Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Motörhead: El Caupolicán se vino abajo con la potencia de Motörhead

Publicado

en

Lo que la noche del sábado nos ofreció el trio londinense, fue literalmente “una patada en el hocico” como decimos en buen chileno. Un golpe estridente de rock a la vena y sobre todo al tímpano. El ambiente previo esbozaba el ánimo de lo que sería una jornada memorable. Así lo fue, por algo más de dos horas Lemmy y compañía fueron los amos y señores del Teatro Caupolicán. Algo así como semidioses y es que es clara la razón de la hiperventilada audiencia. La banda había anunciado días antes, que grabaría su próximo DVD, aquí en Chile, en la presentación que unas  doce mil personas presenciaron la noche del sábado.

Fue entonces tras la presentación del propio Sam Dunn, antropólogo, músico y director audiovisual canadiense que nos sorprendiera en 2005, con “A headbanger’s journey” y en 2009 con “Iron Maiden: Flight 666”, ahora las hacía de presentador de la performance del trío hardrockero británico. Por cierto, al día siguiente siguiera con su labor junto a Iron Maiden, en el Estadio Nacional.

El ánimo se olía intenso, la efervescencia desbordaba, si hasta la música de fondo prendía al público como fuego a una mecha. Fue impresionante la manera en que corearon ‘Painkiller’ de Judas Priest y momentos antes de la entrada de IanLemmyKilmister, Phil Campbell, y Mikkey Dee lo hicieran con ‘Hells Bells’ de AC/DC. Es que quizás muchos creyeron que era la introducción. Cuestión que no fue así pero que dio paso a la cortina de oscuridad, un vitoreo ensordecedor y la aparición del trío inglés sobre el escenario.

‘Iron fist’, del disco de 1982, con el mismo nombre, fue el inicio, tan explosivo como una granada de mano que estallara en el tímpano de los más de cinco mil fanáticos que repletaban hasta el techo el Teatro Caupolicán. Tras el discurso del propio Lemmy, acerca de la fama de las audiencias sudamericanas, y en especial la chilena, espetó: “he oído que la audiencia chilena es la más loca del mundo”.

Stay clean’, sonaba ensordecedora, el segundo track del tremendo álbum de 1979 Overkill, hacía que la gran masa que presenciaba el directo de los ingleses, se retorciera como poseída por un demonio. Tras ‘Get back in line’ del The Wörld is yours (2010) comenzó con algo de estupefacción, algunos intentaban esbozar las líneas del sonido, que tras la estridente salida había dejado a muchos con, algo así como,  un trauma acústico que hacía difícil escuchar lo que sucedía con claridad.

No por eso sonó mal, sino que a niveles que el oído de muchos ya no aguantaba. Pero claro, Motörhead es eso, a eso fuimos, grandes clásicos al tope del volumen les ha hecho ganar la plaza que tienen hoy en el hardrock clásico mundial.

En lo personal, después de haber presenciado a Manowar en el Teatro Caupolicán en 2010, pensé que nunca más vería un show tan ensordecedor y estridente en ese local. Fue potente y aún más ruidoso lo que hicieron Lemmy, Phil y Mikkey, tanto así que al menos quiénes eventualmente pudieran haberse decepcionado, recordarán en su tímpano al menos por una semana, lo que sucedió la noche del sábado en el recinto de San Diego 850.

Dos joyitas de su discografía histórica seguían con la apabullante presentación del power trío inglés, ‘Metropolis’ del Overkill (1979), ‘Over the top’ de la versión de lujo del Bomber (1979). ‘One night stand’ del Kiss of death (2006), ponía el sabor más actual de la agrupación. Entonces vino ‘Rock out’ y el peak volvió a su punto máximo tras el inicio. Por su parte Phil Campbell aprovechó de dejar en claro, porque ha sido pieza inamovible los últimos 27 años y se mandó un solo de aquellos que te hacen vibrar hasta las entrañas.

Los brazos en alto, las gargantas de más de cinco mil fanáticos que entonaban las letras de una de las bandas insignes del heavy metal clásico británico. Eran la tónica, entonces Lemmy volvía a machacar los oídos con la canción que cierra el disco Motörizer (2008), ‘The thousand names of God’, ‘I got mine’ del Another perfect day (1983). Más otro corte de su más reciente producción, ‘I know how to die’, condimentaban más un show de magnitudes, con un sonido que repletaba todo espacio vacío en el teatro y que por cierto hacía vibrar al recinto hasta sus cimientos.

Tras ‘The chase is better than the catch’, vino ‘In the name of tragedy’, con solo de Mikkey Dee incluído y ¡Qué solo!. Si bien hay muchos bateristas más versátiles y virtuosos que este experimentado percusionista sueco casi “cincuentón”. Pero el despliegue de su artillería no fue para menospreciar, sobretodo porque hizo una muestra bastante vistosa de sus cualidades, logrando por un momento el protagonismo que Lemmy había ostentado toda la noche.

Just ‘Cos You Got the Power’, de la versión extendida del disco Rock ‘n roll que se lanzara 2008. Entonces se comenzaba a cerrar una noche de antología, con una discurso previo de Lemmy antes de ‘Going to Brazil’, que en lo personal no entendí bien. Para luego lanzar dos llamaradas potentes con ‘Killed by Death’ y ‘Ace of Spades’.

Tras el bis noquearon a todos con una incombustible ‘Overkill’, y las casi dos horas de una emocionante presentación se daban por finalizadas de manera arrasadora, que incluyó la repetición del outro de la canción tres veces. Todo un final épico que, si no hay contratiempos, veremos pronto en dvd.

Setlist:

  1. Iron Fist
  2. Stay Clean
  3. Get Back In Line
  4. Metropolis
  5. Over the Top
  6. One Night Stand
  7. Rock Out (solo de Phil Campbell)
  8. The Thousand Names of God
  9. I Got Mine
  10. I Know How to Die
  11. The Chase Is Better Than the Catch
  12. In the Name of Tragedy (solo de Mikkey Dee)
  13. Just ‘Cos You Got the Power
  14. Going to Brazil
  15. Killed by Death
  16. Ace of Spades
    —————————
  17. Overkill

Publicidad
16 Comentarios

16 Comments

  1. xelo

    13-Abr-2011 en 12:25 am

    oiga master, el concierto no duro mas de hora y media…

    • Nelson C

      18-Abr-2011 en 10:18 pm

      mmmm, El Caupolican estaba lleno a morir… pero 12 mil personas???, ehhhh, no, no caben 12 mil…..

  2. luis

    13-Abr-2011 en 12:45 am

    exacto….1 hora 40 como mucho
    ah!!

    • Phil Campbell

      13-Abr-2011 en 8:25 am

      just details fuckers

      • weon

        13-Abr-2011 en 2:56 pm

        loco, ni siquiera 1 hora 25 minutos.

  3. luis

    13-Abr-2011 en 12:46 am

    SLASH TAMBIÉN TOCÓ EN EL CAUPOLICÁN LA SEMANA PASADA!!
    no lo fueron a ver?? myles keneddy estuvo brillante, y ese show tb fue 2 horas de rock!

  4. diego oyarzun

    13-Abr-2011 en 1:29 am

    que cresta…
    no es PHIL CAMPBELL el guitarrista ??

    • Phil Campbell

      13-Abr-2011 en 8:22 am

      It’s so fucking right you bastards, that’s not my name, you idiot…

  5. anibal

    14-Abr-2011 en 1:12 pm

    en todo caso, esta mas o menos el articulo, el concierto duro 1 hora y 20 minutos y el qe dijo qe los chilenos son locos fanaticos de motörhead fue Sam Dunn ..

  6. andrés

    14-Abr-2011 en 3:23 pm

    Difiero del resto, pienso que es un buen review salvo el detalle de la duración, y por cierto si mal no recuerdo Lemmy también mencionó lo de la audiencia en ese inglés británico marginal que tiene

  7. Nico

    14-Abr-2011 en 7:15 pm

    Reguleque el post, uno el show duro menos de 90 min. dos el comentario hacia el publico chileno lo realizo Sam Dunn encargado de la grabacion y para finalizar Hielo Negro y Devil Presley tambien participo en ese festival

  8. jose caro

    15-Abr-2011 en 2:59 pm

    compadre se nota que estamos en abril cogolos mil !! muchos errores en tu relato de la masacre del dia 6 del 6 del 6… saco wea!!

  9. Mausoler

    16-Abr-2011 en 1:53 am

    Que mal comentario,pésimo. En la forma y en el fondo hay muchos errores. Como dijo alguien, se nota que estamos en abril… cogollos mil.
    Ni se mencionó las bandas teloneras chilenas y sí las canciones previas, parece que en vez de estar viendo a Hielo y Devil, el “periodista de HN” estaba chupando fuera del teatro para entrar más en pedo. También en el review no hubo comparaciones con el anterior recital de motorhead en el Victor jara, que a mi parecer estuvo mejor, sin menospreciar este que fue excelente pero sentí que el público no fue “la locura” de audiencia que se esperaba, o que ha sido en otros conciertos en Chile…aunque de todas formas se verá la raja el dvd por que el “rockero chileno” es aperrado y apasionado.
    Saludos a todos y nos vemos en Motley-buckcherry.
    Por último…muerte a la cancha vip, asesina de fanatismo y

    • Nelson C

      18-Abr-2011 en 10:22 pm

      Veamos, primero, es cierto que el articulo esta muy mal redactado (12 mil no hace el caupolican y no duro mas de dos horas… HumoNegro estuvo realmente ahi o no????), lo otro de acuerdo, muy mal en no nombrar a Hielo Negro y Devil Presley, que hicieron un show mas que notable, y que no hubo Locura?????, yo no se como el Caupolican no se vino abajo!!!, y Cancha Vip…. ehhhh Habia Cancha Vip??? :S, fuera de eso, Lemmy La LLeva!!!!

      • Mausoler

        20-Abr-2011 en 8:26 pm

        Lo del público te creo, es subjetivo. Lo de la cancha vip me faltó caracteres, no me refería a este concierto, sino que muerte a la cancha vip en general.
        saludos.

  10. flow

    22-Abr-2011 en 12:29 am

    Paren de alegar!, estuvo muy bueno el conciertoooo!

Responder

En Vivo

Killswitch Engage: Oasis de furia

Publicado

en

Killswitch Engage

La vida da segundas oportunidades, y probablemente Jesse Leach dé cuenta de eso bajo su labor como frontman de Killswitch Engage. El músico, luego de estar una década fuera de la banda, regresó a ella y comenzó así una de las etapas más sólidas del conjunto, lo que se ve reflejado en un álbum como “Atonement” (2019) y una gira de promoción que, en sus propias palabras, es la que más atención le ha dado a un álbum tras su lanzamiento. Dicho eso, la suerte estaba echada para un nuevo encuentro de la banda junto a su fanaticada local, y los cientos de fanáticos que repletaron Club Blondie estaban listos para vivir una noche inolvidable, reflejo puro de un grupo de amigos tocando como nunca y viviendo uno de sus mejores momentos musicalmente hablando en el escenario.

Por supuesto, la fiesta comenzó antes con la presencia de los nacionales Robot The Mimbre y un consistente setlist repasando distintos puntos de su carrera, el cual fue recibido con mucho entusiasmo por el público presente que ya en casi su totalidad esperaba por la banda principal. Con “La Gran Máquina” de su disco “Nuevo Orden” (2012) como la encargada del cierre, la banda se despidió entre vítores y una energía encendida de una pista que pedía más música, y tras 30 minutos de presentación de los nacionales, el reloj comenzaba a avanzar hasta las anheladas 20:00 hrs. Fue en ese momento cuando, al compás de “The Final Countdown” de Europe, comenzaron a ingresar los miembros de Killswitch Engage, desplegando de entrada su potente single “Unleashed” para iniciar un show que, tal como se esperaba, estaría enfocado en su mayoría en torno al último disco.

En su totalidad, la banda en escena fluye de una manera impresionante, comprendiendo también que los años sobre el escenario le hacen ejecutar sus composiciones de una manera fluida y natural, sin importar lo diferentes que puedan sonar las estructuras de un álbum y otro. La música de Killswitch Engage se puede describir perfectamente para una catarsis en situaciones donde pareciera que el alma y el cuerpo ya no dan más, por lo que el hecho de que Leach dedicara “The Crownless King” a quienes actualmente arriesgan su vida protestando en las calles de Chile, le hace merecedor de un intercambio catártico, reforzado por cantos del alma entre el público con composiciones como “My Last Serenade”, “This Fire” o la coreada “Rose Of Sharyn”, muestra también del lado más denso que los oriundos de Massachusets pueden entregar.

Otra pieza fundamental dentro del puzle de Killswitch Engage es el guitarrista Adam Dutkiewicz, quien, tan bromista como perfeccionista, se encarga de darle el pulso perfecto a canciones como “The Signal Fire”, “This Is Absolution” o “Strenght Of The Mind”, deleitando a un público que se quedó con ganas de más, pero que igualmente disfrutó un concierto que se desarrolló de manera directa, sin mayores intervenciones que los agradecimientos de la banda y un montón de elogios para el pueblo chileno.

Si una cosa es clara, es que los conciertos en nuestro país cambiaron posiblemente para siempre, y cada pequeño instante –tal como la banda invitó a la gente en un momento del show– servirá para olvidar aunque sea por un rato toda la mierda que pasa afuera, y si es musicalizado por un banda en uno de sus mejores momentos, la oferta resulta aún más tentadora.

Cuando se insiste majaderamente en imponer una falsa normalidad, los shows en vivo siguen jugando un papel fundamental en nuestra sociedad y, contrario a lo que muchos pensarán en cuanto a su naturaleza, los conciertos actualmente están lejos de ser un instrumento que mantenga distraída a la gente. Muy por el contrario: cada presentación en vivo se ha transformado en una inyección de energía para los asistentes, haciendo que el recinto se transforme en un pequeño oasis de furia dentro de todo el caos que existe en la calle. Las caras de felicidad lo decían todo a la salida, Killswitch Engage vino, arrasó con todo, y dejó una legión completa de fanáticos contentos y orgullosos por el gran momento que la agrupación está viviendo y por lo demostrado sobre el escenario.

Setlist

  1. Unleashed
  2. Hate By Design
  3. The Crownless King
  4. My Last Serenade
  5. This Fire
  6. Reckoning
  7. I Am Broken Too
  8. Rose Of Sharyn
  9. As Sure As The Sun Will Rise
  10. In Due Time
  11. The Signal Fire
  12. Always
  13. My Curse
  14. This Is Absolution
  15. The End Of Heartache
  16. Strength Of The Mind
  17. Holy Diver (original de Dio)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: