Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Mondo Cane: Un Mondo Magico

Publicado

en

Dada la cantidad de presentaciones y adelantos que ejercieron durante meses antes de lo de anoche en el recinto de San Diego, el concierto de Mondo Cane sólo prometía ser un ofrecimiento artístico de correcto nivel musical, pero ya visto y probado. Y sí, no hubo muchas sorpresas, sin embargo vivirlo en carne y hueso, es completamente indescriptible. Muchos dirán “por supuesto que lo es, todos los conciertos son así”. No, no todos, lo de anoche fue distinto, mágico, si nos permitimos ser cursis.

En un teatro Caupolicán repleto y luego de unos 20 minutos de retraso debido a una larga prueba de sonido durante la tarde, entran a escena los músicos –entre ellos una docena de cuerdas de la Orquesta Sinfónica de Chile- comandados por il generale Patton. La ovación no se hizo esperar.

Como ha sido común en prácticamente todos los conciertos, “Il cielo in una stanza” fue el pie de entrada. La siguieron rápidamente y sin respiro “Che Notte!”, que popularizara hace exactamente 50 años Fred Buscaglione con su personaje de Fred Bombardone en la película “Noi Duri”; “Ore d’amore”, versión calcada a la de Fred Bongusto del ’67 y la popular –a juzgar por la reacción del público asistente- “20 km al giorno”.

Con el viento a favor y la asistencia ya en el bolsillo, Patton y sus italianos bajaron las revoluciones con la bellísima “Quello che conta”, también popularizado en una película italiana de mitad del siglo pasado, “La Cuccagna”.

Cambio radical con “Urlo Negro” y sus particulares voces y percusiones frenéticas, para nuevamente volver a la parte calma de esta montaña rusa de Mondo Cane, con un clásico bastante conocido en nuestro país: “Legata ad un Granello di Sabbia”, tema que acá se conoce más por la voz de Nico Fidenco que por la de Patton, pero que no sería de extrañar que esa tendencia se revirtiera.

Con ovaciones, como toda la noche, continuó con “Deep Down”, y me detengo aquí para comentar de la impresionante gama vocal de Mike Patton, tal como lo demuestra en este tema, partiendo con un tono imposiblemente bajísimo, para llegar a unos agudos a boca abierta que cualquiera creería que no es el mismo tipo quien produce ambos sonidos. ¡Seco!

Luego vinieron la juguetona “Legata ad un Granello di Sabbia” (que recuerda fugazmente esa rareza llamada “Adult Themes for Voice”); la hermosa “Scalinatella” que estuvo opacada por un par de “espontáneos” algo gritones, detalle que denotó la molestia de Patton; “L’uomo che non sapeva amare”; “Ma l’Amore no”; “Canzone”; “Ti offro da bere” y “Dio come ti amo”, todas con esa familiaridad de la infancia (al menos los que ya pasamos los 30) y perfectamente ejecutadas.

Ya nos acercábamos al final y fue el turno de “Storia d’Amore” con un Patton preguntándose “por qué” al ritmo de las palmas de los entusiastas asistentes; la romanticona “Lontano, lontano”; la fantomasiana “O Venezia”; la festivalera “Yeeeeeeh!” y la simplemente grandiosa “Senza fine”.

Patton se retira, pero no sus músicos, lo que significaba obviamente que vendría un merecido encore. Así sucede, sin embargo antes tuvo la cortesía de presentar a cada componente de su orquesta. Los más destacados y reconocidos por el público fueron Vincenzo Vasi, entre otras cosas encargado de el Theremin, instrumento que entrega el tono destacado que tiene la puesta en escena de Mondo Cane; los ya mencionados encargados de las cuerdas de la Orquesta Sinfónica de Chile; Scott Amendola en la batería y Trevor Dunn en bajo (el más vitoreado), quienes ya nos habían visitado con The Nels Cline Singers.

Dicho encore incluyó “Una Sigaretta” y “Sole Malato”. Así concluyó un espectáculo perfecto, con un Patton brillando de una forma desconocida para nosotros, al menos en vivo y en directo, con una orquesta reducida en cantidad pero monumental en su calidad y en los arreglos, seguramente en un principio echamos de menos a uno que otro integrante original del proyecto, pero sólo hicieron falta unos minutos para olvidarnos de la ausencia y dejarnos llevar por la omnipresencia de este Mondo Cane, que nos trasladó durante hora y media a un Mondo Magico.

Publicidad
19 Comentarios

19 Comments

  1. oh!

    21-Sep-2011 en 12:27 pm

    tremendo lo de anoche…grande patton y todos los mùsicos en verdad…hoy a repetirse el plato.

  2. katherina caceres uribe

    21-Sep-2011 en 12:43 pm

    exquisito, delicado agradableeeee

  3. Diego

    21-Sep-2011 en 12:46 pm

    “Scalinatella” que estuvo opacada por un par de “espontáneos” algo gritones, detalle que denotó la molestia de Patton”. Oh, por favor que aquello no suceda hoy.

  4. Carolina Rayo

    21-Sep-2011 en 12:53 pm

    La mejor voz del mundo. En serio. Hoy vamos por el 2do!

  5. Bungle1975

    21-Sep-2011 en 12:55 pm

    Simplemente me siento afortunado de haber estado ahí… un deleite, un placer, un verdadero coctel refrescante…
    Hoy a repetirme el placer…
    ¿quien dijo que los placeres no son adictivos?

    • Riated

      21-Sep-2011 en 1:23 pm

      nadie dijo eso jamas

  6. Nomasfe

    21-Sep-2011 en 1:54 pm

    Aguante los músicos chilenos que estuvieron impecables y aguante a morir pa Vincenzo Vasi y obvio q pal maestro Patton

  7. R

    21-Sep-2011 en 2:57 pm

    Notable, sin palabras…ademàs algunos nos dimos el gustito de ver 3
    MR. bungle juntos…Ahora a esperan que dicho grupo se reúna y vuelvan…

  8. yan

    21-Sep-2011 en 3:39 pm

    Lejos lo mas hermoso que he visto y escuchado Patton es un maestro es increíble el respete que tiene con su publico todo fue demasiado perfecto…cada vez que viene mas lo admiro…hoy me repito el plato sin duda..Felizz

    • marcelita

      22-Sep-2011 en 4:55 pm

      Si tienes toda la razon es demasiado incrible lo que nos toco ver…..GRANDE PATTON CHILE TE AMA….

  9. siniunoman2011

    21-Sep-2011 en 4:40 pm

    quiero ir pero no tengo lucaaaaaaaaaaaaaaaaaas

  10. conchetumare

    21-Sep-2011 en 5:18 pm

    me quiero morir no tengo ni un peso y estoy en la pega u.u

    tevor dunn wm aaaaaaaaaaaaaaaaaargg regalenme una entrada plis!!! 68610679

  11. Jorge Jiménez T.

    21-Sep-2011 en 6:22 pm

    Iria denuevo, pero no tengo entrada :/
    Ademas nicagando me cambian el turno 2 veces por semana en la pega

  12. kato

    22-Sep-2011 en 9:28 am

    fui al del 21. una vez más impresionante.

  13. Sofía

    22-Sep-2011 en 3:52 pm

    Qué concierto más rico!! Lo disfruté a mil, con una chelita al lado, qué mejor. Falta un poquito de cultura eso sí, fueron bien desagradables esos gritos “espontáneos” que nombraron.

    • kato

      22-Sep-2011 en 6:39 pm

      falta educación gratis para que no interrumpan estúpidos los recitales con gritos imbéciles!!!
      jajaja.

      Educación gratis, parte en la casa y se demuestra con modales.

      • cata

        25-Sep-2011 en 10:46 pm

        exacto! penca las interrupciones en scalinatella, esa cancion es para publico completamente silenciado!

  14. an3

    23-Sep-2011 en 12:38 pm

    extraordinario, patton es el artista de la nueva era, como sinatra para la década pasada, a un nivel superlativo
    ahora esperemos que llegue a Mr. Bungle

  15. Fido

    23-Sep-2011 en 8:02 pm

    El show del día de ayer realmente de otra galaxia… y no es cosa que me guste la onda de Patton y sus multiples proyectos. Sin ser arbitrario, lo mostrado copn Mondo Cane reafirma, que la voz del multifascético Patton raya lo subnormal. Grande Mondo Cane!!!

Responder

En Vivo

Howard Jones & Saiko: Masterizando legados

Publicado

en

Howard Jones

El riesgo para un proyecto musical con trayectoria está en perder calidad, potencia o la capacidad de mantener a flote las ansias creativas, enfrentando los éxitos pretéritos sin ponerlos como tabla de salvación, sino como un recuerdo bello y conmemorable. Por ello es refrescante ver bandas o artistas con décadas de trayectoria que siguen sacando buen material nuevo, evitando mirar tan atrás como para llegar a chocar, y así no sólo dejar a su público feliz, sino también a nuevos entusiastas. Esto es lo que unía en la noche de celebración del Aniversario 26 de Club Blondie a Saiko y Howard Jones, con backgrounds muy distintos: mientras la banda nacional ha tocado muchísimo en ese recinto y ha hecho del espacio subterráneo parte importante de su historia, el músico británico debutaba en Chile en ese, probablemente el lugar donde más ha sonado su música y que parecía perfecto para abordar tal debut.

Saiko salió primero a escena, pasadas las 21:15 hrs., con dos novedades: la más evidente era el debut en la batería de Mauricio Clavería, histórico baterista de La Ley y también de Diacero, donde comparte créditos con el bajista Luciano Rojas, nexo que ayudó a su integración a Saiko, marcando el primer momento con una intro tipo remix de “La Fábula”, donde Clavería mostró de inmediato esa potencia y urgencia, llena de recursos estéticos, que calzan con el perfil de Saiko. La segunda novedad fue la integración como guitarrista del productor y arreglista Martín D’Alesio, quien, tal vez no tan evidente, también es otro salto de calidad para una banda que en Rojas y Denisse Malebrán ya tiene un tótem absoluto. Y, además, están las canciones.

El inicio era arrollador con “Las Horas”, cuya letra tan poética como clara calza perfecto en una semana de recogimiento, como ocurre cada 11 de septiembre. La propia Denisse decía al final “nadie está olvidado”, quizás ante la gente que no agarra esa referencia como algo absolutamente coherente a la canción y su triste historia contada. Amados y amantes que también se encuentran en “Amor Que No Es” o en “Happy Hour”, tracks clásicos de los primeros discos del conjunto, que la gente coreó y disfrutó, con un sonido que no parece querer envejecer, pese a que van casi veinte años desde la salida de esos singles. He ahí la importancia de “remasterizar” la propia pega, no hacerla siempre igual, porque el diablo está en los detalles y el infierno puede estar al alcance de la mano cuando el piloto automático se enciende.

Una vibrante versión de “Estrechez De Corazón” y “Azar” terminaban con un tren de canciones más antiguas para dar espacio a otras que no por no ser longevas tienen menos arrastre. “Es Tan Lógico”, “Fluvial”, “Arder El Cielo” y “Viaje Estelar” hablan de una época de apariencia más calma en lo musical, pero de intensidad en lo emocional; de un pop potente, de excelencia, como siempre lo intentan generar, y en el escenario esto gana en credibilidad, aunque da la impresión de que con los nuevos integrantes y este énfasis, Saiko perfectamente puede elevar su sonido a los umbrales de un arena rock, porque la capacidad está, y con Clavería y Rojas como la base rítmica, y Malebrán con D’Alesio en lo melódico, perfectamente eso es posible.

Cuando Miro En Tus Ojos” iniciaba el trecho final, con puros golazos, que continuarían con “Limito Con El Sol”, luego con la upbeat “Debilidad”, y finalizando con un bis en “Lo Que Mereces”, en una hora de calidad y de conexión con su propia historia, esa que Saiko se ha encargado de tener bien a salvo, evitando la nostalgia excesiva. Esto mismo es lo que ha hecho Howard Jones, quien desde ser un maestro de los sintetizadores en los 80, ha comprendido cómo la música muta. A las 22:48 se subió al escenario de la Blondie, que estaba casi llena, para demostrarlo.

Tímidamente en el piano, Jones hizo una versión calma de “Hide And Seek” para luego sumar a Robbie Bronnimann, productor electrónico con el que Howard logró configurar el sonido que le quitaba el sueño y que se convirtió en el muy buen disco “Transform” (2018), una evolución lógica, pero llena de arrojo del pionero del synth-pop. Algo notorio en la canción que le da nombre al álbum o en “Take Us Higher”, pero también en el track del recuerdo, como la excelente “Equality” que, con un Howard colgándose la keytar, ganaba en potencia no sólo por la canción o los sintetizadores, sino en la re-producción esbozada por Bronnimann, que transformaba una canción de 1984 en el discazo “Human’s Lib” en algo que 35 años después puede sonar como si hubiera salido ayer.

Luego de otro momento en el piano de Howard con “No One Is To Blame”, seguía el frenesí electro-pop con “Beating Mr. Neg” o la excelente versión de “Everlasting Love”, que incluso se permitía entrecruzar con la línea melódica de “Twist And Shout” de The Beatles como si fueran canciones hermanas. Esa es la maestría de Howard Jones, quien, pese a no alcanzar una potencia vocal gigante, igualmente puede llegar a notas precisas, algo que no perdía de vista su micrófono a lo Chayanne, lo que también hizo que su gestualidad fuera muy particular, con atisbos de lo que había hecho hace un par de años David Byrne, por ejemplo.

El momento más bailable (y que también recordó un tanto al “Blue Monday” de New Order) fue “The Human Touch”, una vibrante construcción sonora que también tenía en las pantallas atisbos de Pet Shop Boys o de The Chemical Brothers, pero acercado de una forma única por la capacidad gestual de Howard Jones, quien a sus 64 años es capaz de entregar intensidad corporal cuando las canciones lo requieren. Esa canción donde se critica la posibilidad de reemplazar el “toque humano” por reacciones y acciones automatizadas, casi de máquinas, era a la vez algo completamente vital. En la máquina se ve el catalizador de un orgullo de ser humanos, de vivir los momentos con plena consciencia y querer hacerlos parte de un todo. Es eso que pone a la gente a bailar, pero además a darse cuenta del momento que se vive. Por ello, calzaba perfecto que luego Howard se sentara en el piano nuevamente para (cambiándole la letra un poco) hacer una versión 2.0 de “Life In One Day”, comprendiendo cómo ahora los días son más rápidos, urgentes, precisos, erróneos e inabarcables, como también lo expresa “Tin Man Song”.

El tramo final, que partía con “The One To Love You”, era de mayor repercusión con clásicos como “What Is Love?”, canción implacable y atemporal, para luego dar con el karaoke colectivo de “New Song”, justo para un pequeño bis que culminaría todo en “Things Can Only Get Better”. Y sí, es cierto, todo podrá estar mejor, en especial cuando vemos en figuras como Howard Jones las respuestas o, al menos, los ejemplos a seguir. En vez de caer en la espiral de la nostalgia vacía, una pequeña reinvención de lo propio es buena y no sólo hace lucir mejor todo, sino que también entrega más armas para la creatividad y, así, extender los legados mucho más allá, como se pudo ver en una noche brillante de artistas que siguen avanzando, hacia adelante, en una Blondie donde sonidos así no perecen, sino que se iluminan entre bolas disco y pasos de baile eternos.

Setlist Saiko

  1. Intro La Fábula
  2. Las Horas
  3. Amor Que No Es
  4. Happy Hour
  5. Estrechez De Corazón (original de Los Prisioneros)
  6. Azar
  7. Es Tan Lógico
  8. Fluvial
  9. Arder El Cielo
  10. Viaje Estelar
  11. Cuando Miro En Tus Ojos
  12. Limito Con El Sol
  13. Debilidad
  14. Lo Que Mereces

Setlist Howard Jones

  1. Hide And Seek
  2. Transform
  3. Take Us Higher
  4. Equality
  5. No One Is To Blame
  6. Beating Mr. Neg
  7. Everlasting Love
  8. Hero In Your Eyes
  9. The Human Touch
  10. Life In One Day 2.0
  11. Like To Get To Know You Well
  12. Tin Man Song
  13. The One To Love You
  14. What Is Love?
  15. New Song
  16. Things Can Only Get Better

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 2 días

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 2 días

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 1 semana

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 1 semana

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: