Conéctate a nuestras redes
David Byrne David Byrne

En Vivo

Lollapalooza Chile 2018: David Byrne

Publicado

en

Es imposible describir o clasificar a David Byrne sin mencionar una variedad de estilos, algunos de ellos totalmente inconexos entre sí, pero lo cierto es que el show que el músico escocés traía a este festival generaba mucha expectación, ya que nunca sabemos qué se puede esperar de él. Con una gira enfocada en su nuevo álbum, “American Utopia” (2018), Byrne prometía un espectáculo mucho más ambicioso que el de “Stop Making Sense” (Jonathan Demme, 1984), realizado junto a Talking Heads, por lo que las expectativas eran altas para ver qué es lo que tramaba el músico. Con la sensación de un escenario completamente vacío, Byrne buscaría generar una experiencia de movilidad en sus músicos, quienes desfilaban al ritmo de la música que interpretaban, desatando todo un carnaval de bailes y cantos.

Apenas comenzaba el show con “Here”, el público pudo notar que no estaban en presencia de un espectáculo común y corriente, sino más bien frente a una puesta en escena completamente teatral, divertida y cautivadora, con un público no sólo como espectador, sino que también como partícipes de las acciones que los artistas realizaban en el escenario. Un escritorio y Byrne sentado cantándole a un cerebro que sostenía en sus manos, fue la forma de invitar al público a abrir sus mentes y dejarse llevar por lo que vendría a continuación: la fiesta más novedosa de la que se tenga memoria en los ocho años que lleva el festival. Y es que el hecho de tener tantos músicos en escena (principalmente de percusión), permitió que Byrne pudiera sumergirse en lo más profundo del catálogo de Talking Heads, rescatando joyas bailables como “I Zimbra”, “Slippery People” o “Born Under Punches (The Heat Goes On)”, las que no son necesariamente las composiciones más conocidas de la agrupación.

Muchos músicos buscan ampliar su setlist cuando se trata de festivales, pero para Byrne eso no fue una posibilidad, por lo cual no resulta tan extraño que haya prescindido de las canciones más populares de su antigua banda para privilegiar otro tipo de elementos. Hubo un punto, inclusive, en que el músico esbozó una negativa ante los imparables gritos pidiendo “Psycho Killer”, clásico extraído de “Talking Heads: 77” (1977), su álbum debut. En vez de eso, Byrne y su banda disfrutaron interpretando canciones como “Everybody’s Coming To My House” o la multifacética “I Dance Like This”, haciendo cantar a los más fanáticos y también bailar a quienes estaban ahí de curiosos, pero que terminaron viendo el show en su totalidad, sorprendidos por la calidad del espectáculo.

Todos de uniforme, bailaban, se movían y hacían coreografías al ritmo de cada canción, desfilando por un escenario completamente vacío, sólo con cortinas hechas de cadenas (las que debían proyectar sombras, puesto que el show está pensado para teatros). Igualmente, esto marcó un hito histórico al ser la primera presentación de esta gira en ejecutarse de esta forma, con un desarrollo a mayor escala, pero sin todos los detalles visuales con los que se concibió originalmente. Dicen que, por mucho que intentes huir de la nostalgia, de alguna forma te terminará arrastrando, y quizás eso haya provocado que el cierre con “Burning Down The House” entregara un último recuerdo a su banda madre antes de rematar con “Dancing Together” como punto final de una presentación distinta, única en su estilo y claramente irrepetible. La genialidad de Byrne se sintió y se vio, logrando proyectar el concepto deseado hacia los espectadores.

Puede que la configuración que pretende el escenario no haya sido del todo exacta debido al contexto de festival, además de la luz del día, pero esos detalles quedaron ajenos a una presentación que de seguro dejó a todos con la boca abierta. Byrne se enfocó en dos puntos esenciales en un concierto: la música y el sentido del espectáculo, realizando una performance con precisión y coordinación exacta en cada canción, interpretando además un setlist que no buscó apelar a las composiciones más populares de su extinta banda, sino que en rescatar tracks desde el catálogo que los transformó en la revolución sonora de su tiempo. Algunos pudieron sentirse decepcionados, pero deben saber que David Byrne es mucho más que “Psycho Killer”, y eso lo demostró siendo lo que pocos vaticinaron en la previa del festival: la verdadera sorpresa de esta nueva versión de Lollapalooza Chile.

Setlist

  1. Here
  2. I Zimbra (original de Talking Heads)
  3. Slippery People (original de Talking Heads)
  4. Everybody’s Coming To My House
  5. This Must Be The Place (Naive Melody) (original de Talking Heads)
  6. Once In A Lifetime (original de Talking Heads)
  7. Toe Jam (original de The BPA)
  8. Born Under Punches (The Heat Goes On) (original de Talking Heads)
  9. I Dance Like This
  10. Every Day Is A Miracle
  11. Blind (original de Talking Heads)
  12. Burning Down The House (original de Talking Heads)
  13. Dancing Together

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 1 mes

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 1 mes

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas