Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Megadeth: ¡Salve, Mustaine!

Publicado

en

El primer día de Maquinaria 2011 tuvo un cierre desde las entrañas del rock. Una de las bandas más importantes del thrash metal era la encargada de decir hasta mañana a los miles de asistentes al Club Hípico. Con poco más de una hora de show, Megadeth tuvo a sus pies a todos los melenudos que estuvieron hasta cerca de la una de madrugada en el centro capitalino.

Un reloj suizo bien calibrado, una maquina bien aceitada, el poder en su precisa ejecución, una leyenda del metal. Eso y más podríamos decir sobre la presentación de Megadeth en el primer día de Maquinaria 2011. Uno de los cuatro grandes del thrash tocó suelo chileno y lo hizo vibrar, con una ejecución que dejó en claro que las tres décadas de carrera han surtido efecto.

Poco después de las 23.30 hrs., un ruido ensordecedor se tomó el Transistor Stage. Con un mar de público que repletó cada metro cuadrado y que luchaba por buenos puestos, comenzó la presentación de la banda del mítico Dave Mustaine. Con su Jackson King V en la mano, el líder de la banda se apoderó de Santiago. Con éxito tras éxito fueron dando golpes de corriente.

El primer golpe lo dieron con “Trust”, que con los baquetazos de Shawn Drover, ya hacía temblar la tierra. El vozarrón intacto de Mustaine sólo hacía pensar “¡qué grandes son!”. El tercer tema fue épico, “Hangar 18” sonaba con toda la teatralidad que permite el track del disco Rust In Peace (1990) Redobles y cambios de ritmo que eran capaces de detener el tiempo, una calibración que sólo una banda del nivel de Megadeth se puede permitir. Las revoluciones bajan un poco para darle paso a “Angry Again”, pero el peso jamás deja de ser protagonista.

Otro momento donde suben todos los decibeles y los cuellos sufren, es en “Whose Life (Is It Anyways?)”, donde la garganta de Mustaine suelta rabia y fuerza, sólo faltaba que saliera fuego. Pero la cosa no termina ahí, “Head Crusher” es aún más intensa y con tanto movimiento del público, encendido por los gloriosos punteos del rubio guitarrista, que se levantan columnas de polvo desde la cancha. Megadeth no podría haber lucido mejor su destreza en el speed metal.

La máquina seguía imparable, no había misericordia con los fans, si querían rockear, ese era el momento. “Public Enemy Nº1” del recién lanzado “TH1RT3EN”, dejaba en claro que el poder de la agrupación no decaía, y las ganas del público tampoco. Seguían con una fuerza bestial los pasos de los thraser.

El momento más alto fue cuando el himno de la banda sonaba a todo volumen, “Symphony of Destruction” partía mientras el público coreaba “Megadeth, Megadeth, aguante, Megadeth”. El tema más popular sonaba a la perfección, tal como todos los tracks de la banda; un episodio que todo fanático esperaba. Como una masa saltaban al ritmo de los estadounidenses.

Pero, para Mustaine, no todo es cabecear, también se da el tiempo de regalonear a sus compañeros de banda. David Ellefson, el hombre encargado de las cuatro cuerdas, pasó su cumpleaños sobre el escenario de Maquinaria, así que Mustaine hizo que todos le cantaran “happy birthday” al bajista senior. Después de ese cariñoso momento, el metal siguió sonando como nunca.

“Peace Sells” -un tema más relajado- es la marca para que la banda se retire por unos segundos. El público se negaba a que ese fuera el final, todos querían más. Y no dejarían de gritar hasta que los dejaran sordos. Y así fue. “Holy Wars…The Punishment Due” fue el gran final. El tema con el que abren el mencionado “Rust in Peace”, se queda como el último que escucharían los metaleros y rockeros congregados en Maquinaria.

Como todos unos caballeros del metal que son, se despidieron de las más de 20 mil poseídas almas que los acompañaron durante el show. Parados frente al escenario, hicieron una reverencia para demostrar que, aunque sean semi dioses, no viven sin la lealtad del respetable.

Por Ignacio Lara
Fotos por Sebastián Rojas y Felipe Ramírez Amigo

Setlist:

  1. Trust
  2. Wake Up Dead
  3. Hangar 18
  4. Angry Again
  5. A Tout Le Monde
  6. Whose Life (Is It Anyways?)
  7. Head Crusher
  8. Public Enemy Nº1
  9. Sweating Bullets
  10. Symphony of Destruction
  11. Peace Sells
    —————————————–
  12. Holy Wars…The Punishment Due

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. Felipe Gac

    19-Nov-2011 en 7:25 pm

    Mustaine hace rato que ya no usa guitarras Jackson.

    Dave usa un modelo propio de Dean (VMNT). Una tontera, pero más de alguien va a reclamar.

  2. Leo Zuker

    19-Nov-2011 en 8:15 pm

    Me parece que hace falta mencionar al gran Chris Broderick, acompañando a Dave en guitarras, el tipo hace las guitarras de Marty al dedo, lastima que el volumen de su guitarra siempre queda detras en la mezcla, no pasaba con Marty, pero el tipo es un monstruo que vale la pena reconocer y escuchar. Si nadie lo ha escuchado recomiendo escuchar el Year of the voyager de Nevermore. Mejor verlo en dvd.

  3. Joako

    19-Nov-2011 en 8:17 pm

    Es thrash no trash… gracias.

  4. dave

    19-Nov-2011 en 8:26 pm

    trash metal ?? rubio cantante? que mierda Mustaine es l mitico colorin que onda D:

  5. Jose

    19-Nov-2011 en 10:54 pm

    Piola el review pero como no dijeron nada sobre “a tout le monde” esa canción fue uno de los grandes momentos de Megadeth en Chile un publico muy euforico y emocionado … Grande Megadeth yo revivi con ellos ese dia despues de todo el cansancio acumulado desde temprano en el maquinaria

    • robert

      23-Nov-2011 en 12:30 pm

      cierto na qe ver el review lejos a tout le monde un momento epico
      tampoco mencionaron nada de sweting bullets y 20 mil personas
      ppppppppppfffffffffffffffffff 40 mil y eso
      al menos yo estube en la reja y al mirar para atras la visual se perdia entre tanta gente lo mejor del maquinaria
      AGUANTE MEGADETH CTMMMMMMMMMMMMMM

Responder

En Vivo

Steven Wilson: ¿Quién necesita hits?

Publicado

en

Steven Wilson

Cuarto show del británico en el teatro de la calle San Diego y cuarta ocasión en que este logra llenar las más de tres mil butacas dispuestas en el recinto. Y es que, aunque el propio Steven Wilson al final de su maratónica presentación de anoche haya señalado que entre su holgado catálogo musical no se encuentra ningún hit, ninguna “Purple Rain” o una “Comfortably Numb”, pareciera que, por lo menos aquí en Chile, su nombre es sinónimo de éxito absoluto, ya que el público asistió en masa y disfrutó del espectáculo tal como si hubiese sido la primera vez en que el inglés tocaba suelo chileno.

Es realmente impresionante el efecto que provoca Wilson en la audiencia chilena y, a estas alturas, podemos decir que sin lugar a dudas el ex líder de Porcupine Tree es el músico de rock progresivo más popular entre la fanaticada local. Claro está que en su discografía no existe un sencillo que haya hecho furor en las radios, pero la gran fortaleza de su trabajo en vivo es que, cada vez que ha llegado al país, logra superar a la experiencia anterior. Y anoche Steven Wilson, increíblemente, logró superar con creces lo ofrecido en sus siete presentaciones previas en Santiago.

El comienzo del recital fue a las 21:00 horas puntual, y luego de la proyección del interesante cortometraje llamado “Truth”, la banda salió al escenario para dar inicio oficial a la función con “To The Bone”, canción que pone el nombre al último registro de Steven Wilson y que fue presentado casi íntegramente entre los 22 cortes que conformaron el set de la noche del miércoles en el Teatro Caupolicán. El álbum lanzado el año pasado fue protagonista de los primeros minutos de concierto, mostrando la faceta más “popera” del inglés, con canciones que escapan de la fórmula prog que lo hizo famoso durante sus primeros años.

Más tarde, la discotequera “Permanating” sería la manifestación más grande de la búsqueda musical que Wilson ha realizado durante este último tiempo, que quizás pueda no tener el mismo peso o relevancia que el material más “pesado” en su discografía, pero que claramente le da dinamismo a una presentación que mostró lo versátil que puede llegar a ser un hombre que, de una canción a otra, nos lleva desde la intimidad al baile, y desde ahí a una sinfonía de ritmos complejos y riffs electrizantes.

Para corroborar lo anterior, estuvieron presentes piezas como “Home Invasion”, “Ancestral” o “Vermillioncore”, cortes en donde la banda tuvo el protagonismo absoluto, jugando con las estructuras y haciendo gala del virtuosismo que los ha hecho acreedores de la devoción de millones de fanáticos alrededor del mundo, en momentos donde los aplausos y ovaciones eran unánimes ante cada intervención en solitario y colectiva del grupo. Pero los pasajes más álgidos de la velada ocurrieron cuando Wilson se dedicó a revisar material de su antiguo proyecto: Porcupine Tree.

Consciente de que por estos lados nunca tuvimos la oportunidad de presenciar un concierto de la extinta banda, el protagonista de la noche dio en el gusto a sus seguidores tocando seis canciones de Porcupine Tree, siendo la más aplaudida de todas “Arriving Somewhere But Not Here”, que llegó como el tema de apertura del segundo acto de la función luego del break de quince minutos a la mitad de esta, y que pilló por sorpresa a la muchedumbre que no hizo más que celebrar una de las composiciones más famosas de la desaparecida banda británica.

Hacia el final del show, también estuvo la oportunidad de revisitar otro proyecto paralelo, en este caso fue Blackfield con la canción del mismo nombre, que fue interpretada en formato acústico por Wilson junto a su tecladista. “The Sound Of Muzak”, otra muy solicitada de Porcupine Tree, y la conmovedora “Son Of Unborn”, dieron por finalizada una maratónica actuación, donde las potentes visuales, el carisma del maestro de ceremonias –sus intervenciones dan para otro review más– y, por sobre todo, el poder de la música, hicieron que la noche de miércoles en el Teatro Caupolicán, fuera un éxito rotundo. Bajo estos términos, ¿quién necesita hits?

Setlist

  1. To The Bone
  2. Nowhere Now
  3. Pariah
  4. Home Invasion
  5. Regret #9
  6. The Creator Has a Mastertape (original de Porcupine Tree)
  7. Refuge
  8. People Who Eat Darkness
  9. Ancestral
  10. Arriving Somewhere But Not Here (original de Porcupine Tree)
  11. Permanating
  12. Song Of I
  13. Lazarus (original de Porcupine Tree)
  14. Detonation
  15. The Same Asylum As Before
  16. Heartattack In A Layby (original de Porcupine Tree)
  17. Vermillioncore
  18. Sleep Together (original de Porcupine Tree)
  19. Blackfield (original de Blackfield)
  20. Postcard
  21. The Sound Of Muzak (original de Porcupine Tree)
  22. Song Of Unborn

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 días

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 días

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 semanas

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 1 mes

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 meses

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: