Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Peter Murphy: Cuando la nostalgia opaca a la excelencia

Publicado

en

Es cierto, el concierto de la noche del viernes en el Caupolicán, será recordado como un éxito absoluto. El lugar se repletó hasta las graderías y, si hacemos un análisis somero, Peter Murphy logró cautivar a un público que coreó cada uno de sus clásicos. Y sólo sus clásicos.

Hablar de la figura de Peter Murphy, es hablar de una amalgama de artistas de la década de los ochenta, que se transformaron en iconos del pop rock alternativo. David Bowie, Robert Smith, Morrissey, entre otros, son los nombres más reconocibles de una corriente que mezcló la música con la teatralidad y la extravagancia. Murphy se eleva como el gran precursor de la sub-cultura gótica, y hoy más que nunca, esa imagen lo ha relegado a convertirse en una figura de culto, más que un artista que hasta el día de hoy sigue produciendo música. Porque Peter Murphy volvía a Chile, para presentar su más reciente disco, “Ninth” (2011), el cual se despega del misticismo oscuro de sus trabajos más reconocibles, para mezclar el drama con ritmos más rockeros. Por lo mismo, es que gran parte del set estuvo dedicado a repasar su última producción, donde ni el atuendo más dark del lugar, ayudó a disimular el casi nulo conocimiento que se tenía por el material menos popular del artista, hecho que marcó la primera mitad del concierto, momentos en donde la magia, ocurría sólo en el escenario.

Todo comenzó a las 21:10 hrs. Las luces se apagan, y sin mayores presentaciones, Peter Murphy, vistiendo chaqueta y camisa, se ubicaba en el escenario junto a su banda, para interpretar “Hurt”, cover de Nine Inch Nails, que pasó literalmente sin pena ni gloria. Por una parte estuvieron los problemas de sonido, que afectaron tanto a la banda como a la amplificación en el teatro, y por otra, la total apatía del público frente a lo que estaba ocurriendo frente a ellos. Claro, los gritos y suspiros de amor se dejaron escuchar con todo cuando el inglés apareció en escena, pero cuando comenzó a cantar, poco y nada más que observar en silencio, se transformó en la tónica del concierto.

“Velocity Bird” puso sobre la mesa el rock de “Ninth”, donde el desplante y energía del británico inundaron el escenario, provocando el frenesí de la audiencia cuando usó un ramo de flores que recibió del público, como una baqueta, destrozándolo en uno de los bombos de la batería. “In The Flat Field”, el primer cover de su etapa en Bauhaus, llegó con Mark G. Thwaite (guitarra) y Emilio China (bajo, violín eléctrico), manteniendo la energía que no lograba contagiar al teatro. “Peace To Each”, es otro gran tema de “Ninth”, que pasó colado ante la indiferencia del público. Agradeciendo el recibimiento y cariño de la fanaticada criolla, Murphy presenta “Memory Go”, que de no ser por el gesto del cantante de quitarse la chaqueta, no hubiese sacado más que bostezos.

Anunciada como un tema que “va a gustarles mucho”, “Silent Hedges”, otro cover de Bauhaus, fue recibido con un poco más de tibieza por el respetable. La interpretación de Murphy, perfecta, a pesar de los constantes problemas con los que él y su banda tuvieron que lidiar a lo largo del concierto. El hombre es un profesional y dueño de un temple de acero, que dejó todo lo negativo en un segundo plano.

De su disco del año 1995, “Cascade”, llego la oscuridad de “Subway”, donde Murphy se hizo de un teclado, para acompañar la atmósfera melancólica de la canción, en uno de esos instantes donde el pararse y observar, estaba totalmente justificado. Con guitarra acústica en mano, “A Strange Kind of Love” –con un guiño al tema “Bela Lugosi’s Dead”- despertó a todo el mundo, y por primera vez se produjo una conexión entre artista y público, en uno de los clásicos del catálogo del inglés. La nostalgia seguía sacando cuentas favorables con “She’s In Parties”, uno de los favoritos de Bauhaus, y cuya melodía de melódica (valga la redundancia), puso a bailar a muchos.

En “I’ll Fall With Your Knife” retornaba el silencio, mientras el cantante se acercaba a las primeras filas del público para dar la mano o saludar a los fanáticos de la galería. El concierto se iba por un tubo, cuando el potente bajo de China llevaba la base de “I Spit Roses”, single de “Ninth”. China retomaba el violín y Murphy la guitarra acústica, para volver a señalar las virtudes de la audiencia chilena, presentar a sus músicos, y regresar a la nostalgia con la bella “Cuts You Up”. Del EP “The Secret Bees Of Ninth” (2011), fue interpretada “Gaslit”, marcando otro momento de contemplación, para una de las joyas del catalogo más reciente de Murphy.

“Ninth” seguía sonando con “The Prince & Old Lady Shade”, que a pesar de contar con la euforia de los músicos en el escenario, era escuchada con discreción. El rock sucio de Bauhaus retornaba con “Stigmata Martyr”, donde las cacofónicas distorsiones de la guitarra eléctrica de Murphy, hicieron chirriar los oídos más sensibles y aplicaron la dosis de actitud punk y desorden, a una audiencia empaquetada. El rock seguía con “Uneven & Brittle”, otra de su nuevo disco, para realizar el primer bis de la noche. Vistiendo el mismo atuendo que en la portada de “Ninth”, el inglés daba inicio a la oscuridad catártica de “Hollow Hills”, simplemente hipnótica. “Deep Ocean Vast Sea”, sumó palmas gracias a la performance, que incluyó pechos al descubierto y lanzamiento de accesorios al público.

Los últimos minutos del concierto, fueron definitivamente los mejores, donde estaba todo lo que la mayoría había ido a ver en un show que se extendió por dos horas exactas. Así lo hicieron saber “Dark Entries”, “Ziggy Stardust”, el cover de Bauhaus –del cover de David Bowie-, dejaron al público totalmente prendido, para llegar al último encore de la noche con “Indigo Eyes” y “All Night Long”, donde el público termino por gritar y aplaudir todo lo que no aplaudieron durante el resto del concierto.

Peter Murphy regresó y triunfó, qué duda cabe, pero más allá de las cuotas alegres que deja el recuerdo de los años mozos, la de anoche fue una jornada dispareja, una montaña rusa de emociones. Mientras Peter Murphy sigue adelante haciendo música de calidad como siempre lo ha hecho, el grueso de su fanaticada no dio el paso y se quedó relegada a cantar el coro del hit de antaño. El maestro y su magia persisten, pero sus discípulos se han quedado en el pasado.

Setlist

  1. Hurt (Cover de Nine Inch Nails)
  2. Velocity Bird
  3. In the Flat Field (Cover de Bauhaus)
  4. Peace To Each
  5. Memory Go
  6. Silent Hedges (Cover de Bauhaus)
  7. Subway
  8. A Strange Kind of Love (Con guiño a “Bela Lugosi’s Dead”)
  9. She’s In Parties (Cover de Bauhaus)
  10. I’ll Fall With Your Knife
  11. I Spit Roses
  12. Cuts You Up
  13. Gaslit
  14. The Prince & Old Lady Shade
  15. Stigmata Martyr (Cover de Bauhaus)
  16. Uneven & Brittle
  17. Hollow Hills
  18. Deep Ocean Vast Sea
  19. Dark Entries (Cover de Bauhaus)
  20. Ziggy Stardust (Cover de Bauhaus/Bowie)
  21. Indigo Eyes
  22. All Night Long

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Danny Rayman

Publicidad
12 Comentarios

12 Comments

  1. LeCarlos

    30-Jun-2012 en 4:34 pm

    Estuve ahí anoche, y lo que más disfruté fueron las canciones que forman parte de su último trabajo de solista. Todo lo que tocó de “Ninth” -en especial Memory Go- me hicieron gritar como loco. Emocionante fue “I’ll Fall with your knife”.

    Muy contento con el concierto.
    Lástima que había mucho “dark” con ganas de Bauhaus.

  2. Cristian Goich

    30-Jun-2012 en 5:50 pm

    El concierto estuvo notable. Toda la razón eso si con los comentarios ya que el público estuvo muy tranqui. Estaba en 3era fila y no la creía que llegué a la casa sin la polera empapada, cada uno con su mt cuadrado sin problema. Eramos pocos los que saltabamos y vibrabamos con el concierto (quizás algunos vibraban demasiado en silencio …).

    Emilio China estuvo un rato muy malas pulgas por problemas con el sonido del violin. Las ultimas canciones (Ninth) como I spit Roses y The prince & old lady shade estuvieron brutales.

  3. jorge

    01-Jul-2012 en 10:49 am

    Yo no fui pero me parece la tonica en estos conciertos de esta clase de musica el publico muy pasivo no se porque , sera la edad? jajaj o en grl a quienos nos gusta somos muy tranquilos . Lo senti asi con depeche , new order , mission… el 2009 con peter .

  4. Paula

    01-Jul-2012 en 1:29 pm

    Fue mi primer concierto de Peter Murphy y lo disfruté al máximo. ¡Su nuevo disco me pareció perfecto, mucha energía, notable sonido, sólido!! No fui especialmente a escuchar sus canciones nostálgicas, ya que quería ver su nuevo disco y su nueva apuesta, aunque me encantan sus canciones nostálgicas. Soy una nueva fan de Peter!!

  5. Dellius

    01-Jul-2012 en 10:24 pm

    Me gusto la performance (aunque fuera mas contenida que en el 2009, totalmente desatado), y en mi caso,en 2da fila, no me agité tanto, para no perder atención en el show; me sorprendió que tocara Stigmata Martyr (o tanto Bauhaus esta vez, como Hollow hillls) me hubiera gustado escuchar Seesaw Sway, lo único malo de estar tan cerca del escenario es que ahí el audio no es bueno, y es un poco el precio a pagar en el Caupolican por la ubicación.

  6. Aseverino

    01-Jul-2012 en 11:05 pm

    Es verdad lo que señala Sebastian, habia mucha gente que solo conocia los singles de los discos en solista y quizas ni siquiera muy a cabalidad las pildoritas que se mando de bauhaus.

    El sonido muy malo, quedo en deuda por ese lado estubo mejor la visita del 2009.

  7. gabriel

    01-Jul-2012 en 11:09 pm

    por razones personales no pude ir, lo tenia en mente completamente pero no se dio… algunos “fanaticos” chilenos no dejan evolucionar a los artistas y los castigan conociendo solo sus hitazos radiales con los que recuerdan sus “años mozos” una total falta de respeto a la evolucion del artista, sea cual sea.

  8. daniel

    03-Jul-2012 en 9:45 am

    muy buen concierto, en comparacion al de 2009, este fue mas completo y transversal. impresionante los temas de Bauhaus!
    tema aparte fue mi visita al camarin de Peter luego del concierto, muy simpatico y amable con sus seguidores.
    si, puedo morir en paz!

    • Paula

      03-Jul-2012 en 12:45 pm

      cómo pudiste ir a su camarin? tenías pase ó algo así?

      • Xime

        03-Jul-2012 en 5:42 pm

        Por lo que alcancé a leer después del concierto, se podía pagar unas lucas y entrar al meet and greet, onda sin concursos ni sorteos, quizás así lo hizo Daniel

  9. PetuniaX

    23-Abr-2013 en 2:27 pm

    Estimado Sebastian
    Antes de escribir la critica:
    1.- Sabia algo de Peter Murphy o solo leyo wikipedia?
    2.- Conocia los temas del nuevo album?
    3.- Me podria explicar como es que Peter Murphy hace covers a Bauhaus (?)
    4.- Concuerdo en los problemas de sonido y falta de pasion de una parte del publico.

    Mas respeto con un artista de tan basta trayectoria, debe ser mas responsable al escribir un review que no refleja del todo lo que se vivio en el evento.

  10. Ian Curtis

    14-Ago-2014 en 11:35 am

    Al escritor versado en la buena música!!,
    Si te parases a pensar dos veces lo que escribes, te darías cuenta que es normal que el trabajo nuevo del artista que toque, sea recibido con más frialdad que los temas más conocidos, es algo aparente, la gente aún no escuchó lo bastante esos temas para conocerlos y menos para digerirlos. Recordar simplemente los temitas archiconocidos hace referencia sobretodo al nivelazo de culturilla musical del público.

    Y por último te aclararé algo que no llegaste a comprender. El señor Murphy es un músico honesto, un tío inquieto que siempre siguió su camino fuera de los rollos comerciales, lógicamente algunos trabajos suyos te llegaran más que otros, eso pasará siempre, pero harían falta más músicos de esta talla ante la medianía que nos invaden desde las listas de las radio formulas.

    Salud para seguir oyendo buena música!!
    😀

Responder

En Vivo

Gustavo Santaolalla: El arte de la trayectoria

Publicado

en

Gustavo Santaolalla

La física define a la “trayectoria” como el recorrido que describe un objeto que se desplaza por el espacio. Este término en el ámbito musical se usa indiscriminadamente para hablar de carreras en múltiples estados; ya sea que exista o no un recorrido presente, se habla de las trayectorias para definir a los más grandes, pero pocos emulan a la física y hacen que este desplazamiento continúe. Una cosa es el movimiento hecho, pero otra el que se sigue haciendo, y por prácticamente 50 años, si hay un artista latinoamericano que no ha detenido sus rumbos –y, por tanto, su camino– ese es Gustavo Santaolalla.

Desde el rock profundamente argentino que profesaba en Arco Iris hasta su actualidad, donde se mezclan soundtracks y producciones para artistas desde Café Tacvba hasta Eric Clapton, Santaolalla ha hecho un andar profuso y lleno de canciones, propias y ajenas. Sin embargo, como dijo antes de su primera visita como Gustavo Santaolalla a nuestro país (antes había estado varias veces con Bajofondo), recién a los 66 años lanzó su carrera como solista, la que tiene discos y canciones a su haber, pero que jamás había configurado para girar o mostrarse, quizás en el último acto de humildad que tiene un tipo que gusta del proceso, del camino, ese que invitó a desandar en un Teatro Nescafé de las Artes casi repleto en la fresca noche del 12 de septiembre.

Justo antes de iniciar el show, a eso de las 21:20 horas, el teatro comenzó a aplaudir sin que se hubiera levantado aún el telón: la presencia de Jorge González, quien trabajara con Santaolalla en “Corazones” y su álbum homónimo, generaba vítores raros para un país que no reconoce a sus ídolos en vida, y era un pequeño aperitivo de la energía y sensaciones que inundarían el espacio por casi tres horas.

Todo iniciaba con “Inti Raymi”, y la Santabanda –como se hacen llamar los músicos de Santaolalla– mostraba la variedad de timbres que aparecerían en el show. Con la ovación del teatro, Gustavo aparecía para instalarse y comenzar con el primer set, rico en canciones de Arco Iris, esa banda que armó cuando empezaba a relacionarse con la música, con canciones como “Abre Tu Mente” o “Camino”, las que en el formato de esta gira obtienen matices y colores únicos, alejándose de la falsa psicodelia que se le legó a una banda como Arco Iris, que simplemente incluyó el folklore en el rock en tiempos de apretones mentales y revoluciones hippies. Ahora estas composiciones son atemporales y su construcción sólo alcanza tintes clásicos con los arreglos de este espectáculo, donde es la canción la que manda. Quizás eso hace de Santaolalla un compositor cautivante: deja que la canción mande, y él y los suyos sólo son puntos que arman la trayectoria de estos temas.

Así, a diferencia de otros shows en este formato, se coló un par de temas de su trabajo solista en esta primera parte, “Un Poquito De Tu Amor” y “Compañeros del Sendero”, dos sorpresas de varias que vendrían. Luego volvería a Arco Iris con canciones como la conocida “Zamba”, “Quiero Llegar” o la “Canción De Cuna Para El Niño Astronauta”, tras la cual vendría el recuerdo a la gran Mercedes Sosa y al amigo de mil batallas de Gustavo, León Gieco, para cerrar esa primera parte con el “Río De Las Penas” Intensa forma de dejar esperando a una audiencia que ya veía que el concierto iba para largo, y que sería incluso más extenso que las fechas anteriores hechas por Santaolalla y la Santabanda, sólida en todo momento, con Barbarita Palacios, Javier Casalla, Nicolás Rainone, Andrés Beeuwsaert y Pablo González haciendo gala de su carácter de multiinstrumentistas para dominar cada faceta que las canciones ponen en frente.

Al volver –­casi de improviso– Santaolalla irrumpe con “No Existe Fuerza en el Mundo”, que interpretara Gieco, mostrando lo importante de esa alianza para Gustavo. Luego de esto aparecería el trabajo completamente solista, con tracks como “A Solas” o “Todo Vale” para dar paso a otra corriente más atmosférica de la labor de este artista, que son los soundtracks, eligiendo “De Ushuaia A La Quiaca” de “Diarios de Motocicleta”, el main theme de la banda sonora del videojuego “The Last Of Us”, y un medley de “Brokeback Mountain”, mostrando la diversidad de espíritus, donde destaca el uso del charango y su timbre tan característico, entregando solemnidad y recogimiento, tal como el que se sintió en el homenaje hecho a Jorge González. Luego de mencionarlo para dar con una ovación gigante nuevamente, Santaolalla habla de los lazos que lo unen con González y dice que habrá un disco en honor a él, y que contará con una interpretación de “Por Amarte”, del “Corazones” (1991), ese disco que juntó por primera vez a dos de los artistas más importantes del continente. La versión fue sentida, contenida, una preciosa reversión donde Santaolalla ahondó en el sufrimiento del hablante. Si como compositor es clave, como intérprete se subvalora la intensidad que alcanza y que parece trascendental, más allá de lo obvio.

Debe ser, sino la experiencia, la trayectoria, esos caminos que se cruzan para corear “Mañana Campestre” o sentir “Pena En Mi Corazón”. Bajofondo y Arco Iris. Dos caras de un mismo creador, una apelando a las oscuridades y sus brillos, y otra a la belleza de la luz, tanto interna como externa, lo que trasunta en la belleza tierna de “Vecinos” y en la fuerza de “Ando Rodando”, que luego sólo crecería con la interpretación, a pura garganta y caja, en honor a la tradición de la vidala, para terminar con “Sudamérica” de Arco Iris y “Pa’ Bailar” de Bajofondo, ya con todo el mundo de pie, disfrutando de uno de esos artistas que no se cansan de deambular y hacer que su punto en la inmensidad del cosmos nunca deje de andar. Treinta canciones en casi tres horas, incluyendo el intermedio de quince minutos, emociones por montones y un sonido cálido que permitía a la voz de Santaolalla sobresalir. Pocas veces un espectáculo es capaz de capturar todas las facetas de un artista, en especial uno de tan amplio espectro, y ese fue el lujo que entregó Gustavo Santaolalla en el inicio de una gira solista que no es más que la demostración del más fino arte de la trayectoria.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 4 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 4 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 4 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 4 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 4 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 4 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 4 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 4 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 5 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 5 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: