Conéctate a nuestras redes
Desorden Público Desorden Público

En Vivo

Los Amigos Invisibles y Desorden Público: “Chévere, bacán”

Publicado

en

Uno de los puntos más ofensivos de la campaña de la derecha chilena en las últimas elecciones fue el uso del concepto “Chilezuela” como algo sucio. La inmigración vista como algo malo per sé fue dañina, y también demostró el miedo a la mezcla, a la introducción de nuevas costumbres. Aunque la incipiente colonia venezolana en nuestro país no ha resentido aquello, sin duda que esa mirada por el rabillo del ojo es dolorosa de notar, y algo por lo cual los chilenos debiéramos estar más enojados. Pero la comunidad venezolana es alegre y se concentra en el trabajo y en pasarlo bien, y a veces en reunirse como fue en el evento “Amigos Desordenados” en la Cúpula Multiespacio, recinto que se llenó de gente en ambiente festivo, también impulsado por el carismático –aunque a veces demasiado protagonista– DJ Rui, “el DJ de los venezolanos de Chile y el mundo” quien animaba a la gente bastante efectivamente, mientras afuera las cervezas Zulia y las arepas se multiplicaban. La buena onda era palpable desde temprano, en una jornada que entre retrasos y relajos se extendería hasta la madrugada.

Media hora después de lo anunciado, Los Amigos Invisibles se subieron al escenario ante la algarabía de la gente, y también con un gran sonido. Pese a que la mayoría los conoce por tracks muy pop y sosos como “La Que Me Gusta”, lo cierto es que han cultivado un sonido claramente asociable al white funk y acid jazz similar a Jamiroquai, con una cadencia más cercana al trópico. Ese sonido tiene calidad y elegancia, sin ser aburrido o poco desarrollado, y eso se nota desde “Sabrina” y “Sueño Erótico” en adelante, a pesar de los problemas con la pedalera que tuvo al principio el guitarrista Daniel Saa. Algo necesario en el estilo de una banda como esta es tener a un bajista capaz de llevar adelante figuras que enriquezcan un ritmo que siempre va para adelante, y en “Dime” o “Ultra Funk” se nota el oficio de José Rafael “El Catire” Torres en las cuatro cuerdas, sin ser excesivo en los gestos, sino que muy eficiente en cómo hacer que el piso se mueva y las canciones se eleven.

El hit más coreado fue “Mentiras” –como era de esperarse–, permitiendo a “Chulius” Briceño sacar más la voz que en otros temas, donde marca la letra sin tanta fuerza. En “Mentiras” aflora su energía completa, igual que en “La Vecina”, que hace bailar a todos. Donde la gente también se volvió loca fue en una canción que, literalmente, dice “Lo que yo quiero es ponerte a ti en cuatro” y se aprovecha del doble sentido. Es fuerte escuchar letras así en un contexto como el actual, con el acoso y el respeto a la mujer por delante, pero al mismo tiempo era más fuerte ver cómo el público era feliz bailando y coreando, en una pegada perfecta con “Cuchi Cuchi”, un tema amoroso que era transición precisa a la sosa “La Que Me Gusta”.

La hora y media de Los Amigos Invisibles culminó con “El Baile del Sobón” y “Esto Es Lo Que Hay”, con el baile en alto y también un sonido correcto, que supera lo que se puede esperar de la banda desde el punto de vista más comercial. Ahí queda en claro cómo un género bien llevado a cabo puede lograr ser propio y disfrutable.

Cincuenta y cinco minutos después, Desorden Público se subió al escenario para simplemente conectar con la gente y hacerla bailar. Aunque Los Amigos Invisibles son muy populares, se notaba que la asistencia se reunió ahí para ver a esta agrupación que acumula más de tres décadas de trayectoria. No sólo emerge la sensación de que existe una reverencia a los años, sino que también a la posibilidad de que ese legado haga sentido hoy.

Pese al tono festivo de “Zapatos Resbalosos”, “Látex” o “Los Zombies Están de Moda”, el show está cruzado por la sensación de estar lejos de casa, y el agradecimiento con el pueblo chileno por la acogida, pero a la vez también existen muchos mensajes contra el gobierno de Nicolás Maduro sin siquiera mencionarlo, con gran acuerdo de la gente, lo que incluso se nota más crudo con una canción como “Gorilón” o la nostalgia terrible y apesadumbrada que se percibe en “Los Que Se Quedan, Los Que Se Van”.

Musicalmente, Desorden Público es impecable, y su dinámica es llevada por un ska estricto y vacilón, que se nota más en el final del set principal en “Música de Fiesta” y “Allá Cayó”, antes de seguir referenciando al estilo musical en el encore con “Esto Es Ska” o “Ska Mundo Ska”, justo antes de homenajear al asesinado músico venezolano Evio DiMarzo con un cover de “Selva del Tiempo”. Luego, se supone que todo acabaría con “Tiembla”, pero la efervescencia de la gente hizo que salieran nuevamente a dar el golpe final con “Políticos Paralíticos”.

Noventa minutos de calidad, baile, mensaje y acercamiento, que culminaron la música de una jornada definida muy bien por Horacio Blanco, vocalista de Desorden Público, como “chévere, bacán”, y es difícil no estar de acuerdo con él, en especial con la energía desplegada durante la extensa jornada en una cúpula donde se pudo capear ese frío que afuera congelaba huesos y almas.

Setlist Los Amigos Invisibles

  1. Sabrina
  2. Sueño erótico
  3. Dulce
  4. Dime
  5. Dame El mambo
  6. Ultra Funk
  7. Sexy
  8. Mujer Policía
  9. Mentiras
  10. Viviré Para Ti
  11. Espérame
  12. La Vecina
  13. El Disco Anal
  14. En Cuatro
  15. Cuchi Cuchi
  16. La Que Me Gusta
  17. El Baile del Sobón
  18. Esto Es Lo Que Hay

Setlist Desorden Público

  1. A Mí Me Gusta El Desorden
  2. Canto Popular de la Vida y Muerte / DP
  3. Zapatos Resbalosos
  4. Combate
  5. Látex
  6. La Danza de los Esqueletos
  7. Los Zombies Están de Moda
  8. Hay Cosquillas Que No Dan Risa
  9. Cristo Navaja
  10. Valle de Balas
  11. Todo Está Muy Normal
  12. Se Soltó La Bestia
  13. Gorilón
  14. Los Que Se Quedan, Los Que Se van
  15. Música de Fiesta
  16. Allá Cayó
  17. Mal Aliento
  18. Esto Es Ska
  19. Ska Mundo Ska
  20. Selva del Tiempo (original de Evio Di Marzo)
  21. Tiembla
  22. Políticos Paralíticos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas