Contáctanos

En Vivo

Muse: Intocables

Publicado

en

A siete años de su inolvidable debut en el Teatro Caupolicán, y a cuatro de su agridulce regreso como teloneros de U2 en el Estadio Nacional, Muse por fin retornó al país para realizar un concierto a solas que hiciera justicia a su nombre. “Por fin volvieron, manga de hueones”, versaba una de las tantas pancartas presentes entre el respetable, dejando en claro que las expectativas para este show eran altas y que el público estaba esperando esta cita desde hace mucho tiempo, quizás para repetir la experiencia vivida en años anteriores, o para poder verlos por primera vez; no por nada en cancha se concentraba un gran contingente de adolescentes, ansiosos de dejar todo en un concierto redondo y que bordeó la perfección.

08 Muse @ Movistar Arena 2015

Presentando “Drones” (2015), su séptimo disco de estudio, los dirigidos por Matthew Bellamy arribaron al recinto del Parque O’Higgins con una batería de éxitos, que dejó conforme a la gran mayoría de los fanáticos, pero algo insatisfechos a los aficionados más veteranos del grupo, quienes siguen viendo en el debut de 2008 la mejor presentación del grupo en Santiago hasta la fecha. Y puede que tengan razón, pero habiendo podido presenciar el concierto que realizaron el año pasado en su presentación de Lollapalooza Brasil, este redactor tenía la seguridad de que lo que veríamos no defraudaría a nadie. Y tenía razón.

La velada comenzó con una breve intro que dio pie a “Psycho”, sencillo de “Drones” que en vivo es la carta perfecta para abrir cualquier presentación, alentando a todo el mundo a saltar al mando de su pegajoso riff. Sonido impecable y un juego de luces e imágenes espectaculares conformaban una puesta en escena que era un show aparte, el complemento perfecto para el grupo que por años ha venido sosteniendo el galardón de “mejor banda en vivo”. “Reapers” y “Plug In Baby” –este último extraído de “Origin Of Symmetry” (2001)- sacudían a todo el recinto, lugar donde reinó la euforia y la emoción de la muchedumbre.

09 Muse @ Movistar Arena 2015

The Handler” seguía mostrando las mejores cartas de “Drones”, para pasar a uno de los momentos más cuestionados de la velada, la dubstep The 2nd Law: Unsustainable”. Con un gran despliegue audiovisual, sonó potentísima e hizo estragos entre los fanáticos más jóvenes y entusiastas, quienes se dieron con todo al ritmo de la música. El Muse en su faceta más pop se dejó escuchar con el single “Dead Inside”. Christopher Wolstenholme le robaba algo de protagonismo a Bellamy, avanzando por la pasarela central mientras de fondo sonaba “Interlude”, avisando que “Hysteria” estaría por caer. La inconfundible línea de bajo puso a saltar a todo el mundo, además de darse el lujito de tocar algo de AC/DC y ejecutando el riff de “Vuilstamen”.  Los clásicos seguían cayendo con la épica “Citizen Erased”, marcando uno de los puntos más altos –musicalmente hablando- de la noche.

Con Bellamy instalado en su teclado, el recinto se tiñó de verde radioactivo para recibir “Apocalypse Please”, en uno de los momentos más espaciales de la jornada. Los ánimos se elevaron con “Munich Jam”, corte instrumental protagonizado por bajo y batería, en los únicos dos minutos en que la omnipotente figura de Bellamy abandona el escenario, regresando en gloria y majestad para interpretar “Madness” junto a un público completamente entregado. Con un guiño a “Voodo Child” de Jimi Hendrix’s Experience, “Supermassive Black Hole” ponía baile y onda a la noche, para rematar el show a punta de puros hits.

11 Muse @ Movistar Arena 2015

Time Is Running Out” reactivó el karaoke colectivo junto a “Starlight”, esta última uno de los momentos más emotivos de la noche. “Uprising” fue la locura máxima, cuando una lluvia de globos negros gigantes cayó sobre los fanáticos, mientras el poderoso coro contagiaba a todo el Movistar Arena. Para el retorno del grupo al escenario, “Mercy” invitó a todo el mundo a jugar con las luces de sus celulares, en una postal impresionante que se coronó con una explosión de confeti desde el escenario que empapó a toda la cancha. Con los ánimos por las nubes, “Knights Of Cydonia” se encumbró como el clímax definitivo, con una ejecución perfecta, apoyada por las voces de los miles de asistentes que lo dieron todo en un espectáculo que duró poco más de hora y media.

21 Muse @ Movistar Arena 2015

Puede que la selección de canciones haya sido mejor pensado, quizás orientarse hacia los lugares más oscuros y complejos de su discografía, pero eso ya es reclamar por reclamar. Lo de anoche fue impresionante y entregado en la medida justa, con una banda que se mostró afable con el público, pero mayormente enfocada en entregar una performance perfecta, al punto de parecer figuras intocables, semidioses que hicieron de conceptos como la ciencia ficción y viajes siderales, himnos de masas, que hoy en día los tienen en el altar más alto del rock mundial. Para sacarse el sombrero; Muse se despachó uno de los recitales imperdibles de este 2015 y esperamos que pronto vuelvan por más, porque lo de anoche se merecía, por lo menos, una hora más de extensión.

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Psycho
  2. Reapers
  3. Plug In Baby
  4. The Handler
  5. The 2nd Law: Unsustainable
  6. Dead Inside
  7. Interlude
  8. Hysteria
  9. Citizen Erased
  10. Apocalypse Please
  11. Munich Jam
  12. Madness
  13. Supermassive Black Hole
  14. Time Is Running Out
  15. Starlight
  16. Uprising
  17. Mercy
  18. Knights Of Cydonia

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
13 Comentarios

13 Comments

  1. Javier Poblete

    16-Oct-2015 en 2:32 pm

    La pura verdad, quejarse seria de lleno… Potente por donde se le mire… Muse es un gran power trio, digno heredero de lineas tipo queen o los mismos rush… Simplemente UN MANJAR!

    • Gstv VengaLa

      16-Oct-2015 en 4:06 pm

      Rush????? YAAAAAAA!!! ajjajajajajajjaajajajaja….. musha teleeeeeee

      • Claudio Valtierra (@claudio_Ztone)

        16-Oct-2015 en 4:49 pm

        y de cuando queen eran 3???

      • jano

        16-Oct-2015 en 7:13 pm

        uyyyyyy!!!! le tocaron a su vaca sagrada!!!!

  2. JoHarri

    16-Oct-2015 en 11:38 pm

    Sin duda que para los que amamos a Muse desde sus comienzos, este show fue un casi ensayo de lo que eran, musicalmente hablando ya no son lo mismo, son excelentes músicos que saben tocar muy bien y Bellamy no pierde sus cuerdas vocales femeninas pero ellos ya no tienen lo que los hizo conocidos, esa chispa, ese sentimiento a traves de las canciones esa complicidad y pasión por lo que hacen, que finalmente fue lo que los llevo a ser comparados con Queen, la teatralidad en la musica (oos) y a Bellamy que era un Fredy en el escenario (guardando las proporciones). Fue un show frío, cumplidor para las masas que se integraron al muse nuevo pero ya lo que los hacía una gran banda en vivo hoy es un simple recuerdo, si es por escuchar su memoria musical escucho el disco.
    Una lástima.

    • Ruth Navarrete Coloma

      17-Oct-2015 en 10:57 pm

      Sentí lo mismo, me faltó la locura y emoción de Bellamy…las.nuevas canciones no me prendieron y a mi alrededor habían sólo niñas Crepúsculo rockeando con canciones pop. Muse debería volver al rock, a lo más natural, a esa escencia

    • Manuel Gutierrez McManus

      17-Oct-2015 en 11:01 pm

      Completamente de acuerdo, fue un show correcto, nada mas

    • Verónica Spinoza

      30-Oct-2015 en 2:47 pm

      Se les notaba que estaban “cumpliendo”… quedé con la misma sensación que JoHarri 🙁 y eso que este era mi primer concierto.

      Está de más decir que sonaron bien, era igual al disco… pero en show quedaron cortos.

  3. Pablo Silva Navarro

    17-Oct-2015 en 2:25 am

    buen concierto, falto mas de origin of symmetry pero fue un buen concierto

  4. Alicia

    19-Oct-2015 en 12:57 pm

    ¿¿Como si cumplir para las masas fuera algo malo?? ¿¿Como si conocerlos por Crepúsculo fuera malo?? ¿¿Como si rockear con Starlight o Madness fuera malo?? Los quejones se quejarán siempre. Yo soy de las antiguas, pero estoy chata de la mala leche de los fanáticos viejos de Muse que alegan que se perdió la magia o que están vendidos o demasiado poperos. Ver a Muse en vivo es un lujo, son una máquina, el fiato se nota en la maestría con que cada uno toca lo suyo casi con cero pifias y se compenetran, con la tremenda armonía entre el bajo y la batería, eso es trabajo de años, eso es perseverancia y notable trabajo grupal. Qué onda la gente malagradecida, qué onda la arrogancia y la amargura, pagamos por un producto perfecto. Puedes opinar lo que quieras de la calidad de sus últimos discos, pero en vivo son tal cual dijo el autor de la reseña: intocables.

    • Lucho Pay

      20-Oct-2015 en 12:59 pm

      Llora 🙁 !!!

      Duela a quien le duela, el mejor show fue el 2008. Sus dos últimos trabajos flojos (tienen singles gancheros), nadie cuestiona su calidad de músicos, pero para mi pesar ya no son una banda de rock a secas, mas bien son un híbrido entre rock y pop, con clara tendencia a esta ultima clasificación. A MUSE le falta lo que era MUSE hasta el Black Holes and Revelations o incluso algunos temas del The Resisitance

      Hoy por hoy, son una banda masiva con mas fans, pero perdieron su identidad tratando de ser los nuevos Queens.

  5. felipe

    20-Oct-2015 en 5:22 pm

    algun comentario respecto al precio de las entradas…? o todo bien en ese aspecto?

    • Lucho Pay

      21-Oct-2015 en 11:15 am

      Asqueroso el precio de las entradas, una wea aberrante para una banda que dice estar contra de todo el maistream que rodea a la musca. No es posible que una cancha cueste 70 lucas poh¡¡¡ para un estudiante o una persona con un trabajo convencional imposible correr con esos gastos (tomando en cuenta que el chileno en promedio gana 350.000 lucas). Bien por quienes podemos pagar estos precios o por los “hijos de papa” que se las regalan, pero no deja de ser un precio desproporcionado. Ahí las bandas podrían hacer mas en relación al cobro a sus fans y hacer seguimiento a ello, para no exprimir sus bolsillos o tarjetas.

      Que tiempos aquellos en que la entrada me costos 27.000 lucas por el 2008 y mas encima en el caupolican, tiempos que no volveran.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: