:57 pm

    que buen articulo, me hizo sentir estar ahi, gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  9. Franco Canales B.

    09-Mar-2009 en 6:45 pm

    GENIAL !! gracias por transmitir lo vivido en ese momento. en lo personal me lo perdi. me lo lamentare siempre. un artista que pone la piel a mil. mis inicios en la musica fueron con los temas que mencionas. espero que se repita su visita, ya que me la jugare por ir, ahora si que si.

  10. pao

    19-Abr-2009 en 1:25 pm

    buenaaaa …..que sigan describiendo notas a sí ….exactamente es como senti el concierto…
    descubrir humo negro es bacan…..

  11. Isabel Dhampir Bowie

    30-Jun-2009 en 1:42 am

    Buenisimo tu articulo,pero que es eso de ‘padrino del gotico’?,lo correcto seria DIOS Y PADRE DEL GOTICO.

Responder

En Vivo

The Rasmus: La burbuja feliz del Edén

Publicado

en

The Rasmus

Es inevitable que se mezclen las cosas cuando un día es tan intenso. No podemos mencionar algo respecto del muy buen show que dio The Rasmus, en su reencuentro con Chile en la noche del 15 de noviembre en un Club Chocolate repleto, sin que hagamos referencia a cómo afuera se encendían barricadas y las fuerzas policiales operaban impunemente usando sus medios para infundir temor. Es inevitable pensar en eso, porque incluso en las puertas del recinto del barrio Bellavista se sentían los efectos de los gases lacrimógenos lanzados por Carabineros. Es en días así donde se nota más la burbuja feliz en la que muchas veces se desarrolla el arte, en general, y más aún una manifestación cultural masiva como son los conciertos.

Mientras la ciudad ardía, había un trocito de Finlandia en el escenario intentando acallar este contexto lamentable y triste de represión y dolor. De hecho, las sensaciones ante un show como el de The Rasmus ni siquiera caben en la nostalgia, pese a que su mayor éxito haya sido con singles de un disco de 2003 (“Dead Letters”), sino que la más sencilla felicidad, esa de ver a fans contentos, fervientes, apasionados, con lienzos de diferentes fan clubs, como una convención en torno a las canciones. Además, el cuarteto no pareciera ver que el tiempo pase, porque su sonido y la energía parece la misma que hace 15 años.

Una jornada muy pulcra que, aún con sabor a lacrimógena en ciertas partes del Club Chocolate, inició con un par de tracks ganadores de “Dead Letters”, “First Day Of My Life” y “Guilty”, que de inmediato subieron la temperatura y los globos transparentes que llevaba el público, dándole más colores y texturas a un marco lleno de amor. Al igual que con Zoé hace un par de noches, la voz de Lauri Ylönen sonaba tan bien, que podía parecer que estuviera haciendo playback, pero no. Incluso se daba maña de hacer cantar a la gente en canciones tan coreadas como “No Fear” o “Time To Burn”.

No es que sólo Lauri estaba haciendo su labor y generando reacciones en la gente, sino que la banda completa. Por ejemplo, Aki Hakala desde la batería sacaba a cada rato gritos de “¡mijito rico!” y otros cánticos cosificadores, mientras era clínico en su forma de hacer las percusiones, sin excesos ni carencias, lo mismo que el guitarrista Pauli Rantasalmi, en tanto que el bajista Eero Heinonen era el más preocupado de que la gente aplaudiera, vibrara y también se comunicó varias veces para expresar lo similares que eran Finlandia y Chile en sus geografías y la pasión por la música que se ve de la gente. Quizás por eso es que podría criogenizarse este amor por The Rasmus y así viva para siempre, porque son momentos como los vividos en este show los que permiten pensar de que la incondicionalidad del fan es algo real.

Aunque vinieron a promocionar “Dark Matters”, ese disco que lanzaron en 2017, sólo tocaron tres temas de aquel material y el show se basó principalmente en el disco que los lanzó a la fama, del que tocaron 8 de sus 10 canciones. Lo que llama la atención es cómo todo suena casi igual a sus momentos de lanzamiento respectivos y, aun así, todo logra parecer recién salido del horno. Es un testamento a la efervescencia de un público que no hace que la jornada parezca como un recuerdo de canciones de 2003, sino como el apogeo y el mejor momento de una banda que pareciera estar recién al alza. Esto, incluso con canciones nuevas como “Holy Grail”, que al menos un tercio de las personas en el público se sabía, siendo una canción no lanzada oficialmente y habiendo salido hace recién un par de meses. Detalles como éstos son los que hacen a una banda lucir brillante.

El show es bien pensado, desde el diseño de iluminación hasta su estructura, con una parte de canciones pegadas y bien tocadas, moviendo al público y luego darles una mini sesión acústica con “Not Like The Other Girls” y “Still Standing”, para después equilibrar con “Funeral Song”, con Lauri solo con la pista con cuerdas y el bajo de Eero, dejando en claro la potencia de su voz y también la de los pulmones de los fanáticos y fanáticas, enrielando el show hacia su clímax con el mega éxito de los de Helsinki, “In The Shadows”, siendo innegablemente tremendo. Ejecución y energía perfecta, con el lugar preciso para que se luzca, todo para dejar a un público ávido de más y más de The Rasmus, algo que un par de minutos después se arreglaría.

Eero se subió solo al escenario, habló de lo linda que es la cordillera y lo mucho que le recuerda a las montañas de Finlandia y Escandinavia, para luego, con guitarra electroacústica en mano, hacer una versión de “Bésame Mucho”, sin saberse mucho la letra, pero sí la melodía. Aunque esta canción sea original de la artista Consuelito Velázquez y se popularizara en algunas partes por Pedro Infante, lo cierto es que el mundo la asocia mucho más al recientemente fallecido Lucho Gatica, el rey del bolero, y se nota como un detalle muy bello que, en Chile, eligiera una canción tan distinta al cliché para honrar al país y sus artistas.

Tras ello, una potente versión de “Wonderman” y el karaoke colectivo de “Sail Away” cerraban un show al borde de la perfección, que en poco menos de una hora y media sirvió como protección frente al dolor exterior y como burbuja de amor ante tanta injusticia. A veces, la música se necesita para tener felicidad en momentos duros, y este contraste se hizo evidente en un show que superó toda expectativa a punta de profesionalismo y conexión con una audiencia incondicional y bella.

Setlist

  1. First Day Of My Life
  2. Guilty
  3. No Fear
  4. Paradise
  5. Time To Burn
  6. Immortal
  7. Justify
  8. Nothing
  9. Holy Grail
  10. Not Like The Other Girls
  11. Still Standing
  12. Funeral Song
  13. F-F-F-Falling
  14. In My Life
  15. Livin’ In A World Without You
  16. In The Shadows
  17. Bésame Mucho (original de Consuelito Velázquez)
  18. Wonderman
  19. Sail Away

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 6 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 6 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 6 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 6 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 6 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: