Contáctanos

En Vivo

Machine Head: El ritual del torbellino del infierno

Publicado

en

Santiago recibió al fin a una de las bandas más emblemáticas del metal norteamericano que, a punta de letales riffs y una aplastante batería, hizo que el Caupolicán se viniera abajo. Los esperados por años Machine Head, quienes nos visitaron junto a Sepultura, nos dieron una dosis real de puro metal directo y amplificado letalmente.

Eran cerca de las 23:00 hrs. Y, después de disfrutar del plato de entrada (Sepultura), la fanaticada pedía a gritos y con ansias el plato de fondo. La euforia no se hizo esperar y el público se desato al escuchar los primeros acordes de “Imperium”, pista número uno del “Through the Ashes of Empires” (2004). Seguido de eso “Beautiful Mourning”, del aclamado “The Blackening” (2007), hizo que la audiencia prendiera como pasto seco y saltara como nunca antes; se veían ya los primeros mosh pit que animaban a Robert Flynn y compañía a agregar más carbón a la caldera. Muy poco tardaron en notar como el público chileno sabe tratar a sus bandas favoritas.

Machine Head continuaba con la aplanadora y ahora nos remontaba al año 1999 con su disco “The Burning Red”, y de esa placa hacía presente el ya clásico “The Blood, the Sweat, the Tears”. Seguía el setlist y era el momento de escuchar lo nuevo de su último trabajo “Unto The Locust”, de ahí sonaba el tema “Locust” –primer single del disco que salió hace ya un mes y que sigue la senda de lo realizado con “The Blackening” en 2007– precioso tema, lleno de cambios que denota la madurez alcanzada por la banda, y fue  notable que el público se la supiera a la perfección, dado que no lleva mucho tiempo de ser estrenada.

Luego se dio paso para otra pista de su nuevo disco, “I Am Hell (Sonata in C#)”, que en vivo es impresionante cómo suena, ¡vaya que nivel de poder!. Acá otra vez se armó un mosh pit casi infernal en cancha.

Cabe destacar que hubo mucha comunicación entre los asistentes y la banda, cuando se pidió alboroto, todos saltando y moviendo la cabeza como frenéticos. La banda no lo podía creer, resultó que todo lo que les dijeron sobre el público metalero nacional era cierto y lo comprobaron en carne y hueso.

Continuaba la noche y se nos venía “Aesthetics of Hate”, temazo del “The Blackening”, la siguió “Old”, del ya clásico álbum “Burn My Eyes”, la que en cuestión de segundos desató toda la energía del Caupolicán. La cancha no estaba tan llena, lo que permitió con facilidad que se generarán los huracanes humanos de fuego.

Ya era tiempo de otro tema del nuevo disco, ahora iniciaba “Darkness Within”, con una bella intro en guitarra acústica. La iluminación y el humo propusieron una atmósfera única y especial, que en seguida se rompió cuando sonó el potentísimo riff de “Bulldozer” del disco “Supercharger” (2001), el cual volvió a remecer al público haciéndolo gritar y corear cada letra.

Quedaba poco para el final, la banda lo sabía, y era tiempo de echar mano a algo de “The More Things Change”, en esta ocasión nos aturdían con el ya clásico “Ten Ton Hammer”, golpe certero, que dejó a la gente de cancha en éxtasis. Acá Robb se despedía y nos decía “¡Muchas gracias Santiago!”. Pasó algo curioso: como era ya algo tarde, varias personas creyeron que se había terminado el show con la despedida de Robb y se dispusieron a abandonar el recinto, pero no pasaron más de dos minutos y por cada rincón del teatro, retumbaba el griterío del público pidiendo más, obviamente faltaba el encore, señores.

Robb sube al escenario con un vaso de cerveza ofreciéndonos salud y agradeciendo. Se notaba muy emocionado con el ambiente. En ese preciso instante sube el resto de la banda y empiezan el penúltimo tema y ya nuevo himno “Halo”, bastaron dos acordes y en cuestión de segundos se desató otra vez el infierno, y el público lo cantó todo. Acá el mismo Robb Flynn decía que este era el momento para que los asistentes agotaran sus energías e hicieran de esto algo único e increíble, dicho y hecho.

Llegaba el último tema de la noche, “Davidian”, himno absoluto de la banda. Fue agradecido con un nuevo (a esa altura incontable) torbellino humano; los de Oakland no lo podían creer.

La noche fue intensa y se recordará por siempre, puntos altos y memorables fueron la mayoría de sus temas, pero en “Darkness Within” hubo algo especial y único. Machine Head es de esas bandas que sabe hacer música, que mueve y crea cambios; de las bandas más verdaderas y puras de estos últimos años, con detalles que marcan y hacen de esto una experiencia aún mejor.

La postal final fue épica, con un Flynn y compañía más que contentos con la experiencia vivida en casi hora y media de show. Nos amaron, y otra vez más se demostró cierto el  rumor de que acá el público es único y distinto.

Por Daniel Guajardo
Fotos por Felipe Ramírez Amigo

Setlist:

  1. Imperium
  2. Beautiful Mourning
  3. The Blood, the Sweat, the Tears
  4. Locust
  5. I Am Hell (Sonata in C#)
  6. Aesthetics of Hate
  7. Old
  8. Darkness Within
  9. Bulldozer
  10. Ten Ton Hammer
    —————————
  11. Halo
  12. Davidian

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. ricardo

    21-Oct-2011 en 2:44 pm

    ni siquiera terminaba el primer tema cuando vi salir a un tipo bañado en sangre, haha

    que lata la poca gente que fue, con suerte un 70% del recinto.

  2. ZERO

    21-Oct-2011 en 3:57 pm

    Estaba al lado del wn que salió bañado en sangre… dejó la media poza…

    Notable show… quizás le habría agregado “This is the end” y hubiera sido increíble.

    Show sólido, contundente y con más energía que la mierda… todavía tengo resentido el cuello de tanto cabecear…

    Y Sepultura, mis respetos. Tremenda antesala para el show, a mi parecer, más potente del año hasta ahora.

  3. IVAN BRAVO

    21-Oct-2011 en 11:41 pm

    Lo de una persona con sangre no tiene importancia lo importante es la calidad de las dos bandas en especial machine head, potente concierto una gran alegría haber estdo allí

Responder

En Vivo

Venom: De regreso al infierno

Publicado

en

Venom

En una jornada donde el metal más pesado se tomó la capital, los ingleses de Venom retornaron al país a ocho años de su debut en vivo por estas tierras –omitiendo el show de Venom Inc. el año 2015, que técnicamente no cuenta, al tratarse de otra versión del grupo–. Cronos y compañía volvieron para seguir presentando su más reciente LP, “From The Very Depths” (2015), en un espectáculo que cumplió con lo justo para dejar satisfechos a los miles de fanáticos que se hicieron presentes en el Teatro Teletón. Pero Venom no llegó solo, y antes de su arribo al proscenio, dos bandas sudamericanas tuvieron la misión de avivar las llamas en el recinto de la calle Mario Kreutzberger.

Los primeros en salir al escenario fueron los chilenos de Dekapited. Los capitalinos dieron rienda a los primeros mosh pits que se desataron en la “cancha” del teatro. Amparados en la fórmula más clásica del thrash ochentero, los nacionales lograron animar al público, a pesar de adolecer de un sonido demasiado saturado que, en ocasiones, sólo era una gran masa estridente. “Condenado A Muerte” fue el grito final del cuarteto, que se despidió de la fanaticada entre aplausos.

Siguieron en el cartel las brasileñas de Nervosa, power trio que en sus siete años de carrera ha lanzado dos discos, y que ha sabido combinar en su música el sonido del thrash clásico y el moderno. Pero, a pesar de que el show de Nervosa se estaba desarrollando de manera impecable, con canciones como “Intolerance Means War” y “Victim Of Yourself“, su actuación debió ser cortada de forma abrupta por temas de horario.

Dekapited realizó su show completo y Nervosa partió más tarde de lo establecido, por lo que no pudo presentar los últimos quince minutos de su repertorio para cumplir con el horario de salida de Venom. La molestia de la banda fue evidente, y también la del público, que pifió y coreó el nombre de Nervosa pidiendo una canción más, pero los técnicos ya estaban sobre el escenario preparando todo para el plato de fondo. Sin saber finalmente quiénes fueron los responsables del asunto, de todas formas se sintió como una falta de respeto hacia las brasileñas, con el público que fue para disfrutarlas a ellas exclusivamente y a todos aquellos que se encontraron por primera vez con su música y estaban disfrutando de un gran espectáculo. Esperamos que puedan volver a Chile para realizar su presentación completa, porque lo de Nervosa es un show que vale la pena disfrutar en plenitud.

Pasado el mal rato, Venom salió puntual a devorarse al Teatro Teletón. Haciendo gala de un sonido sólido, Cronos y sus músicos hicieron de las suyas durante las quince canciones que presentaron en este nuevo paso por Santiago, tres menos de las que posee el setlist de rutina de esta gira, pero aquí no sabemos si lo acortaron por temas de tiempo o porque simplemente quisieron brindar un concierto más breve. Como sea, el trío terminó de alzar las llamas del infierno de la mano de “Long Haired Punks” y “The Death Of Rock ‘N’ Roll”, sumergiendo al teatro en las profundidades del averno. El público se mantuvo entusiasta durante toda la velada y canciones como “Grinding Teeth” y “Buried Alive” fueron grandes hitos dentro de la jornada, donde Venom sacó todas sus credenciales de “clásicos del metal”. A pesar de que su carrera nunca logró alcanzar los estándares de grandes del estilo, Venom es una banda de culto y merece su puesto en los anales del metal.

La triada compuesta por “Pandemonium”, “The Evil One” y “Hammerhead” llegó como una especie de medley, donde no hubo espacio para descansos ni pausas. Para rematar siguió “Welcome To Hell”, corte extraído del debut discográfico homónimo del trío que fue lanzado el año 1981, cuando muchos de los que estábamos presentes en el teatro todavía no nacíamos. En tierra derecha al final del recital, destacaron la demoledora “Warhead” y la coreada “Countess Bathory”.

Rise” dio paso a la obligada salida falsa, cuya pausa ni se notó cuando Cronos regresó a escena para dar inicio a la canción más solicitada por la muchedumbre de metaleros: “Black Metal”. Luego de la batahola, “Witching Hour” finalizó nuestro paso por el infierno, que, en su hora casi exacta, nos entregó lo mejor de una banda que sigue dando lo suyo, a pesar de las casi cuatro décadas que llevan sobre la carretera.

Imposible dejar de lado el mal sabor que nos dejó la interrupción del show de Nervosa, pero si hablamos de la actuación principal de la noche, incluso si tocaron una versión acortada del set original, Venom cumplió. Prometiendo volver pronto a nuestro país, Cronos y sus colegas dejaron conformes a sus fanáticos, en una noche donde nos trajeron de vuelta al mismísimo infierno.

Setlist

  1. Long Haired Punks
  2. The Death Of Rock ‘N’ Roll
  3. Bloodlust
  4. Pedal To The Metal
  5. Grinding Teeth
  6. Buried Alive
  7. Pandemonium
  8. The Evil One
  9. Hammerhead
  10. Welcome To Hell
  11. Countess Bathory
  12. Warhead
  13. Rise
  14. Black Metal
  15. Witching Hour

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 9 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: