Conéctate a nuestras redes
Periphery Periphery

En Vivo

Periphery: Perfección y espontaneidad

Publicado

en

La fecha estaba destinada a ser un éxito, lo que venía precedido por el gran entusiasmo de los fanáticos camino al show. Periphery llegó a nuestro país por primera vez, y lo hizo con un reciente álbum bajo el brazo, “Periphery IV: Hail Stan“, lanzado apenas a principios de abril. Acompañándolos, los ingleses Monuments tenían la misión de abrir el show, y serían recibidos por un Club Blondie a casa llena, ya que los entusiastas fans llegaron desde muy temprano hasta el recinto para presenciar a estas dos bestias del djent desarrollar sus melodías en escena. Casi de manera involuntaria, el show se presentó como una función doble, ya que las dos agrupaciones terminaron entregando sets de similar duración y con un espíritu totalmente diferente entre sí. El primero, radicado en la sobrecarga de energía y la catarsis que genera una instancia en vivo como esta, y el segundo, empeñándose en construir una clase magistral sin mayores adornos o factores extras más allá de una impecable forma de interpretar la música. No estaban establecidas, ni avisadas con anticipación, pero, aun así, las reglas parecían estar claras.

Puntuales como un reloj, los ingleses Monuments fueron los encargados de abrir la jornada, animando a los presentes desde el momento en que sonó “A.W.O.L“, canción que también abre su álbum “Phronesis” (2018), trabajo con el que llegaron hasta el recinto santiaguino para hacer el papel de telonero, aunque, entrando en confianza, la banda fue todo menos eso.

Comandados por el prominente afro de Chris Barretto, el conjunto sienta bases propias para estructurar un show de carácter hostil y enérgico, abriendo espacios, generando ideas, contextos y relatos, irguiendo monumentos para luego derrumbarlos, y de inmediato levantar uno nuevo mediante un sonido que bailotea entre lo crudo y lo melódico, comprometiendo a una banda que funcionó como un engranaje. Cada quien realizaba su parte, incluso muchas veces en patrones diferentes para estructurar una gran referencia de lo que es el estilo denominado djent, y cómo este se puede llevar bien con veredas como el metalcore e incluso el rock progresivo.

Haciendo un correctamente equitativo repaso por sus tres trabajos de estudio, la banda optó por separar tanto su primer como su último disco con cuatro composiciones cada uno, incorporando tres en el caso de su segunda placa, “The Amanuensis” de 2014, que se hizo presente con las increíbles interpretaciones de “I, The Creator“, “Atlas” y “Origin Of Scape“, coreadas por los más fanáticos y ampliamente disfrutadas por los que salieron del concierto transformados en uno.

Sin dejar de lado la explosiva forma de tocar del bajista Adam Swan (el arma secreta del quinteto), el verdadero peso del espectáculo cayó en su frontman, quien se mostró cercano y muy entusiasta con el público, alentándolos a crear postales juntos de momentos que jamás olvidarán, tales como un crowdsurfing del cantante por toda la pista o hacer que todos los asistentes se agacharan para luego saltar juntos al son de una canción. Por esto, y mucho más, Monuments desplegó un show de antología, que dejó planteada la necesidad por tenerlos en el país nuevamente. Esperemos que eso sea mucho más temprano que tarde.

Tan solo minutos después de finalizado el show, los miembros de Periphery se paseaban tranquilamente por el escenario para probar los instrumentos, destacando por supuesto los guitarristas Jake Bowen y Misha Mansoor, quienes fueron los que más saludos se llevaron por parte de la audiencia. Eso sí, el ambiente era distendido y la banda se veía cómoda, por lo que no fue de extrañar que el show comenzara unos minutos antes de la hora pactada.

Este era un debut muy esperado, y la banda lo tenía claro, por lo que el setlist entregado se diferenció de la clásica presentación de gira, partiendo con canciones de discos anteriores, como “The Bad Thing” o “Remain Indoors“, mostrando de inmediato indicios de lo excepcional que la banda puede sonar en vivo, llevando la destreza de sus integrantes hasta otro nivel. En esa línea, el sonido del recinto jugó a favor durante todo minuto, aportando una definición y pulcritud a las melodías que ejecutaba el conjunto, dejando cualquier tipo de interferencias o ripios fuera de la ecuación. Y es que cuando se trata de Periphery, todo debe ir perfecto, marcando a su propio ritmo y no dando ningún paso en falso, lo que lamentablemente se puede sentir como un dejo de frialdad al momento de estar en el escenario.

Lo anterior se aplica sobre todo en la figura del vocalista Spencer Sotelo, quien, a pesar de su gran interpretación, a veces le faltó cercanía con la gente, limitándose a realizar su trabajo vocal y no intervenir mucho más allá en lo que a un show respecta. Eso, por supuesto, puede analizarse bajo distintos puntos de vista, pero con la vara tan alta que dejó Monuments y su comprometido frontman en escena, el hecho de que la banda mantuviera esa solemnidad y diplomacia era algo que se notaba más de la cuenta. Igualmente, el público se entregó al show y las canciones del conjunto fueron disfrutadas tal como debe ser un debut de estas características, incluyendo los únicos dos cortes que representaron al último LP de la banda: “Garden In The Bones” y “Blood Eagle“.

El agradecimiento a la banda telonera vino de la mano de “Icarus Lives!“, track que contó con la participación de Barretto, desatando uno de los puntos más altos dentro de una cancha que saltaba y coreaba las canciones con un entusiasmo aturdidor, haciendo que el piso de Club Blondie literalmente temblara a la par de las cientos de almas dispuestas a lo largo de la pista.

Tras el cierre con “Masamune“, el encore no se hizo esperar demasiado, por lo que el entusiasmo del público fue premiado con “Lune“, corte proveniente de “Periphery III: Select Difficulty” (2016), el trabajo más laureado y presente dentro del repertorio que entregaron los oriundos de Washington. Tras un poco más de una hora de show, Periphery se despedía de la audiencia con un show impecable, correcto y demasiado perfecto.

Aunque es imposible no mencionar que quedó una leve sensación de gusto a poco (comentario casi obligado a la salida del recinto), ambas bandas destacaron entregando una presentación que quedará marcada dentro de los momentos más recordados para la escena metalera local. Si hay que ser justos, la verdadera sorpresa de la noche fue Monuments, quienes tomaron el primer turno a la hora de presentarse solamente por tratarse de una banda menos popular, ya que, si se analiza lo realizado por Chris Barretto y compañía, dedicaron un show mucho más entregado y en sintonía con la gente que sus sucesores. Dicho lo anterior, tampoco es que por eso se desmerecerá a Periphery y su impecable ejecución en escena; el hecho de que la banda haya apelado a una puesta en escena sin espontaneidad no es algo que debería ser mal mirado bajo cualquier contexto, sino que solamente cuando se consideran aspectos como la cercanía con el público y la calidad humana que puede tener un ritual tan demandante como un show en vivo. Nunca será posible dejar contento a todo el mundo, pero la gran mayoría sabía a lo que iba, Periphery era el dueño de la fiesta y, bajo sus propios términos, entregó un debut que estuvo a la altura de las circunstancias, sin errores, ni distracciones, ni nada más que su presencia y una interpretación en el sentido más técnico de la palabra.

Setlist Monuments

  1. A.W.O.L
  2. I, The Creator
  3. LeviathaN
  4. Stygian Blue
  5. Mirror Image
  6. Atlas
  7. Doxa
  8. Empty Vessels Make The Most Noise
  9. Regenerate
  10. Origin Of Escape
  11. Degenerate

Setlist Periphery

  1. The Bad Thing
  2. Remain Indoors
  3. Garden In The Bones
  4. Graveless
  5. The Way The News Goes…
  6. Marigold
  7. Mile Zero
  8. Blood Eagle
  9. Icarus Lives!
  10. Masamune
  11. Lune

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Baroness: Celebración y devoción

Publicado

en

Baroness

En pleno desarrollo de la Copa América de fútbol profesional, el evento en Club Blondie comenzó con la transmisión del partido entre la selección chilena de futbol versus la selección de Ecuador. Con el dulce sabor de la victoria de “La Roja”, la banda chilena Bagval salió a hacer de número de apertura. Promocionando su más reciente álbum, “Nvlla” (2017), el cuarteto gozó de un buen sonido y el beneplácito del público, celebrando el show de los locales, quienes se despidieron de la mano de la potente “El Ojo De Dios”. El recinto se llenaba y todo estaba listo para recibir al plato de fondo.

En tiempos donde parece que todo ya está dicho, sobre todo en lo que respecta al rock y al metal, es un gusto encontrarse con una banda que trae a la mesa algo nuevo y fresco. En su década y poco más de carrera, y con cinco álbumes bajo el brazo, Baroness no ha reinventado la rueda, pero sí ha logrado encontrar un estilo propio en la amalgama de sonidos reminiscentes a la primera época de Mastodon y a las clásicas melodías a dos guitarras de Iron Maiden.

John Baizley es la mente maestra de este proyecto, que hoy en día está dando sus mayores pasos, siendo el show de ayer en la capital el primero de una gira que por fin los trajo a este lado del continente como número principal de la jornada. Toda la frescura y versatilidad de sus discos pudo ser disfrutada en vivo, confirmando que Baroness es una de las apuestas más notables del metal en la actualidad.

A Horse Called Golgotha” abrió la actuación de los estadounidenses, respaldados por un buen sonido y la energía de una fanaticada que, conforme iban pasando las canciones, se transformó en el quinto integrante del grupo, funcionando como el gran coro que no se contentaba con cantar cada letra, sino que también cada solo y melodía de las guitarras. “Morningstar” y “Borderlines” siguieron en el set sin mayores pausas entre ellas, dejando en claro que la banda iba a aprovechar a concho cada minuto de la hora y media que estuvieron sobre el escenario de Club Blondie.

Gold & Grey” (2019) había sido lanzado hace exactamente una semana y fue el principal foco de la velada, destacando los sencillos “Seasons” y “Tourniquet”. Aún así, hubo espacio para temazos como “March To The Sea”, “Shock Me” o el tremendo instrumental “Green Theme”. En vivo, todas las virtudes que podemos escuchar en sus discos son elevadas hasta el punto máximo. La conexión y confidencia entre los músicos es total, destacando la presencia de la última ingresada Gina Gleason, quien, además de complementar de manera tremenda a Baizley en la guitarra, es una figura que dota de peso y garra al cuarteto en escena. Esa sinergia, sumada a un público que se portó de maravilla, dio como resultado una noche que rozó la perfección en muchos de sus pasajes.

El encore estuvo marcado por “Isak” y “Take My Bones Away”, esta última funcionando como la gran descarga final, dando por concluido un debut ideal, donde cada una de las piezas encajaron a la perfección y el ambiente fue de celebración y devoción a un grupo que, por lo que pudimos comprobar por sus constantes cumplidos y agradecimientos al respetable, se llevó una gran impresión de nuestro país. Y cómo no hacerlo, si su actuación es una de esas que se agradecen, sobre todo cuando logran reavivar las ganas de seguir escuchando un estilo que, pese a todo lo que algunos digan, todavía nos puede sorprender.

Setlist

  1. A Horse Called Golgotha
  2. Morningstar
  3. Borderlines
  4. March To The Sea
  5. Green Theme
  6. I’m Already Gone
  7. Tourniquet
  8. Shock Me
  9. Eula
  10. Chlorine & Wine
  11. Can Oscura
  12. Seasons
  13. The Gnashing
  14. Isak
  15. Take My Bones Away

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 horas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Fishing For Fishies Fishing For Fishies
DiscosHace 1 día

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes,...

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 3 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

Publicidad
Publicidad

Más vistas