Conéctate a nuestras redes
Daughters Daughters

En Vivo

LeRock Fest 2019: El gran espacio

Publicado

en

Como una instancia para darle cabida a esos sonidos que no suelen estar presentes en el mainstream es que nació LeRock Fest, evento por excelencia que funciona a modo de vitrina de los artistas del sello LeRock Psicophonique, con un cartel que contaba con una veintena de artistas entre bandas y solistas del sello, además de invitados internacionales. El Centro Cultural Matucana 100 fue el escogido para una nueva edición, la que estaría marcada por el esperado debut de Daughters en Chile, así como también el regreso de A Place To Bury Strangers y los sets de variados artistas nacionales. Desde muy temprano, alrededor de un centenar de asistentes llegó para disfrutar los primeros shows del día, dispuestos en tres escenarios estratégicamente ubicados en el lugar, con un programa que comenzó desde las 14:00 hrs. a exponer los talentos locales en la vereda del post rock y el math rock, estilos que estarían fuertemente marcados durante la tarde.

El primero de ellos en presentarse fue Arias, quien abrió la jornada en el M100 Stage, ubicado inteligentemente en una sala a oscuras dentro del edificio principal, entregando una sensación de intimidad y de escape para toda la vorágine y el ambiente más festivalero que se vivió al aire libre durante la tarde.

Por otro lado, Narval Orquesta inició las actividades del LeRock Stage, con una propuesta de sonidos que mezcló perfectamente un estilo contemporáneo y clásico, llamando la atención de gran parte de los presentes en una hora donde el aforo de público ya comenzaba a aumentar. El ensamble se mostró seguro y confiado en el escenario, mostrando una selección de las dos obras que tienen publicadas a la fecha.

Volviendo al escenario interior, José Tomás Molina entregó una propuesta pocas veces vista en escenarios de este tipo, ya que, gracias a su labor de compositor de música incidental, entregó un set que jugó durante todo momento al correcto ensamble de sonidos, formas y texturas, para crear un ambiente de complicidad con la audiencia presente dentro del oscuro e íntimo M100 Stage.

Con algunos problemas de sonido, pero con una entrega y potencia abrumadora, los oriundos de Valparaíso, Cola de Zorro, se tomaron el escenario principal con su música instrumental, la que fue incursionando en motivos de post rock, e incluso rock progresivo, con una presentación que abordó algunas composiciones de “Soma” (2018), el último trabajo de estudio de estudio de una banda que ya cuenta con una trayectoria cercana a los 15 años.

Otra de las instancias especiales que tuvo el festival fue la presentación de Natisú, una oportunidad casi única de poder ver a esta artista en vivo y, más aún, en una etapa como la que se encuentra actualmente, donde incluso pudo entregar algunas muestras de lo que es su nuevo trabajo musical, acompañándose de una banda que le permitió jugar muy bien las cartas de un show que rayó en lo exclusivo, debido a que la interprete estará fuera de Chile durante una temporada. Tal como lo describió la artista, previo a su presentación, lo suyo fue un show breve, pero intenso.

Desde Medellín llegó la banda de post rock Danta, quienes, comandados por el álbum “Páramo” (2017) como su último lanzamiento, mostraron un sonido muy ligado a las esencias del krautrock y el post-punk, corroborando que esta nueva oleada de sonidos un poco más de nicho no es algo que se esté viendo solamente en nuestro país, sino que también en el resto de Latinoamérica.

Bajo esa misma afirmación, desde Argentina llegó TOTS y Malviaje, así como también la agrupación Wanderlust desde Perú, todas con propuestas diferentes, pero con el espíritu mismo de una mirada más independiente, donde se privilegian las ganas de hacer música por un deseo de expresar algo en pos de ese errado concepto de encontrar el éxito y la fama llegando a las radios.

Malviaje se dedicó a repasar un repertorio que ya cuenta con los álbumes “8bit” (2015) y “Memorias” (2017), mientras que el power trio peruano Wanderlust se enfocó en su LP “Naufragio”, lanzado apenas en noviembre del año pasado. Todas estas bandas lograron consignar la afirmación de que Latinoamérica tiene mucho que ofrecer en materia musical, y no sería de extrañar que en el futuro comiencen a exportar su música para lograr éxito en el extranjero.

Eso se debe a cómo los músicos de esta parte del continente saben absorber y desarrollar sus influencias para plasmarlas en su música, tal como se pudo apreciar con TOTS, cuyo sonido (sobre todo el de su último EP, “El Tiempo Pasa Más Rápido En La Montaña”) apostó por un math rock que se sintió fresco y a la vez familiar, recordando en ciertos pasajes a bandas como Rush o King Crimson, e incluso créditos un poco más de nicho como Yellow Magic Orchestra o Bi Kyo Ran, presentándose como una versión en esteroides del denominado rock progresivo.

Una de las presentaciones más interesantes de la jornada fue la de los brasileños E A Terra Nunca Me Pareceu Tão Distante, quienes con la noche ya caída tomaron el LeRock Stage para entregar su ruidoso post rock en el escenario principal, marcado por pasajes que intervienen conceptos de luz y oscuridad mediante los acordes que van formando una progresión muy ad hoc con el ambiente que genera la música del conjunto.

Para muchos, el hecho de contar con una propuesta instrumental podrá parecer vaga, pero cobra un sentido enorme cuando se analiza la estructura que la banda va formando en su relato, como si se tratara de una secuencia cinematográfica. Esto, porque su show se presenta mediante una introducción, alcanzando así un desarrollo y posterior conclusión exclusivamente mediante la música, entregando un momento único para quienes presenciaron la presentación de una de las bandas consideradas estelares en esta edición de LeRock, marcada igual que la mayoría de los participantes con el lanzamiento de un reciente nuevo disco.

 

Ese material fue “Fundação”, con salida en septiembre pasado, trabajo que los llevó a participar de la pasada edición de Lollapalooza Brasil, logrando un estatus un poco más masivo en su país de origen. Canciones como “Karoshi”, “Quando O Vento Cresce E Parece Que Chove Mais” o “Se Fosse Assim, Onde Iríamos Parar?” sonaron fuerte en la explanada de Matucana 100, dejando en el aire la sensación que reinaría durante el resto de la noche: cada presentación venía mucho más sorprendente de lo imaginado.

La maratónica jornada comenzaba su fase final con la actuación de los chilenos de Inverness, quienes, dispuestos en el M100 Stage, realizaron un show en celebración de los diez años de su disco “Illuminaciones”, con el que debutaron a fines de la década pasada.

Repasando por completo el registro junto a otras composiciones más recientes, los nacionales realizaron un show impecable, gozando de un gran sonido y puesta en escena. Canciones como “La Luz Inicia”, “Las Horas Quietas” o, la que cerró el espectáculo, “Atardecer Magallánico” fueron las más destacadas en una actuación que hizo justicia a la historia del grupo y dejó conforme tanto a músicos como asistentes.

El regreso de los neoyorkinos de A Place To Bury Strangers a la capital fue por partida doble, con un sideshow que se realizó la noche del viernes en los interiores del recinto y con el recital que los puso este sábado en el escenario principal del LeRock Fest 2019.

Promocionando su más reciente álbum, “Pinned” (2018), los norteamericanos hicieron lo que saben hacer mejor: una oda al ruido y a la estridencia que se tomó las dependencias del lugar, dando forma a una experiencia eléctrica y sideral. Canciones como “Never Coming Back”, “Ego Death” o “Deadbeat” mostraron lo mejor del grupo, que realizó todas las maromas y rituales que son parte esencial de sus presentaciones en vivo.

Lanzamientos de instrumentos al aire, destrucción de los mismos, bajar del escenario y tocar entre el público mientras la gente se sumaba al caos sonoro, estuvieron presentes en un show que elevó los ánimos al máximo y se enmarcó como uno de los grandes números del festival.

Con más de 25 años de carrera, los chilenos de Akinetón Retard se han mantenido como uno de los referentes máximos del jazz fusión y experimental en nuestro país, logrando traspasar fronteras e instalando su nombre como una joya del catálogo musical nacional. Es por estas razones que asistir a uno de sus shows siempre es un lujo, y el que ofrecieron anoche en el marco del festival no fue la excepción.

Presentando clásicos de su catálogo como “Morricoleman” y un par de temas nuevos, como “Pausto”, el quinteto demostró que está en mejor forma que nunca, llevándose la ovación del público que disfrutó cada uno de los cincuenta minutos de Akinetón Retard en vivo. Cuerda queda para rato y la expectación es grande para lo que podría ser el lanzamiento de un nuevo larga duración.

El inesperado anuncio del debut de Daughters en Chile fue un gran acierto por parte de la organización del festival, y ahora, rememorando la intensidad de lo vivido anoche en el LeRock Stage, podemos corroborar que la decisión de traerlos fue una de las mejores que pudieron haber tomado.

Promocionando el elogiado “You Won’t Get What You Want” (2018), la banda estadounidense se despachó un concierto impredecible y en muchos momentos abrumador. Alexis Marshall fue el atormentado maestro de ceremonias que dirigió la comparsa siniestra, bajando del escenario en reiteradas ocasiones para cantar entre los abrazos y saltos de los fanáticos, quienes desataron toda la rabia contenida cortesía de un set de canciones que no dio tregua.

The Reason They Hate Me”, “Long Road, No Turns”, “Guest House” y material de álbumes anteriores, como “Our Queens (One Is Many, Many Are One)” y “The Virgin”, formaron parte del set presentado por Daughters en uno de esos conciertos que trascienden lo netamente musical para convertirse en verdaderas experiencias. Viviendo su mejor momento, el sexteto nos dio a entender por qué hoy todo el mundo se está deshaciendo en halagos antes su obra.

Con la locura de Daughters terminaron los actos principales en LeRock Fest 2019, un festival que se la jugó por poner en un escenario masivo a nombres que, por lo general, no cuentan con espacios de estas magnitudes para presentar su trabajo. Una gran experiencia, que esperamos se repita en los próximos años y siga expandiendo su alcance hasta transformarse en el gran encuentro de la música alternativa en nuestro país.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Motorama: La consagración del otoño

Publicado

en

Motorama

La cantidad de sensaciones que producen las canciones son gigantes. La empatía que se puede obtener ante múltiples hablantes líricos es enorme. Ese nexo puede cruzar fronteras, e incluso configurar entendimientos de situaciones casi imposibles. Por ejemplo, que un público santiaguino esté conmovido genuinamente por postales más acordes al invierno ruso, tal como ocurre con las canciones de Motorama, banda que ha construido un nexo emotivo con la audiencia chilena a tal nivel, que ya no es ninguna sorpresa encontrar un Club Blondie repleto para su segunda vez en nuestro país, tras un exitoso debut en el mismo recinto hace tres años.

La jornada no partió con los de Rostov-on-Don, sino que casi a las 21:00 hrs. con los chilenos Playa Gótica. No es la primera vez que expresamos en un review lo potente del sonido y lo única de la propuesta del conjunto, ni tampoco lo arrollador del carisma de Fanny Leona como, tal vez, la mejor frontwoman en Chile hoy, o cómo cada músico, en su estilo muy particular, aporta al todo. Pero sí debemos recalcar cómo es que, detrás de una carcasa de baile y diversión, se agazapan temas como el acoso (“Pigman”) o la presión social (“Reptil No Gentil”) en canciones de alto impacto.

Pese a problemas de sonido y ciertos acoples, la banda seguía adelante –porque ese es el trote que tienen a estas alturas– y con varias canciones nuevas ya sonando en el setlist, como “Anilina” o “Fuerte”, mezcladas con hits como “Extraños Visitantes” o “Fuego”. Aunque el final con “La Noche” se sintió abrupto (considerando que en el setlist estaba escrita “Vacaciones”, usual cierre), todos esos contratiempos no derribaron la idea de que Playa Gótica va a seguir adelante pase lo que pase, incluso con una fecha solista en este mismo escenario próximamente.

La incertidumbre llenaba las mentes tan rápido como algunos pasaban para adelantarse en la cancha para quedar más cerca del trío ruso, buscando calor y también comunión, esa que se convertía en erupción de energía cuando el grupo se subió al escenario. Pero, pese a que la intro (una grabación de “La Consagración de la Primavera” de Igor Stravinsky) daba la impresión de que el show comenzaría, esta fue puesta en loop varias veces para que los músicos ajustaran detalles y, así, seis minutos después, a las 22:07, sí irrumpieran los primeros sonidos de “You & The Others”, una de las nueve canciones que sonaría de “Many Nights” (2018), disco que la banda venía a presentar en este show, en el marco del ciclo aniversario 26º de Club Blondie.

Luego, inmediatamente vino una de las más esperadas, “Heavy Wave”, cuyos punteos eran seguidos con el coreo del público para luego también hacer lo mismo con la letra. Es intrigante cómo canciones que hablan de frialdad y de desesperanza calen tan hondo en la gente. Es otoño, una noche fría de otoño, y eso ayuda a adentrarse en ese espíritu (aunque la Blondie tiene una temperatura precisa, templada pero no hirviendo, como ocurre con tantos recintos en Santiago). Quizás es la sensación de aislamiento y de desastre inminente en la gente, la desconfianza imperante que canciones de dolor y angustia como “Wind In Her Hair” logran retratar, al mismo tiempo de tener un ritmo que se puede bailar. Si Pina Bausch operaba dándole un matiz sin par a la obra de Stravinsky, Motorama consigue que el público genere su propia coreografía de la frialdad y el escapismo, siendo una suerte de consagración del otoño.

También por ello, quizás, es que el disco más vitoreado a lo largo de la jornada sea “Alps” (2010), que es el álbum que muestra estas vibras en su mayor esplendor opaco. En medio, canciones como “Kissing The Ground” o “I See You” también van construyendo en esta dinámica que, entre pasos de bailes, precisos ritmos de la batería eléctrica de Mikhail Nikulin y la intensidad con aroma a hielo de Vladislav Parshin y su profunda voz anhelante, van desentrañando emociones y también letras, historias, paisajes. Muchos paisajes y fotografías.

Sólo con iluminación, sin pantallas usadas o visuales de ningún tipo, todo lo que había era Vladislav y la capacidad de llegar a la gente, lo que, en canciones como “Empty Bed” o en “She Is There”, iba dejando al cantante como nexo claro con la audiencia, mientras Mikhail y Maxim Polivanov mantenían una consistencia digna del Bolshoi. Sólo hubo pequeñas escaramuzas sonoras, como cuando en “He Will Disappear” las programaciones quedaron desconfiguradas y la mitad de la canción sonó extraña, pero fuera de ello y de temas limitados con el retorno, el show fue todo lo que tenía que ser en lo técnico.

To The South” quizás muestra la mayor idea de qué transmite Motorama. “Mira afuera. Ve cómo el invierno está dejando nuestra ciudad (…) Estábamos pasando el tiempo en nuestra casa de campo disfrutando de la nieve”. Esta estrofa, en tono movido y celebratorio, también habla de dejar atrás y de un paisaje completamente ajeno al chileno, sin embargo, logra conectar con la gente. Es algo que se repite con “Rose In The Vale” o “Ghost”, canción que cierra el main set para luego de dos breves minutos tener de vuelta al trío que hace “Ship” y “Tell Me” para cerrar todo, en hora y cuarto de añoranza y frío cálido, de ese que abraza al alejarse para tomar sonidos únicos y seguir teniendo esa frescura incomparable.

Acá nos falta mucho conocer qué pasa con los sonidos soviéticos que tanto gusta de mencionar Vladislav en entrevistas y textos, pero al menos por un rato hubo, en este ballet improvisado, con pogos, crowdsurfing y más manifestaciones de la gente, una cuota del norte del mundo y una bocanada de nieve fresca, en la pista de la Blondie para hacer que gocemos y sintamos en el fondo de los huesos, como bien lo sabe hacer Motorama.

Setlist

  1. You & The Others
  2. Heavy Wave
  3. Homewards
  4. Wind In Her Hair
  5. Voice From The Choir
  6. Kissing The Ground
  7. I See You
  8. This Night
  9. Empty Bed
  10. He Will Disappear
  11. Hard Times
  12. No More Time
  13. Rose In The Vase
  14. She Is There
  15. To The South
  16. Alps
  17. Second Part
  18. Devoid Of Color
  19. Ghost
  20. Ship
  21. Tell Me

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 semanas

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 1 mes

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 1 mes

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 2 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 2 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 3 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 5 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 12 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 12 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Publicidad
Publicidad

Más vistas