Conéctate a nuestras redes
Moonspell Moonspell

En Vivo

Moonspell: El alma de dos tierras

Publicado

en

La destrucción es a menudo un motor de creación enorme. Así como se demuelen espacios para generar edificios más grandes, también es en las ruinas que muchos artistas encuentran otras formas y otras ideas que pueden llevar a declaraciones más grandes y más significativas. Cuando un huracán arrecia, es el viento el que golpea y es la inevitabilidad de la ocurrencia ese momento en que todo gira y hace sentir el apocalipsis. En Chile, sin ir más lejos, eso ocurre a menudo con los terremotos, un tema que Moonspell abordó en su disco conceptual “1755” (2017) desde el movimiento telúrico que azotó su natal Portugal en ese año.

Esa vibración es la que se sintió también a ratos en Club Blondie cuando la gente golpeaba el piso con sus pies en el retorno de la banda portuguesa a nuestro país, en una extraña fecha para un concierto como es el 1 de mayo. Mientras todo alrededor estaba cerrado y sin vida, en el ingreso a Blondie había gente desde horas antes esperando la apertura de puertas para ver a Moonspell. Si a algo recordaba este panorama, era a esa mañana del 27 de febrero de 2010, post terremoto 8.8, con pocas vitrinas abiertas, pero también con esa sensación de tener que levantarse y andar, cual Lázaro, para ir adelante.

Moonspell llegó con puntualidad extrema al escenario de Blondie, a las 20:30 hrs. Algo que golpea de inmediato al escuchar a la banda es cuán inteligente es su mezcla de estilos. Aunque el gutural de Fernando Ribeiro y la batería de Miguel Gaspar hagan creer que se está ante un metal estricto, lo cierto es que la guitarra de Ricardo Amorim hace que se comprenda un ente mucho más melódico que gótico, y así el sonido es más abierto, dejando grietas a través de las que se cuelan otras luces que generan nuevas visiones.

Llamativo es cómo el portugués, como idioma, logra sonar tan solemne en canciones de metal, como se ve en el inicio con “Em Nome Do Medo” o en “1755” y “Desastre” del disco nuevo. La vocalización de Ribeiro es precisa y se nota también ese derrumbe al que el catastrófico sentido de su último álbum refiere. También ayuda a eso un claro pero abrumador sonido, bien logrado por el equipo técnico de la banda, que además se preocupó de detalles que no alcanzan a ser invisibles, como la gama cromática de la iluminación. Aunque muchas veces el azul y el rojo intenso dominan la iluminación en un concierto en estos tiempos, el verde y un rojo más suave se juntaban rememorando a la bandera de Portugal, algo que no importaría tanto en un show común, pero que es un detalle a considerar cuando aparecen temas como “Ruínas” o “Evento”, que apelan justamente al espíritu de este país.

La banda agradece en todo momento a la gente la activa participación, y es que el público opera como una fuente de energía grande, en especial cuando la Blondie está repleta y el aire comienza a apretarse. Variaciones en el setlist de la gira sudamericana se vieron con la inclusión de la aplaudida “Wolfshade” o luego en el encore con la irrupción de “Scorpion Flower”, pero nada hacía cambiar esa aura de relevancia que Moonspell encontró con un disco que rememora la historia como “1755”. Cuando Ribeiro levanta una cruz con un láser rojo que llega a los rincones del recinto en “Todos Os Santos” no sólo levanta un símbolo religioso, sino también un tótem para tantas sensibilidades en el país europeo.

Un territorio muy religioso, tal como es el chileno, azotado por un terremoto, que deja daños en ciudades y relieve, y es quizás esa la conexión que –tal vez imperceptiblemente– hubo esta vez entre el público nacional y la banda. Más fuerte aún es el bramido de la gente con los clásicos, como “Alma Mater” o “Full Moon Madness”, que cerró el show, pero lo que está claro es que, cuando se trata de los desastres, Chile tiene un traje hecho a la medida con esas subjetividades y es esta sensación la que un potente show de poco menos de dos horas como fue el de Moonspell es capaz de evocar, como un sastre arropando a un pueblo completo.

Setlist

  1. Em Nome Do Medo
  2. 1755
  3. In Tremor Dei
  4. Desastre
  5. Night Eternal
  6. Opium
  7. Awake!
  8. Ruínas
  9. Breathe (Until We Are No More)
  10. Extinct
  11. Evento
  12. Todos Os Santos
  13. Wolfshade (A Werewolf Masquerade)
  14. Vampiria
  15. Alma Mater
  16. Everything Invaded
  17. Scorpion Flower
  18. Full Moon Madness

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 3 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 3 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 4 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 4 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas