Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Los Fabulosos Cadillacs: Un fuego que no se extingue

Publicado

en

Antes de entrar de lleno en el análisis del show de Vicentico y compañía, debemos partir de la premisa que la importancia de ver en vivo a Los Fabulosos Cadillacs no radica ni en la novedad de la propuesta, ni en la espectacularidad de la presentación, sino en algo mucho más visceral y esencial: su preeminencia en el contexto de la historia del rock en español. Es muy probable que, para muchos de los que esta noche llegaron al Movistar Arena, esta no sea ni la primera ni la última vez que vean en directo a los oriundos de Buenos Aires, y el quid de este fenómeno se sustenta en el profundo respeto que despierta la posibilidad de encontrarse cara a cara con uno de los pilares vigentes que sustentan la historia de la música latinoamericana. No son sólo 30 años de trayectoria y once álbumes de estudio los que avalan este show, en muchos casos son canciones que forman parte de la banda sonora de varias generaciones, conjugando un sonido que ha trascendido varias décadas y que rehúsa extinguirse.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 03

“La Música Salvará Al Mundo” es el nombre de la gira que trae de vuelta a Chile a Los Fabulosos Cadillacs, tras su última visita en 2013, en el marco de la primera versión del Festival Frontera. Promediando las 21:15 hrs., una estruendosa ovación recibe a los nueve músicos encargados de traer la fiesta al Movistar Arena, mientras seis pantallas en el fondo del escenario se encargan de hacer un seguimiento personalizado a los artistas. Sin mediar ningún preámbulo, el sonido del saxofón de Sergio Rotman y la trompeta de Daniel Lozano marcan el comienzo de “El Genio Del Dub”, despertando de inmediato a un eufórico público que comienza a cantar, mientras un enérgico Flavio se desplaza de un lado a otro. El show no propone pausas, y es así cómo el acelerado ritmo de la batería de Fernando Ricciardi y la potencia de los vientos arremete con “La Luz Del Ritmo”, donde llama la atención un entregado Vicentico que improvisa unos pasos de cancán. El característico sonido del tambó llena de matices la interpretación de “Demasiada Presión”, mientras las trompetas aportan con certeras pinceladas que siguen inyectando energía a una audiencia que ya está completamente entregada a la propuesta.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 05

Una melodía a medio tiempo establece la impronta de “Estoy Harto De Verte Con Otros”, un popurrí de ritmos conviviendo armónicamente en la misma canción. “¡Muy buenas noches!”, son las primeras palabras de un Vicentico que nunca se ha caracterizado por su locuacidad, quien gasta algunas palabras para anunciar un tema nuevo, “Crecen”, que en su génesis se apoya bastante en el sonido del bajo de Cianciarulo, y que de a poco se va haciendo más lúdica y animosa, y donde a ratos se toman la libertad de usar algunas partes de “Vos Sabes”. Cuando se viene a ver a Los Fabulosos Cadillacs, uno sabe perfectamente que será parte de una fiesta, pero nunca se logra dimensionar el grado de exaltación y catarsis que generarán los bonaerenses. Una fórmula que no falla; la mezcla perfecta entre clásicos incombustibles y la sinergia que generan miles de almas que tienen el desahogo como común denominador, y así queda en evidencia con la ejecución de “El León”, que hace saltar y cantar a los enfervorecidos fanáticos, en un destello de vitalidad que se entremezcla con breves secuencias del teclado de Mario Siperman.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 01

El combo compuesto por “Gallo Rojo”, “Destino de Paria” y “Piazzolla”, no logra conectar del todo con el exigente público, haciendo decaer un poco la intensidad de la presentación. Sin embargo, la instrumentación de la banda sigue mostrando un nivel que nada tiene que envidiarle a las grandes agrupaciones anglosajonas que han pasado por ese escenario, destacando las potentes combinaciones de vientos, la heterogénea batería y el sonido de la guitarra que, lejos de ser protagonista, aporta en su justa medida. Con “Hoy Lloré Canción” y “Sabato”, los argentinos siguen experimentando con distintas velocidades y cambios de ritmo, haciendo que las emociones fluyan transversalmente casi sin establecer una transición, con los pulsos del tambó marcando la pauta y la voz de Vicentico guiando cada una de las líneas. La conexión se vuelve a establecer de golpe con el sonido del teclado y del güiro, dando la bienvenida a “Calaveras y Diablitos”, poniendo a todos a cantar en una única, decidida y potente voz, que resuena en cada rincón del recinto del Parque O’Higgins.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 06

Tantos años tocando juntos, con altos y bajos de por medio, hace que cada una de las piezas que conforman este monstruo sonoro funcionen en perfecta complicidad. Se quieren y se respetan, y eso queda en evidencia en la dinámica existente entre ellos, con una energía que fluye de manera natural y espontánea, y una buena vibra que contagia a cada una de las miles de almas que repletaron el Movistar Arena. Vicentico y Flavio invitan al escenario a sus retoños, Florián Fernández y Astor Boy, respectivamente, quienes llevan la música en sus genes y manejan de buena manera la guitarra y el bajo. Lo cierto es que el aporte sonoro de los muchachos se hace evidente de inmediato en las dos canciones que colaboraron, primero con “Saco Azul”, dándole ese toque de potencia que sólo ofrecen las cuerdas, y posteriormente en “Revolution Rock”, canción original de Danny Ray, pero que popularizara The Clash, donde todo el público baila y salta al compás de la música.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 08

Con “Siguiendo La Luna” llega uno de los momentos más hermosos y emotivos de la velada, una canción que perfectamente podría caer en la categoría de balada rock, y que pone a cantar al unísono a las miles de almas presentes, mientras cientos de luces comienzan a aparecen a lo largo y ancho del recinto. La energía sigue en ascenso de la mano de “Carnaval Toda La Vida”, empujada por la potencia y vitalidad del sonido de la trompeta y el saxofón, conjugándose en una rápida transición con “Carmela”, que pone a todos a saltar.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 02

Los primeros acordes de “Mal Bicho” provocan una euforia colectiva que inunda el recinto, con un canto generalizado que estremece cada fibra del cuerpo y que retumba con una fuerza demoledora. Vicentico se dirige a los fanáticos para pedir dos favores: que apaguen las luces y que guarden silencio, en lo que él describió como “la calma para después dar todo”,  teniendo su punto más álgido en un estruendoso coro. El cierre llega por cuenta del clásico “Matador”, que es coreado por padres e hijos, en una mezcla generacional que refleja el espíritu de la música de Los Fabulosos Cadillacs, en un sonido que trasciende.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 07

La banda se retira del escenario en medio de los gritos y silbidos de un público que, a pesar de lo extenso de la presentación, se rehúsa a renunciar a la fiesta. Tras algunos minutos de incertidumbre, los bonaerenses retornan para entregar la última dosis de energía, y es Vicentico quién vuelve a introducir otro tema nuevo, “La Música”, el que destaca por la fuerza del sonido del bajo de Flavio, pero que juega en contra de la voz del frontman que tiende a perderse levemente. Gabriel Fernández, más conocido como Vicentico, carga con 50 años a cuestas, y sin ser un prodigio –vocalmente hablando- se ha encargado de elevar su icónica figura a la categoría de ídolo, en una devoción que ha trascendido por lejos las fronteras de su país, y que lo sitúa como uno de los líderes más carismáticos y cautivadores que ha salido de tierras trasandinas. A Vicentico ningún escenario le queda grande, conoce sus limitaciones y las suple con su desplante, y aunque parezca algo paradójico, esto a veces puede ser mucho más importante que una voz perfectamente afinada.  Con “Vasos Vacíos” el público vuelve a tener un rol protagónico, haciendo la segunda voz, y moviendo los brazos de lado a lado al compás de una marea invisible, en un cuadro que refleja la perfecta conexión entre los fanáticos chilenos y la banda.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 04

Los Fabulosos Cadillacs manejan un exquisito repertorio, y por lo mismo siguen golpeando con otro de sus grandes éxitos, “Te Tiraré Del Altar”, en base a un ritmo muy acelerado y dinámico, que hace enloquecer a un público que ni siquiera acusa el desgaste de dos horas de música. Llega el turno de “El Satánico Dr. Cadillac” y curiosamente se produce una leve descoordinación entre Vicentico y la banda, quedando por largos pasajes fuera de tono y a destiempo, lo que no parece importarle mucho a las miles de almas sedientas de rock que siguen bailando y cantando. El cierre del show, como de costumbre, corre por cuenta de “Yo No Me Sentaría En Tu Mesa”, en donde vuelven al escenario los hijos de Vicentico y Flavio, quienes no esconden la emoción de compartir con sus primogénitos. El término de la fiesta es inminente, pero nadie quiere rendirse, prueba de esto es que el mismo Flavio deja a un lado su bajo y realiza un stage diving sobre los fanáticos, quienes lo desplazan un par de metros y lo devuelven al escenario. Los trasandinos se despiden del público chileno, agradecen la fidelidad y se retiran en medio de una lluvia de aplausos y gritos.

LOS FABULOSOS CADILLACS CHILE 2015 09

Probablemente podría cometerse el error de pensar que una banda que lleva tantos años de trayectoria no puede seguir creciendo y madurando, pero esa premisa no podría estar más alejada de la realidad cuando hablamos de Los Fabulosos Cadillacs, que con cada nueva presentación nos ofrecen una experiencia un poco más completa que la anterior. Es cierto que ya no exhiben la energía y ambición de aquel grupo de jóvenes que hace poco menos de 30 años editaba su primer álbum de estudio, “Bares Y Fondas” (1986), soñando con convertirse en los mejores de su género y transformarse en referentes a la hora de hablar del rock argentino, pero los años les dieron las herramientas para comprender que, cuando ya has cumplido todas tus metas y sueños, tienes la obligación de salir al escenario y volver a reencantar a tus incondicionales fanáticos, esos mismos que compraban tus discos cuando aun no le ganabas a nadie.

Setlist

  1. El Genio Del Dub
  2. La Luz Del Ritmo
  3. Demasiada Presión
  4. Estoy Harto De Verte Con Otros
  5. Crecen
  6. El León
  7. Gallo Rojo
  8. Destino de Paria
  9. Piazzolla
  10. Hoy Lloré Canción
  11. Sabato
  12. Calaveras Y Diablitos
  13. Saco Azul
  14. Revolution Rock (original de Danny Ray)
  15. Siguiendo La Luna
  16. Crucero Del Amor
  17. Carnaval Toda La Vida
  18. Carmela
  19. Mal Bicho
  20. Matador
  21. La Música
  22. Vasos Vacíos
  23. Te Tiraré Del Altar
  24. El Satánico Dr. Cadillac
  25. Yo No Me Sentaría En Tu Mesa

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Luis Marchant

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Scarlette

    15-May-2015 en 12:25 pm

    Buenísimas.. Las fotos.!

  2. Marianors

    15-May-2015 en 12:56 pm

    HE visto a los cadillacs desde el 98 aprox, al menos unas 10 veces y por más que lo haga, simpre se mueven en el tiempo y sacan del baúl algún regalito y entierran otros cada vez más profundo.

    Siempre juegan a reversionar sus cancioens y eso les podría dar un nueva aire, a la larga “La luz de ritmo” fue eso, puro re arreglos, pero el concepto se mantiene y funciona, una formula clara, entregar energía.

    Se rescata mucho los juegos típicos de ellos como el de mal bicho, y que recuperen los solos de algunos intregrantes.

    Al principio no le tuve fé que llenaran dos movistar, , siendo que agregaron tan encima la segunda fecha y bueno, hay que hacer el comentario que los precios estaban altos, que se ayudaron en una tarjeta (hites) que es poco masiva, seguro fue para relanzarla al mercado. y salvó Movistar apoyando los desceuntos. Pero cuando aparecen los malditos Groupones (del cual me beneficie) te das cuenta que siempre pueden ser mas barato los tickets.

    en fin, creo que anoche se lleno gracias a ellos, hoy seguro es lleno total. y la verdad es que yo seguiré estando frente a ellos las veces que sea necesario, si por algo uno disfruta los show.

    No dejan de ser fabulosos, al final son Cadillacs, ¿no?

    Nota Anecdotico personal: anoche en cancha estaba saltando y me pegue un telefonazo en la cabeza y la huea volo y se hizo pedazos. el flaco me dijo que tuviera cuidado y me vino el pensamiento de siempre de un fan de cancha, saltar y pasarlo bien.

    “hasta cuando la gente va a cancha a no saltar ni apretarse y solo grabar” no quede felíz por el telefono roto, pero bueno, son cosas del show, al final con el loco cantamos y saltamos.

  3. anto

    16-May-2015 en 1:28 pm

    Buenísimo la crónica del show.
    De verdad él que lo hizo sabe.
    Felicitaciones

Responder

En Vivo

Iron Maiden en el Estadio Nacional: La magia de los tres tercios

Publicado

en

Iron Maiden

En la fotografía, pintura, diseño y en las artes audiovisuales, la llamada “regla de los tres tercios” es una forma de composición para ordenar objetos dentro de la imagen para que logren tener encuadres armoniosos, y así utilizar de forma eficiente y placentera el espacio disponible, de acuerdo a este criterio de inclusión. La búsqueda de un equilibrio para registrar de forma adecuada lo encuadrado es difícil, pero es algo que, al andar, queda impregnado en la obra y en la práctica. En el arte narrativo también la estructura de tres actos funciona de manera clásica, aunque al ver la perfección en el armado de “Legacy Of The Beast”, gira que traía a Iron Maiden a hacer su noveno y décimo show en Chile, quizás la referencia a la fotografía es la que hace más sentido desde una perspectiva amplia.

El Estadio Nacional había sido agotado meses antes, también el Movistar Arena, que la noche del lunes recibió la primera descarga eléctrica de la doncella de hierro, pero se sabía que la fecha final de este tour que revisitó el legado de Maiden sería aún más mágica. Aunque The Raven Age hubiera hecho sentir que se estaba frente a un acto de rock-metal alternativo de inicios del milenio, con trazos a Disturbed o Staind, pero con una calidad sonora más de estos tiempos que resultaba en un buen presagio para lo que vendría después. Concentrándose en su último disco, “Conspiracy” (2019), la banda sonó muy correcta y se conectó con la audiencia que estaba repletando el sector más próximo al escenario, lamentablemente de la mitad para atrás del recinto no hubo la misma visión, debido a que las pantallas no mostraron el show, dejando especialmente a la galería aislada de este acto inicial.

Las 64 mil personas que se reunieron en el Estadio Nacional llegaban para una cita con la historia, esa que se construye poco a poco, visita tras visita, haciendo de Chile (como dijo ayer Manuel Cabrales) “la casa de la bestia” y el lugar más adecuado para cerrar la gira como repetidas veces indicaría Bruce Dickinson a lo largo de las casi dos horas de show. A las 21:07 comenzaban a mostrarse en las pantallas imágenes casi calcadas al trailer de “Iron Maiden: Legacy Of The Beast”, el juego que la banda lanzara en 2016, a pocos meses de su visita anterior a Chile. De forma eficaz, el recorrido por la discografía de la banda tuvo lugar en medio de la imaginería de Eddie, la mascota más conocida en el mundo del metal, y en menos de dos minutos la introducción resultaba perfecta, empalmando con “Doctor, Doctor” de UFO, un clásico del inicio de los shows de Maiden, canción que calentó los cuerpos, las gargantas y los brazos, sabiendo lo que venía de inmediato con “Aces High”.

Antes, se daba inicio al primer acto, centrado en la guerra y los estragos que dejó en la sociedad en la que se criaron los integrantes de la banda, en la Inglaterra de los 60, donde los veteranos abundaban y la rareza se palpaba en el aire. Luego de un video breve aparecía un avión por sobre el escenario con el aspa girando y “Aces High” explotaba para deleite del público, que se ponía a saltar y cantar sin cesar, mientras Dickinson consolidaba la idea de ser un frontman perfecto, con la voz aún mejor que en 2016, tras su delicada cirugía para tratar un cáncer en la garganta. Además, corría de un lado a otro del escenario, jugando de forma calculada, pero bien dispuesta con el resto de los integrantes, para luego despachar “Where Eagles Dare” y disparar a los corazones con “2 Minutes To Midnight”, que extrañamente no iba a entregar las primeras bengalas de la noche en el público, pero que sí permitía advertir esas chispas que grandes y chicos compartían en cancha y alrededores.

Algo que sorprendió a muchos al ver el setlist fue la presencia de canciones de discos donde estuvo Blaze Bayley, como “Virtual XI” (1998), álbum del que se desprende “The Clansman”, canción que Bruce hizo como si fuera suya y que movió a la gente en medio de su grata sorpresa directo a las fauces de Eddie, que apareció para luchar contra el frontman y su espada en “The Trooper”. En ese momento la bengala se elevó por el aire y no había dudas de cómo la capacidad de Maiden sigue ahí. Mientras muchos bajan el tempo o el tono de las canciones, Iron Maiden a veces incluso acelera los compases para corresponder a los torbellinos que arman los fans en cancha. Es admirable cómo el sexteto evita demostrar fatiga, y eso no puede sino ser fruto de mucho ensayo, mucha confianza y mucho trabajo en esas canciones que son parte de las vidas de tantas personas. Esos temas forman parte de esas guerras que la gente lleva en su día a día, y por ello se hacía perfecto ver cómo el primer acto del show se centraba en esas dificultades, para luego pasar a un ámbito más religioso o espiritual, tomando la estética de una iglesia para maravillar desde lejos.

Revelations”, “For The Greater Good Of God” o “The Wicker Man” se sucedían para aumentar los aplausos a la labor de la guitarra ágil de Dave Murray, la precisión de Adrian Smith en la suya o la solvencia de la batería de Nicko McBrain, mientras Janick Gers se encarga de los gestos, los movimientos y las acciones que le compiten a Dickinson por el más carismático del escenario, aunque este último con quien se va a acurrucar y le muestra un cariño descomunal es a Steve Harris, el bajista que no sólo es el miembro fundador que queda, sino también tiene su capacidad intacta. Mención aparte para los encargados de sonido de la banda que, como en pocas bandas de metal, eligen dar espacio para cada instrumento, evitando el predominio tan majadero de las guitarras. Las líneas de bajo de Harris, por ejemplo, merecen ser escuchadas y así ocurrió en el show del Nacional, luciéndose en tracks como “Sign Of The Cross”, mientras Dickinson ataviado de una capucha negra se paseaba con una cruz con luces muy potentes. El acto lo cerraba “Flight Of Icarus”, en el que Bruce apareció con un lanzallamas que le permitía jugar con ambas manos tirando flamas, mientras una figura inflable como la del propio Ícaro se elevaba justo antes de otro karaoke colectivo con “Fear Of The Dark”.

La transición al infierno fue más rápida y también la sección más breve con la explosión en “The Number Of The Beast”, con el “six six six” coreado por las 64 mil personas presentes, y por supuesto que en la más punketa de las facetas de la banda en “Iron Maiden”, esa canción que precipitó la aparición de la bestia infernal enorme en el fondo, mirando lo que ocurría con ojos de luces y cuernos de cabra, mientras el público lo daba todo en moshpits, saltos, cantos y más.

En el encore vinieron “The Evil That Men Do” seguida de “Hallowed By Thy Name”, otro de esos tracks donde lo instrumental se notó como parte de esas fortalezas preciosas que tiene Maiden, que lo hacen tener una belleza fotográfica, de obra de arte mixta puesta en un museo de arte contemporáneo, capaz de interactuar con la gente y de congregar masas, como las que pasadas las 23:00 hrs. estaban cantando “Run To The Hills” en el gran cierre de una jornada realmente histórica, tanto por la capacidad de disponer de la historia grande de Iron Maiden en poco menos de dos horas, como por esa consolidación permanente con este país que es su casa.

Como dijo al rato después del show el periodista y guitarrista Héctor Muñoz: “Una banda que te manda para la casa diciéndote ‘Always Look On The Bright Side Of Life’ en la voz de Eric Idle tiene las cosas claras”, y es que, viendo la foto completa, Iron Maiden tiene todo tan claro y a estas alturas es un proyecto tan transversal, que ya no es patrimonio sólo del metal, sino que de la música en vivo en general, y qué bueno que el encuadre sea así de armonioso y perfecto.

Setlist

  1. Aces High
  2. Where Eagles Dare
  3. 2 Minutes To Midnight
  4. The Clansman
  5. The Trooper
  6. Revelations
  7. For The Greater Good Of God
  8. The Wicker Man
  9. Sign of the Cross
  10. Flight Of Icarus
  11. Fear Of The Dark
  12. The Number Of The Beast
  13. Iron Maiden
  14. The Evil That Men Do
  15. Hallowed Be Thy Name
  16. Run To The Hills

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 5 días

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 6 días

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: