Contáctanos

En Vivo

Limp Bizkit: Volver a los quince

Publicado

en

Un fanático de unos treinta y tantos es invitado al escenario por Fred Durst. Durante la interpretación de “Livin’ It Up”, el hombre –que tiene toda la pinta de haberse pasado del trabajo al concierto, de estómago prominente y lentes de oficinista– levanta orgulloso una bandera chilena decorada con el logo de la banda y canta con personalidad hacia el público. Al momento del break el fan se prepara, sostiene la bandera entre sus piernas, se quita los lentes y los guarda con cuidado en el bolsillo de su chaqueta. Para cuando las guitarras se dejan caer, el tipo ocupa todo el escenario con sus saltos y puños al aire. Esa elocuente y divertida escena define todo lo que es Limp Bizkit: el jugar a creerse rudo poniendo “caremalo”, mientras alzamos el brazo haciendo como que conducimos un auto a toda velocidad por la carretera. Ir a ver a Limp Bizkit en vivo es ir a reencontrarse con ese quinceañero que alguna vez pataleó porque no pudo obtener el permiso de sus padres para hacerse un piercing y, encerrado en su pieza, gritaba su odio contra la pared escuchando “Break Stuff”. Limp Bizkit es ser pollo y creerse choro, y anoche todos fuimos los más malos en un concierto notable.

26 Limp Bizkit @ Teatro Caupolicán 2016

Celebrando la gira que conmemora los veinte años de carrera de la banda, los norteamericanos regresaron por tercera vez a la capital, repletando el Teatro Caupolicán, creando una atmósfera perfecta, con todo el mundo prendidísimo y la banda sonando como cañón. “Boiler” marcó el inicio del show, transportándonos a principios de este milenio, época en que la agrupación vivía su mejor momento. A los quince años, cuando sus canciones nos revolucionaron las hormonas y nos convencieron de que llevar una gorra de béisbol, una camisa ancha y una barba de candado, era lo más bacán del mundo.

21 Limp Bizkit @ Teatro Caupolicán 2016

Siguieron en el set “Endless Slaughter“, “Hot Dog” y la prendida “Rollin’ (Air Raid Vehicle)“, marcando el primero de una seguidilla de momentos para el recuerdo. Y es que todo el concierto se mantuvo siempre en una vara alta, incluso cuando hicieron acto de presencia sencillos más recientes del grupo, como “Bring It Back” o “Gold Cobra”, ambos extraídos de “Gold Cobra” (2011), el último trabajo de estudio del quinteto hasta la fecha, a la espera del estreno de “Stampede Of the Disco Elephants”, LP que viene siendo anunciado desde hace un par de años, pero del que sólo conocemos un adelanto y que tuvo parte en el repertorio mostrado en el recinto de San Diego.

24 Limp Bizkit @ Teatro Caupolicán 2016

Fred Durst, quien intercambio su clásica gorra por una de pescador –lo más probable que sea para ocultar una calvicie que demuestra que los años no pasan en vano–, se mostró más afable y buena onda que nunca, acercándose en reiteradas veces a los fanáticos, incluso tomando el celular de uno de ellos y grabando un video en modo selfie, que de seguro será un preciado tesoro para el dueño del aparato. El tipo estaba en su salsa y cómo no, si estaba frente a una legión de fanáticos que lo dieron todo en un setlist impecable. “My Generation” dio paso al pasaje más old school de la jornada, con “Livin’ It Up”, “Counterfeit” y “Pollution”, que se transformaron en lo más valorable de este tercer concierto de los estadounidenses, por lo menos para quienes los siguieron fielmente y no sólo se quedaron con sus éxitos radiales. Pero, ¿para qué andamos con cosas? El 90% de los que estábamos ahí queríamos escuchar los clásicos de antaño, y la banda no se reservó ninguno.

01 Limp Bizkit @ Teatro Caupolicán 2016

La comparsa comenzó con “My Way” y el recinto completo coreando una de las composiciones más “maduras” del conjunto. Luego llegó la gran ausente del concierto anterior “Nookie”, que dio paso a una breve salida falsa para que se colara entre medio “Walking Away”, otra del último LP, y cerrar la velada con “Break Stuff” y “Take A Look Around”. Se puede alegar que faltó “Behind Blue Eyes”, la reversión de la original de The Who, o sobre la inclusión de los intermedios musicales que ponían entre canción y canción, algo que vienen haciendo hace rato y, a excepción de algunos –como el de “Walk” de Pantera–, se hacen bastante innecesarios, dejando la sensación de que pudieron haber aprovechado esos minutos en tocar un par de temas más. Pero qué más da, Limp Bizkit cumplió y lo hizo a lo grande, en el que puede ser el mejor espectáculo que han brindado en estas tierras y uno de los mejores en lo que va del año, algo que este redactor sinceramente no se esperaba.

31 Limp Bizkit @ Teatro Caupolicán 2016

Por una hora y cuarenta minutos volvimos a ser ese puberto odioso que decía detestar al sistema, pero que era incapaz de hacer la cimarra. Suena mala onda, pero, si miramos la historia de Limp Bizkit, es bastante consecuente. Siendo repudiados incluso por los mismos que los influenciaron –recordemos que el bajista de Rage Against The Machine se disculpó por haber inspirado a “tamaña mierda”–, Fred Durst y compañía siguen adelante, a pesar de que el paso de los años hace parecer cada vez más absurdo su discurso rebelde sin causa. “Es un trabajo sucio, pero alguien debe hacerlo”, dice el refrán, y mientras Limp Bizkit siga siendo capaz de llevarnos a nuestra época más inmadura y volvernos locos, que sigan aguantando el odio y las burlas, porque están haciendo un muy buen trabajo.

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Boiler
  2. Endless Slaughter
  3. Hot Dog
  4. Rollin’ (Air Raid Vehicle)
  5. Bring It Back
  6. Gold Cobra
  7. My Generation
  8. Livin’ It Up
  9. Counterfeit
  10. Pollution
  11. Eat You Alive
  12. My Way
  13. Nookie
  14. Walking Away
  15. Break Stuff
  16. Take a Look Around

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. Opinante

    21-May-2016 en 5:09 pm

    Volver a los 15 ??? Volví como a los 10!! Cuando antes del colegio veía los videoclip’s en el MTV. Buenos tiempos aquellos…

  2. Eduardo Pinto Vásquez

    21-May-2016 en 5:45 pm

    Sr. redactor, ¿acaso Endless Slaughter no es un single del Stampede Of the Disco Elephants? Si es así, se equivocó, pues fue el segundo tema que tocaron anoche.

  3. pato

    21-May-2016 en 5:58 pm

    el weon q escribio este tiene pura pinta de resentido qlao xD

  4. Felipe

    21-May-2016 en 10:34 pm

    Oh la wea más penosa que he leído, en el ámbito de “reviews” de conciertos. Lamentable que dejen a un pollito como este redactando crónicas, o será uno de los dueños de humonegro? Que triste

  5. Nicolás Fernández Alarcón

    22-May-2016 en 5:39 am

    Para el “redactor”

    pachorra
    1. f. coloq. Flema, tardanza, indolencia.

  6. FS

    23-May-2016 en 1:39 pm

    UNA MIERDA DE REVIEW. CERO OBJETIVIDAD. QUE ONDA, EL MERCURIO ESCRIBIÓ ESTA WEA?
    Pendejos pollos que se creen choros???? será el caso particular de quien redactó esta confesión.
    Hubiera esperado weas mas objetivas: la pifia en guitarras de My Generation, que a Fred se le olvidó el fraseo en el mismo tema, el sonido espectacular del recinto, no se po.
    Mal ahi el redactor del review.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: