Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Marky Ramone’s Blitzkrieg: Manteniendo vivo el nombre

Publicado

en

Una de las figuras más importantes en la historia del punk, hacía su debut en los grandes escenarios de nuestro país, luego de varios años seguidos de visitas en lugares de pequeña y mediana capacidad. Por fin Marky Ramone y el legado de su banda madre, llegaban a presentarse a un lugar a la altura de su leyenda. Y pese a toparse en horario con una de los grandes nombres de este festival (Slayer), el baterista de The Ramones logró convocar a una buena cantidad de personas que anhelaban una buena dosis de punk directo a las venas.

La presentación comenzó de la manera menos glamorosa, ya que el mismo Marky debió salir al escenario minutos antes a probar sonido frente a un público muy expectante e impaciente por un pequeño atraso que presentaba el show. Apenas subió oficialmente al escenario Marky Ramone acompañado de Michale Graves, ex vocalista de Misfits, más dos músicos de apoyo, el público que llegó hasta el escenario Pepsi, les hizo notar que estaban ahí para gozar y entregarse por entero a la avalancha punk rock que se avecinaba.

Los primeros riffs de la playera “Rockaway Beach” desataron la euforia de un público mayoritariamente juvenil, que coreó todas y cada una de las canciones que desde ese minuto comenzaron a caer sin respiros durante los cerca de 50 minutos que duró el show. “Teenage Lobotomy” permitió a Marky demostrar de entrada que su sonido es único y que nunca necesitó ser virtuoso para convertirse en uno de los bateristas más influyentes de la historia del rock.

“Do You Wanna Dance”, “I Don’t Care” y “Sheena Is A Punk Rocker” fueron un relámpago que golpeó rápido y sin aviso. “Havanna Affair” dio un pequeño descanso para recuperar un poco de fuerzas y volver a mover el cuerpo al ritmo de “Comando”, “Beat On  The Brat” y “Now I Wanna Sniff Some Glue”. El show apenas llegaba a los 20 minutos y ya habían pasado 9 canciones, algo que The Ramones supo cultivar desde la primera de sus presentaciones en la década del 70 y que hace de sus shows en vivo algo único.

“Gimme Gimme Shock Treatment” fue la antesala perfecta para el primer gran momento de la velada: la interpretación de la clásica “Rock ‘N’ Roll High School” para el deleite de los presentes. “Judy Is A Punk” y “The KKK Took My Baby Away” le dieron el protagonismo a las mujeres presentes por un par de minutos, para luego, y sin descanso, lanzar una bomba de racimo con 4 canciones fundamentales en la carrera de The Ramones, “Pet Sematary”, “I Believe In Miracles”, “I Wanna Be Sedated” y “Do You Remember Rock ‘N’ Roll Radio?”, las que configuraron el clímax del show con un Graves cantando sobre la reja de contención y un público a la altura de las circunstancias, el que no paró de cantar, saltar y demostrar que el punk no está muerto.

Las revoluciones bajaron un poco con “I Don’t Wanna Walk Around With You” y “Cretin Hop”; el público aprovechó de tomar un respiro ya que a esa altura del show ya habían desfilado casi 20 temas en poco más de 30 minutos, y el polvo que se levantó de tanto saltar y bailar, ya comenzaba a incomodar a parte de los asistentes.

La intro del excelente cover de “What A Wonderful World”, original de Louis Amstrong, volvió a encender a un público que la cantó con el alma y que mantuvo el entusiasmo a tope con la insigne “Pinhead” y su Gabba Gabba Hey! coreado con la calidad de himno que se merece.

En esta ocasión, el espacio dedicado para que Graves interpretara material de su paso por Misfits, se limitó a “Dig Up Her Bones”, que generó locura entre los muchos fans de la banda de horror punk que había en el lugar, tanto así que cuatro de ellos lograron vulnerar la escasa seguridad y se apostaron a los pies del escenario para cantar e intentar llegar hasta el vocalista.

La noche ya llegaba a su fin y, para poner el broche de oro, Marky y sus muchachos cerraron con sendas interpretaciones de “R.A.M.O.N.E.S.” y “Blitzkrieg Bop”, la que sonó aún más fuerte con la ayuda del público en el clásico coro Hey, Ho, Let’s Go!

Luego de un par de minutos la banda volvió al escenario para tocar “I Just Want Have Something To Do” en una versión un tanto más lenta, y demostrar así que el punk sigue vivo y que haberse jugado por tenerlos en un festival tan masivo y rockero como Maquinaria, fue una decisión total y absolutamente correcta.

Setlist

  1. Rockaway Beach
  2. Teenage Lobotomy
  3. Do You Wanna Dance
  4. I Don’t Care
  5. Sheena Is A Punk Rocker
  6. Havanna Affair
  7. Comando
  8. Beat On the Brat
  9. Now I Wanna Sniff Some Glue
  10. Gimme Gimme Shock Treatment
  11. Rock ‘N’ Roll High School
  12. Judy Is A Punk
  13. The KKK Took My Baby Away
  14. Pet Sematary
  15. I Believe In Miracles
  16. I Wanna Be Sedated
  17. Do You Remember Rock ‘N’ Roll Radio?
  18. I Don’t Wanna Walk Around With you
  19. Cretin Hop
  20. What A Wonderful Wolrd (Cover de Louis Amstorng)
  21. Pinhead
  22. Dig Up Her Bones (cover de Misfits)
  23. R.A.M.O.N.E.S.
  24. Blitzkrieg Bop
  25. I Just Want Have Something To Do

Fotos y texto por Julio Ortúzar

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. Pato Becerra

    11-Nov-2012 en 9:13 pm

    “Por fin Marky Ramone llegaba a presentarse a un lugar a la altura”
    mentira, el año pasado tocó para 5 mil personas en el caupolicán y de hecho el concierto fue mucho mejor que estos 50 minutos

    • pepe lepu

      12-Nov-2012 en 9:21 am

      andate a la rctm perro qliao

    • Gio

      12-Nov-2012 en 10:00 am

      Toda la razón

    • toxo torox

      12-Nov-2012 en 10:26 pm

      Puta compare para mi que era la primera vez que los veia fue increible la pase la raja, vi videos del año pasado y fue mejor que este aparte de que ese escenario se atraso y tubieron que tocar como 1 hora con cuea, pero aun asi sonaron increible y graves canto y vacilo como nunca, en fin disfrutemos la musica y aguante Ramones ctm, estos wns siguien teniendo vivo el nobmre de mi banda favorita de infancia

  2. hugo

    11-Nov-2012 en 11:22 pm

    que buen concierto se mando marky estuvo notable lo mejor despues de kiss pero son estilos muy distintos casi incomparables entre si.

  3. PCP®

    12-Nov-2012 en 12:52 pm

    Hace tiempo no me paseaba por acá, pero este post vale la molestia de comentar.
    Ninguna de las bandas que se presentaron son comparables entre sí. Bastaba con ver este show y luego el de Kiss – uno que no tuvo pausa y de frentón tiró todo a la parrilla, el otro lleno de chayas y caritas pintadas de gato Juanito – a tal punto de dejarme el show de Kiss con una sensación insípida que no me esperaba. Quedé esperando el verdadero rock que nunca llegó.

    Tío Marky estuvo a otro nivel, me dió toda la emoción de un rock liberador, de esos con harta energía, potente, veloz, siempre joven.

    http://www.youtube.com/watch?v=-_CrDmPOmlo

    Fue la única banda, junto a Los Peores de Chile, que me transportaron y me dejé llevar a lo que ellos presentaron, las demás fue como ver un Blue Ray con sabor a tierra.

    Tirón de oreja para Transistor. Una verdadera MIERDA las Vizcachas, todavía cago ladrillos de adobe.

Responder

En Vivo

Campo Abierto 2019

Publicado

en

Kimbra

Nos acercamos al final de enero y llegó el primer festival de su tipo en realizarse este año, tratándose de Campo Abierto, que celebró una nueva versión bajo el implacable sol y la agradable tarde en la Explanada Centro del Parque Araucano. Un cartel con una gran variedad de sonidos se tomaría una tarde cuyo principal objetivo sería reunir a sus asistentes bajo un ambiente de sana convivencia y una tarde agradable al aire libre, con especial cuidado en las familias y los más pequeños, quienes tendrían diversos espacios para desarrollarse a lo largo de la jornada. Por supuesto, la música no debía quedar atrás, y un gran cartel compuesto por nombres como Kimbra, José González, Christina Rosenvinge y Kinética, amenizarían el día con excelentes presentaciones. Reiterando, los niños no se quedarían atrás, por lo que un show a cargo de Lyra divertiría a los más pequeños a modo de apertura del escenario.

La tarde no pudo comenzar de mejor forma con la última de las adiciones al festival, Christina Rosenvinge, quien, anunciada con una semana de anticipación, igualmente reunió a una gran cantidad de fanáticos para su temprano set a eso de las tres de la tarde. Manteniendo la tónica de lo que han sido sus anteriores presentaciones a lo largo del país, la española entregó un show con lo más destacado de su catálogo, además de algunos recuerdos a su antigua banda Christina & Los Subterráneos.

Con la misma fotografía que ilustra su álbum “Un Hombre Rubio” https://www.humonegro.com/discos/christina-rosenvinge-hombre-rubio/ (2018) de fondo, Christina ejecutó un especial énfasis en ese trabajo con “Niña Animal”, “El Pretendiente”, “Pesa La Palabra”, “Romance De La Plata”, “Ana y Los Pájaros”, y “La Flor Entre La Vía”, las que fueron muy bien recibidas por el público. Por supuesto, no estuvieron ausentes otros puntos altos de su discografía, como “Mi Vida Bajo El Agua” de “La Joven Dolores” (2011), o “Alguien Tendrá La Culpa” del álbum “Lo Nuestro” (2015). Con un gran desplante y carisma en escena, Christina finalizó su presentación con la tremenda “Mil Pedazos”, probablemente la canción más reconocida de su época con Los Subterráneos, dejando tanto a los asistentes como a la artista feliz luego de una linda y conmovedora presentación a plena luz del día.

Una especial selección de Salamanca Selector inundaba el lugar cada vez que el escenario se preparaba para recibir al siguiente artista, mientras los asistentes disfrutaban de la oferta gastronómica o de distintos brebajes que la terraza ofrecía. Algunos conversando, otros en el pasto, mientras que otros sólo esperaban en el escenario por lo que se vendría más tarde, con algunos fans de Kimbra ya asomándose para presenciar el plato estelar de la noche. Luego llegaría el turno de Kinética como la única representante nacional dentro del cartel, comenzando su show prácticamente puntual con el horario estipulado.

El proyecto de Emiliana Abril entregó un show donde primaron los sonidos electrónicos y los aturdidores beats que se tomaban cada una de las canciones. Por supuesto, el show se enfocó en composiciones de todo su catálogo, contando con el trabajo “III” (2017) como su último lanzamiento a la fecha, donde la artista llenó cada espacio con una vanguardista esencia que caló hasta lo más profundo, dejando volar su creatividad por cada rincón del lugar. Sin duda un show más que interesante, dejando con muchas ganas de presenciar a la artista en otros contextos durante el año.

Avanzaba la tarde y llegó el turno de José González, quien junto a su guitarra brindó un momento reflexivo y de relajo entre el intenso calor santiaguino. Pese a algunas complicaciones de sonido en el principio, el cantautor supo cómo brindar toda la tranquilidad que su música inspira, interpretando sentidas versiones de “Abram”, “Down The Lines” o “Stories We Build, Stories We Tell”, infaltables dentro de sus shows para cohesionar a cada uno de los presentes bajo un silencio y atención absoluta frente a lo que ocurría.

Las anteriores visitas del músico –todas en contextos cerrados– han sido de diversos contrastes en cuanto a la participación de la gente, lo que afortunadamente no logró ser un problema en esta ocasión, quizás por el compromiso mayor que el público chileno ha ido desarrollando hacia su música. Evidentemente, eso permitió que “Heartbeats”, la que, pese a ser original de The Knife es una de sus canciones más conocidas, reflejara el punto alto del set, mezclando la melancolía con serenidad gracias a la voz de González y los sigilosos y acariciantes acordes de su guitarra.

El sol todavía no se escondía cuando llegaba el turno del número estelar de la jornada, la neozelandesa Kimbra, quien debutaba finalmente en nuestro país ante la expectación de sus fanáticos que esperaron años por ver dicho momento. Si bien, su popularidad estalló hace ya varios años, la cantante llegó recién ahora para promocionar su álbum “Primal Heart” (2018), con un setlist que se enfocó principalmente en ese trabajo, aunque sin dejar atrás otras composiciones de su catálogo, como “Hi Def Distance Romance” o “Love In High Places”, coreada por una gran parte del público que presenció su show, sin duda el más concurrido de toda la jornada.

Es claro que “Vows” (2011) es su disco más popular, por lo que era imposible que la cantante no incluyera alguna canción de ese trabajo, con la evidente elección de “Settle Down” y “Cameo Lover” como los comodines de un debut que, instantáneamente, puso los ojos de la prensa sobre su trabajo. “Top Of The World” y la cúspide de un show que desplegó energía a cada momento, fue la postal que selló un debut que tardó mucho en llegar, pero que finalmente cumplió de manera fugaz un momento que era más que esperado. Es innegable el carisma y el gran desplante escénico de Kimbra, por lo que su show fue todo lo que se podía esperar, y más.

Una tarde completa de música y ambiente familiar llegaba a su fin tras el show de Kimbra, consagrando esta versión de Campo Abierto como una de las mejor logradas en su historia gracias a la correcta distribución de todos sus factores. Espacios, horarios, presentaciones, actividades alternas, todo lo que el festival ofreció en esta nueva jornada funcionó con el mecanismo de un reloj, lo que permitió también que el público viviera una agradable jornada. Cada presentación tuvo lo suyo y destacó gracias a distintos factores, lo que siempre debería ser la tónica en un festival: que cada artista tenga su espacio de desarrollo y cada propuesta se pueda complementar sin mayores problemas con el contexto y su entorno. A eso apostó Campo Abierto, y resultó favorablemente, esperando que sigan presentándose contextos tan variados y armónicos como este.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 8 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 8 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 8 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 8 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 8 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 8 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 8 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 8 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 9 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: