Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Lollapalooza Chile 2017: Glass Animals

Publicado

en

Es una era de ritmo. En tiempos de inmediatez, las melodías exigen compromiso, espacio, entendimiento, y en gran parte de las instancias eso no existe; las melodías quedan en lo secundario y lo primitivo opera. Es una era primitiva, ataviada de elementos sofisticados, y lo evidente son las herramientas, quedando el ritmo también en un sitial secundario. Los adornos dominan y los bailes no se basan en pasos, sino que en miradas, en vestimentas, en palabras sueltas, y en un entorno de desenfoques constantes y paralelismos permanentes, los adornos persisten, pero Glass Animals entiende que esta era es del ritmo y que conectar a la gente a este artilugio milenario es, extrañamente, un paso al sonido del futuro, tal como grafican en sus discos, tendientes al uso eficiente de contrapuntos rítmicos, y tal como logran extender en un escenario como el de Lollapalooza Chile 2017.

El show del Parque O’Higgins fue el primero para los de Oxford en nuestro país, en una gira festivalera que les permitía gozar de una plataforma inédita para su música por estos lares, pero también les ponía la responsabilidad de congregar a la gente en su sonido, a ratos denso y extraño, lo que se les hizo sencillo por dos razones: el dominio del ritmo y su look. La gente le cantaba “mijito rico” repetidas veces a Dave Bayley, frontman de la agrupación, y eso también ayudaba a la comunión con el show, inevitablemente.

La efervescencia vino con “Life Itself”, aunque en esa canción el sintetizador semianálogo que utiliza Drew MacFarlane -guitarrista y tecladista- se saturó completamente, privando a la mayoría de escuchar el que es el mejor single del conjunto. Pero incluso en estos momentos de falta de pulcritud, Glass Animals se salvó por el ritmo, haciendo que la gente se moviera y lo pasara bien desde el inicio.

Dave no es el mejor vocalista, o el mejor guitarrista, pero en movimientos recuerda a Ed Macfarlane, el frontman de Friendly Fires, y ambas bandas comparten la posibilidad de unir al pop con la psicodelia. Pero lo que distancia a Glass Animals de sus coterráneos es la introducción de más y más estilos, como una ensalada de frutas, esas que ilustraban el parche del bombo o recubrían la maraca (como adorables piñas), y cuya deliciosidad inundaba canciones como “Black Mambo” o la blusera “Poplar St.”, justo antes una de las explosiones de la tarde con la sólida “The Other Side Of Paradise”, para luego pasar a “Gooey”, más psicodélica y con un pulso que hizo bailar a todo el mundo. El ritmo se marcaba como punto de convergencia y como gasolina para el motor que movía a Dave de forma eléctrica. Pensando en ejemplos posteriores de la tarde como el parquísimo Matt Healy de The 1975, se agradece tener frontmans que se la jueguen por mostrarse como parte de la audiencia que lo pasa bien, y baila, mucho y feliz.

El final con la casi épica “Youth” y el sencillo “Pork Soda” eran esperables, pero perfectos para lo que había sido el show. Por un atraso en el ingreso de la banda, tuvieron que cortar “Toes” del set, la que usualmente hicieron en festivales. Pero con los cambios de setlist y todo, Glass Animals dio un debut sólido, imponiendo su ritmo por sobre los problemas de sonido que igualmente condicionaron a los oyentes casuales. No obstante, la banda británica dejó en claro por qué son un nombre que se repite en decenas de carteles de festivales en el mundo, y que con dos discos les basta y sobra para hacer declaraciones de intenciones como, por ejemplo, que el ritmo no perdona.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. Intro [Premade Sandwiches]
  2. Life Itself
  3. Black Mambo
  4. Hazey
  5. Season 2 Episode 3
  6. Poplar St.
  7. The Other Side Of Paradise
  8. Gooey
  9. Cane Shuga
  10. Take A Slice
  11. Youth
  12. Pork Soda

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas