Conéctate a nuestras redes
Cerati Sinfónico Cerati Sinfónico

En Vivo

Música Para Volar presenta “Cerati Sinfónico”: El Carisma De Las Canciones

Publicado

en

Los tributos son algo que en este espacio usualmente no tiene cabida por los mismos problemas que muchos advirtieron en la película “Bohemian Rhapsody”, ese afán de no sólo homenajear historias, personajes y/u obras, sino que buscar el calco exacto de estas. Por ello muchas veces en HumoNegro ni siquiera se piensa en leer algo al respecto, pero cuando se plantea la posibilidad de realmente tributar un legado, es ahí cuando se puede observar algo con atención. Eso es precisamente lo que intentó y, en la mayoría del tiempo, logró el conjunto transandino Música Para Volar, que trajo a Coliseo Santiago un espectáculo para presentar parte del repertorio de Gustavo Cerati en formato sinfónico. No es la manera más original, pero sí se notaba como una oportunidad de revisar un catálogo de los más ricos en éxitos en la música en español, y esa chance no se desaprovechó.

Repletando Coliseo en la primera de dos funciones, desde las 21:15 hrs. el público inmediatamente pudo observar la magnitud del espectáculo con casi cincuenta músicos en escena, visuales más que adecuadas y una iluminación que se planteaba atmosférica desde los primeros acordes en sonar desde unas cuerdas y vientos, antes siquiera que el cuarteto a cargo de este navío apareciera en escena. Es llamativo que lo primero en sonar sea algo del último trabajo discográfico de Cerati, y ni siquiera un single de este. Inició todo “Fuerza Natural”, canción que da nombre al álbum salido en 2009, sirviendo como intro efectiva para el espectáculo y todas sus variables, incluyendo vientos, cuerdas, a la banda y también un amplio coro, algo que se pudo aprovechar de inmediato en “Hombre Al Agua”.

Aunque el baterista José Matteucci cantaba y hacía las veces de maestro de ceremonias, lo cierto es que no había una gran figura al medio del escenario. Ese es un punto refrescante de la propuesta de Música Para Volar, al prescindir del cosplay de un artista como Cerati, y apenas rozan eso con el timbre de la voz de Matteucci. También queda claro que es una agrupación con más armas que simplemente copiar todo lo que hizo Cerati solista o en Soda Stereo. Los arreglos escritos por el tecladista Bruno Moreno son competentes como mínimo, e incluso en momentos clave se nota que sí se entiende a las canciones. Claro, el espectáculo va más allá de algún actor en específico: los arreglos consiguen que el carisma lo acarreen las composiciones, y la forma en la que se disponen hacen que este elemento se luzca. Definitivamente, no se está delante de un tributo a Soda Stereo o a Cerati, sino que frente a un grupo de artistas que comprende el valor de la reflexión para crear algo nuevo o, más específicamente, permitir que luzca y se sienta de esa manera.

Igualmente, los momentos en los que se prescindía de la mayoría de los instrumentos y el coro eran menos impactantes, no por la falta de destreza o porque el sonido tuviera alguna falla, sino que simplemente, cuando los cuatro miembros de la banda quedaban solos, lo máximo que podían llevar adelante eran arreglos sencillos, pero basales, que en el caso de “El Rito” o “Cuando Pase El Temblor” tenían como común denominador sonar muy parecidas a las versiones de “El Último Concierto” de Soda Stereo. “Té Para 3” o “Entre Canibales” escapaban de aquello, al ser presentadas de manera directa como versiones extraídas desde el aura de uno de los mejores unplugged de la historia, como es “Confort y Música Para Volar” (1995). En medio de eso destacaba especialmente el bajo dominante de Julieta Sciasci, que en canciones como “Hombre Al Agua” o “Artefacto” se lucía más allá de lo acostumbrado en el sonido de un tipo más ligado al riff y la voz como Cerati, que no tiene tanto desarrollo de la fase rítmica en muchos de sus más grandes hits.

La selección de canciones es interesante al elegir algunos lados B como “Tu Cicatriz En Mi” o “Lo Que Sangra (La Cúpula)”, en vez de sandías caladas como “Persiana Americana”, “En La Ciudad De La Furia” o “Canción Animal”, y es que se nota un esfuerzo por demostrar la diversidad de sonidos del compositor. La composición es la que muestra las facetas del creador y, en un espectáculo bien armado como Cerati Sinfónico, hay una intención de convertir al teatro en un punto de encuentro de sensibilidades alrededor de momentos enormes como “Ella Usó Mi Cabeza Como Un Revólver”, canción donde se notan de forma transparente las decisiones de alta sensibilidad por los arreglos, entendiendo las posibilidades de la composición con el uso de instrumentos diferentes. Quizás lo único que pudo haber sido más aprovechado en la mezcla en vivo es el Estudio Coral de Santiago, cuyas voces pocas veces tuvieron las chances de brillar, las que sí tuvieron varios solistas instrumentales, como Ange Quilaqueo en flauta traversa en “El Rito” o Miguel Cortés en el fagot en “Zoom”.

Muchas veces se malentiende el tributo, y se le rotula como una imitación, pero lo que hace Música Para Volar es lo que realmente responde al acto de tributar, al entregar algo valioso al momento de recibir a cambio la chance de tocar esas canciones, y entender cómo “Crimen” llega a la gente que corea la letra entera desde una simpleza que se respeta, pero que no se sigue al pie de la letra, para responder a esa emoción. O también ocurre cuando, luego de la ternura catártica de “Zona De Promesas”, viene “Cactus”, otro track escondido de “Fuerza Natural”, donde se nota la conexión de Cerati con el folklore, pero más aún, el arreglo introduce una sensibilidad tanguera que la canción originalmente no posee, precisamente para mostrar el potencial de las composiciones, incluso más allá del autor en sí.

El set principal cerró con “Corazón Delator”, esa canción que nació sinfónica, como bien apunta Matteucci, para luego despachar un encore con “Paseo Inmoral” y “Puente”. “Gracias por venir” canta todo el mundo, entendiendo mutuamente el mensaje de una canción perfecta para cerrar casi dos horas de un espectáculo honesto, merecedor de un lugar en la reflexión, el comentario y el afecto, porque requiere una sensibilidad especial el comprender a las canciones, incluso más que el sujeto que las ideó. Cuando el carisma está donde importa, el cariño es más amplio, sin egos que molesten la genuina sensación de admiración, y la elegancia del arte triunfa, creando algo nuevo con algo ya existente.

Setlist

  1. Fuerza Natural (original de Gustavo Cerati)
  2. Hombre Al Agua (original de Soda Stereo)
  3. Entre Canibales (original de Soda Stereo)
  4. Té Para 3 (original de Soda Stereo)
  5. El Rito (original de Soda Stereo)
  6. Tu Cicatriz En Mi (original de Gustavo Cerati)
  7. Artefacto (original de Gustavo Cerati)
  8. Zoom (original de Soda Stereo)
  9. Cuando Pase El Temblor (original de Soda Stereo)
  10. Lo Que Sangra (La Cúpula) (original de Soda Stereo)
  11. Ella Usó Mi Cabeza Como Un Revólver (original de Soda Stereo)
  12. Cosas Imposibles (original de Gustavo Cerati)
  13. Crimen (original de Gustavo Cerati)
  14. Un Millón De Años Luz (original de Soda Stereo)
  15. Zona De Promesas (original de Soda Stereo)
  16. Cactus (original de Gustavo Cerati)
  17. Corazón Delator (original de Soda Stereo)
  18. Paseo Inmoral (original de Gustavo Cerati)
  19. Puente (original de Gustavo Cerati)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: Operación en tres pasos

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

En tiempos de streaming y de la fugacidad máxima en la atención a la escucha de la música, no apostar por los singles es una derrota segura en los papeles para muchos, pero cuando se conocen las capacidades, esto no importa. Estamos en un año bisagra, de final de década, y luego de ver el lanzamiento de “Naturaleza Muerta”, el séptimo capítulo discográfico de Cómo Asesinar A Felipes, se puede observar cómo es que, en el balance, CAF es probablemente la mejor banda chilena de la década. La capacidad de evolucionar, de sobreponerse a la adversidad, de seguir adelante, aunque la música no tenga vocación de masividad porque el arte no se corrompe para llegar a más gente. Tienen una de las trayectorias más potentes en la música chilena como un todo, más allá de cuánta gente llevan a los conciertos o de cuánto se hable de ellos. Lo indefinible de su propuesta es una bendición y una maldición a la vez, pero nada de eso afecta a cómo su discografía y arrojo en vivo se hace más y más fuerte.

Sala Metrónomo recibió a cientos de personas que esperaban a CAF mientras colgaban las palabras “Cómo Asesinar A Felipes”, dándole un marco gigante a todo, mientras un espacio similar a una mesa de sonido estaba cubierto en el medio de la cancha. A las 22:40 hrs. la acción inició con bailarines casi a oscuras, mientras bases (que perfectamente podrían ser demos de CAF) sonaban para marcar los espacios de iluminación, manejada como un misterio, mientras la operación se ponía en marcha, en tres actos claros y llenos de significancia para comprender todos los momentos en los que la banda está a la vez.

Minutos después, DJ Spacio, SebaBala, Metraca y Cristián Gallardo iban a ese espacio cubierto que escondía la propuesta “CAF Entre Máquinas”, que, con sintetizadores, tornamesa y un controlador MIDI, podía armar el sonido CAF mientras Koala Contreras comenzaba con las líricas de “Formo Parte De Un Engaño”. Aunque CAF tiene una raíz orgánica, con su sonido teniendo como piedra angular la desafiante base rítmica que ponen Felipe Salas y Sebastián Muñoz, las máquinas le sientan bien al conjunto y extiende la profundidad sonora en tracks que en su mayoría vienen de los primeros discos, como “Ya Llegó” o “Alerta Roja”. Koala Contreras rapea a la distancia, mientras la gente se concentra –a lo Boiler Room– en lo que hace el cuarteto en el medio de todo, con todo el mundo disfrutando en este primer acto que incluso tuvo la dificultad de ciertos contratiempos en el Macbook usado por DJ Spacio, pero que no representó una amenaza inmovilizadora para el conjunto. Koala Contreras apareció en momentos esporádicos para acercarse piola a sus compañeros, mientras sonreía al ver la escena, al convertirse en narrador omnisciente y observar al público maravillado.

Tras el cierre de este acto, bailarines estuvieron entre la gente, siendo una transición precisa para lo que sería la aparición en el escenario de CAF, que, luego de la intro de “Naturaleza Muerta”, “La Verdad Fundamental”, tocarían “Días Oscuros” acompañados al igual que en el disco por Camila Moreno y Raimundo Santander. Esta canción tiene la misma sensación que en el álbum, donde primero su dinámica desconcierta, pero luego es el fraseo de Camila el que hace que todo aterrice, entre trazos de trip hop y jazz, mientras la flauta de Cristián y la guitarra de Raimundo operan como mecanismos de ternura en medio de atmósferas cargadas, y así es cómo se desarrolla el disco completo en este segundo acto. Adaptarse, cambiar o desaparecer. Lo dice claramente el intermedio del mismo nombre que suena antes de “Disparan (Fill The Skies)”, donde una voz grabada de Chino Moreno golpea duro, mientras Koala Contreras mira al lado como si el fantasma del vocalista de Deftones estuviera ahí, sonando como si la física no existiera y la teletransportación fuera posible.

Luego de “Los Misterios De La Naturaleza”, un cello y un violín se introducen mediante el talento de dos músicos mujeres que suman épica a “Busca La Paz”, mientras que, luego de “Nada Existe Aisladamente”, el grupo Avalancha y David Añiñir, poeta mapurbe, se hacen presentes en el cierre del segundo capítulo de esta noche con “Ha Vuelto A Pasar”. La intensidad de esta canción se acrecienta con los versos urgentes del poeta, con su entrega nerviosa, enfática y compleja, buscando los recovecos del ritmo para no conflictuar a la canción, y así enriquecerla. Luego toma la trutruka para formar parte del sonido, porque sí, nada existe aisladamente y el mensaje de Añiñir es uno en el que la conexión entre la gente es fundamental, algo que CAF aplicó con maestría en una noche de lanzamiento llena de generosidad.

Parecía que luego de esto el show se acabaría o contaría con un encore simple, pero con la sucesión de las canciones se vería que este era un tercer acto donde la banda quería dar una pincelada a través de su catálogo, desde “Pájaros En Contra” en adelante. This is not about an álbum. Y es cierto, se trata de una carrera, coronada por un disco que referencia a la naturaleza humana, a la naturaleza muerta, y también a la naturaleza de las máquinas disponibles. “Ya Perdimos La Paciencia” dice que “tenemos un propósito en común: aprender a crecer”, y esta canción es premonitoria de lo que sería CAF. Eso se nota con la composición inmediatamente consecutiva, “Exterior (Parte I)”, de “Elipse” (2017), disco sin canciones, sino que con movimientos y partes, desde la obsesión con el número 3 que quizás un show en tres actos sigue recogiendo, con maestría, por “la necesidad de compartir un mensaje” que todavía tiene mucho por resonar.

Síguela” y “III” prendiendo la mecha cerrarían un show implacable en sus ambiciones y sus posibilidades, valorando cada remoto rincón de esa exploración que, como pocos, logra Cómo Asesinar A Felipes. “Nada Más, Nada Menos” sería el verdadero encore para cerrar con broche de oro, como se merece esta trayectoria como pocas. “Lengua de doble filo en contra rebota, te habla el corazón y te quema la boca”, dice otra gran composición de CAF, y es que es difícil mantener este nivel y hacer lucir como si fuera fácil.

Podría parecer que los parabienes hacia Cómo Asesinar A Felipes son repetidos y casi por añadidura, pero lo cierto es que, como pocos, el quinteto consigue mantenerse en alza, en una operación compleja aunque exitosa en cada paso que dan, y tras la hora y cuarenta y cinco minutos de experiencia en Sala Metrónomo, lo cierto es que, si ellos son como tú, el peor ejemplo, entonces que así sea, tal como dice la banda chilena de la década.

Setlist 

  1. Formo Parte De Un Engaño
  2. Ya Llegó
  3. Caen
  4. Alerta Roja
  5. Influencia
  6. La Verdad Fundamental
  7. Días Oscuros
  8. Adaptarse, Cambiar O Desaparecer
  9. Disparan (Fill The Skies)
  10. Los Misterios De La Naturaleza
  11. Busca La Paz
  12. Nada Existe Aisladamente
  13. Ha Vuelto A Pasar
  14. Pájaros En Contra
  15. Ya Perdimos La Paciencia
  16. Exterior (Parte I)
  17. Síguela
  18. III
  19. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 10 horas

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 1 día

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 2 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 1 semana

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 1 semana

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 2 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Publicidad
Publicidad

Más vistas