Contáctanos

En Vivo

Mac DeMarco: Canciones dentro y fuera de foco

Publicado

en

La sinergia necesaria entre artistas y público para que un espectáculo logre un grado de involucramiento óptimo a veces es algo positivo, pero en otros casos son los detalles los que pueden hacer que esta sinergia se corte o modifique el rumbo de un show, y esto es lo que terminó ocurriendo en la tercera visita que hace Mac DeMarco a nuestro país, ante un Club Blondie repleto y exultante con la presencia del simpático Mac, que no pudo evitar seguir un rumbo errático más adelante.

09 Niños del Cerro @ Club Blondie 2016

Todo partió puntual pasadas las 21:00 horas, cuando ya estaba la mayoría del público dentro del recinto con Niños del Cerro que, concentrados en su gran disco de 2015 “Nonato Coo”, sonaron fuerte y conciso, incluso con una colaboración repetida del lanzamiento del disco hace meses en Sala Master, con Bronko Yotte tirando líneas y versos rapeados en “Capital”. Aunque a ratos el público era frío, en otros momentos la gente se metía en la dinámica del quinteto, como cuando tocaron pegadas la movida “José de los Rayos” y la más catártica “Nos Vemos Cómodos En Este Frío”, nada que ver con el pegoteado calor que nadaba en el aire de la Blondie, pero que lograba permear en los oídos y ánimo de la gente. Niños del Cerro es una de las mejores bandas de esta camada de artistas, y sus guitarras claras y cálidas eran perfectas para abrir el show de DeMarco, lo que se notó en cuánto terminó bailando y saltando el público en la cancha con “Nonato Coo”, reafirmando este fenómeno.

02 Mac DeMarco @ Club Blondie 2016

25 minutos después de culminado el show de Niños del Cerro, Mac y su banda aparecieron en el escenario y la gente de inmediato se prendió. DeMarco y su banda tiraban track tras track, sin mayores pausas, con un set conciso y lejano al Mac juguetón que amaba echar la talla y tirar gases entre canción y canción (al menos, en la primera mitad del show se vio eso). Lejos de estar únicamente ligado a las guitarras cálidas y bien indie que caracterizaban su trabajo inicial, el mini disco “Another One” (2015) lo llevó a un sonido más pop y más de sintetizadores retro, lo que derivó en otras cadencias y otros ritmos, perfectos para contrarrestar las canciones más movidas y saltadas. “The Stars Keep On Calling My Name” salta con gracia hacia el romanticismo muy coreado de “Another One”, que denota una especie de madurez musical implacable de Mac.

13 Mac DeMarco @ Club Blondie 2016

Otro salto bello entre el ritmo y la melodía se dio entre “Ode To Viceroy” (con la gente del público no evitando “alumbrar” sus cigarros, pese a que la ley y la decencia en un lugar así de sofocante indicarían evitarlos) y “Without Me” con su estampa ochentera maravillosa, para luego pasar a “Rock And Roll Night Club” sin escalas. Esos primeros 25 minutos de show, donde Mac y los suyos tocaron ocho temas, fueron cercanos a la perfección de su fórmula, y con un sonido empaquetado y sin desperdicios, pero luego vendría la otra fase de una presentación muy diferente de una mitad a otra. En la primera pausa larga, el guitarrista de Mac comienza a improvisar una versión propia de “Stairway To Heaven” de Led Zeppelin, la que Mac canta con risa y exageración, para luego pasar a “I Shot The Sheriff” de Bob Marley. Inevitablemente, lo compacto se quebró en ese momento lindo y simpático, y se languideció más.

10 Mac DeMarco @ Club Blondie 2016

Let Her Go” y “My Kind Of Woman” mostraron el tipo de romanticismo al que apela Mac y que funciona en lo autocomplaciente (“si la amas de verdad / déjala ir”) y lo necesitado (“te pido de rodillas que me muestres tu mundo”), y con el que es fácil identificarse, dada la entrega cálida y sincera que se nota de Mac, justo antes de que dejara nuevamente a la gente en el aire de tanto saltar con el hit “Freaking Out The Neighbourhood”, clásico de clásicos en su repertorio. Luego se demoró en presentar “Chamber Of Reflection”, canción que recordó después de tocarla que “creo que la primera vez que la tocamos fue hace más de tres años en Chile”, algo que era cierto, en su recordado debut en la extrañada Ex Oz.

03 Mac DeMarco @ Club Blondie 2016

El calor y la energía de la gente hicieron lo suyo, y hubo personas –que estaban dándolo todo en la reja– que comenzaron a sentirse mal. Hubo desmayos y eso lo notaron con atención Mac y sus músicos, quienes pidieron con ahínco que la gente diera un paso atrás para evitar más problemas de este tipo, pero no le hicieron caso. Por ello pareciera que la banda tomó la decisión de extender el cierre de su show a niveles de tedio gigantes, con el fin de calmar las pasiones y evitar mayores problemas. “Still Together” partió con la dinámica de siempre, pero en un momento comenzaron las improvisaciones con Mac en batería, luego con guitarras a lo The Edge, luego con extractos de “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana, y después con el baterista siendo realmente inaguantable gritando incoherencias. Posteriormente vino un mash up de “My Name Is” de Eminem, luego Mac tirándose hacia la gente para que lo llevaran en andas, y así terminar con un último coro de “Still Together”, en un track extendido por más de 20 minutos que cumplió su objetivo de calmar las cosas. El problema es que, tras el fin de su set, la gente se fue en masa pensando que todo había acabado, y los cantos de “otra, otra” eran mínimos.

14 Mac DeMarco @ Club Blondie 2016

Aunque el show iba a continuar, finalmente se terminó, dejando esa sensación de que se vieron dos shows en uno, con dinámicas muy diferentes. Mac DeMarco de todas formas reafirmó el cariño que le tienen en Chile y que hizo que agotara las dos presentaciones que tendrá este año en nuestro país, lo mejor es que tiene las canciones y la capacidad para hacerlo, aunque aún le falta condensar eso en shows completos y más enfocados para llegar todo lo lejos que su talento le podría permitir.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. The Way You’d Love Her
  2. Salad Days
  3. The Stars Keep On Calling My Name
  4. Another One
  5. Canción nueva
  6. Ode To Viceroy
  7. Without Me
  8. Rock And Roll Night Club
  9. Stairway To Heaven (original de Led Zeppelin) / I Shot The Sheriff (original de Bob Marley)
  10. Let Her Go
  11. My Kind Of Woman
  12. Freaking Out The Neighbourhood
  13. Chamber Of Reflection
  14. Still Together

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Maira Dina López

    20-Nov-2016 en 6:30 pm

    Los vi en argentina y sabes qué? Eso que críticas (no sé con qué autoridad) es lo que más gustó.. Son impredecibles, de eso se tratar, de la sinergia salvaje y desestructurada que se produce entre ellos y el público.. Si alguien se decepciona por no ver un show convencional entonces simplemente no está a la altura.

  2. Fab

    20-Nov-2016 en 11:39 pm

    si no tocan alguna incoherencia no es un show de mac

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: