Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Megadeth: ¡Aguante Megadeth!

Publicado

en

El calor de la noche anterior aun rebosaba en el Caupolicán para la segunda jornada consecutiva de Megadeth en Chile. Graderías y cancha repletas era la postal que se repetía para la velada del sábado, una que estaría dedicada al álbum “Peace Sells… But Who`s Buying” (1986), junto a los clásicos de toda la vida, confirmando el peso que tiene la agrupación en nuestro país, en un fiato con el público que sólo comparten privilegiados como Iron Maiden o Faith No More.

El ritual fue el mismo que en la primera presentación. En la pantalla central se mostraban las imágenes de los miembros de la banda avanzando desde los camarines hasta el escenario. Dave Mustaine, el protagonista de la función, saludaba desde la proyección a una fanaticada ansiosa y muy ruidosa. Luces fuera y comienza la introducción de “Never Dead”, de su último disco “Th1rt3en” (2011), que a pesar de no ser uno de los temas más populares del grupo, fue suficiente para encender los ánimos –y el mosh– en el recinto de San Diego. No había tiempo que perder y el primer clásico, que también fue interpretado la noche anterior, cayó para reventar el teatro. “Hangar 18”, con bengala incluida, fue la estocada inicial de la noche. El primer corte extraído de “Peace Sells… But Who`s Buying”, fue “Wake Up Dead”, con la carátula del disco proyectado en las pantallas y dos mosh pit en cada lado de la cancha, era recibido uno de los cortes más thrasheros de Megadeth. Una vez más nos adentrábamos en las penumbras para estallar con los riffs de “Trust”, cantada por absolutamente todo el público. Los veinte años de “Countdown To Extinction” (1992), seguían siendo celebrados con “Architecture Of Aggression”, con miles de casquillos de balas cubriendo el escenario.

Ambas noches tuvieron un aire y momentos especiales. Un break sirvió para recibir las numerosas banderas que cayeron al escenario, donde destacó una que rezaba la frase “Education Sells… But Who`s Buying”, la cual fue extendida por Mustaine, quien también ocupó una chupalla, acto que fue acompañado por los chiflidos, palmas y zapateos de los más de 5.000 asistentes. La sorpresa de la noche llegó cuando el pelirrojo desempolvó un tema que no tocaban desde el año 1986 –aunque Mustaine aseguró que no la habían tocado nunca-, desde el repertorio de “Peace Sells…” llegaba el cover de Willie Dixon, “I Ain’t Superstitious”, una canción atípica en el catálogo de los norteamericanos, pero que fue acogida por la multitud como una más de sus tantos clásicos.

“Dawn Patrol” –con Dave Ellefson como dueño del escenario- y “Poison Was The Cure” formaron la dupleta que trajo a la palestra “Rust In Peace” (1990), para continuar con un piropo a la belleza de la mujer chilena y la posterior ejecución de “She-Wolf”, donde acertadamente una aguerrida fanática logró subir al escenario, para ser reducida de inmediato por la seguridad del recinto.

Ignacio, el niño que tuvo la fortuna de subir al escenario y recibir una uñeta del mismísimo Mustaine la noche anterior, se repetía el plato, y para la envidia de muchos, volvía estar sobre el escenario del Caupolicán para entregar una bandera al frontman, que en brazos devolvió al pequeño a su padre, y recibió con orgullo y agradecimiento el cariño de un público incondicional. Se nota, y se disfruta mucho, el saber que las palabras son sinceras y no sólo parte del libreto del rockstar. Mustaine ya no es parte de esa fantasía, y aunque muchos puedan molestarse por el epíteto, Dave Mustaine es lo más cercano a un Marco Antonio Solís del metal (ruego perdonen la comparación), bendiciendo a todo el mundo con una sonrisa de gratitud, que dista bastante de la agresividad que poseen sus canciones, y aunque ya no esté en la misma forma que en sus años mozos –sobre todo en la voz -, el aguante está y las intenciones de retirarse parecen ser nulas.

El concierto sigue su curso con “Angry Again” y el impecable Chris Broderick en guitarra, marcaba el inicio de “A Tout Le Monde”, momento catártico que no puede dejar de estar presente en cada una de las presentaciones de la banda. Vuelve a sonar “Countdown To Extinction”, igual de sólida que en la presentación del viernes, seguida por “Head Crusher” el brutal single de “Endgame” (2009), que ya se ha hecho un espacio en el corazón de los fans, quienes hacen honor al nombre de la canción destrozándose en medio del teatro.

“Guns, Drugs & Money” era recibida con algo de discreción, la cual continuó con “Whose Life (Is It Anyways?)”, y desapareció finalmente con “Public Enemy No. 1”, que terminó de formar la tripleta dedicada a “Th1rt3en”. La recta final comenzaba a trazarse con “Symphony Of Destruction”, con su correspondiente pogo y el ya clásico canto “Megadeth, Megadeth, aguante Megadeth”, que dejó el terreno listo para que Ellefson saliera al escenario para ejecutar las primeras notas de “Peace Sells”, marcando el breve bis que dio pie para el imprescindible clímax que es “Holy Wars… The Punishment Due”.

Sin tanto diálogo entre banda y público como el que se vio en la primera noche, esta presentación fue más breve y concisa. Haciendo un balance entre las dos jornadas, la última presentación de Megadeth en Chile fue una réplica de proporciones, sin llegar a las magnitudes que se vivieron el día viernes. Aun así, lo más destacable de los dos conciertos es la fidelidad incondicional del fanático chileno, que hay que decirlo, una vez más se lució como una de las mejores audiencias del mundo, y la incombustibilidad de una agrupación que se niega a colgar los botines. El coro que se le acuñó a “Symphony Of Destruction”, no puede ser más elocuente, “Aguante Megadeth”.

Setlist

  1. Never Dead
  2. Hangar 18
  3. Wake Up Dead
  4. Trust
  5. Architecture Of Aggression
  6. I Ain’t Superstitious (Cover de Willie Dixon)
  7. Dawn Patrol
  8. Poison Was The Cure
  9. She-Wolf
  10. Angry Again
  11. A Tout Le Monde
  12. Countdown To Extinction
  13. Head Crusher
  14. Guns, Drugs & Money
  15. Whose Life (Is It Anyways?)
  16. Public Enemy No. 1
  17. Symphony Of Destruction
  18. Peace Sells
  19. Holy Wars… The Punishment Due

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
10 Comentarios

10 Comments

  1. Seba

    09-Sep-2012 en 2:20 am

    Fue hermoso loco!!!!!! Tremendo!

    Putaaaaa en la foto, estoy justo detrás del loco con polera blanca con camara !! No salí :c

    • Dani

      10-Sep-2012 en 7:25 pm

      Solo se ve mi mano en el hombre del tipo del polera blanca :c

      • axl

        12-Sep-2012 en 8:46 pm

        Y a kien le importa????

  2. Cnautic

    09-Sep-2012 en 2:44 am

    Fue tan espectacular que 19 canciones se sintieron como si fueran menos…
    También salgo en la imagen… el de pañoleta en la cabeza, hacia la izquierda. Y el de la otra pañoleta es mi compadre Leo!!!
    PUDIMOS AGARRAR UNA UÑETA DE MUSTAINE CADA UNO…!!!

    GRANDE MEGADAVE!!!

    • Willy

      09-Sep-2012 en 10:55 pm

      Contáctate conmigo por face Williams Rojas, vivo en San Antonio.

  3. César

    09-Sep-2012 en 3:09 am

    Aguante Marco Antonio Mustaine!

  4. Xtiandeth

    09-Sep-2012 en 10:27 am

    Estuvo la raja, pero aunque tocaron un tema del Peace Sells que no tocan nunca, 3 temas de ese disco es muy poco para haberlo promocionado como lo hicieron… publicidad engañosa… me quedé de nuevo con las ganas de escuchar My Last Words :_(

  5. Colorado CTM

    09-Sep-2012 en 12:34 pm

    Nos debes el Peace Sells, donde esta Devil Island y My Last Word?

  6. opuschico

    09-Sep-2012 en 8:04 pm

    Aunque faltaron temas de Peace sells, febe ser por sus letras algo satanicas y mustaine ya no lss toca por estar convertido … pero estuvo la raja! Aguante megadeth

  7. fernando

    09-Sep-2012 en 11:02 pm

    ESPECTACULAR!! la mejor banda del planeta un sonido increible los olos se escuchaban claritos, nada que decir todo a un 100%.

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 1 mes

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: