Conéctate a nuestras redes
Max & Iggor Cavalera Max & Iggor Cavalera

En Vivo

Max & Iggor Cavalera: Actitud es la consigna

Publicado

en

Es costumbre que algunos artistas aprovechen los aniversarios de ciertas obras en particular para realizar giras en su conmemoración, y así rememorar aquellos tiempos de antaño cuando las cosas les eran más favorables. Tal como es el caso de los hermanos Cavalera, fundadores de Sepultura, agrupación que no requiere de mayor presentación. La salida de Max –el mayor de ellos– en 1996 ha sido una de las historias más polémicas en el mundo del metal, con declaraciones cruzadas que han alimentado la controversia y, por consecuencia, el morbo frente a una posible reunión con los miembros que continuaron bajo el alero del nombre que tanto éxito alcanzó en la década del noventa, con quienes hasta el año 2006 el otro Cavalera, Igor, compartió escenario para luego reunirse con su hermano.

Congregada la familia una vez más, el vínculo adoptó el alias de Cavalera Conspiracy, alineación que anoche dio vida a la celebración de los veinte años de “Roots”, creación que, a pesar de las críticas dispares, los ubicó en la cúspide de la popularidad en la música extrema, y que tuvo la osadía de incorporar e infiltrar en sus ideas elementos no-ortodoxos para el metal, como los diversos elementos propios del folklore brasileño que influenciaron todo el proceso. Para la ocasión, Incite –banda creada por Richie Cavalera, uno de los hijastros de Max– fue la encargada de abrir la jornada, y la verdad es que la propuesta es mezquina: abundancia de estructuras monocordes y trilladas, acompañadas de una vocalización simplona que en la actualidad no son competencia para el nivel de composición, virtuosismo y actitud que hierve en el metal. Tras un poco más de media hora que incluyó muestras de sus cuatro larga duración, quedó en evidencia que ser el hijo de muchas veces no es suficiente para sostener una carrera en el mismo ámbito del progenitor.

A las 21:15 horas se oscureció por completo el recinto de calle San Diego y uno a uno aparecieron los personajes a cargo de interpretar al clásico Sepultura de antaño. El bajista Tony Campos fue el primero en ubicarse, seguido de un Marc Rizzo que durante toda la noche estuvo preciso y demoledor, logrando que nos olvidáramos por completo de la ausencia en las cuerdas de Andreas Kisser, otrora guitarra líder y artífice del sonido que a la larga se convirtió en un sello de la época. Los protagonistas fueron los últimos en tomar su posición y de inmediato se supo que no había espera para que se desatara el caos en la pista. “Roots Bloody Roots” remeció todo a su paso y pulverizó toda aprehensión previa respecto a cómo se escucharía el disco en su integridad tocado en vivo. Son innumerables las oportunidades en que alguno de los proyectos asociados a la marca Cavalera han visitado este país y en casi todas ellas este tema lo han utilizado para cerrar el espectáculo, por lo tanto, la novedad fue ver cómo reaccionarían los concurrentes frente a otras canciones de Sepultura que no eran ejecutadas desde hace mucho.

La apuesta ganadora de “Roots” fue “Attitude”, y así se demostró anoche, sonando colérica y con un Igor inspirado, nunca errando un golpe y ratificando la fama que le precede de ser un verdadero metrónomo humano. “Cut-Throat” no decayó en intensidad y “Ratamahatta” fue quizá el clímax de la presentación. Sólo uno de los cortes más violentos de la obra, como “Spit”, fue capaz de despertar tanto entusiasmo y energía, mientras “Lookaway”, cuya versión original cuenta con la participación Mike Patton (Faith No More), Jonathan Davis (Korn) y DJ Lethal (ex Limp Bizkit), fue un interludio un poco incómodo, debido a que en el mismo disco ya se siente fuera de lugar, pero está ahí y había que tocarla, así que Max hizo lo mejor que pudo no sólo en aquel corte, sino que en toda la velada, algo que se agradece porque en varios de sus shows anteriores sus intervenciones fueron deficientes.

Dusted” fue ejecutada con soberbia y recordó por qué es uno de los puntos más fuertes de “Roots”. Por su parte, las cuerdas “Itsári” fueron emitidas por los parlantes del recinto de manera artificial, mientras que sólo Igor en el escenario acompañaba con la percusión del norte brasileño. Con la misión de rematar la primera hora de actuación y cerrar los festejos del vigésimo aniversario del disco-de-la-controversia de Sepultura, “Ambush” y “Endangered Species” se mostraron frescas a pesar de sus años, mientras que “Dictatorshit”, previo discurso opositor a las dictaduras sufridas en el continente latinoamericano, clausuró con furia y con el fuego eterno de la fusión punkmetal, lo que en restricto rigor conforma la totalidad del disco evocado.

Tras abandonar la tarima por unos minutos, la banda volvió para ejecutar los cortes extra que sumaron en su momento a la edición especial del álbum, aunque “War Pigs” de Black Sabbath fue tocada sólo por el par de hermanos, mientras que “Procreation (Of The Wicked)” de Celtic Frost gozó de la colaboración de todos los músicos. De ahí en más, ambos Cavalera se apoderaron de lo que quedaba de celebración y, tal como si esto se hubiese desarrollado en el patio de su casa, bastó la batería y una guitarra para remembrar parte del pasado más exitoso de sus días con Sepultura. Desfilaron estandartes como “Desperate Cry” o “Inner Self” junto las infaltables versiones de “Policia” y “Orgasmatron”, homenaje a la memoria de Lemmy Kilmister que además contó con “Ace Of Spades”, interpretada por la agrupación completa más la ayuda de Richie Cavalera, bajando así el telón de una fiesta que se extendió por un poco más de noventa minutos.

Balance positivo, más allá de que en algún instante previo a la realización del evento se cuestionó la trascendencia y la intención de un concierto de estas características, algo que finalmente no mermó las ganas ni la vehemencia de los seguidores por ver en vivo un registro que marcó un hito en la historia del metal mundial y que, a nivel continental, pavimentó el camino para todos aquellos que vieron en este estilo y forma de vida a la fuente de su inspiración y motivo de su trabajo. Sirvió para, de alguna forma, revivir la esperanza y, quién sabe, si en algún otro país vecino otro par de adolescentes disconformes e impetuosos están incubando las canciones que dominarán el mañana.

Setlist

  1. Roots Bloody Roots
  2. Attitude
  3. Cut-Throat
  4. Ratamahatta
  5. Breed Apart
  6. Straighthate
  7. Spit
  8. Lookaway
  9. Dusted
  10. Born Stubborn
  11. Itsári
  12. Ambush
  13. Endangered Species
  14. Dictatorshit
  15. War Pigs (original de Black Sabbath)
  16. Procreation (Of The Wicked) (original de Celtic Frost)
  17. Medley: Black Magic/Desperate Cry/Inner Self/Polícia/Orgasmatron/Anticop
  18. Ace Of Spades (original de Motörhead)
  19. Roots Bloody Roots (versión 2016)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 2 meses

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 2 meses

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas