Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Marky Ramone’s Blitzkrieg: Manteniendo vivo el nombre

Publicado

en

Una de las figuras más importantes en la historia del punk, hacía su debut en los grandes escenarios de nuestro país, luego de varios años seguidos de visitas en lugares de pequeña y mediana capacidad. Por fin Marky Ramone y el legado de su banda madre, llegaban a presentarse a un lugar a la altura de su leyenda. Y pese a toparse en horario con una de los grandes nombres de este festival (Slayer), el baterista de The Ramones logró convocar a una buena cantidad de personas que anhelaban una buena dosis de punk directo a las venas.

La presentación comenzó de la manera menos glamorosa, ya que el mismo Marky debió salir al escenario minutos antes a probar sonido frente a un público muy expectante e impaciente por un pequeño atraso que presentaba el show. Apenas subió oficialmente al escenario Marky Ramone acompañado de Michale Graves, ex vocalista de Misfits, más dos músicos de apoyo, el público que llegó hasta el escenario Pepsi, les hizo notar que estaban ahí para gozar y entregarse por entero a la avalancha punk rock que se avecinaba.

Los primeros riffs de la playera “Rockaway Beach” desataron la euforia de un público mayoritariamente juvenil, que coreó todas y cada una de las canciones que desde ese minuto comenzaron a caer sin respiros durante los cerca de 50 minutos que duró el show. “Teenage Lobotomy” permitió a Marky demostrar de entrada que su sonido es único y que nunca necesitó ser virtuoso para convertirse en uno de los bateristas más influyentes de la historia del rock.

“Do You Wanna Dance”, “I Don’t Care” y “Sheena Is A Punk Rocker” fueron un relámpago que golpeó rápido y sin aviso. “Havanna Affair” dio un pequeño descanso para recuperar un poco de fuerzas y volver a mover el cuerpo al ritmo de “Comando”, “Beat On  The Brat” y “Now I Wanna Sniff Some Glue”. El show apenas llegaba a los 20 minutos y ya habían pasado 9 canciones, algo que The Ramones supo cultivar desde la primera de sus presentaciones en la década del 70 y que hace de sus shows en vivo algo único.

“Gimme Gimme Shock Treatment” fue la antesala perfecta para el primer gran momento de la velada: la interpretación de la clásica “Rock ‘N’ Roll High School” para el deleite de los presentes. “Judy Is A Punk” y “The KKK Took My Baby Away” le dieron el protagonismo a las mujeres presentes por un par de minutos, para luego, y sin descanso, lanzar una bomba de racimo con 4 canciones fundamentales en la carrera de The Ramones, “Pet Sematary”, “I Believe In Miracles”, “I Wanna Be Sedated” y “Do You Remember Rock ‘N’ Roll Radio?”, las que configuraron el clímax del show con un Graves cantando sobre la reja de contención y un público a la altura de las circunstancias, el que no paró de cantar, saltar y demostrar que el punk no está muerto.

Las revoluciones bajaron un poco con “I Don’t Wanna Walk Around With You” y “Cretin Hop”; el público aprovechó de tomar un respiro ya que a esa altura del show ya habían desfilado casi 20 temas en poco más de 30 minutos, y el polvo que se levantó de tanto saltar y bailar, ya comenzaba a incomodar a parte de los asistentes.

La intro del excelente cover de “What A Wonderful World”, original de Louis Amstrong, volvió a encender a un público que la cantó con el alma y que mantuvo el entusiasmo a tope con la insigne “Pinhead” y su Gabba Gabba Hey! coreado con la calidad de himno que se merece.

En esta ocasión, el espacio dedicado para que Graves interpretara material de su paso por Misfits, se limitó a “Dig Up Her Bones”, que generó locura entre los muchos fans de la banda de horror punk que había en el lugar, tanto así que cuatro de ellos lograron vulnerar la escasa seguridad y se apostaron a los pies del escenario para cantar e intentar llegar hasta el vocalista.

La noche ya llegaba a su fin y, para poner el broche de oro, Marky y sus muchachos cerraron con sendas interpretaciones de “R.A.M.O.N.E.S.” y “Blitzkrieg Bop”, la que sonó aún más fuerte con la ayuda del público en el clásico coro Hey, Ho, Let’s Go!

Luego de un par de minutos la banda volvió al escenario para tocar “I Just Want Have Something To Do” en una versión un tanto más lenta, y demostrar así que el punk sigue vivo y que haberse jugado por tenerlos en un festival tan masivo y rockero como Maquinaria, fue una decisión total y absolutamente correcta.

Setlist

  1. Rockaway Beach
  2. Teenage Lobotomy
  3. Do You Wanna Dance
  4. I Don’t Care
  5. Sheena Is A Punk Rocker
  6. Havanna Affair
  7. Comando
  8. Beat On the Brat
  9. Now I Wanna Sniff Some Glue
  10. Gimme Gimme Shock Treatment
  11. Rock ‘N’ Roll High School
  12. Judy Is A Punk
  13. The KKK Took My Baby Away
  14. Pet Sematary
  15. I Believe In Miracles
  16. I Wanna Be Sedated
  17. Do You Remember Rock ‘N’ Roll Radio?
  18. I Don’t Wanna Walk Around With you
  19. Cretin Hop
  20. What A Wonderful Wolrd (Cover de Louis Amstorng)
  21. Pinhead
  22. Dig Up Her Bones (cover de Misfits)
  23. R.A.M.O.N.E.S.
  24. Blitzkrieg Bop
  25. I Just Want Have Something To Do

Fotos y texto por Julio Ortúzar

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. Pato Becerra

    11-Nov-2012 en 9:13 pm

    “Por fin Marky Ramone llegaba a presentarse a un lugar a la altura”
    mentira, el año pasado tocó para 5 mil personas en el caupolicán y de hecho el concierto fue mucho mejor que estos 50 minutos

    • pepe lepu

      12-Nov-2012 en 9:21 am

      andate a la rctm perro qliao

    • Gio

      12-Nov-2012 en 10:00 am

      Toda la razón

    • toxo torox

      12-Nov-2012 en 10:26 pm

      Puta compare para mi que era la primera vez que los veia fue increible la pase la raja, vi videos del año pasado y fue mejor que este aparte de que ese escenario se atraso y tubieron que tocar como 1 hora con cuea, pero aun asi sonaron increible y graves canto y vacilo como nunca, en fin disfrutemos la musica y aguante Ramones ctm, estos wns siguien teniendo vivo el nobmre de mi banda favorita de infancia

  2. hugo

    11-Nov-2012 en 11:22 pm

    que buen concierto se mando marky estuvo notable lo mejor despues de kiss pero son estilos muy distintos casi incomparables entre si.

  3. PCP®

    12-Nov-2012 en 12:52 pm

    Hace tiempo no me paseaba por acá, pero este post vale la molestia de comentar.
    Ninguna de las bandas que se presentaron son comparables entre sí. Bastaba con ver este show y luego el de Kiss – uno que no tuvo pausa y de frentón tiró todo a la parrilla, el otro lleno de chayas y caritas pintadas de gato Juanito – a tal punto de dejarme el show de Kiss con una sensación insípida que no me esperaba. Quedé esperando el verdadero rock que nunca llegó.

    Tío Marky estuvo a otro nivel, me dió toda la emoción de un rock liberador, de esos con harta energía, potente, veloz, siempre joven.

    http://www.youtube.com/watch?v=-_CrDmPOmlo

    Fue la única banda, junto a Los Peores de Chile, que me transportaron y me dejé llevar a lo que ellos presentaron, las demás fue como ver un Blue Ray con sabor a tierra.

    Tirón de oreja para Transistor. Una verdadera MIERDA las Vizcachas, todavía cago ladrillos de adobe.

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 1 mes

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: