Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Lollapalooza Chile 2016: Bad Religion

Publicado

en

Es cierto que, cuando se anunció el cartel definitivo de esta nueva versión del festival que incluyó a Bad Religion, uno de los máximos exponentes del punk contemporáneo, los seguidores más acérrimos de los californianos mostraron su incredulidad, con tintes de decepción, ante el hecho de que la banda daría su sexto concierto en nuestro país dentro del marco de un evento con las características de Lollapalooza. Sin embargo, cabe señalar que en la historia del grupo hay más episodios como este y sus protagonistas han evidenciado en más de una ocasión que su postura frente al rock pasa por una previa estrategia de negocios que dé como resultado la masificación de su trabajo y los consecuentes dividendos económicos (recordemos que Brett Gurewitz es dueño de Epitaph Records, responsable en Estados Unidos de la propagación del punk a niveles masivos, a través de artistas como The Offspring y Rancid, o que apenas se les presentó la posibilidad firmaron por un sello grande, Atlantic Records, en 1993).

11 Bad Religion @ Lollapalooza 2016

Aprehensiones de lado y ocupando un enfoque estrictamente musical, ayer tuvimos la posibilidad de disfrutar de un repertorio que recorrió gran parte de su discografía en apenas una hora, ejecutado con precisión por todos los integrantes, quienes hicieron gala de los años de circo dejando en claro que, más allá de cualquier reparo ético, su arte ha definido a toda una generación y que cuya misión es reafirmarlo cada vez que pisan un escenario. Con puntualidad, “Fuck You” abrió la actuación del doctor Greg Graffin y sus compañeros, donde destacó el equilibrio en el sonido, tónica al menos de la mayoría de los números principales. La idea fue tocar la mayor cantidad de temas durante los sesenta minutos que entrega el formato del festival, por lo tanto las intervenciones de los músicos fueron escuetas. La espera por clásicos fue breve, “21st Century (Digital Boy)”, tal vez la cima de su popularidad, fue coreada por gran parte de los presentes que eligieron lo que ocurría en el Itaú Stage, seguida de “Overture” y “Sinister Rouge” en el mismo orden que abren el impecable “The Empire Strikes First” del 2004.

13 Bad Religion @ Lollapalooza 2016

Debido a la extensión de su carrera (36 años), hay bastante material que ha generado la venia de críticos y seguidores, por consecuencia la banda cuenta con muchos clásicos dentro de su catálogo, como “Come Join Us”, extraído de uno de los favoritos de todos como “The Gray Race” de 1996. A propósito de los más aclamados, un poco más adelante hubo un bloque completo dedicado a lo que algunos describen como “el disco que lo cambió todo”: “Suffer” de 1988, de donde mostraron “Do What You Want”, “You Are (The Government)”, “Delirium Of Disorder” y la que le da el nombre a su tercer álbum, inyectando de entusiasmo y efervescencia a los presentes que no dudaron en armar un círculo danzante de proporciones, con muchos corriendo y cantando al mismo tiempo, manifestación de la pasión que genera el conjunto en sus adeptos.

04 Bad Religion @ Lollapalooza 2016

Tras “New Dark Ages” entregaron una sección enfocada en un larga duración en particular, en este caso fueron “Supersonic”, “Prove It” y “Can’t Stop It”, todas parte de “The Process Of Belief”, lanzado en 2002, otra de sus obras más exitosas, que además marcó el retorno de Gurewitz de un exilio de siete años. “Atomic Garden” junto a “Los Angeles Is Burning” sirvieron de preámbulo para otro momento de algidez como lo es siempre la interpretación de “I Want To Conquer The World”, uno de los himnos del grupo y que fue de los instantes donde se congregó a la mayor cantidad de voces unidas en un mismo canto. Luego de “Punk Rock Song” llegó la más coreada de un setlist pensado en satisfacer a todos los que gustan de Bad Religion: “You” fue precedida de palabras de Graffin respecto al amor que él, sus compañeros y muchos de sus seguidores tienen por el skateboarding, algo que los llevó a participar de la banda sonora del recordado juego de comienzos de milenio, “Tony Hawk’s Pro Skater 2”.

08 Bad Religion @ Lollapalooza 2016

Así llegamos a la parte final de una presentación que estuvo acorde a las expectativas y que mantuvo la energía durante todo momento, como en “Fuck Armageddon… This Is Hell” única muestra del primer eslabón en la cadena, el incendiario “How Could Hell Be Any Worse?” de 1982, uno de los puntos de inflexión en la historia del punk rock. Más tarde “Infected”, de la cúspide de su carrera “Stranger Than Fiction” (1994), junto a “Sorrow”, “Generator” y “American Jesus” fueron el cierre de esta nueva incursión de los oriundos de California en territorio nacional, esta vez formando parte de la sexta versión de Lollapalooza Chile y que, al igual que lo hecho alguna vez en el pasado del festival por Bad Brains, otro insigne del punk rock entrega un show rotundo que, por una parte no pasó inadvertido para ninguno de los asistentes, y por otra, fue respetuoso y se mostró orgulloso de la trayectoria que los ubica en un lugar de privilegio dentro de la historia del rock.

Por Hans Oyarzún

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Fuck You
  2. 21st Century (Digital Boy)
  3. Overture / Sinister Rouge
  4. Come Join Us
  5. New America
  6. Do What You Want
  7. You Are (The Government)
  8. Delirium Of Disorder
  9. Suffer
  10. New Dark Ages
  11. Supersonic
  12. Prove It
  13. Can’t Stop It
  14. Atomic Garden
  15. Los Angeles Is Burning
  16. I Want to Conquer The World
  17. Punk Rock Song
  18. You
  19. Fuck Armageddon… This Is Hell
  20. Infected
  21. Sorrow
  22. Generator
  23. American Jesus

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. alan brito

    23-Mar-2016 en 2:03 am

    Aguanten! ojala vengan solos el prox año a dar clases de buen rock

Responder

En Vivo

Pussy Riot: Resiste y lucha

Publicado

en

Era un debut esperado por muchas personas, el que se finiquitó más prontamente de lo que uno hubiese pensado. Pussy Riot llegaba hasta el escenario de Club Blondie para ofrecer su primera presentación en nuestro país, prometiendo una noche donde el sentido de lucha y la férrea defensa de los derechos de la mujer sería una tónica.

El primer acto de la jornada fue una pequeña sesión de stand up de Jani Dueñas y Paloma Salas, quienes, además de intercambiar algunos diálogos, realizaron un pequeño revival de una sección que tenían en su programa radial “Dueñas de Salas”, donde se dedicaron a repasar algunos titulares de la prensa nacional e internacional, haciendo énfasis en los incoherentes comentarios que uno suele encontrar en este tipo de publicaciones.

A continuación, el conjunto nacional Horregias desplegó un impecable show, directo y urgente, con una propuesta clara y un mensaje muy bien definido en torno al feminismo, sin dobles lecturas ni eufemismos para suavizar las situaciones. Con canciones como “Mujer Borracha”, “Gabi”, “Causal de Aborto” o “Heteronormativa”, el conjunto nacional desplegó una presentación con una apuesta muy agresiva y caótica, similar a la de conjuntos como Bikini Kill y todo el movimiento Riot Grrl que surgió en aquella época, marcando su breve show en uno de los puntos más intensos de la jornada.

Pasaron poco más de cincuenta minutos desde la hora pactada originalmente para que Nadya Tolokonnikova, junto a un grupo de mujeres ataviadas en balaclavas, subiera al escenario ante los aplausos y los siempre presentes flashes de los teléfonos. Pussy Riot finalmente debutaba en Chile y lo hacía con una de sus caras visibles a la cabeza, preparadas para deslumbrar en una performance que no dio espacio para la calma.

Con una historia de casi 8 años, el conjunto ruso ha dedicado su vida a realizar intervenciones rupturistas y siempre en el margen de la legalidad, amparadas por un deseo de hacer resistencia y mantener la lucha en defensa de las minorías. Ese, en el papel, es el principal atractivo e ingrediente más importante del colectivo, pero en vivo su rol adopta un mensaje un poco más mesurado, yendo en directa necesidad de mantener una lucha, una que de alguna u otra forma puede afectar de distintas maneras a cualquier persona, en cualquier parte del mundo.

No tan punk como en sus inicios, el conjunto desplazó una mezcla de distintos estilos en escena para su presentación, tomando elementos electrónicos, del hardcore, e incluso algo de rap dentro de la esencia de sus composiciones. La necesidad de no hacer las cosas en la manera convencional se traduce incluso a la forma en que el conjunto publica su música; sabido es que no tienen ni un solo álbum de estudio y que sus canciones aparecen como entes por separado, llegando en momentos específicos donde su mensaje es necesario. En esa línea, podemos destacar tracks como “Punk Prayer”, “Organs” o “Bad Apples”, esta última que en su versión original cuenta con la colaboración de Dave Sitek de TV On The Radio, así como también composiciones más “conocidas” del colectivo, como “Track About A Good Cop”, que funcionan sin mayores dificultades entre una y otra, dejando de lado la discordancia de estilos que manifiestan comúnmente.

Evidentemente, la audiencia no estaba frente al típico concierto de rock, ni siquiera de punk si nos ponemos un poco más estrictos en la definición que se le atribuye comúnmente a este colectivo. Pussy Riot trasciende más allá de la música, intentando dejar de lado esa clase de factores para enfocarse mucho más en el impacto de una performance, la que se siente más eso que concierto como tal, con las canciones siendo una especie de soundtrack de acompañamiento para lo que se está viendo en el escenario. Pese a aquello, tampoco se trata de invisibilidad el elemento principal de esto, la música, sino que de conjugar un poco más estrechamente los márgenes entre performance teatral e interpretación musical, terreno donde Pussy Riot sale jugando de local, desapegándose de cualquier distracción para apartar la atención puesta en el show.

El conjunto como tal y todo lo que lo rodea es más que suficiente para poner los ojos del mundo sobre ellas, lo que es mucho más latente en el contexto social que vivimos hoy. Finalmente, parte de lo diferente de este show fue la alta presencia de curiosos, principalmente medios de comunicación que iban a buscar una respuesta a una pregunta que todos creen saber, pero que es necesario presenciar de manera directa para notar que no es como lo cuentan.

Setlist

  1. Go Vomit
  2. Police State
  3. Punk Prayer
  4. Elections
  5. Normal Song
  6. Bomb
  7. Herectic
  8. Organs
  9. 1937
  10. White House
  11. Black Song
  12. Bubble
  13. Bad Apples
  14. Bad Girls
  15. Track About Good Cop
  16. Free Pavement
  17. Unicorn Freedom
  18. Hands Up

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 3 días

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 1 semana

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 2 semanas

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 4 semanas

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 2 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 4 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 11 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 11 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 11 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: