Conéctate a nuestras redes
Less Than Jake Less Than Jake

En Vivo

Less Than Jake: Una fiesta a contrarreloj

Publicado

en

El reencuentro de Less Than Jake con sus fanáticos chilenos puede catalogarse como una espera prolongada. Fue hace nueve años casi exactos cuando el combo de Florida debutó en suelo capitalino, presentándose como uno de los nombres más importantes y esperados de la escena norteamericana, quienes combinan el pop punk de los noventa junto a la inherencia bailable del ska. Para esta segunda ocasión, el estrecho cronograma de la banda fue uno de los factores que marcó la jornada, poniendo en riesgo incluso el vuelo que tenían programado para abandonar el país. A pesar de las dificultades logísticas, Less Than Jake se dio el tiempo para entregarse con gran desplante, ofreciendo una presentación enérgica y dando cuenta que los de Gainesville disfrutan lo que hacen.

Los invitados locales en esta ocasión fueron dos nombres totalmente pertinentes. Más que reconocidos por la escena punk santiaguina, Capitán Morgan abría los fuegos con toda la potencia y velocidad de su sonido híbrido, en la misma fórmula ska/punk que los anfitriones. Ya que se encontraban en un espacio afín, la banda fue capaz de hacer un show donde se vieron totalmente cómodos, junto a un buen sonido que da cuenta de su progreso. Debido a las dificultades de agenda ya mencionadas, el orden de los teloneros generó una figura poco recurrente, dejando a los anfitriones en la porción media de la jornada y a los locales Valium encargados del cierre. Si bien, esto podría ser una situación compleja para cualquier banda invitada, los intérpretes de “No Me Quiero Acostumbrar” supieron asumir el desafío, contando con el respeto y apoyo de quienes se quedaron a escucharlos luego del show de los anfitriones.

La marcha imperial de Star Wars marcaba la apertura del plato fuerte de la noche. Recibidos entre aplausos del público, la banda no tardó en ponerse a la carga en virtud de sacarle provecho máximo al tiempo, encendiendo de manera fulminante los primeros 10 minutos de show. La energía de “Sugar In Your Gas Tank” ponía a bailar de inmediato a Espacio San Diego, para luego continuar con “The Ghosts Of Me And You”, entregándole el rol de vocal a su bajista Roger Lima, quien invitó al público a cantar y lo acompañó durante toda la canción. La vorágine de éxitos no se detuvo con los clásicos “Dopeman”, “Plastic Cups Politics” y la celebrada “Johnny Quest Thinks We’re Sellouts”, cuyo ritmo acelerado invitaba a realizar el primer mosh pit, acompañado por el júbilo de la banda, que entregó un ambiente cercano y ameno.

El ritmo reggae durante “Whatever The Weather” o “The Science Of Selling Yourself Short” dosificaban la energía de la presentación en un tono más pausado. Ocasiones que aprovecharon para llenar de elogios al público por su buena disposición y, de paso, explicar las dificultades de agenda. Pasando por alto los problemas, el conjunto bromeó respecto al tema, invitando a los fanáticos para un próximo show en caso de que perdieran el vuelo, mientras que “Look What Happened” volvía a incentivar el canto de un público que incluso logró sorprender a la banda de Florida.

La buena actitud con la que se plantan en el escenario es uno de los puntos más favorables de Less Than Jake; al hacer música que invita a bailar, acompañarlo con bromas que dejan a gusto al público genera una cercanía que contagia al ambiente de hilaridad. Así ocurrió cuando el guitarrista y vocalista, Chris DeMakes, invitó a tres personas del público a un improvisado concurso de baile, donde cada uno mostraría sus habilidades sobre el escenario al ritmo ska de “How’s My Driving, Doug Hastings?”.

Antes de marcar el cierre de la jornada, la banda invitó a los asistentes a formar un gran circle pit, responsabilidad que el público aceptó con gusto, marcando el momento más intenso de la velada con “Last One Out Of Liberty City”. El retorno luego del encore estuvo marcado por el sutil inicio de guitarra y voz en “The Rest Of My Life”, para luego encaminarse al cierre definitivo con “All My Best Friends Are Metalheads”, una de sus canciones más reconocidas, la cual transformó al Espacio San Diego en un punto medio entre pista de baile y mosh pit.

Es segunda vez que Less Than Jake nos visita, sin embargo, da la sensación de que es un encuentro que debe volver a repetirse. La entrega y muestras de cariño –tanto del público como de la banda– generaron un ambiente grato, donde la energía y las risas se mantuvieron a tope toda la jornada. Una fiesta intensa, que, si bien se realizó a contrarreloj, nunca mostró a una banda apurada por terminar el trámite; muy por el contrario, el conjunto no sólo dio una interpretación excelente, sino también invitó al diálogo con los fanáticos, las bromas y el buen humor, algo que en un show en vivo se agradece y hace sentir al público frente a una banda que disfruta la ocasión tanto como ellos.

Setlist

  1. Sugar Gas Tank
  2. The Ghosts Of Me And You
  3. Dopeman
  4. Plastic Cup Politics
  5. Johnny Quest Thinks We’re Sellouts
  6. Whatever The Weather
  7. Look What Happened
  8. Overrated (Everything Is)
  9. Bomb Drop
  10. The Science Of Selling Yourself Short
  11. How’s My Driving, Doug Hastings?
  12. Never Going Back To New Jersey
  13. P.S. Shock The World
  14. Last One Out Of Liberty City
  15. The Rest Of My Life
  16. All My Best Friends Are Metalheads
  17. Gainesville Rock City

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. marcos

    01-Jun-2018 en 3:14 pm

    oye o sea valium no toco no leo nada de ellos. Verdad que pelearon con lagarto los valium?

    • Noel Valium

      01-Jun-2018 en 4:06 pm

      Si tocamos, despues de LTJ, como fue anunciado y nos fuimos muy felices del aguante de los presentes. Y por otro lado, absolutamente no, Lagarto es un tremendo amigo de la banda, de hecho nos ayudo a montarnos una vez que terminó LTJ.
      Tremendo concierto el de todos!
      Saludos.

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: