Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Maquinaria Festival 2011: Día 1

Publicado

en

Maquinaria 2011 prometía mucho más que su edición antecesora, principalmente porque ya no corrían con cartel de debutante, y porque han hecho una delimitación en cuanto a line up con el otro gran evento musical del año, Lollapalooza.

Ya a horas que comenzara esta nueva edición, Maquinaria se presentaba como el festival más noventero que podría desarrollarse en 2011, cosa que para muchos es un sueño hecho realidad ya que, hace quince años, era impensado contar con la mayoría de las bandas que nos visitaban en esta oportunidad.

La fiesta comenzó en las afueras del Club Hípico desde temprano, con hordas de jóvenes –y no tan jóvenes– apostados en largas filas esperando que abrieran las puertas. Y a eso de las 13:35, la entrada principal fue abierta para los asistentes.

Pasadas las 14 horas, todos los que iban llegando, se encontraron de frente con el Lenovo Stage y su número de apertura, The Ganjas, que a esta altura son infaltables para este tipo de eventos. La banda de Sam Maquieira y Rafael “Pape” Astaburuaga tocó aproximadamente 40 minutos. Mientras que en el Claro Stage empezaba a armar el show Pepper que, por ser los primeros de la lista, siempre sufren de poca audiencia.

Cuando en el Transistor Stage se asomaba Duff McKagan’s Loaded, algunos fans se lograron entusiasmar ante un show que, siendo realistas, no estaba a la altura de lo esperado. Mucha guitarra ruidosa y gritos estruendosos que jamás lograron sinergia entre sí. Sin embargo, la agrupación del incombustible ex bajista de Guns N’ Roses, echó mano a clásicos de su antigua agrupación, como “So Fine” o “It’s So Easy”, y logró equilibrar la presentación.

A las cuatro de la tarde con exactitud, subieron al escenario Black Rebel Motorcycle Club. Una de las bandas menos comprendidas por la audiencia, ya que estamos hablando de una asistencia algo homogénea, donde bandas como esta, parecen muy antagonistas a la cita, pero con una propuesta en sonido que los tiene de puntal dentro de su segmento musical. Fue un show potente, asertivo y muy bien logrado, casi sin baches de sonido, donde Peter Hayes, Robert Levon Been y Leah Shapiro repasaron algunos de sus mejores singles. El problema vino cuando se despidieron treinta minutos antes de lo programado, quedando sus más fanáticos seguidores con caras que llegaban al suelo.

Luego vendría el turno de la potencia de Down en el Transistor Stage, con Phil Anselmo demostrando su potencia en escena, uno de los bravos de la cita. El carisma del ex Pantera demostró con creces porqué es uno de los frontman más queridos por la audiencia metalera chilena, sin embargo, el viento y notorios problemas de sonido, estuvieron a punto de mermar esta esperada presentación.

El Lenovo Stage, a medida que avanzaba la tarde, se convertía en un universo paralelo ante los escenarios llenos de ritmos más acelerados. La delicadeza de Alain Johannes, la neo-sicodelia de The Black Angels, y la fiesta electrónica con The Magician, abrían dimensiones, para muchos, desconocidas.

A las 19.30 horas se comenzaba a vivir algo épico, nunca antes vivido en tierras chilenas, y es que en una misma noche artistas de la talla de Alice In Chains, Chris Cornell, Faith No More y Megadeth estaban a segundos de presentarse en escenarios nacionales. Claro que algunos con una década y media de retraso, pero la verdad, a nadie le importaba ese detalle.

Aunque muchos tenían el temor de que ciertas bandas tardías no estuvieran a la altura de la contemporaneidad, Alice in Chains mostró una calidad impactante en su presentación. Con un sonido avasallador, un puesta en escena sobria y músicos de excelencia como Jerry Cantrell -absoluto líder de la agrupación-, Sean Kinney, Mike Inez y el carisma de William DuVall que demostró ser más que un registro parecido al de Laney Staley. Ciertamente uno de los grandes momentos de la tarde-noche.

Luego, todos correrían en masa a ver una vez más al más brillante de Soundgarden, Chris Cornell. Con un show acústico, donde hizo gala de su mejor repertorio y de su absoluta calidad vocal, atreviéndose a regalar al público covers como “A Day in The Life” de The Beatles. Un show siempre respetado, pero que se convirtió en una suerte de laguna entre los show de potencia de Alice In Chains y Faith No More.

Mientras tanto en el Lenovo Stage la fiesta seguía con Bag Raiders y Matías Aguayo, encargado de cerrar la primera noche de fiesta en ese escenario.

Llegaría así el momento para una de las bandas con más conexión con el público chileno, Faith No More. La reunida agrupación de Mike Patton, subió casi con media hora de retraso, a presentar por completo su disco “King For a Day, Fool For A Lifetime”. Con un sonido cercano a la perfección, pero que podría haber sido un poco mayor en cuanto a potencia, Patton y sus boys mostraron por enésima vez su destreza y feeling con el público. Nota aparte Billy Gould, siempre un grande con las cuatro cuerdas. Las sorpresas prometidas por meses llegaron de la mano de las trompetas en “Star A.D.”, tocada por primera vez en vivo, y para el gran finale contaron con un coro gospel chileno en “Just A Man”, ciertamente el mejor cierre pensado. Y aún así, el público recibió con cierta sorpresa el bis, regalado en agradecimiento por los miles que a esa hora sufrían de una cuasi hipotermia, en medio de una helada noche santiaguina.

El cierre absoluto, vendría con la banda más ruda de la noche, Megadeth, sólida agrupación en vivo y que siempre muestra sobre el escenario su experiencia de 25 años. Músicos de primera línea, partiendo por el virtuosismo de Dave Mustaine en la guitarra y voz, que recuerda aquello que alguna vez dijo James Hetfield de Metallica, reconociendo el peor error de su vida al echarlo de la banda, aunque también puede ser sólo un rumor. La pulcritud de los solos de Chris Broderick, y las sólidas y complejas bases de David Ellefson y Shawn Drover complementan este virtuosismo. La batería de canciones fueron principalmente sus grandes éxitos, acompañados de su trabajo más reciente, “TH1RT3EN”. Pero fue “A Tout Le Monde” una de las más aplaudidas de la  presentación.

Ciertamente, la primera jornada de Maquinaria Festival 2011 estuvo a la altura en términos musicales. Pasearse en sólo una jornada por la electrónica, el grunge, el rock and roll sicodélico, o la calma del folk pop. Superando la expectativa de varios que pensaban que sólo irían a ver chascones de poleras rudas, pero que daba cabida a más estilos, y por supuesto dándole la oportunidad a chicos fans de Megadeth presenciar la nobleza de las cuerdas electro acústicas de Johannes, por ejemplo.

En cuanto a la organización, quedaron cosas pendientes; el Redbanc que nunca existió, la escasez de agua, la Intendencia Metropolitana poniéndole candados a última hora a la venta de alcohol en el sector general y Carabineros cerrando el sector VIP aduciendo a que era una decisión por parte de la producción, cosa que finalmente era mentira y fue una determinación propia. No obstante, aunque todos sepan que están en medio de un festival de rock, con todos los inconvenientes que pueda conllevar, es necesario que la organización del festival sea absolutamente eficiente en las fallas evidentes, que no se pueden pasar por alto.

Pero si de resumir se trata, preferimos que la música prevalezca ante todo, porque habían ganas de más, y aun quedaba un día entero para saciar las ansias de rock.

CONTINUARÁ…

Por Pamela Cortés
Fotos por Felipe Ramírez Amigo

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 1 día

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 días

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 3 días

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 1 semana

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 1 semana

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 1 semana

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 semanas

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 2 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 3 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas