Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Mac DeMarco: Cocinando algo bueno

Publicado

en

Recurrentemente hemos hablado de diferentes aspectos que afectan, para bien o para mal, un espectáculo en vivo. En medio de textos sobre shows muy diferentes entre sí, varias veces ha salido en relieve la participación del público y su forma de vivir la experiencia en directo como motores de momentos muy buenos y también de otros muy malos. Lo que se vivió la noche del 14 de marzo en el Centro de Eventos Cerro Bellavista, en la fecha inaugural del ciclo S.U.E.N.A. de Virgin Mobile y Converse protagonizada por Mac DeMarco, borró con el codo y las manos aquellas jornadas de público irrespetuoso y poco participativo que fueron parte de ese ciclo el año pasado. DeMarco llegaba a Chile tras un ascenso rápido en la escena indie, con dos discos ya editados y con un tercero en camino al que echó mano varias veces en su debut en Chile, con un sonido vestido de lo-fi, pero cuya fidelidad y sentido del rock & roll hacían más claro y nítido cada elemento, en especial las guitarras que él y su banda consiguen hacer sonar de forma casi transparente.

MAC DEMARCO CHILE 2014 02

La jornada fue abierta con extrema puntualidad (incluso 5 minutos antes de lo anunciado) por Tus Amigos Nuevos, banda nacional que, con su disco debut “No Sí Son” (2013), ganó reconocimiento rápidamente por su rock divertido, pegote y lleno de guiños a clásicos como “La Cultura de la Basura” de Los Prisioneros o la dinámica de The Rapture, pero lo que diferencia a Diego Lorenzini y los suyos de otras propuestas es su tendencia a letras ingeniosas y un en vivo que, sin dudas, es mucho mejor que su disco de estudio. No sería de extrañar que se transforme en una banda que logrará avanzar y que, si en su próximo álbum consigue enchufar tres o cuatro éxitos al nivel de “Babyboomers”, coreada por muchos en la Ex Oz, saltará a un estrellato que no tiene vergüenza en buscar. “Gato Negro” y “Viernes” también fueron buenos momentos de esta presentación, que tuvo muchísimo público, con un 80% del recinto lleno.

MAC DEMARCO CHILE 2014 03

Pero Mac DeMarco sí que se adelantó a lo agendado. Tras volver loco a su público al salir él mismo con sus músicos a arreglar los detalles de sonido y dejar todo instalado, ya se sabía que el canadiense dejaría la grande, y así fue. A las 00:21 hrs., nueve minutos antes de lo planeado y con una Ex Oz llena a más no poder, como nunca, se sube al escenario Mac DeMarco, el artista, tras el abandono del lugar de Mac DeMarco, el roadie. Es que hasta en eso la cultura DIY (“Do It Yourself”, o sea, “Hágalo Usted Mismo”) se le nota a Mac, un tipo loco pero entrañable como él solo.

MAC DEMARCO CHILE 2014 04

El show se caracterizó por la poca claridad en el micrófono de Mac, por la agudeza de la guitarra y la batería llena de matices. Es que es fácil vestir la propuesta de DeMarco, un white trash con más pinta de vagabundo que de músico profesional, con mantos de baja fidelidad y discos caseros, pero se olvidan de que sus canciones son bastante más que como suenan, y eso debe ser lo que, tras años de circo, percibe la gente, que meses antes de su anuncio ya lo pedían, casi presintiendo lo que verían, con el cantautor en su mejor momento, abriendo con la sólida “Salad Days” para luego pasar a “Treat Her Better” y luego a “Blue Boy”. Y si bien, las tres son canciones del nuevo disco, que sale el 1 de abril, la gente ya se las sabía y las coreaba con pasión, mientras DeMarco no podía evitar el asombro. La magia de las filtraciones y de internet hacía lo suyo y mostraba su mejor cara, con un público evitando la fomedad del acto de escuchar una nueva canción sin poder corearla. (Fuck the police). Desde lo laidback de “Blue Boy” hasta la melancolía hermosa de “Brother”, la gente cantó todo, saltó, gozó y Mac DeMarco y su banda expresaban con asombro creíble, no esperando ese recibimiento desde tan lejos. Es que hasta la mesa de sonido estuvo en riesgo. El entusiasmo de la gente transmitió real energía al escenario y así fue que el set fue un gran momento tras otro.

MAC DEMARCO CHILE 2014 07

Cuando iban seis canciones del show, Mac ya había estrenado cinco nuevos tracks, incluyendo “Let Her Go” que no está en la versión filtrada de “Salad Days”. ¿Será este el cuarto esquivo track? Quizás, pero tras esta avalancha de novedades, Mac comenzó a lanzar sus grandes éxitos, primero con “Cooking Up Something Good” y luego con el neo-clásico “Ode To Viceroy”, presentado por DeMarco como “una canción acerca de unos cigarrillos”. Dicho y hecho, varios comenzaron a fumar en el recinto, paseándose la ley de tabaco como si nada importara, y es que, fuera de lo embriagado que pudieran estar algunos, el show tenía ese aroma (literalmente) a los de antes, esos donde la gente se preocupaba del artista al frente, que en este caso presentaba un sonido mucho más sólido del esperado, con espacio para mostrar todas sus caras, como en la electrónica casi cósmica de “Passing Out Pieces” o la épica romántica de “Let My Baby Stay”, o la notable interpretación de la tímida “Go Easy”. Pero la locura llegó con “Freaking Out The Neighborhood”, todos saltando, con algunos chicos y chicas del público subiéndose al escenario, siendo sacados por los guardias, pero ninguno sin antes abrazar a Mac o a sus músicos. Otros se subían al escenario y saltaban para ver si los arrastraba el resto de la gente por los aires, a lo rockstar, lo que fallaba estrepitosamente. Al final, todo era diversión y se había cocinado algo bueno, algo que falta, algo que muestra la importancia de la música, de la música en vivo y de la experiencia.

MAC DEMARCO CHILE 2014 01

El set “formal” fue cerrado con el estreno de “Chamber Of Reflection” y con la que, se suponía porque siempre lo hace así, cerraba el show, “Still Together”, descarga masiva de energía, rock y sentimiento que fue la canción más extensa del concierto y que era el cierre perfecto para un show que en una hora armó fiesta, circo y reflexiones en el casi millar de personas que repletaron la Ex Oz y que, apenas Mac salió del escenario, a los dos segundos, empezaron a gritar para pedir otra canción.

MAC DEMARCO CHILE 2014 06

DeMarco hizo caso, pero antes armó todo un espectáculo en el escenario, propiciado porque un asistente y el guitarrista de su banda estaban muy cerca el uno del otro. La gente pidió “el beso”, y en vez de ellos, salió Mac con su bajista a besarse, sin polera ambos, lo que el público celebró con risas, aplausos, vítores, que se multiplicaron cuando Mac pidió que gritaran “Red-Hot-Chili-Peppers”. Vino un irregular cover de “Say It Ain’t So”, breve e hilarante, pero que no quedó en más que una humorada, tras lo cual la locura regresó con “Rock And Roll Night Club”, tema que abrió el primer disco de Mac y su carrera y que en vivo sonó a puro rock, con la gente desenfrenada a tal punto que nadie notó cuando se acabó la canción. Obvio que Mac volvería de nuevo para entregar otra canción, aunque esta vez sería la última. El cover, sentimental e íntimo de “Unknown Legend” de Neil Young retrató de cuerpo entero a Mac, en su apertura y su entrega, a la vez que permitió a su bajista (bastante desafinado) cantar, porque el escenario, el show, todo ya era de todos.

MAC DEMARCO CHILE 2014 05

Nadie se resignó. Siguieron pidiendo a Mac. Siguieron con la exigencia de una más, de una canción y es que este era un show atípico, de esos que ya no se ven, donde ir a buscar un trago no es un evento social sino que es buscar un trago porque hay que seguir viendo el show. Esperemos que lo que cocinó el canadiense en su primera visita a Chile demuestre a muchos lo importante que es concentrarse en la música, vivirla, sentirla. Al final, eso es lo único que queda, y cuando se cocina bien, vaya que nos queda un buen sabor de boca.

Setlist

  1. Salad Days
  2. Treat Her Better
  3. Blue Boy
  4. The Stars Keep On Calling My Name
  5. Brother
  6. Let Her Go
  7. Cooking Up Something Good
  8. Passing Out Pieces
  9. Let My Baby Stay
  10. Ode To Viceroy
  11. Go Easy
  12. Freaking Out The Neighborhood
  13. Chamber Of Reflection
  14. Still Together
  15. Say It Ain’t So (cover de Weezer)
  16. Rock And Roll Night Club
  17. Unknown Legend (cover de Neil Young)

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

  1. belsebu

    15-Mar-2014 en 6:39 pm

    era say it aint so, simio.

    • emilio salfatte

      16-Mar-2014 en 12:31 pm

      oye pajarraco te están diciendo que no es undone (efectivamente demarco la ha tocado en otras oportunidades) pero en chile tocó say it aint so. saquen a estos weones apitutaos del staff que entran gratis y no tienen idea las weás que escuchan

  2. Ramón Vásquez Lemus

    16-Mar-2014 en 1:03 pm

    El guitarrista estaba cerca del baterista, no de un asistente. Y efectivamente fue Say it ain`t so.
    Contratenme a mi pa la otra jajaja.

  3. Javiera

    16-Mar-2014 en 2:51 pm

    jajajaj culiaos n00b pa la huea

  4. Mauricio Arce Araya (@MauricioArceA)

    02-Oct-2014 en 7:10 am

    chiquillos… por lo que el universo ve…. ustedes dan jugo… cuelguen el teclado y busquen pega.

Responder

En Vivo

The Rasmus: La burbuja feliz del Edén

Publicado

en

The Rasmus

Es inevitable que se mezclen las cosas cuando un día es tan intenso. No podemos mencionar algo respecto del muy buen show que dio The Rasmus, en su reencuentro con Chile en la noche del 15 de noviembre en un Club Chocolate repleto, sin que hagamos referencia a cómo afuera se encendían barricadas y las fuerzas policiales operaban impunemente usando sus medios para infundir temor. Es inevitable pensar en eso, porque incluso en las puertas del recinto del barrio Bellavista se sentían los efectos de los gases lacrimógenos lanzados por Carabineros. Es en días así donde se nota más la burbuja feliz en la que muchas veces se desarrolla el arte, en general, y más aún una manifestación cultural masiva como son los conciertos.

Mientras la ciudad ardía, había un trocito de Finlandia en el escenario intentando acallar este contexto lamentable y triste de represión y dolor. De hecho, las sensaciones ante un show como el de The Rasmus ni siquiera caben en la nostalgia, pese a que su mayor éxito haya sido con singles de un disco de 2003 (“Dead Letters”), sino que la más sencilla felicidad, esa de ver a fans contentos, fervientes, apasionados, con lienzos de diferentes fan clubs, como una convención en torno a las canciones. Además, el cuarteto no pareciera ver que el tiempo pase, porque su sonido y la energía parece la misma que hace 15 años.

Una jornada muy pulcra que, aún con sabor a lacrimógena en ciertas partes del Club Chocolate, inició con un par de tracks ganadores de “Dead Letters”, “First Day Of My Life” y “Guilty”, que de inmediato subieron la temperatura y los globos transparentes que llevaba el público, dándole más colores y texturas a un marco lleno de amor. Al igual que con Zoé hace un par de noches, la voz de Lauri Ylönen sonaba tan bien, que podía parecer que estuviera haciendo playback, pero no. Incluso se daba maña de hacer cantar a la gente en canciones tan coreadas como “No Fear” o “Time To Burn”.

No es que sólo Lauri estaba haciendo su labor y generando reacciones en la gente, sino que la banda completa. Por ejemplo, Aki Hakala desde la batería sacaba a cada rato gritos de “¡mijito rico!” y otros cánticos cosificadores, mientras era clínico en su forma de hacer las percusiones, sin excesos ni carencias, lo mismo que el guitarrista Pauli Rantasalmi, en tanto que el bajista Eero Heinonen era el más preocupado de que la gente aplaudiera, vibrara y también se comunicó varias veces para expresar lo similares que eran Finlandia y Chile en sus geografías y la pasión por la música que se ve de la gente. Quizás por eso es que podría criogenizarse este amor por The Rasmus y así viva para siempre, porque son momentos como los vividos en este show los que permiten pensar de que la incondicionalidad del fan es algo real.

Aunque vinieron a promocionar “Dark Matters”, ese disco que lanzaron en 2017, sólo tocaron tres temas de aquel material y el show se basó principalmente en el disco que los lanzó a la fama, del que tocaron 8 de sus 10 canciones. Lo que llama la atención es cómo todo suena casi igual a sus momentos de lanzamiento respectivos y, aun así, todo logra parecer recién salido del horno. Es un testamento a la efervescencia de un público que no hace que la jornada parezca como un recuerdo de canciones de 2003, sino como el apogeo y el mejor momento de una banda que pareciera estar recién al alza. Esto, incluso con canciones nuevas como “Holy Grail”, que al menos un tercio de las personas en el público se sabía, siendo una canción no lanzada oficialmente y habiendo salido hace recién un par de meses. Detalles como éstos son los que hacen a una banda lucir brillante.

El show es bien pensado, desde el diseño de iluminación hasta su estructura, con una parte de canciones pegadas y bien tocadas, moviendo al público y luego darles una mini sesión acústica con “Not Like The Other Girls” y “Still Standing”, para después equilibrar con “Funeral Song”, con Lauri solo con la pista con cuerdas y el bajo de Eero, dejando en claro la potencia de su voz y también la de los pulmones de los fanáticos y fanáticas, enrielando el show hacia su clímax con el mega éxito de los de Helsinki, “In The Shadows”, siendo innegablemente tremendo. Ejecución y energía perfecta, con el lugar preciso para que se luzca, todo para dejar a un público ávido de más y más de The Rasmus, algo que un par de minutos después se arreglaría.

Eero se subió solo al escenario, habló de lo linda que es la cordillera y lo mucho que le recuerda a las montañas de Finlandia y Escandinavia, para luego, con guitarra electroacústica en mano, hacer una versión de “Bésame Mucho”, sin saberse mucho la letra, pero sí la melodía. Aunque esta canción sea original de la artista Consuelito Velázquez y se popularizara en algunas partes por Pedro Infante, lo cierto es que el mundo la asocia mucho más al recientemente fallecido Lucho Gatica, el rey del bolero, y se nota como un detalle muy bello que, en Chile, eligiera una canción tan distinta al cliché para honrar al país y sus artistas.

Tras ello, una potente versión de “Wonderman” y el karaoke colectivo de “Sail Away” cerraban un show al borde de la perfección, que en poco menos de una hora y media sirvió como protección frente al dolor exterior y como burbuja de amor ante tanta injusticia. A veces, la música se necesita para tener felicidad en momentos duros, y este contraste se hizo evidente en un show que superó toda expectativa a punta de profesionalismo y conexión con una audiencia incondicional y bella.

Setlist

  1. First Day Of My Life
  2. Guilty
  3. No Fear
  4. Paradise
  5. Time To Burn
  6. Immortal
  7. Justify
  8. Nothing
  9. Holy Grail
  10. Not Like The Other Girls
  11. Still Standing
  12. Funeral Song
  13. F-F-F-Falling
  14. In My Life
  15. Livin’ In A World Without You
  16. In The Shadows
  17. Bésame Mucho (original de Consuelito Velázquez)
  18. Wonderman
  19. Sail Away

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 6 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 6 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 6 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 6 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 6 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: