Conéctate a nuestras redes

En Vivo

LCD Soundsystem: Una inyección de adrenalina a nuestro sistema neurológico

Publicado

en

Si definimos a esta agrupación neoyorquina, sólo se nos viene a la cabeza meter en una licuadora a bandas como New Order, Kraftwerk y Daft Punk, una mezcla de dance electrónica con tintes de punk wave. Como sea, lo de LCD Soundsystem es una inyección de adrenalina que va directo al sistema neurológico y que repercute con fuerza y saturación en todo nuestro cerebro. Así al menos lo percibimos la noche del 27 de febrero en el Teatro Caupolicán, lugar donde esta banda llegó a cerrar el verano santiaguino en el marco de la gira promocional de su último disco “This is Happening”.

A las 21 hrs. los encargados para abrir el show fueron los chicos de Matanza. Banda Nacional que mezcla perfectamente la electrónica con los sonidos propios de los pueblos originarios de Sudamérica y que, con sólo 30 minutos en escena, lograron prender el ánimo del público.

Luego cerca de las 22 hrs se sube a escena James Murphy acompañado por Nancy Whang en teclado, Pat Mahoney en batería, Tyler Pope al bajo y Phil Mossman en guitarra, percusión y bajo. Más un invitado especial, Al Doyle de la banda Hot Chip, músico encargado de percusiones y de una guitarra capaz de elevar al máximo el sonido de LCD.

La noche se abrió con “Dance Yrself Clean” de su última placa “This is happening”. Tal vez último trabajo de la banda, ya que anunciaron que su último concierto lo harán en abril de este año. Sin embargo, no es una noticia que debiera preocupar tanto a sus seguidores, ya que años atrás hubo rumores de su separación, la cual fue desmentida por el propio Al Doyle quién declaró en el 2008 que LCD Soundsystem es una entidad que no puede disolverse. Una marca con vida propia, casi una casa de acogida por donde pasan todo el tiempo artistas que aportan su propio estilo. Entonces, habrá que esperar un tiempo para ver qué sucede con este proyecto.

Pero continuando con lo que fue esta acalorada noche, LCD seguiría con “Drunk Girls” canción con loops repetitivos y guitarras propias del sonido punk que hacen de este tema la fórmula perfecta para lograr que la noche comience a tener aire de fiesta. Y aunque el recinto no estaba copado en su totalidad, los que pudieron asistir a este show se suministraron una dosis considerable de adrenalina.

Y así se fue dando la noche entre “Daft Punk Is Playing At My House”, “I Can Change”, “All My Friends” y “You Wanted a Hit” canciones creadas especialmente para dar honor al nombre, ya que el repertorio de LCD Soundsystem es justamente eso, un sistema de sonidos que provoca un cierto estado de éxtasis en el cuerpo.

Más tarde llegarían con “Tribulations”, canción que seguramente los hizo más conocido en esta parte del hemisferio y con la cual el teclado de Nancy, quién bailaba al son de las perillas y bases programadas, se fusionaba en una sucesión de sonidos circulares y equilibrados que lograban poner en trance profundo a casi todo el Caupolicán. Una especie de gran Rave se vivió en ese momento, trance que pudimos percibir como saturaciones escalofriante en nuestros oídos y que sólo crecieron con “Yeah” que a ratos dejaba ver a uno que otra persona intentando hacer un Slam al ritmo de los rápidos Blast-beat. Sonidos ensordecedores que continuaban mientras cada uno de los integrantes se iban retirando uno por uno del escenario.

Entonces el público ovaciona con fuerza, pero los aplausos y gritos se perdían aún en el sonido casi fantasmagórico que surgía del escenario como si aún estuviera la banda tocando sobre él.

Luego de un rato todo vuelve a quedar en silencio, recién ahí escuchamos los silbidos del público que pedía a gritos que LCD Soundsystem regresaran a tocar. Y para nuestra gran sorpresa y alivio auditivo, volvieron con el maravilloso tema introductorio de la serie Twin Peaks, una obra maestra de David Lynch.

Es en este momento, donde percibimos que estamos viendo a una banda en vivo, ya que a ratos, frente a la escasa comunicación de los integrantes con el público, sentimos que estábamos sólo en una gran fiesta escuchando una excelente mezcla de lo mejor del electro-dance.

Y para finalizar, una balada que jamás relacionaríamos con lo que son LCD en esencia. Que tal vez, cuando la escuchamos por primera vez en la radio nacional que se dedica a difundir con más vehemencia la música Indie, nunca habríamos imaginado que de estos locos por las perillas, el ruido, la mezcla y el ritmo sincopado saldría una transparente y emotiva “New York, I love You…” la canción perfecta para cerrar un verano tranquilo sin mayores movimientos de nuestra querida y, a veces, temida tierra.

  1. Dance Yrself Clean
  2. Drunk Girls
  3. Get Innocuous!
  4. Daft Punk Is Playing At My House
  5. I Can Change
  6. All My Friends
  7. You Wanted a Hit
  8. Tribulations
  9. Movement
  10. Yeah
  11. Someone Great
    ———————–
  12. Losing My Edge
  13. Home
  14. New York, I Love You But You’re Bringing Me Down

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Juane

    02-Mar-2011 en 12:29 pm

    Qué excelente, y me lo perdí… Goddammit

Responder

En Vivo

Corrosion Of Conformity: Los astros alineados

Publicado

en

Corrosion Of Conformity

Fue hace cinco años, dentro del contexto de The Metal Fest, la última ocasión en que Corrosion Of Conformity se presentaba en Santiago. Para esa oportunidad las circunstancias eran diferentes: el conjunto se articulaba en formato de power trio, en el que anecdóticamente presentó un par de temas junto a uno de sus miembros más célebres; Pepper Keenan, incansable guitarrista de la escena metal de ritmo espeso y colaborador de otro importante proyecto afín, Down. Lo que en ese entonces sólo fue una pizca, ayer se presentó como un plato completo. Es por lo mismo que ver a la banda en su formación más sólida –en términos de trabajos de estudio– resultaba tan atractivo. Si bien, la gira se enmarca bajo la presentación de “No Cross No Crown” (2018), urgía la necesidad de sacarle provecho a la coyuntura, desempolvar lo mejor de su repertorio y entregar un show marcado por la consistencia arrolladora que ofrecen como cuarteto.

Como precalentamiento para la velada, el Club Blondie recibió a un número indiscutido de la escena stoner local. Yajaira subía al escenario de la mano del mítico “Comegato” Montenegro, entusiasmado por estar “nuevamente representando al rock pesado que se hace por estos lados”. Luego de un agradecimiento al público, la banda presentó durante un poco más de 45 minutos una potente carga de riffs y frecuencias bajas que hicieron vibrar cada rincón del subterráneo, despidiéndose con el respeto y cariño por tantos años de trabajo con un amplio aplauso.

Entre el ruido del murmullo, los anfitriones abrieron su show mediante un breve solo del bajista Mike Dean, el cual se anexó con gracia y apoyo del público al riff repetitivo de “Bottom Feeder (El Que Come Abajo)”, para esta ocasión a un ritmo ralentizado que acentuaba una atmósfera cargada al doom. Fue cosa que sonaran las primeras notas para que los fanáticos siguieran a coro la melodía instrumental. Ya introducidos en este imaginario denso y sicodélico, la muestra de lo más nuevo no se dejó esperar con “The Luddite”, que curiosamente fue lo único del repertorio reciente junto a “Wolf Named Crow”, quizás debido a una decisión a conciencia por aprovechar la ocasión y ponderar los clásicos por sobre lo nuevo. Y así fue con creces.

La dupleta “Broken Man” y “Señor Limpio” introdujo a lo que sería una seguidilla de clásicos de sus años dorados, repasando en reiteradas ocasiones el álbum “Deliverance” (1994). Luego de “Long Whip/Big America”, la banda recibió una ovación, y aprovechando el impulso, Pepper Keenan agradeció al público, confesando el agrado que significa realizar giras por Sudamérica. El júbilo se inmortalizó cuando Keenan no aguantó su ansiedad e hizo subir al escenario a un fotógrafo para registrar la emoción del momento.

Concentrados en retomar la marcha, el potente riff de “Seven Days” se encaminó nuevamente hacia un repertorio clásico. El ritmo espeso de la canción se conjugó con la enérgica abertura de “Paranoid Opioid”, retornando a las melodías hipnóticas en la porción final y ofreciendo un quiebre fresco. El altibajo de emociones concluyó de manera sublime con la exquisita aura sicodélica de “13 Angels”, en lo que fue uno de los pasajes más implacables de la jornada.

Demostrado ya el grueso calibre de Corrosion Of Conformity, no quedó más que rectificar su categoría con la pesada pieza “Vote With A Bullet” y la envolvente frecuencia de “Albatross”, todo con el cierre magistral de “Clean My Wounds” luego del encore, otra infaltable de la banda que se extendió en un colaborativo jamming, dándole un cierre redondo a una jornada ejecutada con precisión y consistencia.

Dos elementos estaban claros al evaluar la coyuntura de este show: podríamos escuchar parte del material de “No Cross No Crown”, como es lógico, junto con la nostalgia de revisitar composiciones de la formación que convocaba. Sorpresivamente, la banda se fue en contra de la obviedad, cargando la balanza casi en su totalidad hacia lo clásico, ofreciendo un show que no sólo dejó en claro el valor de su repertorio más conocido, sino también demostró la solidez que tiene la banda en vivo, entregando un catálogo que le concedió un cariño a los fanáticos. Una oportunidad diferente a la anterior, donde los astros que giran alrededor de esta banda volvieron a reunirse en un desplante arrollador que jugó a desempolvar clásicos.

Setlist

  1. Bottom Feeder (El Que Come Abajo)
  2. The Luddite
  3. Broken Man
  4. Señor Limpio
  5. Long Whip/Big America
  6. Wiseblood
  7. Who’s Got The Fire
  8. Seven Days
  9. Paranoid Opioid
  10. 13 Angels
  11. Vote With A Bullet
  12. Wolf Named Crow
  13. Albatross
  14. Clean My Wounds

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 6 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: