Contáctanos

En Vivo

Paul Di’Anno: Dulce, dulce agonía

Publicado

en

Lo de anoche en el club Rock & Guitarras, más que un concierto, fue un ritual. Un cuerpo corroído por enfermedades y malos hábitos se posó al centro del escenario para ser revivido por la multitud, quienes, haciendo vista gorda del desgaste y la decadencia, lo alabaron como un ídolo. El hombre que hace 35 años tuvo la misión de ser el rostro y voz de la nueva sensación musical del momento, un estilo que tiempo después sería bautizado como heavy metal, hacía su entrada “triunfal” sosteniéndose con mucha dificultad en unas muletas y ayudado por un par de personas que lo condujeron a una silla, lugar donde bebió whisky, fumo cigarrillos y trató de dar todo lo que pudo con una voz que ha perdido el brillo y magia de antaño, pero no la fuerza y actitud, que es la gran virtud de un hombre que en cada nueva visita pareciera estar un poco más muerto.

El local de Ñuñoa lucía una buena cantidad de público, y es que, pese a todo, Paul Di’Anno sigue siendo un referente y figura de respeto para los metaleros chilenos. Como un país que hace años declaró su amor eterno e incondicional a Iron Maiden, el británico tiene un séquito numeroso que está dispuesto a acompañarlo en cada una de sus travesías, uniéndose al vocalista en un karaoke compartido, dándole el espaldarazo cuando su garganta necesita un descanso. Por lo que una hora antes de comenzar el show, el ambiente era de celebración y fiesta, más aún cuando la presentación de la banda nacional, Iron Spell, mantuvo a todo el mundo atento, con una actuación entregada y llena de energía. Para este redactor, pensar en levantar una carrera tocando metal de hace treinta años, y más encima en un país como Chile, es una idea bastante tirada de las mechas, pero la pasión del quinteto en el escenario es algo que se agradece mucho y su espectáculo fue muy disfrutable, así que deben seguir dándole para adelante.

07 Paul Di'Anno @ Rock & Guitarras 2015

El tiempo pasaba, y como ya lo hizo las veces anteriores, el ex Iron Maiden se tomó su tiempo para entrar a escena. Judas Priest y otros grandes del metal alivianaban la espera desde los parlantes del local, incluso algunas canciones de “la doncella” con la voz de Dickinson aparecieron por ahí, pero los chiflidos y gritos ya se hacían escuchar. Finalmente, pasadas las 22:30 hrs., una intro daba inicio oficial al plato de fondo, con la dolorosa imagen descrita unos párrafos más atrás. Latas de cerveza alzadas al aire alentaban a Di’Anno a despojarse de las muletas y tomar el micrófono, mientras “The Ides Of March” sonaba de cortina de fondo y los músicos de Genghis Khan, banda chilena tributo a Iron Maiden, tomaban sus posiciones para tocar las primeras notas de “Sanctuary”, el primer clásico de la noche. Los largos minutos de espera quedaron en el olvido y frente al escenario se armaba un pequeño mosh pit, y hasta un veterano fanático logró subir a estrechar la mano de su ídolo, aunque este le ordenó que no subiera y lo mando a la cresta, mostrando la actitud desenfadada y punketa de Di’Anno, y que sería la tónica de la noche.

Sin perder tiempo “Wratchild” y “Prowler” siguieron en un setlist lleno de joyas, porque el principal gancho de ver al londinense en vivo, más allá del hecho de que fue frontman de Iron Maiden, es el espectacular catálogo del que fue parte. Di’Anno junto a Iron Maiden fueron los verdaderos pioneros de la New Wave Of British Heavy Metal, una revolución musical que se desarrolló durante la década de los ochenta y que sedimentó el camino para todo lo que llegó después. En los discos “Iron Maiden” (1980) y “Killers” (1981) existen los primeros atisbos de un estilo que décadas más tarde sigue haciendo vibrar a millones de personas alrededor del mundo, donde sonidos del punk, rock y metal se fusionaron para crear algo totalmente nuevo. Y Paul Di’Anno fue una pieza clave en esa mezcla. La crudeza y rebeldía de su voz puso un sello único a La Doncella de Hierro en su primera etapa y cualquier fanático es capaz de reconocer eso. Claro que hoy en día poco queda del esbelto y carismático vocalista que brilló con todo en el legendario registro conocido como “Iron Maiden – Live At Rainbow” (1981). Lo que pudimos ver anoche era a un hombre que, fruto de los excesos, las malas decisiones y una avanzada diabetes, no alcanza a ser ni la sombra de lo que fue, tratando a duras penas de llegar a la nota y sin siquiera poder llevar un concierto sosteniéndose en sus propias piernas, y es una gran pena, tomando en cuenta el talento y virtud que poseía.

12 Paul Di'Anno @ Rock & Guitarras 2015

Anoche fue casi un acto de psicomagia, esa técnica inventada por Alejandro Jodorowsky, donde el teatro, los actos chamánicos y el psicoanálisis provocan una catarsis curativa. A punta de rock y amor de sus fanáticos,  Paul Di’Anno revivió por unos minutos para entregarnos una pizca de la magia que poesía en el pasado. Y eso es lo más rescatable de todo. “Con rock no hay dolor” era el título que mi compañero Gustavo Insunza puso a su review del show del inglés el año 2012, y que perfectamente podría calzar con este. El problema es que en está ocasión el dolor estuvo más presente que nunca, y lo más probable es que vaya en aumento con el paso de los años. De hecho, así ha sido, pasando de apoyarse en un bastón el año 2008, para dejarlo a mitad del show y pasar a una silla el año 2012, para finalmente entrar con muletas y mantenerse sentado durante todo el concierto, como pasó anoche. Paul va de mal en peor y es aún más bajo cuando alguna de sus versiones de los clásicos de Maiden son verdaderas mutilaciones.

Luego de tocar “Marshall Lockjaw”, un tema de su banda solista, que fue marcado por un altercado con un desubicado del público que se puso a lanzar cerveza al escenario y que fue confrontado duramente por el cantante, vino “Murders In The Rue Morgue”, la cual destroza en todo sentido, incluso incorporando guturales a su última estrofa, en lo que puede ser un alarde de rebeldía para sus fanáticos, pero que no va a lugar con la virtuosa composición. Después vino “Children Of Madness”, del proyecto que fundó tiempo después de su salida de Iron Maiden, Battlezone, que pasó algo desapercibido por el público que en su mayoría conoce sólo lo que hizo con la leyenda británica. Con cigarrillo en mano y un par de tragos, el hombre se relajaba mientras la banda interpretaba la instrumental “Genghis Kahn”, que mantenía a los fanáticos en fiesta, para llegar al momento de redención de la velada, donde el personaje punketa queda de lado y por primera vez hay espacio para la música. “Remember Tomorrow”, compuesta por Di’Anno y dedicada a la memoria de su abuelo fallecido y al baterista Clive Burr fallecido en 2013, es una de las canciones más bellas de la discografía de Iron Maiden, y el inglés lo sabe, y la interpreta con sumo respeto: aunque su voz no se lo permita, hace lo que puede para rendir honores a uno de sus trabajos más memorables.

14 Paul Di'Anno @ Rock & Guitarras 2015

El desorden y la fiesta retornaron con “Charlotte The Harlot”, “Killers” y la imprescindible “Phantom Of The Opera”, y la canción que lo comenzó todo: “Iron Maiden”, repitiendo todos los defectos antes mencionados, pero qué más daba, todo ya está dicho y sólo quedaba disfrutar de la música. Con la invitación del vocalista de la banda Genghis Kahn, cuyo timbre de voz es muy similar al de Bruce Dickinson, cantaron a dueto “Running Free”, en un momento en que todo ya era un carrete de amigos y un verdadero karaoke donde participaba todo el local. Incluso Di’Anno se dio el tiempo de tirar la talla y señalar al vocalista de Genghis Kahn y decir: “Este tipo suena muy parecido a Bruce Dickinson”. El último descanso para el frontman vino con la instrumental “Transylvania”, canción con la que dejó a la Doncella de lado para volver a sus raíces. “Blitzkrieg Bop” de Ramones y “Anarchy In The UK” de Sex Pistols, cerraron la velada con punk, que fue lo que vimos durante todo el show en realidad, porque si lo analizamos bien, entrar al escenario con muletas, cantarlo todo desde una silla tomando whisky y fumando cigarros, mientras te rompes la garganta interpretando canciones que te tuvieron en la cresta de la ola hace casi cuarenta años, es un acto muy punk.

Tan pronto como cayó el telón, el hombre volvió a la muerte. Mientras la banda de apoyo agradecía al público, un par de personas lo ayudaron a levantarse, botando un par de botellas de agua mineral al piso en el proceso debido a un mal movimiento, denotando que la lesión parece ser algo más serio que “un simple accidente” que lo obligó a apoyarse estos días en las muletas, como explicó al principio del show, excusándose por tener que cantar sentado. Siendo conducido hacia el backstage, Paul Di’Anno da una última mirada a su séquito y les sonríe haciendo una broma sobre su condición. Esa es la última imagen que este redactor tiene de esta nueva visita del ex Iron Maiden a la capital, la de un hombre maltrecho que, a pesar de todo sigue ahí, sin mostrar mejoría alguna, sino que más bien todo lo contrario, pero que se las arregla para seguir sonriendo y haciendo lo que le gusta. Lo más probable es que lo tengamos de vuelta, quizás en una silla de ruedas y, con lo obstinado que es, no nos sorprendería verlo cantando desde un cajón. Paul Di’Anno es un artista agónico, es cierto, pero su agonía parece ser más dulce que la de muchos moribundos que pululan por este mundo.

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Ides Of March (Intro)
  2. Sanctuary (Iron Maiden)
  3. Wratchild (Iron Maiden)
  4. Prowler (Iron Maiden)
  5. Marshall Lockjaw
  6. Murders In The Rue Morge (Iron Maiden)
  7. Children Of Madness (Battlezone)
  8. Genghis Kahn (Iron Maiden)
  9. Remember Tomorrow (Iron Maiden)
  10. Charlotte The Harlot (Iron Maiden)
  11. Killers (Iron Maiden)
  12. Phantom Of The Opera (Iron Maiden)
  13. Iron Maiden (Iron Maiden)
  14. Running Free (Iron Maiden)
  15. Transylvania (Iron Maiden)
  16. Blitzkrieg Bop (Ramones)
  17. Anarchy In The UK (Sex Pistols)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Innocent Exile

    15-Ago-2015 en 10:24 pm

    Lamentable su situación , definitivamente el personaje se apodero de él .

Responder

En Vivo

P.O.D. + Alien Ant Farm: Poderosa nostalgia

Publicado

en

P.O.D. y Alien Ant Farm en Chile 2017

El nombre del evento dejaba bastante claras las intenciones de este show doble. “Back To School” reunió en Club Blondie a dos bandas norteamericanas que vivieron su época de gloria a principios de este milenio, agrupaciones que, a pesar de seguir lanzando material nuevo hasta nuestros días, son sinónimo de un sonido que pertenece al pasado, a los recuerdos de una generación que ya se acerca –o derechamente ya se encuentra– en la treintena de sus vidas. Porque, a diferencia de grandes del estilo tales como Linkin Park, System Of A Down, Korn o Deftones, P.O.D. y Alien Ant Farm siempre fueron nombres de segunda fila, logrando altos puestos en los rankings con sus sencillos más populares, pero sin poder consolidarse o trascender en el tiempo para salir del lote y transformarse en números que pudieran valerse por sí mismos sin tener que relacionarlos a un género y a una época en particular, en este caso el nü metal, estilo que hace rato dejó de ser el sonido predominante en el rock mundial.

Teniendo en cuenta lo anterior, esta velada se transformó en un verdadero viaje al pasado, lleno de energía y pasajes entrañables, pero, sobre todo, nostalgia por los tiempos que ya no están. Si fueron mejores o no que el presente, eso ya es tema de cada persona que se hizo presente en el concierto de anoche, pero lo cierto es que todos los que estuvimos saltando entre la multitud que se congregó en la Blondie regresamos al colegio.

El cuarteto de California, Alien Ant Farm, abrió los fuegos con un espectáculo impecable, cuyas mayores virtudes fueron un sonido sólido y un set breve que reunió las canciones más conocidas de su repertorio, dando pie a una presentación que mantuvo la vara alta en todo momento y cumpliendo con aquellos que compraron su entrada para ver exclusivamente a los estadounidenses. “Courage”, “Forgive & Forget” y “Movies” formaron la triada inicial en el setlist, provocando los primeros saltos y cánticos desde la pista de baile.

Dryden Mitchell, frontman de la agrupación, animaba al respetable en un español bastante básico, pero haciéndose entender lo suficiente como para que su esfuerzo fuera valorado por la fanaticada, que lo secundó en cada una de sus intervenciones, donde hubo más alusiones al pasado, rememorando los años en que MTV transmitía videos musicales y su participación en la banda sonora de la serie de videojuegos “Tony Hawk Pro Skater”. El resto de sus compañeros estuvieron precisos en su performance y temas como “These Days”, “Tia Lupe” o la agresiva “Wish” –provocando el primer gran mosh pit en la Blondie– lucieron poderosas versiones en vivo.

Otro gran momento de la actuación de Alien Ant Farm fue la interpretación de “Attitude”, canción que Mitchell dedicó a su madre y que, en su sección final, incluyó la melodía en guitarra de “In The End” de Linkin Park, en lo que fue un pequeño pero noble gesto en memoria del fallecido vocalista Chester Bennington. Para cerrar su actuación, “Smooth Criminal”, el cover de Michael Jackson que hizo famosa a la banda alrededor del mundo, puso a bailar y cantar a todo el lugar en los últimos minutos de los norteamericanos en Chile, finiquitando un espectáculo preciso, que dejó contentos a todos los asistentes, quienes quedaron con los ánimos a tope para recibir al segundo plato fuerte de la noche.

En su retorno a la capital, P.O.D. trajo un repertorio lleno de éxitos, elaborado con pinzas para satisfacer a sus fanáticos más veteranos. Abriendo su presentación con dos clásicos de antaño como “The Messenjah” y “Rock The Party (Off The Hook)”, el cuarteto de San Diego dejó en claro que iban a tirar toda la carne a la parrilla en su hora y algo más de show. Incluso si el sonido no los acompañó durante los primeros minutos de recital, con una guitarra a la que le costó agarrar presencia dentro de la mezcla, el público se plegó a la banda e hizo de cada corte una instancia para combatir sin piedad al centro de la pista. Siendo “Satellite” (2001) su disco más exitoso, P.O.D. puso énfasis en su cuarto larga duración y complementó el resto de la función con las canciones más destacadas de su discografía, donde pudimos escuchar algo de reggae, como ocurrió en “Ridiculous”, o pasar drásticamente al punk-hardcore durante el caos que armó “Revolucion”, una de las dos canciones más recientes en el catálogo del grupo que fueron presentadas anoche.

La fiesta se mantuvo en alto con hits como “Boom”, “Youth Of The Nation” –que contó con la colaboración de Dryden Mitchell en los coros– o la violenta “Southtown”, esta última siendo el pasaje más álgido de la jornada, con una pista atestada de cuerpos danzando y empujándose de un lado para otro. La postal era aún más asombrosa al notar que entre los contendores no había ninguna cara adolescente, sino que abundaban rostros de jóvenes-adultos, algunos conservando las pintas de quinceañeros, pero cuyas miradas denotaban el peso y el estrés de la “vida real”, lanzando puñetazos y cabeceando como si no existiera un mañana. Era real, estábamos de vuelta en el patio del colegio. “Alive” coronó el tramo final de la presentación, con una Blondie cantando a coro y un bis que remató la velada con “Satellite”, despidiendo definitivamente a Sonny Sandoval y compañía, bajando el telón del evento.

Finalizada la intensa jornada, camino a casa la sensación de estar regresando del colegio era inevitable. P.O.D y Alien Ant Farm forman parte de la banda sonora de las vidas de millones de personas alrededor del mundo. Independiente de que sus carreras no hayan alcanzado los estándares de referentes mayores del estilo, su legado está inmortalizado en los recuerdos de cada uno de los que anoche entonamos desde las entrañas clásicos como “Alive” o “Wish”. Este “Back To School” cumplió a rajatabla con sus intenciones y nos llevó a regocijarnos en la nostalgia, una nostalgia que no se siente kitsch o decadente, sino que, al contrario: más viva y poderosa que nunca.

Setlist Alien Ant Farm

  1. Courage
  2. Forgive & Forget
  3. Movies
  4. These Days
  5. Tia Lupe
  6. Attitude
  7. Glow
  8. Wish
  9. Sticks And Stones
  10. Smooth Criminal (original de Michael Jackson)

Setlist P.O.D.

  1. The Messenjah
  2. Rock The Party (Off The Hook)
  3. Ridiculous
  4. Boom
  5. Murdered Love
  6. Soundboy Killa
  7. Set It Off
  8. Kaliforn-Eye-A
  9. Youth Of The Nation
  10. Lost In Forever
  11. Will You
  12. Strength Of My Life
  13. Beautiful
  14. Revolucion
  15. Southtown
  16. Alive
  17. On Fire
  18. This Goes Out To You
  19. Satellite

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 51 mins.

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 1 día

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: