Contáctanos

En Vivo

Marillion: Otra dimensión

Publicado

en

En septiembre de 2013, en el contexto de los Progressive Music Awards, se galardonó a los británicos de Marillion como la mejor banda del año, un reconocimiento que nadie en su sano juicio podría objetar, sobre todo si se toma en consideración que estamos hablando de uno de los mayores exponentes de este género a nivel mundial, con más de tres décadas de vida y una fructífera discografía de diecisiete álbumes de estudio y casi una decena de registros en vivo. Esta tercera visita de los liderados por Steve Hogarth, se enmarca en su gira “Best Sounds Tour”, una imperdible oportunidad para repasar los grandes éxitos que han catapultado a Marillion a un lugar de privilegio en la historia del rock progresivo, y que convierten este show en uno de los esenciales de 2014. Tras su arrollador paso por el escenario del Casino Monticello hace menos de 24 horas, llegaba el turno de los miles de incondicionales fanáticos que se dieron cita en el Teatro Caupolicán, y que desde muy temprano comenzaron a repletar el recinto. En el ambiente se entremezcla entusiasmo, ansiedad y excitación, en un cóctel de sensaciones que fluyen entre miles de almas expectantes a lo que promete ser una velada inolvidable.

MARILLION CHILE 2014 05

A las 21:15 hrs. se apagan las luces del recinto, despertando de golpe a los impacientes fanáticos que reciben a cada uno de los miembros de Marillion con una efusiva ovación. La extensa “Gaza” se posiciona como la carta de presentación del quinteto, destacando por las sólidas secuencias de cuerdas de Steve Rothery y Pete Trewavas, además del histrionismo de Hogarth, que no para de gesticular. La guitarra marca la introducción del clásico “Easter”, inundando el Caupolicán de pasajes llenos de sentimiento y emotividad, estableciéndose de inmediato una suerte de complicidad entre los músicos y sus seguidores, quienes acompañan con las voces en cada una de sus líneas. Sólo basta un par de canciones para dimensionar la magnitud de esta presentación: un evento que a todas luces se erguía como imprescindible, ahora también se alza con la etiqueta de trascendental.

MARILLION CHILE 2014 01

Hit tras hit se suceden certeros golpes melódicos que de a poco van sometiendo a un extasiado recinto rendido ante los británicos. “Beautiful”, “Power” y “You’re Gone” continúan cimentando la estructura de esta verdadera obra maestra de Marillion, ejecuciones carentes de impurezas y una sólida instrumentación configuran una experiencia integral, unificando música y sentimiento en una misma ecuación. Existen canciones como “Man Of A Thousand Faces” y “No One Can”, capaces de trascender generaciones, en donde con cada año transcurrido penetran con mayor fuerza en el inconsciente colectivo, en algunos casos convirtiéndose en parte fundamental de la banda sonora de una vida. Los fanáticos no esconden su emoción al escuchar, en vivo y en directo, estas verdaderas gemas sonoras, piezas que probablemente marcaron varias etapas de su existencia y que rememoran situaciones especiales y de un alto valor sentimental.

MARILLION CHILE 2014 02

Una certera introducción de cuerdas ofrece la pauta para “Warm Wet Circles”, ganando en potencia de la mano de la solida batería del talentoso Ian Mosley. La melodía a medio tiempo de “Cover My Eyes (Pain And Heaven)” vuelve a despertar a un monstruo que ruge con la fuerza de mil voces, amenazando con echar abajo el recinto de San Diego. Promediando la mitad del show, con un set casi idéntico al ofrecido en la gala del Casino Monticello, donde sólo se extrañó la versión del clásico “Hotel California” de Eagles, no caben dudas de la calidad artística de los cinco músicos en escena, engranajes finamente aceitados de una máquina que funciona en perfecta sincronía, con la pulcritud y esmero que sugiere una dilatada trayectoria, además de la pasión y entrega como condimento adicional. El set lo complementa el clásico “The Uninvited Guest”, que sube levemente las revoluciones, en base a un ritmo potente y una precisa instrumentación.

MARILLION CHILE 2014 04

En “Hooks In You” la batería de Mosley arremete con fuerza, matizando su melodía con el delicado aporte del juego de teclados de Mark Kelly, con un frontman muy enérgico que se mueve por todo el escenario interactuando con sus seguidores. Los músicos desaparecen tras bastidores desatando un ensordecedor ruido de parte de un público que demanda el retorno de sus ídolos, hecho que se concreta sólo un par de minutos después para interpretar una sensible versión de la extensa “Ocean Cloud”, que comienza con unas líneas a capella por parte de Hogarth y que crece en intensidad mediante el aporte del resto de los instrumentos que se van incorporando paulatinamente. En una suerte de paramnesia, la banda vuelve a abandonar el escenario, gatillando nuevamente una petición generalizada que fluye desde todos los sectores del teatro, y que no cesa hasta que los ingleses regresan para continuar con el show.

MARILLION CHILE 2014 03

Hogarth recibe una muñeca de regalo desde el público, con la cual se pone a jugar, distrayéndolo y obligándolo a interrumpir el comienzo de uno de sus mayores éxitos. Sólo un par de acordes de “Kayleigh” fueron suficientes para establecer una comunión espontánea entre la banda y sus fanáticos, dando vida a uno de los acontecimientos más sublimes que se pueden experimentar en un concierto, ese sensible momento cuando, casi en un acto reflejo, miles de almas cantan al unísono con una potente voz que resuena con fuerza en cada rincón del recinto, erizando la piel y transformando ese preciso instante en una postal inolvidable. Existen artistas que han convertido el siempre complejo estilo de las power ballad en una verdadera institución, y es precisamente en este rubro que Marillion resalta como un especialista. En canciones como “Kayleigh”, “Lavender” y “Heart Of Lothian” queda en evidencia la innata habilidad de Steve Hogarth y compañía para yuxtaponer pinceladas de romanticismo, al servicio de una melodía que se expande lentamente, creciendo levemente en intensidad y llenando el ambiente de múltiples sonidos y texturas, capaces de transportar a los espectadores a otro plano sensorial.

MARILLION CHILE 2014 06

La banda nuevamente abandona el escenario y retorna para interpretar “Sugar Mice”, donde Steve Hogarth sorprende metiéndose al público y avanzando a través de una excitada multitud hasta la mesa de sonido donde, tras una leve caída, escapa por una puerta lateral para correr a toda velocidad a reunirse con sus compañeros en escena, evidenciándose exhausto tras la batalla que acababa de sostener contra los miles de fanáticos. El cierre de la velada corre por cuenta de “Neverland”, tema que destaca por sus potentes cambios de ritmo y el apoyo constante de los seguidores que se rehúsan a bajar la intensidad. Una explosión de confetis de colores hace caer una lluvia de papeles sobre la cancha, en una de las postales más bellas que nos dejó esta jornada. El quinteto se reúne en el centro del escenario para despedirse del incondicional público, que premia la entrega y dedicación con una estruendosa ovación.

MARILLION CHILE 2014 07

Casi dos horas y media de una experiencia sublime, un recorrido por lo más selecto del catálogo de Marillion, en un show que no sólo destacó por su excelsa calidad técnica, sino también por la compenetración de la banda con sus fanáticos, quienes en una suerte de trance fueron arrastrados a otra dimensión, un plano donde la música se transforma en protagonista excluyente, tocando los sentidos con melodías rebosantes de sentimiento y vitalidad. La presentación de los ingleses no tuvo puntos bajos, con un sonido de una nitidez pocas veces vista en el escenario del Teatro Caupolicán, y un marco de público que le hizo justicia a los pergaminos que ostenta el quinteto. Una declaración que expone la vigencia de Marillion y que desde ya nos hace soñar con un próximo encuentro con toda la majestuosidad de uno de los últimos iconos del rock progresivo.

Setlist

  1. Gaza
  2. Easter
  3. Beautiful
  4. Power
  5. You’re Gone
  6. Man Of A Thousand Faces
  7. No One Can
  8. Warm Wet Circles
  9. That Time Of The Night (The Short Straw)
  10. Cover My Eyes (Pain And Heaven)
  11. The Uninvited Guest
  12. Hooks In You
  13. Ocean Cloud
  14. Kayleigh
  15. Lavender
  16. Heart Of Lothian
  17. Sugar Mice
  18. Neverland

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

P.O.D. + Alien Ant Farm: Poderosa nostalgia

Publicado

en

P.O.D. y Alien Ant Farm en Chile 2017

El nombre del evento dejaba bastante claras las intenciones de este show doble. “Back To School” reunió en Club Blondie a dos bandas norteamericanas que vivieron su época de gloria a principios de este milenio, agrupaciones que, a pesar de seguir lanzando material nuevo hasta nuestros días, son sinónimo de un sonido que pertenece al pasado, a los recuerdos de una generación que ya se acerca –o derechamente ya se encuentra– en la treintena de sus vidas. Porque, a diferencia de grandes del estilo tales como Linkin Park, System Of A Down, Korn o Deftones, P.O.D. y Alien Ant Farm siempre fueron nombres de segunda fila, logrando altos puestos en los rankings con sus sencillos más populares, pero sin poder consolidarse o trascender en el tiempo para salir del lote y transformarse en números que pudieran valerse por sí mismos sin tener que relacionarlos a un género y a una época en particular, en este caso el nü metal, estilo que hace rato dejó de ser el sonido predominante en el rock mundial.

Teniendo en cuenta lo anterior, esta velada se transformó en un verdadero viaje al pasado, lleno de energía y pasajes entrañables, pero, sobre todo, nostalgia por los tiempos que ya no están. Si fueron mejores o no que el presente, eso ya es tema de cada persona que se hizo presente en el concierto de anoche, pero lo cierto es que todos los que estuvimos saltando entre la multitud que se congregó en la Blondie regresamos al colegio.

El cuarteto de California, Alien Ant Farm, abrió los fuegos con un espectáculo impecable, cuyas mayores virtudes fueron un sonido sólido y un set breve que reunió las canciones más conocidas de su repertorio, dando pie a una presentación que mantuvo la vara alta en todo momento y cumpliendo con aquellos que compraron su entrada para ver exclusivamente a los estadounidenses. “Courage”, “Forgive & Forget” y “Movies” formaron la triada inicial en el setlist, provocando los primeros saltos y cánticos desde la pista de baile.

Dryden Mitchell, frontman de la agrupación, animaba al respetable en un español bastante básico, pero haciéndose entender lo suficiente como para que su esfuerzo fuera valorado por la fanaticada, que lo secundó en cada una de sus intervenciones, donde hubo más alusiones al pasado, rememorando los años en que MTV transmitía videos musicales y su participación en la banda sonora de la serie de videojuegos “Tony Hawk Pro Skater”. El resto de sus compañeros estuvieron precisos en su performance y temas como “These Days”, “Tia Lupe” o la agresiva “Wish” –provocando el primer gran mosh pit en la Blondie– lucieron poderosas versiones en vivo.

Otro gran momento de la actuación de Alien Ant Farm fue la interpretación de “Attitude”, canción que Mitchell dedicó a su madre y que, en su sección final, incluyó la melodía en guitarra de “In The End” de Linkin Park, en lo que fue un pequeño pero noble gesto en memoria del fallecido vocalista Chester Bennington. Para cerrar su actuación, “Smooth Criminal”, el cover de Michael Jackson que hizo famosa a la banda alrededor del mundo, puso a bailar y cantar a todo el lugar en los últimos minutos de los norteamericanos en Chile, finiquitando un espectáculo preciso, que dejó contentos a todos los asistentes, quienes quedaron con los ánimos a tope para recibir al segundo plato fuerte de la noche.

En su retorno a la capital, P.O.D. trajo un repertorio lleno de éxitos, elaborado con pinzas para satisfacer a sus fanáticos más veteranos. Abriendo su presentación con dos clásicos de antaño como “The Messenjah” y “Rock The Party (Off The Hook)”, el cuarteto de San Diego dejó en claro que iban a tirar toda la carne a la parrilla en su hora y algo más de show. Incluso si el sonido no los acompañó durante los primeros minutos de recital, con una guitarra a la que le costó agarrar presencia dentro de la mezcla, el público se plegó a la banda e hizo de cada corte una instancia para combatir sin piedad al centro de la pista. Siendo “Satellite” (2001) su disco más exitoso, P.O.D. puso énfasis en su cuarto larga duración y complementó el resto de la función con las canciones más destacadas de su discografía, donde pudimos escuchar algo de reggae, como ocurrió en “Ridiculous”, o pasar drásticamente al punk-hardcore durante el caos que armó “Revolucion”, una de las dos canciones más recientes en el catálogo del grupo que fueron presentadas anoche.

La fiesta se mantuvo en alto con hits como “Boom”, “Youth Of The Nation” –que contó con la colaboración de Dryden Mitchell en los coros– o la violenta “Southtown”, esta última siendo el pasaje más álgido de la jornada, con una pista atestada de cuerpos danzando y empujándose de un lado para otro. La postal era aún más asombrosa al notar que entre los contendores no había ninguna cara adolescente, sino que abundaban rostros de jóvenes-adultos, algunos conservando las pintas de quinceañeros, pero cuyas miradas denotaban el peso y el estrés de la “vida real”, lanzando puñetazos y cabeceando como si no existiera un mañana. Era real, estábamos de vuelta en el patio del colegio. “Alive” coronó el tramo final de la presentación, con una Blondie cantando a coro y un bis que remató la velada con “Satellite”, despidiendo definitivamente a Sonny Sandoval y compañía, bajando el telón del evento.

Finalizada la intensa jornada, camino a casa la sensación de estar regresando del colegio era inevitable. P.O.D y Alien Ant Farm forman parte de la banda sonora de las vidas de millones de personas alrededor del mundo. Independiente de que sus carreras no hayan alcanzado los estándares de referentes mayores del estilo, su legado está inmortalizado en los recuerdos de cada uno de los que anoche entonamos desde las entrañas clásicos como “Alive” o “Wish”. Este “Back To School” cumplió a rajatabla con sus intenciones y nos llevó a regocijarnos en la nostalgia, una nostalgia que no se siente kitsch o decadente, sino que, al contrario: más viva y poderosa que nunca.

Setlist Alien Ant Farm

  1. Courage
  2. Forgive & Forget
  3. Movies
  4. These Days
  5. Tia Lupe
  6. Attitude
  7. Glow
  8. Wish
  9. Sticks And Stones
  10. Smooth Criminal (original de Michael Jackson)

Setlist P.O.D.

  1. The Messenjah
  2. Rock The Party (Off The Hook)
  3. Ridiculous
  4. Boom
  5. Murdered Love
  6. Soundboy Killa
  7. Set It Off
  8. Kaliforn-Eye-A
  9. Youth Of The Nation
  10. Lost In Forever
  11. Will You
  12. Strength Of My Life
  13. Beautiful
  14. Revolucion
  15. Southtown
  16. Alive
  17. On Fire
  18. This Goes Out To You
  19. Satellite

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 9 horas

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 1 día

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas