Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Mogwai: Hermosa sordera

Publicado

en

En una noche más que fría en Santiago y a casi diez años exactos después de su primera visita a Chile, Mogwai al fin se reencontró con su fiel público chileno. Ya en las afueras del teatro La Cúpula del Parque O’Higgins, se adelantaba que no sería un show común y corriente, y eso quedaba más que claro, con la entrega a cada asistente de un par de tapones de espuma para los oídos, una suerte de adelantar la (muy) probable fatiga auditiva con la que terminaríamos.

Y aunque los tickets, y la información previa, aseguraba que Mogwai aparecería a las 21 hrs., la verdad es que nunca fue la intención ni de la banda, ni de la producción, salir antes de las 10 de la noche, y pese al descontento generalizado del público, poco a poco irían olvidando ese pequeño gran detalle, al momento en que los cinco músicos, liderados por Stuart Braithwaite, aparecieron sobre el escenario para comenzar de lleno a ensordecer a la audiencia con “White Noise”, canción que abre su más reciente disco “Hardcore Will Never Die, But You Will” (2011). Un inicio que fue de menos a más en intensidad, dejando a todos atónitos con la iluminación del lugar, recatada en diversidad, pero impresionante en efectividad.

Desde el comienzo se pudo apreciar un sonido mayormente claro, que en momentos de poca intensidad instrumental, versus esa grandilocuencia sonora, hubo espacio para cada uno de los instrumentos dentro de la atmósfera creada por la banda. Así pasó con canciones como “I’m Jim Morrison I’m Dead”, donde el comienzo con la serenidad del piano, contrasta de lleno con la masa de guitarras que llegan al punto de enmascarar cualquier otro sonido que esté fuera de esa conversación melódica.

Sin duda, “Rano Pano” fue uno de los mejores momentos de la noche.  Esa delicia que cuenta con dos líneas; una rítmica y una melódica que todo el camino transita en armonía entre las guitarras de Barry Burns, Stuart Braithwaite y John Cummings, llegando a un sonido que en realidad asombra, y mientras avanza va sumando diversos sonidos sintetizados, cuando al mismo tiempo el público es atacado con luces estroboscópicas en todas direcciones.

Barry Burns, el hombre orquesta de Mogwai, y quien llegó como músico de apoyo en un comienzo, es quien se roba la película a lo largo del show. Utilizando su voz con un magnético vocoder en “Killing All Flies” y “2 Rights Make 1 Wrong”, donde también aprovechó de dar con estruendosos teclados que terminaron generando resonancia en todos los oídos. En “Ratts of the Capital” dejó su cómodo asiento para duplicar el bajo y crear una base de graves absolutamente poderosa.

Mogwai incluyó en su setlist algunas canciones donde podríamos decir que se convirtieron en el respiro sonoro de la entrega. “Stanley Kubrick”, con la tranquilidad y claridad del bajo,  fue un verdadero puente para lo que vendría a continuación con “How To Be A Werewolf”, que en su versión en vivo entrega un set de secuencias muchísimo más poderosas y atmosféricas que la versión de estudio. Y en la mitad del show Stuart Braithwaite  no dudó en tirarse al suelo en pos de concretizar los sonidos de un secuenciador, que junto al piano, entregan otro puente sanador con “I Know You Are But What Am I?”.

Barry Burns, vuelve a la guitarra y la voz en  “Travel Is Dangerous”, donde a ratos recuerda los momentos más lo fi del hardcore de fines de los 90’s. Una voz con poca claridad, que lejos de querer dar un mensaje, pasa a ser un instrumento más de la banda.

Definitivamente otro de los mejores –y más ensordecedores- momentos de la noche, sucedió con “Mexican Grand Prix”, esa mezcla kraftwerkiana donde Burns pareciera emular al mismo Bobby Gillespie de Primal Scream. Ensordecedora y extremadamente rítmica, que hasta los hipnotizados espectadores se dieron el tiempo de hacer pequeños headbangings, seguidos por un impresionante y sincrónico juego de luces en medio del estruendo de las guitarras, para dar paso nuevamente a las más plásticas secuencias.

Luego de tener a Braithwaite recordando la primera visita de la banda, en mayo de 2002, cerraron la primera parte con “Mogwai Fear Satan” y esa suma irreproducible de riffs de guitarras, con esa exquisita batería que va exageradamente a destiempo, queriendo hacer una canción propia, al borde del drum ‘n bass. También fue en este momento, donde posiblemente todos terminaron con tinitus, donde todos sus componentes llevan su intensidad casi al infinito, y de un segundo a otro hacer explotar al teatro entero. Una bomba sonora, que era EL momento para usar los famosos tapones. Poco a poco los músicos dejan el escenario momentáneamente.

Para el encore, volverían  con la hipnótica y extensa “New Paths To Helicon Pt. 1”, y con “Hunted By A Freak”,  donde nuevamente tuvimos a Burns en el vocoder, y a un inspirado Braithwaite en la guitarra. Y el final sería absoluto con la delirante “Batcat”, donde lograron la mayor estridencia con las guitarras de todo el show, y con una batería sacada de los mejores años de Metallica. Juego de luces delirantes y una vez más sincrónicas, gente por doquier perdiendo sensibilidad sonora, y cinco músicos con la misión cumplida. Eso era todo.

Sin duda, Mogwai no es una banda fácil de escuchar, y claramente ese nunca ha sido su norte. A ratos, puede que la instrumentalización haga mantenerse en un estado letárgico, en el que incluso más de alguna canción puede tener peligrosas similitudes, pero ese es el precio que hay que pagar por una banda así. Arriba del escenario suena con una potencia increíble, una claridad que se agradece, y entregan un show que sin tanta pirotecnia, logra enceguecer a cualquiera, a punta de luces que en ningún momento buscan destacar a alguno de sus músicos, si no que envuelven en un completo magnetismo a las masas de personas que tienen en frente. Y demuestran a cada paso, que estos diez años sin visitar nuestro país, han valido la pena.

La solidez musical y la comunicación entre ellos, es envidiable. Y a pesar de algunos detalles técnicos, como un amplificador que hubo que cambiar, o algunos segundos donde un bajo no sonó, valió la pena la espera y el maltrato a nuestros oídos. Quizás cuántos realmente usaron los tapones, sólo queda decir que en esta ocasión, estuvieron demás. Hubiese sido un crimen privarse de ciertas frecuencias a causa de quedarse un poco menos sordo. Seguramente todos quedaron con fatiga auditiva, pero de esas que cada segundo valió la pena.

Setlist:

  1. White Noise
  2. I’m Jim Morrison, I’m Dead
  3. Rano Pano
  4. Killing All The Flies
  5. Stanley Kubrick
  6. How To Be  A Werewolf
  7. Travel Is Dangerous
  8. I Know You Are But What Am I?
  9. Mexican Grand Prix
  10. Ratts Of The Capital
  11. 2 Rights Make 1 Wrong
  12. Mogwai Fear Satan
    ——————————————–
  13. New Paths To Helicon, Pt1
  14. Hunted By A Freak
  15. Batcat

Por Pamela Cortés

Fotos por Sebastián Rojas

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

  1. Constonta

    18-May-2012 en 2:27 pm

    Sigo con el pitito en la oreja, pero valió la pena. Y si no fuera por ese “par de fallas” los habría demandado por doblaje.

  2. A

    18-May-2012 en 2:39 pm

    La raja no más! Suenan hasta mejor que en los discos. Al lado de la reja, no encontré justificado el uso de tapones.

  3. Oscar

    18-May-2012 en 2:50 pm

    Continúo sintiendo ese delicioso zumbido en mis oídos, que me hace recordar a cada instante lo delirante del que fue el espectáculo de Mogwai.

  4. Rodrigo Azócar Varela

    18-May-2012 en 2:59 pm

    Mogwai Fear Satan aun sangran los oídos. Una experiencia realmente alucinante!!!

  5. Valeria

    20-May-2012 en 3:36 pm

    Pamela, bkn tu nota. Tengo la misma percepción.

Responder

En Vivo

Killswitch Engage: Oasis de furia

Publicado

en

Killswitch Engage

La vida da segundas oportunidades, y probablemente Jesse Leach dé cuenta de eso bajo su labor como frontman de Killswitch Engage. El músico, luego de estar una década fuera de la banda, regresó a ella y comenzó así una de las etapas más sólidas del conjunto, lo que se ve reflejado en un álbum como “Atonement” (2019) y una gira de promoción que, en sus propias palabras, es la que más atención le ha dado a un álbum tras su lanzamiento. Dicho eso, la suerte estaba echada para un nuevo encuentro de la banda junto a su fanaticada local, y los cientos de fanáticos que repletaron Club Blondie estaban listos para vivir una noche inolvidable, reflejo puro de un grupo de amigos tocando como nunca y viviendo uno de sus mejores momentos musicalmente hablando en el escenario.

Por supuesto, la fiesta comenzó antes con la presencia de los nacionales Robot The Mimbre y un consistente setlist repasando distintos puntos de su carrera, el cual fue recibido con mucho entusiasmo por el público presente que ya en casi su totalidad esperaba por la banda principal. Con “La Gran Máquina” de su disco “Nuevo Orden” (2012) como la encargada del cierre, la banda se despidió entre vítores y una energía encendida de una pista que pedía más música, y tras 30 minutos de presentación de los nacionales, el reloj comenzaba a avanzar hasta las anheladas 20:00 hrs. Fue en ese momento cuando, al compás de “The Final Countdown” de Europe, comenzaron a ingresar los miembros de Killswitch Engage, desplegando de entrada su potente single “Unleashed” para iniciar un show que, tal como se esperaba, estaría enfocado en su mayoría en torno al último disco.

En su totalidad, la banda en escena fluye de una manera impresionante, comprendiendo también que los años sobre el escenario le hacen ejecutar sus composiciones de una manera fluida y natural, sin importar lo diferentes que puedan sonar las estructuras de un álbum y otro. La música de Killswitch Engage se puede describir perfectamente para una catarsis en situaciones donde pareciera que el alma y el cuerpo ya no dan más, por lo que el hecho de que Leach dedicara “The Crownless King” a quienes actualmente arriesgan su vida protestando en las calles de Chile, le hace merecedor de un intercambio catártico, reforzado por cantos del alma entre el público con composiciones como “My Last Serenade”, “This Fire” o la coreada “Rose Of Sharyn”, muestra también del lado más denso que los oriundos de Massachusets pueden entregar.

Otra pieza fundamental dentro del puzle de Killswitch Engage es el guitarrista Adam Dutkiewicz, quien, tan bromista como perfeccionista, se encarga de darle el pulso perfecto a canciones como “The Signal Fire”, “This Is Absolution” o “Strenght Of The Mind”, deleitando a un público que se quedó con ganas de más, pero que igualmente disfrutó un concierto que se desarrolló de manera directa, sin mayores intervenciones que los agradecimientos de la banda y un montón de elogios para el pueblo chileno.

Si una cosa es clara, es que los conciertos en nuestro país cambiaron posiblemente para siempre, y cada pequeño instante –tal como la banda invitó a la gente en un momento del show– servirá para olvidar aunque sea por un rato toda la mierda que pasa afuera, y si es musicalizado por un banda en uno de sus mejores momentos, la oferta resulta aún más tentadora.

Cuando se insiste majaderamente en imponer una falsa normalidad, los shows en vivo siguen jugando un papel fundamental en nuestra sociedad y, contrario a lo que muchos pensarán en cuanto a su naturaleza, los conciertos actualmente están lejos de ser un instrumento que mantenga distraída a la gente. Muy por el contrario: cada presentación en vivo se ha transformado en una inyección de energía para los asistentes, haciendo que el recinto se transforme en un pequeño oasis de furia dentro de todo el caos que existe en la calle. Las caras de felicidad lo decían todo a la salida, Killswitch Engage vino, arrasó con todo, y dejó una legión completa de fanáticos contentos y orgullosos por el gran momento que la agrupación está viviendo y por lo demostrado sobre el escenario.

Setlist

  1. Unleashed
  2. Hate By Design
  3. The Crownless King
  4. My Last Serenade
  5. This Fire
  6. Reckoning
  7. I Am Broken Too
  8. Rose Of Sharyn
  9. As Sure As The Sun Will Rise
  10. In Due Time
  11. The Signal Fire
  12. Always
  13. My Curse
  14. This Is Absolution
  15. The End Of Heartache
  16. Strength Of The Mind
  17. Holy Diver (original de Dio)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: