Contáctanos

En Vivo

Motörhead: El Caupolicán se vino abajo con la potencia de Motörhead

Publicado

en

Lo que la noche del sábado nos ofreció el trio londinense, fue literalmente “una patada en el hocico” como decimos en buen chileno. Un golpe estridente de rock a la vena y sobre todo al tímpano. El ambiente previo esbozaba el ánimo de lo que sería una jornada memorable. Así lo fue, por algo más de dos horas Lemmy y compañía fueron los amos y señores del Teatro Caupolicán. Algo así como semidioses y es que es clara la razón de la hiperventilada audiencia. La banda había anunciado días antes, que grabaría su próximo DVD, aquí en Chile, en la presentación que unas  doce mil personas presenciaron la noche del sábado.

Fue entonces tras la presentación del propio Sam Dunn, antropólogo, músico y director audiovisual canadiense que nos sorprendiera en 2005, con “A headbanger’s journey” y en 2009 con “Iron Maiden: Flight 666”, ahora las hacía de presentador de la performance del trío hardrockero británico. Por cierto, al día siguiente siguiera con su labor junto a Iron Maiden, en el Estadio Nacional.

El ánimo se olía intenso, la efervescencia desbordaba, si hasta la música de fondo prendía al público como fuego a una mecha. Fue impresionante la manera en que corearon ‘Painkiller’ de Judas Priest y momentos antes de la entrada de IanLemmyKilmister, Phil Campbell, y Mikkey Dee lo hicieran con ‘Hells Bells’ de AC/DC. Es que quizás muchos creyeron que era la introducción. Cuestión que no fue así pero que dio paso a la cortina de oscuridad, un vitoreo ensordecedor y la aparición del trío inglés sobre el escenario.

‘Iron fist’, del disco de 1982, con el mismo nombre, fue el inicio, tan explosivo como una granada de mano que estallara en el tímpano de los más de cinco mil fanáticos que repletaban hasta el techo el Teatro Caupolicán. Tras el discurso del propio Lemmy, acerca de la fama de las audiencias sudamericanas, y en especial la chilena, espetó: “he oído que la audiencia chilena es la más loca del mundo”.

Stay clean’, sonaba ensordecedora, el segundo track del tremendo álbum de 1979 Overkill, hacía que la gran masa que presenciaba el directo de los ingleses, se retorciera como poseída por un demonio. Tras ‘Get back in line’ del The Wörld is yours (2010) comenzó con algo de estupefacción, algunos intentaban esbozar las líneas del sonido, que tras la estridente salida había dejado a muchos con, algo así como,  un trauma acústico que hacía difícil escuchar lo que sucedía con claridad.

No por eso sonó mal, sino que a niveles que el oído de muchos ya no aguantaba. Pero claro, Motörhead es eso, a eso fuimos, grandes clásicos al tope del volumen les ha hecho ganar la plaza que tienen hoy en el hardrock clásico mundial.

En lo personal, después de haber presenciado a Manowar en el Teatro Caupolicán en 2010, pensé que nunca más vería un show tan ensordecedor y estridente en ese local. Fue potente y aún más ruidoso lo que hicieron Lemmy, Phil y Mikkey, tanto así que al menos quiénes eventualmente pudieran haberse decepcionado, recordarán en su tímpano al menos por una semana, lo que sucedió la noche del sábado en el recinto de San Diego 850.

Dos joyitas de su discografía histórica seguían con la apabullante presentación del power trío inglés, ‘Metropolis’ del Overkill (1979), ‘Over the top’ de la versión de lujo del Bomber (1979). ‘One night stand’ del Kiss of death (2006), ponía el sabor más actual de la agrupación. Entonces vino ‘Rock out’ y el peak volvió a su punto máximo tras el inicio. Por su parte Phil Campbell aprovechó de dejar en claro, porque ha sido pieza inamovible los últimos 27 años y se mandó un solo de aquellos que te hacen vibrar hasta las entrañas.

Los brazos en alto, las gargantas de más de cinco mil fanáticos que entonaban las letras de una de las bandas insignes del heavy metal clásico británico. Eran la tónica, entonces Lemmy volvía a machacar los oídos con la canción que cierra el disco Motörizer (2008), ‘The thousand names of God’, ‘I got mine’ del Another perfect day (1983). Más otro corte de su más reciente producción, ‘I know how to die’, condimentaban más un show de magnitudes, con un sonido que repletaba todo espacio vacío en el teatro y que por cierto hacía vibrar al recinto hasta sus cimientos.

Tras ‘The chase is better than the catch’, vino ‘In the name of tragedy’, con solo de Mikkey Dee incluído y ¡Qué solo!. Si bien hay muchos bateristas más versátiles y virtuosos que este experimentado percusionista sueco casi “cincuentón”. Pero el despliegue de su artillería no fue para menospreciar, sobretodo porque hizo una muestra bastante vistosa de sus cualidades, logrando por un momento el protagonismo que Lemmy había ostentado toda la noche.

Just ‘Cos You Got the Power’, de la versión extendida del disco Rock ‘n roll que se lanzara 2008. Entonces se comenzaba a cerrar una noche de antología, con una discurso previo de Lemmy antes de ‘Going to Brazil’, que en lo personal no entendí bien. Para luego lanzar dos llamaradas potentes con ‘Killed by Death’ y ‘Ace of Spades’.

Tras el bis noquearon a todos con una incombustible ‘Overkill’, y las casi dos horas de una emocionante presentación se daban por finalizadas de manera arrasadora, que incluyó la repetición del outro de la canción tres veces. Todo un final épico que, si no hay contratiempos, veremos pronto en dvd.

Setlist:

  1. Iron Fist
  2. Stay Clean
  3. Get Back In Line
  4. Metropolis
  5. Over the Top
  6. One Night Stand
  7. Rock Out (solo de Phil Campbell)
  8. The Thousand Names of God
  9. I Got Mine
  10. I Know How to Die
  11. The Chase Is Better Than the Catch
  12. In the Name of Tragedy (solo de Mikkey Dee)
  13. Just ‘Cos You Got the Power
  14. Going to Brazil
  15. Killed by Death
  16. Ace of Spades
    —————————
  17. Overkill

Publicidad
16 Comentarios

16 Comments

  1. xelo

    13-Abr-2011 en 12:25 am

    oiga master, el concierto no duro mas de hora y media…

    • Nelson C

      18-Abr-2011 en 10:18 pm

      mmmm, El Caupolican estaba lleno a morir… pero 12 mil personas???, ehhhh, no, no caben 12 mil…..

  2. luis

    13-Abr-2011 en 12:45 am

    exacto….1 hora 40 como mucho
    ah!!

    • Phil Campbell

      13-Abr-2011 en 8:25 am

      just details fuckers

      • weon

        13-Abr-2011 en 2:56 pm

        loco, ni siquiera 1 hora 25 minutos.

  3. luis

    13-Abr-2011 en 12:46 am

    SLASH TAMBIÉN TOCÓ EN EL CAUPOLICÁN LA SEMANA PASADA!!
    no lo fueron a ver?? myles keneddy estuvo brillante, y ese show tb fue 2 horas de rock!

  4. diego oyarzun

    13-Abr-2011 en 1:29 am

    que cresta…
    no es PHIL CAMPBELL el guitarrista ??

    • Phil Campbell

      13-Abr-2011 en 8:22 am

      It’s so fucking right you bastards, that’s not my name, you idiot…

  5. anibal

    14-Abr-2011 en 1:12 pm

    en todo caso, esta mas o menos el articulo, el concierto duro 1 hora y 20 minutos y el qe dijo qe los chilenos son locos fanaticos de motörhead fue Sam Dunn ..

  6. andrés

    14-Abr-2011 en 3:23 pm

    Difiero del resto, pienso que es un buen review salvo el detalle de la duración, y por cierto si mal no recuerdo Lemmy también mencionó lo de la audiencia en ese inglés británico marginal que tiene

  7. Nico

    14-Abr-2011 en 7:15 pm

    Reguleque el post, uno el show duro menos de 90 min. dos el comentario hacia el publico chileno lo realizo Sam Dunn encargado de la grabacion y para finalizar Hielo Negro y Devil Presley tambien participo en ese festival

  8. jose caro

    15-Abr-2011 en 2:59 pm

    compadre se nota que estamos en abril cogolos mil !! muchos errores en tu relato de la masacre del dia 6 del 6 del 6… saco wea!!

  9. Mausoler

    16-Abr-2011 en 1:53 am

    Que mal comentario,pésimo. En la forma y en el fondo hay muchos errores. Como dijo alguien, se nota que estamos en abril… cogollos mil.
    Ni se mencionó las bandas teloneras chilenas y sí las canciones previas, parece que en vez de estar viendo a Hielo y Devil, el “periodista de HN” estaba chupando fuera del teatro para entrar más en pedo. También en el review no hubo comparaciones con el anterior recital de motorhead en el Victor jara, que a mi parecer estuvo mejor, sin menospreciar este que fue excelente pero sentí que el público no fue “la locura” de audiencia que se esperaba, o que ha sido en otros conciertos en Chile…aunque de todas formas se verá la raja el dvd por que el “rockero chileno” es aperrado y apasionado.
    Saludos a todos y nos vemos en Motley-buckcherry.
    Por último…muerte a la cancha vip, asesina de fanatismo y

    • Nelson C

      18-Abr-2011 en 10:22 pm

      Veamos, primero, es cierto que el articulo esta muy mal redactado (12 mil no hace el caupolican y no duro mas de dos horas… HumoNegro estuvo realmente ahi o no????), lo otro de acuerdo, muy mal en no nombrar a Hielo Negro y Devil Presley, que hicieron un show mas que notable, y que no hubo Locura?????, yo no se como el Caupolican no se vino abajo!!!, y Cancha Vip…. ehhhh Habia Cancha Vip??? :S, fuera de eso, Lemmy La LLeva!!!!

      • Mausoler

        20-Abr-2011 en 8:26 pm

        Lo del público te creo, es subjetivo. Lo de la cancha vip me faltó caracteres, no me refería a este concierto, sino que muerte a la cancha vip en general.
        saludos.

  10. flow

    22-Abr-2011 en 12:29 am

    Paren de alegar!, estuvo muy bueno el conciertoooo!

Responder

En Vivo

P.O.D. + Alien Ant Farm: Poderosa nostalgia

Publicado

en

P.O.D. y Alien Ant Farm en Chile 2017

El nombre del evento dejaba bastante claras las intenciones de este show doble. “Back To School” reunió en Club Blondie a dos bandas norteamericanas que vivieron su época de gloria a principios de este milenio, agrupaciones que, a pesar de seguir lanzando material nuevo hasta nuestros días, son sinónimo de un sonido que pertenece al pasado, a los recuerdos de una generación que ya se acerca –o derechamente ya se encuentra– en la treintena de sus vidas. Porque, a diferencia de grandes del estilo tales como Linkin Park, System Of A Down, Korn o Deftones, P.O.D. y Alien Ant Farm siempre fueron nombres de segunda fila, logrando altos puestos en los rankings con sus sencillos más populares, pero sin poder consolidarse o trascender en el tiempo para salir del lote y transformarse en números que pudieran valerse por sí mismos sin tener que relacionarlos a un género y a una época en particular, en este caso el nü metal, estilo que hace rato dejó de ser el sonido predominante en el rock mundial.

Teniendo en cuenta lo anterior, esta velada se transformó en un verdadero viaje al pasado, lleno de energía y pasajes entrañables, pero, sobre todo, nostalgia por los tiempos que ya no están. Si fueron mejores o no que el presente, eso ya es tema de cada persona que se hizo presente en el concierto de anoche, pero lo cierto es que todos los que estuvimos saltando entre la multitud que se congregó en la Blondie regresamos al colegio.

El cuarteto de California, Alien Ant Farm, abrió los fuegos con un espectáculo impecable, cuyas mayores virtudes fueron un sonido sólido y un set breve que reunió las canciones más conocidas de su repertorio, dando pie a una presentación que mantuvo la vara alta en todo momento y cumpliendo con aquellos que compraron su entrada para ver exclusivamente a los estadounidenses. “Courage”, “Forgive & Forget” y “Movies” formaron la triada inicial en el setlist, provocando los primeros saltos y cánticos desde la pista de baile.

Dryden Mitchell, frontman de la agrupación, animaba al respetable en un español bastante básico, pero haciéndose entender lo suficiente como para que su esfuerzo fuera valorado por la fanaticada, que lo secundó en cada una de sus intervenciones, donde hubo más alusiones al pasado, rememorando los años en que MTV transmitía videos musicales y su participación en la banda sonora de la serie de videojuegos “Tony Hawk Pro Skater”. El resto de sus compañeros estuvieron precisos en su performance y temas como “These Days”, “Tia Lupe” o la agresiva “Wish” –provocando el primer gran mosh pit en la Blondie– lucieron poderosas versiones en vivo.

Otro gran momento de la actuación de Alien Ant Farm fue la interpretación de “Attitude”, canción que Mitchell dedicó a su madre y que, en su sección final, incluyó la melodía en guitarra de “In The End” de Linkin Park, en lo que fue un pequeño pero noble gesto en memoria del fallecido vocalista Chester Bennington. Para cerrar su actuación, “Smooth Criminal”, el cover de Michael Jackson que hizo famosa a la banda alrededor del mundo, puso a bailar y cantar a todo el lugar en los últimos minutos de los norteamericanos en Chile, finiquitando un espectáculo preciso, que dejó contentos a todos los asistentes, quienes quedaron con los ánimos a tope para recibir al segundo plato fuerte de la noche.

En su retorno a la capital, P.O.D. trajo un repertorio lleno de éxitos, elaborado con pinzas para satisfacer a sus fanáticos más veteranos. Abriendo su presentación con dos clásicos de antaño como “The Messenjah” y “Rock The Party (Off The Hook)”, el cuarteto de San Diego dejó en claro que iban a tirar toda la carne a la parrilla en su hora y algo más de show. Incluso si el sonido no los acompañó durante los primeros minutos de recital, con una guitarra a la que le costó agarrar presencia dentro de la mezcla, el público se plegó a la banda e hizo de cada corte una instancia para combatir sin piedad al centro de la pista. Siendo “Satellite” (2001) su disco más exitoso, P.O.D. puso énfasis en su cuarto larga duración y complementó el resto de la función con las canciones más destacadas de su discografía, donde pudimos escuchar algo de reggae, como ocurrió en “Ridiculous”, o pasar drásticamente al punk-hardcore durante el caos que armó “Revolucion”, una de las dos canciones más recientes en el catálogo del grupo que fueron presentadas anoche.

La fiesta se mantuvo en alto con hits como “Boom”, “Youth Of The Nation” –que contó con la colaboración de Dryden Mitchell en los coros– o la violenta “Southtown”, esta última siendo el pasaje más álgido de la jornada, con una pista atestada de cuerpos danzando y empujándose de un lado para otro. La postal era aún más asombrosa al notar que entre los contendores no había ninguna cara adolescente, sino que abundaban rostros de jóvenes-adultos, algunos conservando las pintas de quinceañeros, pero cuyas miradas denotaban el peso y el estrés de la “vida real”, lanzando puñetazos y cabeceando como si no existiera un mañana. Era real, estábamos de vuelta en el patio del colegio. “Alive” coronó el tramo final de la presentación, con una Blondie cantando a coro y un bis que remató la velada con “Satellite”, despidiendo definitivamente a Sonny Sandoval y compañía, bajando el telón del evento.

Finalizada la intensa jornada, camino a casa la sensación de estar regresando del colegio era inevitable. P.O.D y Alien Ant Farm forman parte de la banda sonora de las vidas de millones de personas alrededor del mundo. Independiente de que sus carreras no hayan alcanzado los estándares de referentes mayores del estilo, su legado está inmortalizado en los recuerdos de cada uno de los que anoche entonamos desde las entrañas clásicos como “Alive” o “Wish”. Este “Back To School” cumplió a rajatabla con sus intenciones y nos llevó a regocijarnos en la nostalgia, una nostalgia que no se siente kitsch o decadente, sino que, al contrario: más viva y poderosa que nunca.

Setlist Alien Ant Farm

  1. Courage
  2. Forgive & Forget
  3. Movies
  4. These Days
  5. Tia Lupe
  6. Attitude
  7. Glow
  8. Wish
  9. Sticks And Stones
  10. Smooth Criminal (original de Michael Jackson)

Setlist P.O.D.

  1. The Messenjah
  2. Rock The Party (Off The Hook)
  3. Ridiculous
  4. Boom
  5. Murdered Love
  6. Soundboy Killa
  7. Set It Off
  8. Kaliforn-Eye-A
  9. Youth Of The Nation
  10. Lost In Forever
  11. Will You
  12. Strength Of My Life
  13. Beautiful
  14. Revolucion
  15. Southtown
  16. Alive
  17. On Fire
  18. This Goes Out To You
  19. Satellite

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 1 día

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 2 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: