Conéctate a nuestras redes
Daughters Daughters

En Vivo

LeRock Fest 2019: El gran espacio

Publicado

en

Como una instancia para darle cabida a esos sonidos que no suelen estar presentes en el mainstream es que nació LeRock Fest, evento por excelencia que funciona a modo de vitrina de los artistas del sello LeRock Psicophonique, con un cartel que contaba con una veintena de artistas entre bandas y solistas del sello, además de invitados internacionales. El Centro Cultural Matucana 100 fue el escogido para una nueva edición, la que estaría marcada por el esperado debut de Daughters en Chile, así como también el regreso de A Place To Bury Strangers y los sets de variados artistas nacionales. Desde muy temprano, alrededor de un centenar de asistentes llegó para disfrutar los primeros shows del día, dispuestos en tres escenarios estratégicamente ubicados en el lugar, con un programa que comenzó desde las 14:00 hrs. a exponer los talentos locales en la vereda del post rock y el math rock, estilos que estarían fuertemente marcados durante la tarde.

El primero de ellos en presentarse fue Arias, quien abrió la jornada en el M100 Stage, ubicado inteligentemente en una sala a oscuras dentro del edificio principal, entregando una sensación de intimidad y de escape para toda la vorágine y el ambiente más festivalero que se vivió al aire libre durante la tarde.

Por otro lado, Narval Orquesta inició las actividades del LeRock Stage, con una propuesta de sonidos que mezcló perfectamente un estilo contemporáneo y clásico, llamando la atención de gran parte de los presentes en una hora donde el aforo de público ya comenzaba a aumentar. El ensamble se mostró seguro y confiado en el escenario, mostrando una selección de las dos obras que tienen publicadas a la fecha.

Volviendo al escenario interior, José Tomás Molina entregó una propuesta pocas veces vista en escenarios de este tipo, ya que, gracias a su labor de compositor de música incidental, entregó un set que jugó durante todo momento al correcto ensamble de sonidos, formas y texturas, para crear un ambiente de complicidad con la audiencia presente dentro del oscuro e íntimo M100 Stage.

Con algunos problemas de sonido, pero con una entrega y potencia abrumadora, los oriundos de Valparaíso, Cola de Zorro, se tomaron el escenario principal con su música instrumental, la que fue incursionando en motivos de post rock, e incluso rock progresivo, con una presentación que abordó algunas composiciones de “Soma” (2018), el último trabajo de estudio de estudio de una banda que ya cuenta con una trayectoria cercana a los 15 años.

Otra de las instancias especiales que tuvo el festival fue la presentación de Natisú, una oportunidad casi única de poder ver a esta artista en vivo y, más aún, en una etapa como la que se encuentra actualmente, donde incluso pudo entregar algunas muestras de lo que es su nuevo trabajo musical, acompañándose de una banda que le permitió jugar muy bien las cartas de un show que rayó en lo exclusivo, debido a que la interprete estará fuera de Chile durante una temporada. Tal como lo describió la artista, previo a su presentación, lo suyo fue un show breve, pero intenso.

Desde Medellín llegó la banda de post rock Danta, quienes, comandados por el álbum “Páramo” (2017) como su último lanzamiento, mostraron un sonido muy ligado a las esencias del krautrock y el post-punk, corroborando que esta nueva oleada de sonidos un poco más de nicho no es algo que se esté viendo solamente en nuestro país, sino que también en el resto de Latinoamérica.

Bajo esa misma afirmación, desde Argentina llegó TOTS y Malviaje, así como también la agrupación Wanderlust desde Perú, todas con propuestas diferentes, pero con el espíritu mismo de una mirada más independiente, donde se privilegian las ganas de hacer música por un deseo de expresar algo en pos de ese errado concepto de encontrar el éxito y la fama llegando a las radios.

Malviaje se dedicó a repasar un repertorio que ya cuenta con los álbumes “8bit” (2015) y “Memorias” (2017), mientras que el power trio peruano Wanderlust se enfocó en su LP “Naufragio”, lanzado apenas en noviembre del año pasado. Todas estas bandas lograron consignar la afirmación de que Latinoamérica tiene mucho que ofrecer en materia musical, y no sería de extrañar que en el futuro comiencen a exportar su música para lograr éxito en el extranjero.

Eso se debe a cómo los músicos de esta parte del continente saben absorber y desarrollar sus influencias para plasmarlas en su música, tal como se pudo apreciar con TOTS, cuyo sonido (sobre todo el de su último EP, “El Tiempo Pasa Más Rápido En La Montaña”) apostó por un math rock que se sintió fresco y a la vez familiar, recordando en ciertos pasajes a bandas como Rush o King Crimson, e incluso créditos un poco más de nicho como Yellow Magic Orchestra o Bi Kyo Ran, presentándose como una versión en esteroides del denominado rock progresivo.

Una de las presentaciones más interesantes de la jornada fue la de los brasileños E A Terra Nunca Me Pareceu Tão Distante, quienes con la noche ya caída tomaron el LeRock Stage para entregar su ruidoso post rock en el escenario principal, marcado por pasajes que intervienen conceptos de luz y oscuridad mediante los acordes que van formando una progresión muy ad hoc con el ambiente que genera la música del conjunto.

Para muchos, el hecho de contar con una propuesta instrumental podrá parecer vaga, pero cobra un sentido enorme cuando se analiza la estructura que la banda va formando en su relato, como si se tratara de una secuencia cinematográfica. Esto, porque su show se presenta mediante una introducción, alcanzando así un desarrollo y posterior conclusión exclusivamente mediante la música, entregando un momento único para quienes presenciaron la presentación de una de las bandas consideradas estelares en esta edición de LeRock, marcada igual que la mayoría de los participantes con el lanzamiento de un reciente nuevo disco.

 

Ese material fue “Fundação”, con salida en septiembre pasado, trabajo que los llevó a participar de la pasada edición de Lollapalooza Brasil, logrando un estatus un poco más masivo en su país de origen. Canciones como “Karoshi”, “Quando O Vento Cresce E Parece Que Chove Mais” o “Se Fosse Assim, Onde Iríamos Parar?” sonaron fuerte en la explanada de Matucana 100, dejando en el aire la sensación que reinaría durante el resto de la noche: cada presentación venía mucho más sorprendente de lo imaginado.

La maratónica jornada comenzaba su fase final con la actuación de los chilenos de Inverness, quienes, dispuestos en el M100 Stage, realizaron un show en celebración de los diez años de su disco “Illuminaciones”, con el que debutaron a fines de la década pasada.

Repasando por completo el registro junto a otras composiciones más recientes, los nacionales realizaron un show impecable, gozando de un gran sonido y puesta en escena. Canciones como “La Luz Inicia”, “Las Horas Quietas” o, la que cerró el espectáculo, “Atardecer Magallánico” fueron las más destacadas en una actuación que hizo justicia a la historia del grupo y dejó conforme tanto a músicos como asistentes.

El regreso de los neoyorkinos de A Place To Bury Strangers a la capital fue por partida doble, con un sideshow que se realizó la noche del viernes en los interiores del recinto y con el recital que los puso este sábado en el escenario principal del LeRock Fest 2019.

Promocionando su más reciente álbum, “Pinned” (2018), los norteamericanos hicieron lo que saben hacer mejor: una oda al ruido y a la estridencia que se tomó las dependencias del lugar, dando forma a una experiencia eléctrica y sideral. Canciones como “Never Coming Back”, “Ego Death” o “Deadbeat” mostraron lo mejor del grupo, que realizó todas las maromas y rituales que son parte esencial de sus presentaciones en vivo.

Lanzamientos de instrumentos al aire, destrucción de los mismos, bajar del escenario y tocar entre el público mientras la gente se sumaba al caos sonoro, estuvieron presentes en un show que elevó los ánimos al máximo y se enmarcó como uno de los grandes números del festival.

Con más de 25 años de carrera, los chilenos de Akinetón Retard se han mantenido como uno de los referentes máximos del jazz fusión y experimental en nuestro país, logrando traspasar fronteras e instalando su nombre como una joya del catálogo musical nacional. Es por estas razones que asistir a uno de sus shows siempre es un lujo, y el que ofrecieron anoche en el marco del festival no fue la excepción.

Presentando clásicos de su catálogo como “Morricoleman” y un par de temas nuevos, como “Pausto”, el quinteto demostró que está en mejor forma que nunca, llevándose la ovación del público que disfrutó cada uno de los cincuenta minutos de Akinetón Retard en vivo. Cuerda queda para rato y la expectación es grande para lo que podría ser el lanzamiento de un nuevo larga duración.

El inesperado anuncio del debut de Daughters en Chile fue un gran acierto por parte de la organización del festival, y ahora, rememorando la intensidad de lo vivido anoche en el LeRock Stage, podemos corroborar que la decisión de traerlos fue una de las mejores que pudieron haber tomado.

Promocionando el elogiado “You Won’t Get What You Want” (2018), la banda estadounidense se despachó un concierto impredecible y en muchos momentos abrumador. Alexis Marshall fue el atormentado maestro de ceremonias que dirigió la comparsa siniestra, bajando del escenario en reiteradas ocasiones para cantar entre los abrazos y saltos de los fanáticos, quienes desataron toda la rabia contenida cortesía de un set de canciones que no dio tregua.

The Reason They Hate Me”, “Long Road, No Turns”, “Guest House” y material de álbumes anteriores, como “Our Queens (One Is Many, Many Are One)” y “The Virgin”, formaron parte del set presentado por Daughters en uno de esos conciertos que trascienden lo netamente musical para convertirse en verdaderas experiencias. Viviendo su mejor momento, el sexteto nos dio a entender por qué hoy todo el mundo se está deshaciendo en halagos antes su obra.

Con la locura de Daughters terminaron los actos principales en LeRock Fest 2019, un festival que se la jugó por poner en un escenario masivo a nombres que, por lo general, no cuentan con espacios de estas magnitudes para presentar su trabajo. Una gran experiencia, que esperamos se repita en los próximos años y siga expandiendo su alcance hasta transformarse en el gran encuentro de la música alternativa en nuestro país.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: Operación en tres pasos

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

En tiempos de streaming y de la fugacidad máxima en la atención a la escucha de la música, no apostar por los singles es una derrota segura en los papeles para muchos, pero cuando se conocen las capacidades, esto no importa. Estamos en un año bisagra, de final de década, y luego de ver el lanzamiento de “Naturaleza Muerta”, el séptimo capítulo discográfico de Cómo Asesinar A Felipes, se puede observar cómo es que, en el balance, CAF es probablemente la mejor banda chilena de la década. La capacidad de evolucionar, de sobreponerse a la adversidad, de seguir adelante, aunque la música no tenga vocación de masividad porque el arte no se corrompe para llegar a más gente. Tienen una de las trayectorias más potentes en la música chilena como un todo, más allá de cuánta gente llevan a los conciertos o de cuánto se hable de ellos. Lo indefinible de su propuesta es una bendición y una maldición a la vez, pero nada de eso afecta a cómo su discografía y arrojo en vivo se hace más y más fuerte.

Sala Metrónomo recibió a cientos de personas que esperaban a CAF mientras colgaban las palabras “Cómo Asesinar A Felipes”, dándole un marco gigante a todo, mientras un espacio similar a una mesa de sonido estaba cubierto en el medio de la cancha. A las 22:40 hrs. la acción inició con bailarines casi a oscuras, mientras bases (que perfectamente podrían ser demos de CAF) sonaban para marcar los espacios de iluminación, manejada como un misterio, mientras la operación se ponía en marcha, en tres actos claros y llenos de significancia para comprender todos los momentos en los que la banda está a la vez.

Minutos después, DJ Spacio, SebaBala, Metraca y Cristián Gallardo iban a ese espacio cubierto que escondía la propuesta “CAF Entre Máquinas”, que, con sintetizadores, tornamesa y un controlador MIDI, podía armar el sonido CAF mientras Koala Contreras comenzaba con las líricas de “Formo Parte De Un Engaño”. Aunque CAF tiene una raíz orgánica, con su sonido teniendo como piedra angular la desafiante base rítmica que ponen Felipe Salas y Sebastián Muñoz, las máquinas le sientan bien al conjunto y extiende la profundidad sonora en tracks que en su mayoría vienen de los primeros discos, como “Ya Llegó” o “Alerta Roja”. Koala Contreras rapea a la distancia, mientras la gente se concentra –a lo Boiler Room– en lo que hace el cuarteto en el medio de todo, con todo el mundo disfrutando en este primer acto que incluso tuvo la dificultad de ciertos contratiempos en el Macbook usado por DJ Spacio, pero que no representó una amenaza inmovilizadora para el conjunto. Koala Contreras apareció en momentos esporádicos para acercarse piola a sus compañeros, mientras sonreía al ver la escena, al convertirse en narrador omnisciente y observar al público maravillado.

Tras el cierre de este acto, bailarines estuvieron entre la gente, siendo una transición precisa para lo que sería la aparición en el escenario de CAF, que, luego de la intro de “Naturaleza Muerta”, “La Verdad Fundamental”, tocarían “Días Oscuros” acompañados al igual que en el disco por Camila Moreno y Raimundo Santander. Esta canción tiene la misma sensación que en el álbum, donde primero su dinámica desconcierta, pero luego es el fraseo de Camila el que hace que todo aterrice, entre trazos de trip hop y jazz, mientras la flauta de Cristián y la guitarra de Raimundo operan como mecanismos de ternura en medio de atmósferas cargadas, y así es cómo se desarrolla el disco completo en este segundo acto. Adaptarse, cambiar o desaparecer. Lo dice claramente el intermedio del mismo nombre que suena antes de “Disparan (Fill The Skies)”, donde una voz grabada de Chino Moreno golpea duro, mientras Koala Contreras mira al lado como si el fantasma del vocalista de Deftones estuviera ahí, sonando como si la física no existiera y la teletransportación fuera posible.

Luego de “Los Misterios De La Naturaleza”, un cello y un violín se introducen mediante el talento de dos músicos mujeres que suman épica a “Busca La Paz”, mientras que, luego de “Nada Existe Aisladamente”, el grupo Avalancha y David Añiñir, poeta mapurbe, se hacen presentes en el cierre del segundo capítulo de esta noche con “Ha Vuelto A Pasar”. La intensidad de esta canción se acrecienta con los versos urgentes del poeta, con su entrega nerviosa, enfática y compleja, buscando los recovecos del ritmo para no conflictuar a la canción, y así enriquecerla. Luego toma la trutruka para formar parte del sonido, porque sí, nada existe aisladamente y el mensaje de Añiñir es uno en el que la conexión entre la gente es fundamental, algo que CAF aplicó con maestría en una noche de lanzamiento llena de generosidad.

Parecía que luego de esto el show se acabaría o contaría con un encore simple, pero con la sucesión de las canciones se vería que este era un tercer acto donde la banda quería dar una pincelada a través de su catálogo, desde “Pájaros En Contra” en adelante. This is not about an álbum. Y es cierto, se trata de una carrera, coronada por un disco que referencia a la naturaleza humana, a la naturaleza muerta, y también a la naturaleza de las máquinas disponibles. “Ya Perdimos La Paciencia” dice que “tenemos un propósito en común: aprender a crecer”, y esta canción es premonitoria de lo que sería CAF. Eso se nota con la composición inmediatamente consecutiva, “Exterior (Parte I)”, de “Elipse” (2017), disco sin canciones, sino que con movimientos y partes, desde la obsesión con el número 3 que quizás un show en tres actos sigue recogiendo, con maestría, por “la necesidad de compartir un mensaje” que todavía tiene mucho por resonar.

Síguela” y “III” prendiendo la mecha cerrarían un show implacable en sus ambiciones y sus posibilidades, valorando cada remoto rincón de esa exploración que, como pocos, logra Cómo Asesinar A Felipes. “Nada Más, Nada Menos” sería el verdadero encore para cerrar con broche de oro, como se merece esta trayectoria como pocas. “Lengua de doble filo en contra rebota, te habla el corazón y te quema la boca”, dice otra gran composición de CAF, y es que es difícil mantener este nivel y hacer lucir como si fuera fácil.

Podría parecer que los parabienes hacia Cómo Asesinar A Felipes son repetidos y casi por añadidura, pero lo cierto es que, como pocos, el quinteto consigue mantenerse en alza, en una operación compleja aunque exitosa en cada paso que dan, y tras la hora y cuarenta y cinco minutos de experiencia en Sala Metrónomo, lo cierto es que, si ellos son como tú, el peor ejemplo, entonces que así sea, tal como dice la banda chilena de la década.

Setlist 

  1. Formo Parte De Un Engaño
  2. Ya Llegó
  3. Caen
  4. Alerta Roja
  5. Influencia
  6. La Verdad Fundamental
  7. Días Oscuros
  8. Adaptarse, Cambiar O Desaparecer
  9. Disparan (Fill The Skies)
  10. Los Misterios De La Naturaleza
  11. Busca La Paz
  12. Nada Existe Aisladamente
  13. Ha Vuelto A Pasar
  14. Pájaros En Contra
  15. Ya Perdimos La Paciencia
  16. Exterior (Parte I)
  17. Síguela
  18. III
  19. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 6 horas

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 1 día

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 2 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 1 semana

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 1 semana

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 2 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Publicidad
Publicidad

Más vistas