Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Motörhead: El Caupolicán se vino abajo con la potencia de Motörhead

Publicado

en

Lo que la noche del sábado nos ofreció el trio londinense, fue literalmente “una patada en el hocico” como decimos en buen chileno. Un golpe estridente de rock a la vena y sobre todo al tímpano. El ambiente previo esbozaba el ánimo de lo que sería una jornada memorable. Así lo fue, por algo más de dos horas Lemmy y compañía fueron los amos y señores del Teatro Caupolicán. Algo así como semidioses y es que es clara la razón de la hiperventilada audiencia. La banda había anunciado días antes, que grabaría su próximo DVD, aquí en Chile, en la presentación que unas  doce mil personas presenciaron la noche del sábado.

Fue entonces tras la presentación del propio Sam Dunn, antropólogo, músico y director audiovisual canadiense que nos sorprendiera en 2005, con “A headbanger’s journey” y en 2009 con “Iron Maiden: Flight 666”, ahora las hacía de presentador de la performance del trío hardrockero británico. Por cierto, al día siguiente siguiera con su labor junto a Iron Maiden, en el Estadio Nacional.

El ánimo se olía intenso, la efervescencia desbordaba, si hasta la música de fondo prendía al público como fuego a una mecha. Fue impresionante la manera en que corearon ‘Painkiller’ de Judas Priest y momentos antes de la entrada de IanLemmyKilmister, Phil Campbell, y Mikkey Dee lo hicieran con ‘Hells Bells’ de AC/DC. Es que quizás muchos creyeron que era la introducción. Cuestión que no fue así pero que dio paso a la cortina de oscuridad, un vitoreo ensordecedor y la aparición del trío inglés sobre el escenario.

‘Iron fist’, del disco de 1982, con el mismo nombre, fue el inicio, tan explosivo como una granada de mano que estallara en el tímpano de los más de cinco mil fanáticos que repletaban hasta el techo el Teatro Caupolicán. Tras el discurso del propio Lemmy, acerca de la fama de las audiencias sudamericanas, y en especial la chilena, espetó: “he oído que la audiencia chilena es la más loca del mundo”.

Stay clean’, sonaba ensordecedora, el segundo track del tremendo álbum de 1979 Overkill, hacía que la gran masa que presenciaba el directo de los ingleses, se retorciera como poseída por un demonio. Tras ‘Get back in line’ del The Wörld is yours (2010) comenzó con algo de estupefacción, algunos intentaban esbozar las líneas del sonido, que tras la estridente salida había dejado a muchos con, algo así como,  un trauma acústico que hacía difícil escuchar lo que sucedía con claridad.

No por eso sonó mal, sino que a niveles que el oído de muchos ya no aguantaba. Pero claro, Motörhead es eso, a eso fuimos, grandes clásicos al tope del volumen les ha hecho ganar la plaza que tienen hoy en el hardrock clásico mundial.

En lo personal, después de haber presenciado a Manowar en el Teatro Caupolicán en 2010, pensé que nunca más vería un show tan ensordecedor y estridente en ese local. Fue potente y aún más ruidoso lo que hicieron Lemmy, Phil y Mikkey, tanto así que al menos quiénes eventualmente pudieran haberse decepcionado, recordarán en su tímpano al menos por una semana, lo que sucedió la noche del sábado en el recinto de San Diego 850.

Dos joyitas de su discografía histórica seguían con la apabullante presentación del power trío inglés, ‘Metropolis’ del Overkill (1979), ‘Over the top’ de la versión de lujo del Bomber (1979). ‘One night stand’ del Kiss of death (2006), ponía el sabor más actual de la agrupación. Entonces vino ‘Rock out’ y el peak volvió a su punto máximo tras el inicio. Por su parte Phil Campbell aprovechó de dejar en claro, porque ha sido pieza inamovible los últimos 27 años y se mandó un solo de aquellos que te hacen vibrar hasta las entrañas.

Los brazos en alto, las gargantas de más de cinco mil fanáticos que entonaban las letras de una de las bandas insignes del heavy metal clásico británico. Eran la tónica, entonces Lemmy volvía a machacar los oídos con la canción que cierra el disco Motörizer (2008), ‘The thousand names of God’, ‘I got mine’ del Another perfect day (1983). Más otro corte de su más reciente producción, ‘I know how to die’, condimentaban más un show de magnitudes, con un sonido que repletaba todo espacio vacío en el teatro y que por cierto hacía vibrar al recinto hasta sus cimientos.

Tras ‘The chase is better than the catch’, vino ‘In the name of tragedy’, con solo de Mikkey Dee incluído y ¡Qué solo!. Si bien hay muchos bateristas más versátiles y virtuosos que este experimentado percusionista sueco casi “cincuentón”. Pero el despliegue de su artillería no fue para menospreciar, sobretodo porque hizo una muestra bastante vistosa de sus cualidades, logrando por un momento el protagonismo que Lemmy había ostentado toda la noche.

Just ‘Cos You Got the Power’, de la versión extendida del disco Rock ‘n roll que se lanzara 2008. Entonces se comenzaba a cerrar una noche de antología, con una discurso previo de Lemmy antes de ‘Going to Brazil’, que en lo personal no entendí bien. Para luego lanzar dos llamaradas potentes con ‘Killed by Death’ y ‘Ace of Spades’.

Tras el bis noquearon a todos con una incombustible ‘Overkill’, y las casi dos horas de una emocionante presentación se daban por finalizadas de manera arrasadora, que incluyó la repetición del outro de la canción tres veces. Todo un final épico que, si no hay contratiempos, veremos pronto en dvd.

Setlist:

  1. Iron Fist
  2. Stay Clean
  3. Get Back In Line
  4. Metropolis
  5. Over the Top
  6. One Night Stand
  7. Rock Out (solo de Phil Campbell)
  8. The Thousand Names of God
  9. I Got Mine
  10. I Know How to Die
  11. The Chase Is Better Than the Catch
  12. In the Name of Tragedy (solo de Mikkey Dee)
  13. Just ‘Cos You Got the Power
  14. Going to Brazil
  15. Killed by Death
  16. Ace of Spades
    —————————
  17. Overkill

Publicidad
16 Comentarios

16 Comments

  1. xelo

    13-Abr-2011 en 12:25 am

    oiga master, el concierto no duro mas de hora y media…

    • Nelson C

      18-Abr-2011 en 10:18 pm

      mmmm, El Caupolican estaba lleno a morir… pero 12 mil personas???, ehhhh, no, no caben 12 mil…..

  2. luis

    13-Abr-2011 en 12:45 am

    exacto….1 hora 40 como mucho
    ah!!

    • Phil Campbell

      13-Abr-2011 en 8:25 am

      just details fuckers

      • weon

        13-Abr-2011 en 2:56 pm

        loco, ni siquiera 1 hora 25 minutos.

  3. luis

    13-Abr-2011 en 12:46 am

    SLASH TAMBIÉN TOCÓ EN EL CAUPOLICÁN LA SEMANA PASADA!!
    no lo fueron a ver?? myles keneddy estuvo brillante, y ese show tb fue 2 horas de rock!

  4. diego oyarzun

    13-Abr-2011 en 1:29 am

    que cresta…
    no es PHIL CAMPBELL el guitarrista ??

    • Phil Campbell

      13-Abr-2011 en 8:22 am

      It’s so fucking right you bastards, that’s not my name, you idiot…

  5. anibal

    14-Abr-2011 en 1:12 pm

    en todo caso, esta mas o menos el articulo, el concierto duro 1 hora y 20 minutos y el qe dijo qe los chilenos son locos fanaticos de motörhead fue Sam Dunn ..

  6. andrés

    14-Abr-2011 en 3:23 pm

    Difiero del resto, pienso que es un buen review salvo el detalle de la duración, y por cierto si mal no recuerdo Lemmy también mencionó lo de la audiencia en ese inglés británico marginal que tiene

  7. Nico

    14-Abr-2011 en 7:15 pm

    Reguleque el post, uno el show duro menos de 90 min. dos el comentario hacia el publico chileno lo realizo Sam Dunn encargado de la grabacion y para finalizar Hielo Negro y Devil Presley tambien participo en ese festival

  8. jose caro

    15-Abr-2011 en 2:59 pm

    compadre se nota que estamos en abril cogolos mil !! muchos errores en tu relato de la masacre del dia 6 del 6 del 6… saco wea!!

  9. Mausoler

    16-Abr-2011 en 1:53 am

    Que mal comentario,pésimo. En la forma y en el fondo hay muchos errores. Como dijo alguien, se nota que estamos en abril… cogollos mil.
    Ni se mencionó las bandas teloneras chilenas y sí las canciones previas, parece que en vez de estar viendo a Hielo y Devil, el “periodista de HN” estaba chupando fuera del teatro para entrar más en pedo. También en el review no hubo comparaciones con el anterior recital de motorhead en el Victor jara, que a mi parecer estuvo mejor, sin menospreciar este que fue excelente pero sentí que el público no fue “la locura” de audiencia que se esperaba, o que ha sido en otros conciertos en Chile…aunque de todas formas se verá la raja el dvd por que el “rockero chileno” es aperrado y apasionado.
    Saludos a todos y nos vemos en Motley-buckcherry.
    Por último…muerte a la cancha vip, asesina de fanatismo y

    • Nelson C

      18-Abr-2011 en 10:22 pm

      Veamos, primero, es cierto que el articulo esta muy mal redactado (12 mil no hace el caupolican y no duro mas de dos horas… HumoNegro estuvo realmente ahi o no????), lo otro de acuerdo, muy mal en no nombrar a Hielo Negro y Devil Presley, que hicieron un show mas que notable, y que no hubo Locura?????, yo no se como el Caupolican no se vino abajo!!!, y Cancha Vip…. ehhhh Habia Cancha Vip??? :S, fuera de eso, Lemmy La LLeva!!!!

      • Mausoler

        20-Abr-2011 en 8:26 pm

        Lo del público te creo, es subjetivo. Lo de la cancha vip me faltó caracteres, no me refería a este concierto, sino que muerte a la cancha vip en general.
        saludos.

  10. flow

    22-Abr-2011 en 12:29 am

    Paren de alegar!, estuvo muy bueno el conciertoooo!

Responder

En Vivo

La Polla Records: Una contradicción evidente

Publicado

en

Resulta difícil escribir desde la decepción. Tener que desechar todas las expectativas depositadas en un espectáculo que sería histórico para verse en la obligación de dedicar estas palabras a la falta de sentido común. Demás está decir que pasaron dos décadas desde la última visita a Chile de La Polla Records, como también está demás mencionar que se trata de una banda disuelta, que dedicó esta gira exclusivamente para revivir un hito imperecedero dentro del punk hispanoparlante. Ante circunstancias tan irrepetibles, recordar lo que no fue es un ejercicio amargo.

Horas antes del abrupto reencuentro, los argentinos de Flema fueron los encargados de iniciar una jornada que ya daba cuenta de una falta de control por parte de la productora. Respetando la hora pactada, el conjunto trasandino repasó temas icónicos de su repertorio, ofreciendo un celebrado homenaje a Ricky Espinosa durante “Vahos Del Ayer”, y una dedicatoria directa a las fuerzas de orden con “Nunca Seré Policía”. Acompañados por Pogo, Los Peores De Chile continuaron la antesala de los vascos. Las primeras señales del desastre comenzaron con un pequeño desencuentro de la banda con el público, sin embargo, no se escapaban de la dinámica propia de estas instancias.

Con la misma puntualidad de sus antecesores, La Polla Records subió al escenario del Bicentenario de La Florida para dar comienzo a lo que, supuestamente, iba a ser un show extenso. Rodeándose de cantos eclesiásticos y un par de cruces encendidas en los extremos de las pantallas, “Salve” fue la primera muestra de por qué cada palabra de Evaristo carga con un sentido de contingencia inagotable. Al igual que “Lucky Man For You”, ambas canciones entregaron una visión crítica a la doble moral de la iglesia católica.

Pese a que el show mostró menos de la mitad del setlist, el escueto repertorio permitió evidenciar cómo el contenido lírico se adecúa perfecto a los tiempos de despertar social y el cuestionamiento a las figuras de poder. En tan sólo unos breves minutos, canciones como “Nuestra Alegre Juventud”, “Chica Ye-Ye”, “Los 7 Enanitos” o “Delincuencia” sacan a relucir problemáticas como la precarización de la vida, el endeudamiento, la violencia machista y la negligencia en la salud pública. Un repertorio que suena tan actual y que, lamentablemente, algunos asistentes no supieron poner en contexto.

Marcando el principio de un fin anticipado, “Ni Descanso Ni Paz” se alzó como una declaración de principios, reivindicando sus más de treinta años de carrera. Fue durante este tramo del concierto cuando la cantidad de fanáticos que subían al escenario comenzó a aumentar de manera considerable, sin embargo, Evaristo pedía en buenos términos que no lo tomaran del cuello como última advertencia. Mientras interpretaban “Gol En El Campo”, la banda abandonó el escenario ante el constante hostigamiento y la ocupación del público, dejando inconcluso un repertorio que prometía más de cuarenta canciones.

Cabe recalcar que, a diferencia de lo que aseguran algunos medios, los problemas no se originaron por el uso del escenario como espacio de protesta, ya que la banda dio tribuna a quienes expresaron su descontento, como fueron los casos de denuncia frente a los altos índices de violencia del gobierno o el número de encarcelados como consecuencia del estallido social. Más bien, se trata del ego infantil de algunas personas y su afán por interrumpir el show sin entregar algún discurso coherente.

A raíz de estas dinámicas, que impiden la convivencia en un concierto, es necesario preguntarse cuál es la real consecuencia de quienes se jactan de pertenecer a una colectividad supuestamente horizontal y antiautoritaria. Muy por el contrario: son incapaces de poner en práctica el respeto y el autocontrol entre sus pares. Porque, más allá del final absurdo de un show tan anhelado, bajo el escenario también se evidenciaron prácticas repudiables de acoso sexual, que nada tienen que ver con el punk, sino que sólo muestran una contradicción evidente. El punk puede ser un espacio valioso, sin embargo, requiere mayor consciencia si pretende articular una verdadera contracultura. Lo demás queda para la postal.

Setlist

  1. Salve
  2. Memoria De Muerte
  3. Así Es La Vida
  4. Lucky Man For You
  5. Nuestra Alegre Juventud
  6. El Suicida
  7. Chica Ye-Ye
  8. Los 7 Enanitos
  9. Delincuencia
  10. Come Mierda
  11. Ni Descanso Ni Paz
  12. Maigenerasión
  13. Igual Para Todos
  14. Que Turututu, Ay Que Tururu
  15. Vuestra Maldición
  16. Balada Inculta
  17. Gol En El Campo

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 3 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: