Conéctate a nuestras redes
Portugal. The Man Portugal. The Man

En Vivo

Lollapalooza Chile 2019: Portugal. The Man

Publicado

en

El cambiante clima entregaba sol y algo de frío de manera intermitente cuando Beavis & Butthead aparecieron en las pantallas del escenario Banco de Chile para introducir a Portugal. The Man, quienes llegaban para ofrecer su tercer show en la capital de la mano del mismo festival que los vio debutar hace unos años.

Con una introducción en el siempre irónico humor de los populares personajes de MTV, el conjunto arribó a escena frente a un público que se concentró de manera considerable para presenciar el show, contradiciéndose un poco con la poca conexión que se vería entre ambas partes una vez avanzado el show. En plena promoción de su álbum “Woodstock” (2017), la banda derribó los cánones de un show tradicional en pos de una placa, llevando su repertorio mayoritariamente por sus composiciones más populares y entregando de paso algunas versiones a otros artistas que permitirían apreciar toda su potencia y calidad instrumental, la que no destiñó en ningún momento del set.

Por muy extraño que parezca, las primeras dos canciones del set de la banda suelen ser los covers de “For Whom The Bell Tolls” de Metallica y “Another Brick In The Wall Part 2” de Pink Floyd, los que podrían sentirse antojadizos, pero persiguen el objetivo de atraer la atención de los casuales, adornando las pantallas con mensajes como “Apoyo y respeto a los habitantes originales de estas tierras”, “Justicia para Camilo Catrillanca”, o “Mi cuerpo, mi decisión”, todo esto mientras la banda despliega una dinámica versión de “Purple Yellow Red & Blue”, la primera canción propia del repertorio, uno que parece un libreto seguido al pie de la letra, pero que se adapta correctamente a los distintos contextos sociopolíticos alusivos a la audiencia de turno. Y es que el show de Portugal. The Man suele estar plagado de estos elementos, los que para muchos parecerían lugares comunes, pero que para la banda son indicios de una preocupación y respeto por su entorno, sabiendo manejar los contextos que se implican a la hora de ejecutar un show en vivo.

Es curioso que ese tipo de cosas importen tanto cuando la premisa es ver un show en vivo, pero lo que el conjunto entrega en escena va por el lado de la demostración, donde cada uno de los integrantes se luce de sobremanera en sus instrumentos, resaltando sus composiciones al punto de superar con creces a las versiones de estudio. Para ejemplificar aquello, sólo basta mirar a Zachary Scott sacar fuego al bajo o a Kyle O’Quin desplazarse con una soltura envidiable mediante sus teclados al son de hits radiales como “Live In The Moment”, o canciones de la talla de “Creep In A T-Shirt” o “Modern Jesus”, extraídas del disco “Evil Friends” de 2013, que, pese a no ser necesariamente su mejor trabajo, es el que está mejor logrado en términos de producción y el que también les permitió debutar en nuestro país en la edición 2014 del mismo festival que los vio regresar durante la tarde del sábado. Por otro lado, su sexto trabajo, “In The Mountain In The Clouds” (2011), sólo cobró vida mediante la canción “All Your Light (Times Like These)”, coreada por los fanáticos más acérrimos que se encontraban en el escenario en cuestión.

“Así es, gente, no hay ordenadores aquí, sólo instrumentos tocados en directo”, rezaban las pantallas mientras la banda sacaba chispas en la interpretación de “Holy Roller (Hallelujah)”, demostración de porqué poseen un potencial gigantesco en vivo, el que no alcanza a ser apreciado del todo en algunas ocasiones. Con su hit “Feel It Still” y el mensaje “Apoyo a los Mapuches y a todas las comunidades indígenas” apareciendo en las pantallas, los oriundos de Alaska pusieron punto final a una presentación que cumplió a cabalidad con el tiempo estipulado, derribando con creces la baja expectación en torno a su show, pese a que en varios momentos se sintió a una audiencia que estaba ahí por un compromiso inerte más que por un genuino deseo de disfrutar a la banda. Aun así, podríamos decir que Portugal. The Man entró como una de las agrupaciones menos valoradas del cartel y salió como uno de los shows de mayor calidad de esta edición, a la que en esas horas de la tarde sólo les bastó el show de PTM y la exorbitante catedra de Kamasi Washington para instalarse como una de las más memorables para la posteridad.

Setlist

  1. For Whom The Bell Tolls (original de Metallica)
  2. Another Brick In The Wall Part 2 (original de Pink Floyd)
  3. Purple Yellow Red And Blue
  4. Number One
  5. Live In The Moment
  6. Creep In A T-Shirt
  7. Children Of The Revolution (original de T. Rex)
  8. Atomic Man
  9. Modern Jesus
  10. All Your Light (Times Like These)
  11. Hip Hop Kids
  12. Holy Roller (Hallelujah)
  13. Feel It Still

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: Operación en tres pasos

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

En tiempos de streaming y de la fugacidad máxima en la atención a la escucha de la música, no apostar por los singles es una derrota segura en los papeles para muchos, pero cuando se conocen las capacidades, esto no importa. Estamos en un año bisagra, de final de década, y luego de ver el lanzamiento de “Naturaleza Muerta”, el séptimo capítulo discográfico de Cómo Asesinar A Felipes, se puede observar cómo es que, en el balance, CAF es probablemente la mejor banda chilena de la década. La capacidad de evolucionar, de sobreponerse a la adversidad, de seguir adelante, aunque la música no tenga vocación de masividad porque el arte no se corrompe para llegar a más gente. Tienen una de las trayectorias más potentes en la música chilena como un todo, más allá de cuánta gente llevan a los conciertos o de cuánto se hable de ellos. Lo indefinible de su propuesta es una bendición y una maldición a la vez, pero nada de eso afecta a cómo su discografía y arrojo en vivo se hace más y más fuerte.

Sala Metrónomo recibió a cientos de personas que esperaban a CAF mientras colgaban las palabras “Cómo Asesinar A Felipes”, dándole un marco gigante a todo, mientras un espacio similar a una mesa de sonido estaba cubierto en el medio de la cancha. A las 22:40 hrs. la acción inició con bailarines casi a oscuras, mientras bases (que perfectamente podrían ser demos de CAF) sonaban para marcar los espacios de iluminación, manejada como un misterio, mientras la operación se ponía en marcha, en tres actos claros y llenos de significancia para comprender todos los momentos en los que la banda está a la vez.

Minutos después, DJ Spacio, SebaBala, Metraca y Cristián Gallardo iban a ese espacio cubierto que escondía la propuesta “CAF Entre Máquinas”, que, con sintetizadores, tornamesa y un controlador MIDI, podía armar el sonido CAF mientras Koala Contreras comenzaba con las líricas de “Formo Parte De Un Engaño”. Aunque CAF tiene una raíz orgánica, con su sonido teniendo como piedra angular la desafiante base rítmica que ponen Felipe Salas y Sebastián Muñoz, las máquinas le sientan bien al conjunto y extiende la profundidad sonora en tracks que en su mayoría vienen de los primeros discos, como “Ya Llegó” o “Alerta Roja”. Koala Contreras rapea a la distancia, mientras la gente se concentra –a lo Boiler Room– en lo que hace el cuarteto en el medio de todo, con todo el mundo disfrutando en este primer acto que incluso tuvo la dificultad de ciertos contratiempos en el Macbook usado por DJ Spacio, pero que no representó una amenaza inmovilizadora para el conjunto. Koala Contreras apareció en momentos esporádicos para acercarse piola a sus compañeros, mientras sonreía al ver la escena, al convertirse en narrador omnisciente y observar al público maravillado.

Tras el cierre de este acto, bailarines estuvieron entre la gente, siendo una transición precisa para lo que sería la aparición en el escenario de CAF, que, luego de la intro de “Naturaleza Muerta”, “La Verdad Fundamental”, tocarían “Días Oscuros” acompañados al igual que en el disco por Camila Moreno y Raimundo Santander. Esta canción tiene la misma sensación que en el álbum, donde primero su dinámica desconcierta, pero luego es el fraseo de Camila el que hace que todo aterrice, entre trazos de trip hop y jazz, mientras la flauta de Cristián y la guitarra de Raimundo operan como mecanismos de ternura en medio de atmósferas cargadas, y así es cómo se desarrolla el disco completo en este segundo acto. Adaptarse, cambiar o desaparecer. Lo dice claramente el intermedio del mismo nombre que suena antes de “Disparan (Fill The Skies)”, donde una voz grabada de Chino Moreno golpea duro, mientras Koala Contreras mira al lado como si el fantasma del vocalista de Deftones estuviera ahí, sonando como si la física no existiera y la teletransportación fuera posible.

Luego de “Los Misterios De La Naturaleza”, un cello y un violín se introducen mediante el talento de dos músicos mujeres que suman épica a “Busca La Paz”, mientras que, luego de “Nada Existe Aisladamente”, el grupo Avalancha y David Añiñir, poeta mapurbe, se hacen presentes en el cierre del segundo capítulo de esta noche con “Ha Vuelto A Pasar”. La intensidad de esta canción se acrecienta con los versos urgentes del poeta, con su entrega nerviosa, enfática y compleja, buscando los recovecos del ritmo para no conflictuar a la canción, y así enriquecerla. Luego toma la trutruka para formar parte del sonido, porque sí, nada existe aisladamente y el mensaje de Añiñir es uno en el que la conexión entre la gente es fundamental, algo que CAF aplicó con maestría en una noche de lanzamiento llena de generosidad.

Parecía que luego de esto el show se acabaría o contaría con un encore simple, pero con la sucesión de las canciones se vería que este era un tercer acto donde la banda quería dar una pincelada a través de su catálogo, desde “Pájaros En Contra” en adelante. This is not about an álbum. Y es cierto, se trata de una carrera, coronada por un disco que referencia a la naturaleza humana, a la naturaleza muerta, y también a la naturaleza de las máquinas disponibles. “Ya Perdimos La Paciencia” dice que “tenemos un propósito en común: aprender a crecer”, y esta canción es premonitoria de lo que sería CAF. Eso se nota con la composición inmediatamente consecutiva, “Exterior (Parte I)”, de “Elipse” (2017), disco sin canciones, sino que con movimientos y partes, desde la obsesión con el número 3 que quizás un show en tres actos sigue recogiendo, con maestría, por “la necesidad de compartir un mensaje” que todavía tiene mucho por resonar.

Síguela” y “III” prendiendo la mecha cerrarían un show implacable en sus ambiciones y sus posibilidades, valorando cada remoto rincón de esa exploración que, como pocos, logra Cómo Asesinar A Felipes. “Nada Más, Nada Menos” sería el verdadero encore para cerrar con broche de oro, como se merece esta trayectoria como pocas. “Lengua de doble filo en contra rebota, te habla el corazón y te quema la boca”, dice otra gran composición de CAF, y es que es difícil mantener este nivel y hacer lucir como si fuera fácil.

Podría parecer que los parabienes hacia Cómo Asesinar A Felipes son repetidos y casi por añadidura, pero lo cierto es que, como pocos, el quinteto consigue mantenerse en alza, en una operación compleja aunque exitosa en cada paso que dan, y tras la hora y cuarenta y cinco minutos de experiencia en Sala Metrónomo, lo cierto es que, si ellos son como tú, el peor ejemplo, entonces que así sea, tal como dice la banda chilena de la década.

Setlist 

  1. Formo Parte De Un Engaño
  2. Ya Llegó
  3. Caen
  4. Alerta Roja
  5. Influencia
  6. La Verdad Fundamental
  7. Días Oscuros
  8. Adaptarse, Cambiar O Desaparecer
  9. Disparan (Fill The Skies)
  10. Los Misterios De La Naturaleza
  11. Busca La Paz
  12. Nada Existe Aisladamente
  13. Ha Vuelto A Pasar
  14. Pájaros En Contra
  15. Ya Perdimos La Paciencia
  16. Exterior (Parte I)
  17. Síguela
  18. III
  19. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 2 días

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 3 días

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 4 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 1 semana

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 2 semanas

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 3 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Publicidad
Publicidad

Más vistas