Contáctanos

En Vivo

Moonchild: En el templo del ruido y la vanguardia

Publicado

en

Después de la soñada visita de Masada el año pasado, los fanáticos de John Zorn y la música de vanguardia no tuvieron que esperar mucho para volver a ser testigos de la genialidad del hombre de los pantalones camuflados. El nicho es fiel y numeroso, y pareciera que Chile es el nuevo paraíso de la música experimental, dando espacio a experiencias cada vez más inmersivas, elevando a categoría de rockstars a personajes que, en sus respectivos países, no pasan de tocar frente a una centena de asistentes. A este paso, no es descabellado pensar que algún día podamos tener una “sesión cobra” con los grandes nombres de la escena vanguardista norteamericana. Soñar es gratis, pero vamos a lo que nos ocupa.

MOONCHILD CHILE 2013 01

Moonchild, uno de los tantos proyectos dirigidos por John Zorn, aterrizaba en nuestro país para mostrarnos la faceta más extrema del músico. Oscuridad, alaridos y mucho ruido son los elementos que no se dan tregua en Moonchild,  bajo la interpretación de los cuatro invitados de lujo encargados de dar vida a las composiciones del norteamericano. Mike Patton (voz), Trevor Dunn (bajo) y Joey Baron (batería), sumando a la mezcla el órgano de John Medeski, conforman el cuarteto de templarios que puso su estampa en el último disco de Moonchild, “Templars: In Sacred Blood” (2012), el cual sería interpretado íntegramente por el cuarteto.

MOONCHILD CHILE 2013 02

La gran respuesta del público obligó a trasladar el evento al siempre solvente Teatro Caupólican, y por primera vez parecía (sólo parecía) que la mayoría de los presentes no sabía a lo que iba. Mike Patton era el gran gancho de la noche, luego el nombre de John Zorn, a quien muchos esperaron a que apareciera en escena con su saxofón para acompañar al grupo. Qué decir de la presencia que Dunn, Baron y Medeski, ovacionados por la audiencia a la vez que desconocidos para un buen número. Si bien, rostros conocidos acudieron sagradamente a la cita, la gran mayoría admiro boquiabierto la escaramuza de los cuatro templarios, que salieron a escena media hora más tarde de lo pactado, para realizar un show de poco más de una hora.

MOONCHILD CHILE 2013 03

Presentada por Zorn, la banda fue recibida con un gran aplauso, llamando la atención la entrada de Patton, quien ingresó al escenario cargando una mochila, la cual dejo junto a la batería de Baron. Curiosidades aparte, Patton se mostró sólido y más desgarrador que nunca. John Zorn sabe aprovechar al máximo las capacidades de su pupilo y, hasta la fecha, no habíamos visto a un Mike Patton tan “Mike Patton” como el que vimos anoche. No nos engañemos, gran parte del encanto del vocalista reside en el lado más extremo de su amplio registro. Podemos encantarnos con Mondo Cane y corear lo que sea con Faith No More, pero todos caemos redondos ante los alaridos desquiciados y actitud desvergonzada que hicieron de Mike Patton uno de los frontman más icónicos de los años noventa. Ahora, encausado por su mentor, Mike Patton estuvo totalmente desatado, actitud que fue celebrada con gritos y aplausos por parte del respetable durante la interpretación de “Templi Secretum”, donde podemos escucharlo alcanzar unos agudos dignos del mejor vocalista de heavy metal.

MOONCHILD CHILE 2013 04

“Evocation Of Baphomet” nos adentraba de lleno en la temática oscura de “Templars: In Sacred Blood”, poniendo como protagonista la voz de Patton, casi gutural, al punto de dejar caer unas cuantas gotas de saliva desde su boca. Del sonido, sólido, pero bastante saturado en algunos pasajes, llagando a niveles ensordecedores cuando los cuatro músicos se dejaban llevar por la locura, como lo hicieron en “Murder Of The Magicians”, corte donde la sinergia de ruido se tomó las teclas de Medezki y las cuerdas de Trevor Dunn, cuyo bajo perfil hace imposible encubrir su virtuosismo, transformándose en la columna vertebral de Moonchild, preciso en cada nota, incluso cuando el ex Mr. Bungle debe entregarse al desorden. “Prophetic Souls” fue otra muestra de sus habilidades, en una versión recargada con respecto a la original en estudio, gracias los aportes individuales de los músicos.

MOONCHILD CHILE 2013 05

Baron y Dunn se robaron el show en el inició de la intensa “Libera Me”, entrando al pasaje más crudo y estruendoso de la velada, que fue finiquitado con “A Second Sanctuary” y el caos controlado y ceremonioso de “Recordatio”. Pasando por pasajes absolutamente punk, metaleros y del noise, pudimos apreciar avant-garde en estado puro de la mano de los grandes representantes del estilo a nivel mundial, un verdadero privilegio del que todavía nos faltaba ver más. Regresábamos al templo oscuro y blasfemo para vivir la última escalada de “Templars: In Sacred Blood” con “Secret Ceremony”, inquietante cierre al set regular con Mike Patton suspirando al micrófono la frase “santos, santísimos”.

MOONCHILD CHILE 2013 06

Previa salida falsa, el regreso triunfal del cuarteto estuvo complementado por la participación de Zorn como director del grupo, dando forma a una improvisación brutal con los cuatro elementos sonando bajo las órdenes del norteamericano, quien no tuvo piedad con sus músicos ni con los oídos de los presentes en un combate de sonidos. La cortina se bajaba definitivamente, pero el público quería más. En un acontecimiento pocas veces visto, los presentes se mantuvieron firmes frente al escenario, esperando por unos diez minutos el retorno de Moonchild, que finalmente dio su brazo a torcer y dio en el gusto a sus fieles, entregando otra improvisación que se transformó en el tiro de la gracia de la notable jornada.

MOONCHILD CHILE 2013 07

Un verdadero privilegio para los amantes de la vanguardia y el avant-garde. Más allá de los fanatismos por un personaje en particular, lo de ayer fue una experiencia musical completa e inmersiva, en la que sólo había que dejarse llevar. Así  lo entendieron los músicos en escena, totalmente enfocados en su interpretación, y el público presente, que calló cuando había que guardar silencio y se dejó escuchar cuando la energía desbordaba. Los templarios abandonaron la capital para presentarse en las costas de nuestro país, y esperemos que no tenga que pasar mucho tiempo para volver al templo del ruido y la vanguardia.

Setlist

  1. Templi Secretum
  2. Evocation of Baphomet
  3. Murder of the Magicians
  4. Prophetic Souls
  5. Libera Me
  6. A Second Sanctuary
  7. Recordatio
  8. Secret Ceremony
  9. Improvisación
  10. Improvisación 2

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

  1. diego muñoz

    13-Jun-2013 en 1:19 pm

    gracias humonegro por tan espectacular noche que me regalaron

  2. Javi

    13-Jun-2013 en 2:09 pm

    Maravilloso concierto. Muchos de los sabores de los últmos cien años de musica fueron parte de composiciones magistralmente interpretadas. Me parecieron mas cerca de la vanguardia holística de los sesenta tipo Magma que del crossover jazz metal de Naked City. En otros momentos breves pasajes de melodias modales propios de un Coltrane lisergico y electrificado. Para mi lo más impresionante fue Baron…¿habrá tocado algua vez dos compases de métrica regular el hombre?. En resumen, un concierto mortalmente entretenido y emocionante. Bien por Humo Negro informando y promocionando música que no siempre tiene la difusión necesaria para llegar a todos.

  3. Octavio

    13-Jun-2013 en 11:38 pm

    En Conce este show se llenaba.
    Desacierto de los wéas petulantes de Tran-sex-sistor

  4. Paola Diaz Medina

    14-Jun-2013 en 9:49 am

    totalmente de acuerdo con Octavio, en conce hay muchos seguidores, y en un principio se especulo sobre un show en conce y nos dejaron con la ilusión de Mike Patton en conce un hecho deseable y surrealista =)

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: