Conéctate a nuestras redes

En Vivo

LCD Soundsystem: Una inyección de adrenalina a nuestro sistema neurológico

Publicado

en

Si definimos a esta agrupación neoyorquina, sólo se nos viene a la cabeza meter en una licuadora a bandas como New Order, Kraftwerk y Daft Punk, una mezcla de dance electrónica con tintes de punk wave. Como sea, lo de LCD Soundsystem es una inyección de adrenalina que va directo al sistema neurológico y que repercute con fuerza y saturación en todo nuestro cerebro. Así al menos lo percibimos la noche del 27 de febrero en el Teatro Caupolicán, lugar donde esta banda llegó a cerrar el verano santiaguino en el marco de la gira promocional de su último disco “This is Happening”.

A las 21 hrs. los encargados para abrir el show fueron los chicos de Matanza. Banda Nacional que mezcla perfectamente la electrónica con los sonidos propios de los pueblos originarios de Sudamérica y que, con sólo 30 minutos en escena, lograron prender el ánimo del público.

Luego cerca de las 22 hrs se sube a escena James Murphy acompañado por Nancy Whang en teclado, Pat Mahoney en batería, Tyler Pope al bajo y Phil Mossman en guitarra, percusión y bajo. Más un invitado especial, Al Doyle de la banda Hot Chip, músico encargado de percusiones y de una guitarra capaz de elevar al máximo el sonido de LCD.

La noche se abrió con “Dance Yrself Clean” de su última placa “This is happening”. Tal vez último trabajo de la banda, ya que anunciaron que su último concierto lo harán en abril de este año. Sin embargo, no es una noticia que debiera preocupar tanto a sus seguidores, ya que años atrás hubo rumores de su separación, la cual fue desmentida por el propio Al Doyle quién declaró en el 2008 que LCD Soundsystem es una entidad que no puede disolverse. Una marca con vida propia, casi una casa de acogida por donde pasan todo el tiempo artistas que aportan su propio estilo. Entonces, habrá que esperar un tiempo para ver qué sucede con este proyecto.

Pero continuando con lo que fue esta acalorada noche, LCD seguiría con “Drunk Girls” canción con loops repetitivos y guitarras propias del sonido punk que hacen de este tema la fórmula perfecta para lograr que la noche comience a tener aire de fiesta. Y aunque el recinto no estaba copado en su totalidad, los que pudieron asistir a este show se suministraron una dosis considerable de adrenalina.

Y así se fue dando la noche entre “Daft Punk Is Playing At My House”, “I Can Change”, “All My Friends” y “You Wanted a Hit” canciones creadas especialmente para dar honor al nombre, ya que el repertorio de LCD Soundsystem es justamente eso, un sistema de sonidos que provoca un cierto estado de éxtasis en el cuerpo.

Más tarde llegarían con “Tribulations”, canción que seguramente los hizo más conocido en esta parte del hemisferio y con la cual el teclado de Nancy, quién bailaba al son de las perillas y bases programadas, se fusionaba en una sucesión de sonidos circulares y equilibrados que lograban poner en trance profundo a casi todo el Caupolicán. Una especie de gran Rave se vivió en ese momento, trance que pudimos percibir como saturaciones escalofriante en nuestros oídos y que sólo crecieron con “Yeah” que a ratos dejaba ver a uno que otra persona intentando hacer un Slam al ritmo de los rápidos Blast-beat. Sonidos ensordecedores que continuaban mientras cada uno de los integrantes se iban retirando uno por uno del escenario.

Entonces el público ovaciona con fuerza, pero los aplausos y gritos se perdían aún en el sonido casi fantasmagórico que surgía del escenario como si aún estuviera la banda tocando sobre él.

Luego de un rato todo vuelve a quedar en silencio, recién ahí escuchamos los silbidos del público que pedía a gritos que LCD Soundsystem regresaran a tocar. Y para nuestra gran sorpresa y alivio auditivo, volvieron con el maravilloso tema introductorio de la serie Twin Peaks, una obra maestra de David Lynch.

Es en este momento, donde percibimos que estamos viendo a una banda en vivo, ya que a ratos, frente a la escasa comunicación de los integrantes con el público, sentimos que estábamos sólo en una gran fiesta escuchando una excelente mezcla de lo mejor del electro-dance.

Y para finalizar, una balada que jamás relacionaríamos con lo que son LCD en esencia. Que tal vez, cuando la escuchamos por primera vez en la radio nacional que se dedica a difundir con más vehemencia la música Indie, nunca habríamos imaginado que de estos locos por las perillas, el ruido, la mezcla y el ritmo sincopado saldría una transparente y emotiva “New York, I love You…” la canción perfecta para cerrar un verano tranquilo sin mayores movimientos de nuestra querida y, a veces, temida tierra.

  1. Dance Yrself Clean
  2. Drunk Girls
  3. Get Innocuous!
  4. Daft Punk Is Playing At My House
  5. I Can Change
  6. All My Friends
  7. You Wanted a Hit
  8. Tribulations
  9. Movement
  10. Yeah
  11. Someone Great
    ———————–
  12. Losing My Edge
  13. Home
  14. New York, I Love You But You’re Bringing Me Down

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Juane

    02-Mar-2011 en 12:29 pm

    Qué excelente, y me lo perdí… Goddammit

Responder

En Vivo

Paul Gilbert: Seis cuerdas, mil historias

Publicado

en

Paul Gilbert

Podía parecer que la visita del norteamericano Paul Gilbert a Chile, en una templada tarde de sábado al Club Chocolate, sería para rememorar los éxitos de Mr. Big o Racer X, dos bandas donde él fue fundador, pero que no vería germinar tanto como para quedar determinado por ellas. Sin embargo, Gilbert eligió prescindir de ese legado para este reencuentro con el público chileno, en una instancia que funcionó más como una clase magistral que como un concierto propiamente tal.

Casi puntual en la hora señalada de inicio, siendo las 20:05 horas, Paul subió al escenario con dos músicos nacionales, Felipe Cortés en batería y Braulio Aspé Román en el bajo, en una configuración de banda, pero luego del primer tema el esquema cambió y, con la ayuda de un traductor, fue explicando detalladamente el uso de la muñeca para los solos y su forma de tocar, basada en un trémolo manual, en la actualidad, dejando en claro que esto sería una clínica de guitarra. Luego de eso explicó levemente cómo, desde una anécdota tras perder un ticket de avión y, por consiguiente, un vuelo, una chica le dice “señor, debe calmarse”, y con ello surge un tema de su nuevo disco “Behold Electric Guitar” (2018), “Sir, You Need To Calm Down”, que procede a tocar, tras lo cual explica la importancia de las palabras en cómo tocar la guitarra.

En un evento que pareciera estar cargado hacia ver cuán importante es la guitarra y su sonido, resulta refrescante y simpática la postura de un avezado que indica que las palabras importan mucho, incluso en canciones instrumentales. Es que ahí existe una inspiración que permite nuevas prácticas, y relevar el papel de uno de los instrumentos más únicos, que es la voz, para llevar a la guitarra a otros límites. Gilbert explicaba cómo las palabras cantadas podrían convertirse en escalas, tocando extractos de “Rock The Clock” o “Blackbird” para comprender eso con ejemplos, antes de lanzarse a tocar completa “Black Dog” de Led Zeppelin, donde este principio quedaba completamente en práctica.

Luego de tocar esta canción, Paul dijo que muchas veces caía en el acto de tocar todo en una nota, “porque soy del rock, entonces eso pasa”, pero artistas muy queridos para él, como Jimi Hendrix, lo llevaron a intentar un enfoque distinto, más parecido al del jazz, con cambios en los acordes y tratando de simplificar las escalas, eligiendo cuatro notas fundamentales, como son la tónica, la segunda, tercera y quinta, lo cual mostró con un tema del propio Hendrix antes de volver a la carga del habla, para ahondar en el uso de los trastes y las escalas, y antes de pasar a otro punto: el ritmo. Ahí salió del jazz o el rock para meterse en el querido blues. Incluso mostró el ritmo con el que despierta a su hijo, sacando risas en un Club Chocolate casi repleto, muy atento y complacido, antes de escuchar otro tema del disco nuevo de Gilbert, uno escrito para enseñar a un estudiante a tocar, “Blues For Rabbitt”.

La cercanía y calidez de Gilbert, un verdadero emblema de las seis cuerdas, vino cuando subió al escenario primero a un invitado que, pese a estar en una silla de ruedas, hacía unos solos con mucha alma y espíritu, para un jam sobre la base rítmica de “Back In Black” de AC/DC, pero que en realidad era un diálogo a través de la guitarra, muy respetuoso y realmente mostrando a un Paul Gilbert lejos de caer en el mal del típico guitarrista virtuoso, donde el ego gana por sobre las canciones y la buena onda. Aquí, Gilbert logra entregar el cetro, así como también ocurre en un segundo jam, esta vez con el conocido blusero Sebastián Arriagada, quien en ocasiones le peleó mucho el spotlight a Paul, pero que precisamente por ello es que derivó en una dinámica de enfrentamiento complementario, muy interesante y entretenido.

Luego vino la sesión de preguntas del público, donde se sucedieron temas como el tono de la guitarra, los pedales, las inspiraciones, el ritmo; le pidieron consejos, e incluso improvisó sobre la frase “it’s really nice to be in Santiago” (“es realmente muy bueno estar en Santiago”) para mostrar la simpleza de la que puede venir una composición. Luego de ello empalmó con las últimas dos canciones de una jornada de casi dos horas y muchas risas e historias: “Mercedes Benz”, original de Janis Joplin, y “Purple Haze” de Jimi Hendrix. No fue el reencuentro con las canciones de Racer X o Mr. Big, sin embargo, quizás fue la instancia donde más se ha mostrado la inmensidad de los mundos que conviven en las seis cuerdas de Paul Gilbert, en una instancia quizás irrepetible y con un ambiente que permitió que la jornada no fuera más ni menos que un éxito rotundo para la guitarra eléctrica.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 5 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 5 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 5 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 5 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 5 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: