Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Paul Banks: El camino de la experiencia

Publicado

en

La esquina de Ernesto Pinto Lagarrigue con Antonia López de Bello aún no olvida el paso de Los Crudos. Tampoco los basureros. Ni el asfalto. Menos la gente que se agolpa afuera del Club Chocolate. Hoy toca Paul Banks, y a un par de horas del comienzo del show, la Municipalidad clausura el lugar. Nos quedamos sin ver al guitarrista de Interpol. Y todo por culpa de los que mal entienden el mensaje del hardcore punk. Pero la producción actúa tan rápido como las redes sociales. Comenzamos a hacer hora para irnos al Club Kmasú Premiere (ex Club Cadillac). ¿Y el artista? Feliz, nos dicen.

PAUL BANKS CHILE 2013 03

En el barrio de Blanco Encalada hay aguante. Aún no son las doce de la noche, y la fila se alarga hasta la primera calle aledaña. Las vallas papales y los últimos juegos de luces son llevados dentro del teatro. Mientras todos esos que perdieron ante el cambio de hora y recinto, son reemplazados por los que llegan a comprar tickets a la boletería. Casi una hora después, termina la espera, esa que se estiró más de la cuenta.

Cinco minutos faltan para la una de la mañana, y Paul aparece de inmediato tras sus músicos: “Gracias por venir y esperar”, dice con una sonrisa honesta. Ante casi trescientas personas comienza el espectáculo. Y los arreglos épicos de “Unwind” empiezan a sonar, junto a los digitales que explotó muy bien LCD Soundsystem. No hay espacio para pausas y se escucha “We All The Fun That We Have, We Have Come Far”. Con ese cambio de ritmo constante, como queriendo ser uno, y luego otro. Como si al comienzo fuese Plenti, y en el avance fuese Banks. Y vuelve a mutar.

PAUL BANKS CHILE 2013 05

El Club Kmasú Premiere está resistiendo estoico los embates del filo de las guitarras, y ante la simpleza de “Only If You Run”, no hay de qué preocuparse. El público, de a poco, se compenetra con el artista, también con su banda. Aumentan los gritos. Aumentan los aplausos. Aumenta el pulso de “Arise, Awake”, y en hora buena, porque la etapa más envolvente del show cae sobre la pista con esos instrumentales eternos, profundos, que se orquestan en “Fly As You Might”. Primero con la guitarra, después con el teclado, luego la batería, para terminar todos juntos. Y para continuar con una versión más descansada de “No Chance Survival”, que por momentos rozó el post-rock.

PAUL BANKS CHILE 2013 01

La primera media hora de show concluye, y en el momento exacto Banks se quita la chaqueta y hace gritar como nunca al público femenino, porque dispara “Young Again”, como su declaración de principios, su punto de inflexión. Esa canción que sería un instrumental y que terminó describiendo su momento de vida: “No he realizado todos mis sueños, pero perseguí todos mis sueños. Transité por este camino y ahora debo decidir caminar por otro”, nos contó hace unos días. Y, a propósito de esa lucha, nace “Lisbon” que transita entre la luz y la oscuridad; entre la amabilidad y el caos.

PAUL BANKS CHILE 2013 04

El frontman de Interpol sigue desglosando “Banks” (2012), su último álbum, con las letras más sombrías del catálogo. “Over My Shoulder” revive los ánimos, mientras Paul canta “You Only Hold Me Like The Canyon Hold The Stream”, pero los destruye con su voz tan melodiosa como penetrante en “The Base”. Tal como le gustaría, un día, destruir por completo esa jodida ciudad. “Summertime Is Coming” acentúa la dualidad que caracteriza las últimas composiciones del británico, y el hombre a cargo de la batería termina jugando con los platillos, pasando de las caricias a los golpes. Gracias, nuevamente, y el cuarteto se retira del escenario. Pero el encore no alcanza a durar un minuto. Son cerca de las dos de la madrugada y no hay tiempo que perder. Las palmas nacen espontáneas en medio del largo silencio de “Skyscraper”, justo antes que Banks vuelva a tomar la palabra, como si estuviese muy lejos, o metros bajo tierra, diciendo: “Shake Me, Shake Me Skyscraper”. Y cuando los primeros acordes de “Games For Days” se escabullen en medio del público, sabemos que el espectáculo está terminando. Pero la energía se mantiene al tope. Tanto la de los músicos como de los asistentes, que corean con todo, porque no queda nada. Y con la misma sonrisa del inicio, Paul Julian desaparece del escenario.

PAUL BANKS CHILE 2013 02

Banks se mostró afable, contento, despreocupado. Distinto al que visitó Chile hace dos años, porque lo está pasando bien y tiene un buen grupo. Quizás ayudó lo satisfecho que está con la experiencia de tocar su último disco en vivo. Quizás el de la última vez aún era Julian Plenti. Quién sabe.

Setlist

  1. Unwind
  2. Fun That We Have
  3. I’ll Sue You
  4. Only If You Run
  5. Arise, Awake
  6. Fly As You Might
  7. No Chance Survival
  8. Goodbye Toronto
  9. Young Again
  10. Lisbon
  11. Over My Shoulder
  12. No Mistakes
  13. The Base
  14. Paid For That
  15. Summertime Is Coming
  16. Skyscraper
  17. Games For Days

Por Bastián García

Fotos por Julio Ortúzar

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Felo

    13-Mar-2013 en 4:05 pm

    Buen review, buen show. Punto aparte la mala acústica del local y la poca gente que asistió además del horrible retraso, que se entiende no fue culpa de la productora.

Responder

En Vivo

Corrosion Of Conformity: Los astros alineados

Publicado

en

Corrosion Of Conformity

Fue hace cinco años, dentro del contexto de The Metal Fest, la última ocasión en que Corrosion Of Conformity se presentaba en Santiago. Para esa oportunidad las circunstancias eran diferentes: el conjunto se articulaba en formato de power trio, en el que anecdóticamente presentó un par de temas junto a uno de sus miembros más célebres; Pepper Keenan, incansable guitarrista de la escena metal de ritmo espeso y colaborador de otro importante proyecto afín, Down. Lo que en ese entonces sólo fue una pizca, ayer se presentó como un plato completo. Es por lo mismo que ver a la banda en su formación más sólida –en términos de trabajos de estudio– resultaba tan atractivo. Si bien, la gira se enmarca bajo la presentación de “No Cross No Crown” (2018), urgía la necesidad de sacarle provecho a la coyuntura, desempolvar lo mejor de su repertorio y entregar un show marcado por la consistencia arrolladora que ofrecen como cuarteto.

Como precalentamiento para la velada, el Club Blondie recibió a un número indiscutido de la escena stoner local. Yajaira subía al escenario de la mano del mítico “Comegato” Montenegro, entusiasmado por estar “nuevamente representando al rock pesado que se hace por estos lados”. Luego de un agradecimiento al público, la banda presentó durante un poco más de 45 minutos una potente carga de riffs y frecuencias bajas que hicieron vibrar cada rincón del subterráneo, despidiéndose con el respeto y cariño por tantos años de trabajo con un amplio aplauso.

Entre el ruido del murmullo, los anfitriones abrieron su show mediante un breve solo del bajista Mike Dean, el cual se anexó con gracia y apoyo del público al riff repetitivo de “Bottom Feeder (El Que Come Abajo)”, para esta ocasión a un ritmo ralentizado que acentuaba una atmósfera cargada al doom. Fue cosa que sonaran las primeras notas para que los fanáticos siguieran a coro la melodía instrumental. Ya introducidos en este imaginario denso y sicodélico, la muestra de lo más nuevo no se dejó esperar con “The Luddite”, que curiosamente fue lo único del repertorio reciente junto a “Wolf Named Crow”, quizás debido a una decisión a conciencia por aprovechar la ocasión y ponderar los clásicos por sobre lo nuevo. Y así fue con creces.

La dupleta “Broken Man” y “Señor Limpio” introdujo a lo que sería una seguidilla de clásicos de sus años dorados, repasando en reiteradas ocasiones el álbum “Deliverance” (1994). Luego de “Long Whip/Big America”, la banda recibió una ovación, y aprovechando el impulso, Pepper Keenan agradeció al público, confesando el agrado que significa realizar giras por Sudamérica. El júbilo se inmortalizó cuando Keenan no aguantó su ansiedad e hizo subir al escenario a un fotógrafo para registrar la emoción del momento.

Concentrados en retomar la marcha, el potente riff de “Seven Days” se encaminó nuevamente hacia un repertorio clásico. El ritmo espeso de la canción se conjugó con la enérgica abertura de “Paranoid Opioid”, retornando a las melodías hipnóticas en la porción final y ofreciendo un quiebre fresco. El altibajo de emociones concluyó de manera sublime con la exquisita aura sicodélica de “13 Angels”, en lo que fue uno de los pasajes más implacables de la jornada.

Demostrado ya el grueso calibre de Corrosion Of Conformity, no quedó más que rectificar su categoría con la pesada pieza “Vote With A Bullet” y la envolvente frecuencia de “Albatross”, todo con el cierre magistral de “Clean My Wounds” luego del encore, otra infaltable de la banda que se extendió en un colaborativo jamming, dándole un cierre redondo a una jornada ejecutada con precisión y consistencia.

Dos elementos estaban claros al evaluar la coyuntura de este show: podríamos escuchar parte del material de “No Cross No Crown”, como es lógico, junto con la nostalgia de revisitar composiciones de la formación que convocaba. Sorpresivamente, la banda se fue en contra de la obviedad, cargando la balanza casi en su totalidad hacia lo clásico, ofreciendo un show que no sólo dejó en claro el valor de su repertorio más conocido, sino también demostró la solidez que tiene la banda en vivo, entregando un catálogo que le concedió un cariño a los fanáticos. Una oportunidad diferente a la anterior, donde los astros que giran alrededor de esta banda volvieron a reunirse en un desplante arrollador que jugó a desempolvar clásicos.

Setlist

  1. Bottom Feeder (El Que Come Abajo)
  2. The Luddite
  3. Broken Man
  4. Señor Limpio
  5. Long Whip/Big America
  6. Wiseblood
  7. Who’s Got The Fire
  8. Seven Days
  9. Paranoid Opioid
  10. 13 Angels
  11. Vote With A Bullet
  12. Wolf Named Crow
  13. Albatross
  14. Clean My Wounds

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 11 horas

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 1 día

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 1 semana

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: