Conéctate a nuestras redes
Mike Patton Mondo Cane Mike Patton Mondo Cane

En Vivo

Mike Patton Mondo Cane: Volviendo a casa

Publicado

en

No vamos a hablar del fervor que Mike Patton genera en nuestro país, eso es materia más que discutida un sin fin de veces. Evidentemente, no cabía la menor duda que sería éxito seguro cuando se anunció un nuevo show de su proyecto Mondo Cane, y así lo demostró la venta de tickets que agotó de inmediato la primera fecha, abriendo dos nuevas instancias para que el público disfrutara este set donde Patton interpreta distintos clásicos de la canción italiana. Y así, luego de la correspondiente espera, finalmente llegó el día donde el frontman se reencontraría con su público, con una entusiasmada audiencia llegando desde temprano a Coliseo Santiago para ver al hombre detrás de Faith No More, Fantômas, Mr. Bungle, Tomahawk, Dead Cross, y tantos otros proyectos, quien se saldría de la agresividad y las guitarras pesadas por un momento para llevar su faceta de crooner a un ambiente íntimo, distendido y solemne, optando por darle énfasis a lo bello de la música en vez de la intensidad propia de un show que involucre a alguna de sus agrupaciones.

El músico Alain Johannes fue el encargado, cigarbox guitar en mano, de abrir el espectáculo de Patton, realizando un breve set acústico con algunas de sus composiciones más populares. Sin mucha intervención ni tampoco participación del público, Johannes se despidió luego de poco más de treinta minutos sobre el escenario, cumpliendo sus funciones para darle paso al hombre de la noche.

Eran las 22 horas con 10 minutos cuando Patton todavía no tomaba el escenario, las luces estaban bajas y la gente sólo esperaba el inicio, pero de pronto los focos se encendieron y un hombre subió al escenario para tomar el micrófono: eso sí, no era Mike Patton. Un integrante del staff anunciaba que, por problemas de salud originados por una intoxicación por alimentos, el show tendría que posponerse para el día domingo a las 18:00 horas, antes de lo que sería la segunda fecha de esta serie de presentaciones. El público, atónito, sólo obedeció y abandonó el lugar.

Veinte horas después, y la misma gente esperaba por Patton, quien a las 18:10 horas finalmente salió a escena para iniciar su presentación con “Il Cielo In Una Stanza”, echando por la borda toda la hostilidad que se sentía en la cancha durante la espera. El frontman, de impecable traje blanco, demostró de inmediato su gran capacidad vocal, alcanzando todos los tonos necesarios en cada una de las canciones, pasando de la locura con tintes jazzeros de “Che Notte!” a la romántica e intensa “Ore D’Amore”.

No había espacio para hacer movimientos en falso y cada paso de “Miguelito” fue demostrando por qué es uno de los mejores entretenedores en vivo, jugueteando con sus músicos y dando instrucciones para que todo saliera a la perfección, cuando, a pesar de eso, no se necesitaba mucha rigurosidad en un terreno que ya estaba ganado. Así, con canciones como “20 km. Al Giorno” “L’Urlo Negro” o “Deep Down”, la gente se iba entregando y coreando cada una, con el idioma italiano no resultando un impedimento para generar instancias de karaoke masivo en la cancha.

Para entender verdaderamente de qué se trata la genialidad de Patton, es muy importante reflexionar sobre un punto en concreto, y esa es la capacidad que el músico tiene para abarcar un gran rango vocal, el que le permite ir fluyendo sin problemas a través de diferentes estilos. En el caso de Mondo Cane, las composiciones gozan de una clave en tonalidad pop, pero que se va mezclando con la épica de ese sonido orquestado por una gran cantidad de músicos en escena. Si analizamos proyectos como Fantômas, donde la sección instrumental es la pieza principal, aquí encontramos una instancia donde Patton y su voz no funcionan como un instrumento más, sino que, al contrario, se va deslizando mediante diferentes pasajes generados por los coros, la sección de teclados o la orquesta, entendiendo a Mondo Cane como una entidad donde el músico demuestra su calidad como un todo: ya sea en su rango vocal, sentido del espectáculo, manejo con el público o simplemente su vasto conocimiento de la música según el contexto, ya que su tiempo escuchando radio mientras vivía en Italia le permitió adoptar los sonidos propios de ese país y adaptarlos sin problemas a su propio beneficio.

Si bien, el ritmo del show fue avanzando a medida que la banda entraba en confianza, los ripios del inicio quedaron de inmediato en el olvido. Es difícil dilucidar si Patton todavía no estaba bien de salud o simplemente el horario no le permitía entrar en onda, pero el tímido comienzo del espectáculo permitió que el show fuera evolucionando tras cada canción, haciendo de composiciones como “Ma L’Amore No” o “Lontano, Lontano”, un verdadero deleite para los que estaban presentes, con una puesta en escena que fue en ascenso a medida que se desarrollaba el repertorio. Así, Patton demostró la fuerza, intensidad y pasión que priman en esta faceta, lo que no hace más que demostrar su versatilidad, transformándolo en uno de esos artistas que es muy importante ver en vivo cada vez que se tenga la oportunidad, ya que nunca se sabe con qué podrá sorprender a sus seguidores. Luego de interpretar “Senza Fine” y “Dio, Come Ti Amo”, el show ya estaba llegando a su fin, pero ya que todos la pasaban tan bien, fue necesario expandir la presentación con dos regalos más: “Una Sigaretta” y “Sole Malato”, los últimos vestigios del ameno y elegante Mike, quien luego de presentar a la banda se despidió rápidamente de su gente.

Más allá de todos los inconvenientes que haya generado la postergación de la accidentada primera fecha, a la larga todo lo ocurrido termina convirtiéndose en esos sabrosos antecedentes que van enriqueciendo la historia de Mike Patton con nuestro país. Puede que el repertorio de Mondo Cane sea un show que no goza de una renovación o una vuelta de tuerca en términos de puesta en escena o en la selección de las canciones, pero de cierta forma eso no es algo tan necesario cuando tenemos un espectáculo que funciona, que llega hasta el alma y que mantiene atento al espectador durante todo el recorrido. A veces, no es necesario la experimentación para poder jugar a ganador, y quizás esa seguridad le permite a Patton desarrollarse a sus anchas en un terreno que le es tiene conocido.

La historia del artista con nuestro país ha tenido muchos capítulos, en una enorme variedad de contextos diferentes, por lo que es muy difícil encontrar otra figura en la vereda del rock que acumule tantos hitos como lo hace Patton. Dicho eso, la ferviente religiosidad que existe en torno a su figura queda comprobada con hechos concretos una vez más, entendiendo que, sin importar lo redundante del contexto, el asombro está asegurado. Ahora queda sólo una presentación para finalizar otro capítulo más de este romance, el que, si bien ha llegado a atravesar ciertos inconvenientes, siempre encuentra su final feliz.

Setlist

  1. Il Cielo In Una Stanza (original de Gino Paoli)
  2. Che Notte! (original de Fred Buscaglione)
  3. Ore D’Amore (original de Fred Bongusto)
  4. 20 km. Al Giorno (original de Nicola Arigliano)
  5. Quello Che Conta (original de Luigi Tenco)
  6. L’Urlo Negro (original de The Blackmen)
  7. Legata A Un Granello Di Sabbia (original de Nico Fidenco)
  8. Deep Down (original de Christy)
  9. Pinne, Fucile Ed Occhiali (original de Edoardo Vianello)
  10. Scalinatella (original de Roberto Murolo)
  11. L’Uomo Che Non Sapeva Amare (original de Nico Fidenco)
  12. Ma L’Amore No (original de Lina Termini)
  13. Canzone (original de Don Backy)
  14. Ti Offro Da Bere (original de Gianni Morandi)
  15. Storia D’Amore (original de Adriano Celentano)
  16. Lontano, Lontano (original de Luigi Tenco)
  17. O Venezia, Venaga, Venusia (original de Nino Rota)
  18. Yeeeeeeh! (original de The Primitives)
  19. Senza Fine (original de Gino Paoli)
  20. Dio, Come Ti Amo (original de Domenico Modugno)
  21. Una Sigaretta (original de Fred Buscaglione)
  22. Sole Malato (original de Domenico Modugno)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Baroness: Celebración y devoción

Publicado

en

Baroness

En pleno desarrollo de la Copa América de fútbol profesional, el evento en Club Blondie comenzó con la transmisión del partido entre la selección chilena de futbol versus la selección de Ecuador. Con el dulce sabor de la victoria de “La Roja”, la banda chilena Bagval salió a hacer de número de apertura. Promocionando su más reciente álbum, “Nvlla” (2017), el cuarteto gozó de un buen sonido y el beneplácito del público, celebrando el show de los locales, quienes se despidieron de la mano de la potente “El Ojo De Dios”. El recinto se llenaba y todo estaba listo para recibir al plato de fondo.

En tiempos donde parece que todo ya está dicho, sobre todo en lo que respecta al rock y al metal, es un gusto encontrarse con una banda que trae a la mesa algo nuevo y fresco. En su década y poco más de carrera, y con cinco álbumes bajo el brazo, Baroness no ha reinventado la rueda, pero sí ha logrado encontrar un estilo propio en la amalgama de sonidos reminiscentes a la primera época de Mastodon y a las clásicas melodías a dos guitarras de Iron Maiden.

John Baizley es la mente maestra de este proyecto, que hoy en día está dando sus mayores pasos, siendo el show de ayer en la capital el primero de una gira que por fin los trajo a este lado del continente como número principal de la jornada. Toda la frescura y versatilidad de sus discos pudo ser disfrutada en vivo, confirmando que Baroness es una de las apuestas más notables del metal en la actualidad.

A Horse Called Golgotha” abrió la actuación de los estadounidenses, respaldados por un buen sonido y la energía de una fanaticada que, conforme iban pasando las canciones, se transformó en el quinto integrante del grupo, funcionando como el gran coro que no se contentaba con cantar cada letra, sino que también cada solo y melodía de las guitarras. “Morningstar” y “Borderlines” siguieron en el set sin mayores pausas entre ellas, dejando en claro que la banda iba a aprovechar a concho cada minuto de la hora y media que estuvieron sobre el escenario de Club Blondie.

Gold & Grey” (2019) había sido lanzado hace exactamente una semana y fue el principal foco de la velada, destacando los sencillos “Seasons” y “Tourniquet”. Aún así, hubo espacio para temazos como “March To The Sea”, “Shock Me” o el tremendo instrumental “Green Theme”. En vivo, todas las virtudes que podemos escuchar en sus discos son elevadas hasta el punto máximo. La conexión y confidencia entre los músicos es total, destacando la presencia de la última ingresada Gina Gleason, quien, además de complementar de manera tremenda a Baizley en la guitarra, es una figura que dota de peso y garra al cuarteto en escena. Esa sinergia, sumada a un público que se portó de maravilla, dio como resultado una noche que rozó la perfección en muchos de sus pasajes.

El encore estuvo marcado por “Isak” y “Take My Bones Away”, esta última funcionando como la gran descarga final, dando por concluido un debut ideal, donde cada una de las piezas encajaron a la perfección y el ambiente fue de celebración y devoción a un grupo que, por lo que pudimos comprobar por sus constantes cumplidos y agradecimientos al respetable, se llevó una gran impresión de nuestro país. Y cómo no hacerlo, si su actuación es una de esas que se agradecen, sobre todo cuando logran reavivar las ganas de seguir escuchando un estilo que, pese a todo lo que algunos digan, todavía nos puede sorprender.

Setlist

  1. A Horse Called Golgotha
  2. Morningstar
  3. Borderlines
  4. March To The Sea
  5. Green Theme
  6. I’m Already Gone
  7. Tourniquet
  8. Shock Me
  9. Eula
  10. Chlorine & Wine
  11. Can Oscura
  12. Seasons
  13. The Gnashing
  14. Isak
  15. Take My Bones Away

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 37 mins

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Fishing For Fishies Fishing For Fishies
DiscosHace 1 día

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes,...

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 3 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

Publicidad
Publicidad

Más vistas