Conéctate a nuestras redes
Pearl Jam Pearl Jam

En Vivo

Lollapalooza Chile 2018: Pearl Jam

Publicado

en

Si el concierto de Pearl Jam en Movistar Arena tuvo la épica de un setlist soñado en un formato íntimo que pasó a la historia, su acto de cierre en la primera jornada de Lollapalooza Chile 2018 consolidó ese lazo inquebrantable entre la banda y el público chileno. Para lograr ese nivel de confianza la relación tiene que ser extremadamente recíproca, lo que quedó totalmente demostrado la noche del 16 de marzo: ellos nos conocen y nosotros los conocemos de memoria a ellos. Los paralelos están a la vista: mientras lo del pasado martes tuvo el gusto de esas canciones que aparecen poco o que nunca se habían escuchado por estos lados porque la ocasión era la indicada, lo que se vivió en la elipse del Parque O’Higgins fue una seguidilla de éxitos sin descanso porque estaba destinado a un público mucho más transversal.

Sólo bastó que Eddie Vedder tocara los primeros acordes de “Corduroy” para poner al público a sus pies, un comienzo con fuerza y que se podría decir atípico, ya que la banda siempre va de menos intensidad a más. La belleza y la ternura de “Elderly Woman Behind The Counter In A Small Town” y “Nothingman” contrastaron con la fuerza de “Why Go”, “Do The Evolution” e “Even Flow”, en las que “Miguel” McCready –bautizado así por Vedder– demostró nuevamente sus credenciales como guitarra líder de la agrupación, eso sí, esta vez mucho más contenido, pero no por eso menos aguerrido.

El apoyo de Stone Gossard tanto en “Given To Fly” como en “Mind Your Manners” fue contundente. El hombre se manejó con exquisitas texturas en los arpegios de la primera y reforzó los afilados riffs de la segunda, tarea que siempre desarrolla con total naturalidad y envidiable soltura. Por su parte, el trío constituido por Matt Cameron, Jeff Ament y Kenneth Gaspar resulta vital para entender cómo canciones más recientes, en el caso de  “Unthought Known”, recibida con gran cariño, se combinaron sin problemas con el catálogo más antiguo de la banda, como “Daughter”, que incluyó una cita a “Another Brick In The Wall” de Pink Floyd, y es porque son capaces de rearticular lo clásico para hacerlo sonar fresco en vivo, terreno fértil para que las canciones ganen fuerza y mantengan su legado.

Luego de que “Got Some” acelerara las pulsaciones, “Can’t Deny Me” hizo su segunda aparición en nuestro país para ser grabada y, así, enseñarle al mundo cómo se ve una multitud de gente poniendo toda su energía en una causa más poderosa que cualquier gobierno. Mientras tomaba su vino e intercambiaba mensajes con el público en su particular español, Vedder escuchó que pedían que se tomara la botella “al seco”, a lo que este respondió dándole esta botella a un afortunado asistente, gestos simpáticos que convierten cualquier concierto en algo impredecible.

Así las cosas, se puso otra vez la guitarra para arremeter con las furiosas “Lukin” y “Porch”, cerrando el primer tramo del concierto, que minutos después se reactivó con una dupla de lentos aniquiladora, como “Last Kiss” y “Sirens”, destacando lo bien que juegan en el terreno de las baladas. También hicieron su aparición “Jeremy” y “State Of Love And Trust”, ambas con una recepción apabullante de parte del público porque son canciones sumamente queridas, tanto como “Betterman”, cuya extensa versión forma parte del ritual que la banda monta en directo.

Así quemaron los últimos cartuchos, a punta de puros clásicos, como su mirada a “Comfortably Numb” de Pink Floyd, las siempre intensas “Rearviewmirror” y “Alive”, dos que brillaron por su magnífica ejecución, y la dupleta conformada por “Rocking In The Free World” y “Yellow Ledbetter” con una hermosa postal de fuegos artificiales que tuvo la dicotomía de dar por terminada la primera noche del festival, pero al mismo tiempo dar la bienvenida a lo que serán tres noches de total euforia musical, que en esta jornada tuvo a los de Seattle como punta de lanza, una velada igual de intensa que lo vivido hace cinco años en el mismo festival. Tras estas dos horas y cuarto de show, Pearl Jam finalizó una estadía que de seguro quedó en el corazón de cada uno de sus fieles asistentes, quienes acudieron a cada uno de los llamados de la banda. Ya son parte de la casa y los queremos lo suficiente, incluso para compartir esa piscola que Eddie prometió al despedirse.

Setlist

  1. Corduroy
  2. Elderly Woman Behind The Counter In A Small Town
  3. Nothingman
  4. Why Go
  5. Do The Evolution
  6. Even Flow
  7. Given To Fly
  8. Mind Your Manners
  9. Unthought Known
  10. Daughter
  11. Got Some
  12. Can’t Deny Me
  13. Lukin
  14. Porch
  15. Last Kiss (original de Wayne Cochran)
  16. Sirens
  17. Jeremy
  18. State Of Love And Trust
  19. Better Man
  20. Comfortably Numb (original de Pink Floyd)
  21. Rearviewmirror
  22. Alive
  23. Rockin In The Free World (original de Neil Young)
  24. Yellow Ledbetter

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Mark Farner’s American Band: Hermano, estoy brillando

Publicado

en

Mark Farner

Es difícil lograr dar con la definición de un “sonido americano” en el sentido de lograr contener todas las manifestaciones en Estados Unidos, un territorio difícil de abarcar en su totalidad. Pero hay gente que lo intenta para no sólo lograr ese “sonido americano”, sino también para acentuar la identidad o impulsarla. Esto es lo que ha hecho en su carrera Mark Farner, quien, con Don Brewer y Mel Schacher, formara Grand Funk Railroad en 1969, una de las referencias obligadas en el rock norteamericano, que también diera forma al sonido de Detroit, algo más directo y listo para el buen rato, con una conciencia social asociada a la paz en contra de la guerra. Pero los problemas legales hicieron que, a comienzos de este año, Farner tuviera que luchar contra los otros miembros por el nombre de su banda, Mark Farner’s American Band, porque según Brewer y Schacher daba lugar a equívocos por el legado de Grand Funk. Una batalla legal que quedó en nada, y que por suerte fue así, ya que quizás no habría mejor nombre para la banda que trajo Mark a tocar a un Teatro Caupolicán con más de dos mil personas, las que jamás se sentaron durante todo el show.

Luego de un clip –sin mucha calidad técnica audiovisual– que destacaba la carrera en números de Mark Farner, en especial con Grand Funk, a las 20:58 horas comenzó la música, como una bofetada para las personas que se atrasaron, porque esto fue un par de minutos antes de la hora en la que supuestamente todo iniciaba. Una lección para esas personas que no respetan los horarios establecidos y un premio para quienes madrugaron para ver desde el inicio las aptitudes y carisma de Farner, figura que a sus 70 años todavía mantiene las energías y la capacidad de llamar a la gente a volverse loca.

En vez de hacer lo mismo que en otras fechas en Sudamérica e iniciar con “Are You Ready?”, de inmediato comenzó todo con “We’re An American Band”. Y es que Mark Farner es reconocido como el “patriota rockero” o el “patriota del rock”, instalando siempre la dinámica de ser hijo de Estados Unidos, tanto por el lado de quienes luchan por lo que es hoy (es hijo de un condecorado militar que batallara en la Segunda Guerra Mundial), como también por lo que es su espíritu primitivo (su madre es de herencia Cherokee). En su música esto se traspasa en letras llenas de ese confort, de ser parte de algo, de llamar a ser parte de un todo y también con la visión de que es necesario ser bueno con todas y todos, “hermanas y hermanos”, como llamaría Mark a la audiencia varias veces en la noche. Mientras, se sucedían clásicos como “Rock & Roll Soul” o “Footstompin’ Music”, donde él se fue a un teclado al centro del escenario a tocar mientras el público cantaba, y se veía gente en otro mundo, en otra esfera. Ojalá todo el público que va a shows musicales viviera el espectáculo como lo hacían personas de 60 o 70 años viendo a Mark Farner, agitándose y cantando todo, con devoción conmovedora.

Fuera de ciertas excepciones, todo lo que tocaron era parte de las canciones que Farner escribió para Grand Funk Railroad, tal como llamara Homero Simpson en la referencia de cultura pop más grande a la agrupación, “las salvajes y descamisadas letras de Mark Farner”, que se condecían con las poleras agitadas al viento en varios tramos de un show con grandes momentos, como “People Let’s Stop The War” o “Shinin’ On”, mientras la banda sonaba precisa, con los vacíos necesarios para sentir que los efectos o las voces completan el todo, sin sobrecargar jamás la vibra del espacio.

Esto permitió que todo el tiempo el sonido estuviera con claridad suficiente para escuchar la voz de quien cantara, fuera Mark o alguno de sus músicos. Un teclado, una guitarra, un bajo y una batería. Nada más ni nada menos era lo que había en el escenario, y con ello bastaba para generar momentos gigantes, como en “Heartbreaker”, donde el sonido era menos festivo, pero sí mucho más emotivo, siendo un punto alto de un show de gran calidad.

Extractos de otras canciones, como “Gotta Get Out Of This Place”, sonaron antes de que Mark volviera al teclado para hacer “Mean Mistreater”, otra gran canción, para luego de “Bad Time” y “Sin’s A Good Man’s Brother” llegaran las únicas dos que no vienen de la pluma de Farner. La fantástica versión de “The Loco-Motion”, originalmente de Carole King, y Some Kind Of Wonderful, popularizada por Soul Brothers Six, fueron momentos de diversión que dejaban en claro cómo es que ese “sonido americano” podía ser dúctil y, a la vez, notarse con mucha claridad.

Y, como era de esperar, el capitán en este navío sonoro, Mark Farner, elige cerrar el show con una vibrante versión de “I’m Your Captain”, con solos, extensión y mucho más, dejando a la gente muy prendida y brillante, como en un estado lisérgico, digno de los 60, digno de tardes en el pasto transportando ganas, amor y angustias acalladas gracias a canciones llenas de buenas vibraciones.

El público, como pocas veces, exigió ensordecedoramente un encore, el que llegó con “Inside Looking Out” en una versión de diez minutos, la que fue coreada de forma aplastante por la gente terminando a las 22:43 horas, luego de una hora 45 minutos de un show perfecto para los fans de Grand Funk y también para quienes gustan de ese sonido americano. Hermanas, hermanos, ese fue el sonido del rock de Detroit, en una noche fría de mayo en Santiago de Chile, y qué bueno que fue.

Setlist

  1. We’re An American Band (original de Grand Funk Railroad)
  2. Rock & Roll Soul (original de Grand Funk Railroad)
  3. Footstompin’ Music (original de Grand Funk Railroad)
  4. Aimless Lady (original de Grand Funk Railroad)
  5. Paranoid (original de Grand Funk Railroad)
  6. People Let’s Stop the War (original de Grand Funk Railroad)
  7. Shinin’ On (original de Grand Funk Railroad)
  8. Heartbreaker (original de Grand Funk Railroad)
  9. Gotta Get Out Of This Place (original de Grand Funk Railroad)
  10. Mean Mistreater (original de Grand Funk Railroad)
  11. Bad Time (original de Grand Funk Railroad)
  12. Sin’s A Good Man’s Brother (original de Grand Funk Railroad)
  13. The Loco-Motion (original de Carole King)
  14. Some Kind Of Wonderful (original de Soul Brothers Six)
  15. I’m Your Captain (original de Grand Funk Railroad)
  16. Inside Looking Out (original de Grand Funk Railroad)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Corazones Corazones
DiscosHace 6 días

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 3 semanas

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 1 mes

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 2 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 2 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 2 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 3 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 5 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 12 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Publicidad
Publicidad

Más vistas