Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Kyuss Lives!, por eso se llaman Kyuss Lives!

Publicado

en

La noche del viernes 11 de noviembre ofrecía dos alternativas para ver bandas de chascones gringos: Hanson, en el Teatro Caupolicán o Kyuss Lives! en el Teletón. Claramente, Hanson era la opción más llevadera en temperatura, comodidad y ambiente. Harto perfume, crema con olor a frutas y la vibra de ese amor incondicional a letras introspectivas que hacen descubrir verdades universales, como ese himno a la humanidad y a la esperanza titulado “Mmmbop”.

Lo de Kyuss Lives! en el Stoner Fest, fue diametralmente opuesto a la presentación de los hermanos Hanson. Un Teatro Teletón acondicionado desérticamente para la ocasión por la alta temperatura, iluminación cálida y las pocas posibilidades de conseguir una cerveza. Sólo faltaba la típica planta rodadora del desierto moviéndose entre la gente, pero estaban todas en un show de Ricardo Meruane. Ya generado el ambiente ideal, precalentado por las sólidas presentaciones de los referentes del stoner nacional, Hielo Negro y Yajaira, Kyuss Lives! subía al escenario a las 21:45, para pagar esa larga deuda con sus fanáticos chilenos, quienes por fin pudieron sentir como sus oídos perdían la virginidad en manos de expertos veteranos del rock desértico (una extraña imagen mental, considerando la pinta de camioneros rudos que caracteriza a John García, Nick Oliveri, Brant Bjork y Bruno Fevery) El público –experto y devoto- a lo bonzo ovacionaba a los californianos, quienes daban el vamos con “Gardenia” del álbum “Welcome to Sky Valley”, (1994), comenzando un épico viaje de hora y media entre grandes éxitos, cabelleras sacudiéndose, encendedores que lograron burlar la seguridad del recinto para cumplir su objetivo, sudor y ojos rojos. La fuerza de “Hurricane” (“…And the Circus Leaves Town”, 1995) se deja caer en segundo lugar, confirmando lo que se veía venir. Nick Oliveri le daba al bajo como si- también- tuviera problemas de violencia doméstica con él, y García –o el tipo que se lo comió- justificaba los kilos y las cazuelas de más, con un vozarrón tan bien conservado, que ni los puchos que se fumó en el escenario lo hicieron flaquear. La otra mitad de Kyuss también hacía lo suyo, con un Brant Bjork iluminado desarmando la batería a golpes y Fevery en la guitarra, dándole techo a los fans damnificados por la salida del extrañamente pelirrojo o posiblemente rubio, Josh Homme, fundador de Queens of the Stone Age y Them Crooked Vultures.

La aguja del indicador de calidad de show seguía subiendo con tracks como “One Inch Man”, “Thumb”, “Freedom Run” y “Asteroid”, para luego llegar a marcar índices máximos con la romanticona-sensual “Supa Scoopa and Mighty Scoop”, “Conan Troutman” y la épica “Odissey”, con sus dulces letras que invitan a viajar a lugares tan apacibles como montañas en llamas y el vientre de la Bestia. Luego, el mismo indicador de calidad del show,  simplemente reventó a causa del track “El Rodeo”, con el tándem de García en la voz y Oliveri en los gritos complementados con sus gestos de paciente de institución mental que gusta de quemar cosas. Luego, “100º” (“Welcome to Sky Valley”) cerró el primer módulo del show desatando la euforia, los aplausos y los gritos de apoyo, como “¡Grande Kyuss!”, acompañado de saludos a las madres de los integrantes de la banda.

Luego la banda se tomó un break en el camarín, seguramente para una breve partida de bridge, tejer a crochet o revisar nuevas solicitudes de amistad en Facebook, tal como acostumbran todas las bandas stoner, y salieron a darlo todo con los tracks “Molten Universe”, “Spaceship Landing”, “Allen’s Wrench”, para cerrar con toda la energía anti-sistémica y las ganas de destruirlo todo de “Green Machine”, un temazo que de seguro cabecearán los hijos de los hijos de toda la asistencia al show.

Kyuss Lives! demolió años de espera, oídos y parte de la infraestructura del teatro en 90 minutos, en un show sincero, potente y real, adoptando la filosofía “we are Motörhead and we play rock and roll”, sin dejar mucho espacio para conversar con la audiencia, decir cuánto los quieren o que es el mejor show que han tocado en la historia. Aunque de todas formas se sintió como tal. Los que estuvimos ahí podemos dar fe de eso.

Grande Kyuss y saludos a tu mamá.

Por Claudio Hernández
Fotos por Praxila Larenas

Setlist:

  1. Gardenia
  2. Hurricane
  3. One Inch Man
  4. Thumb
  5. Freedom Run
  6. Asteroid
  7. Supa Scoopa and Mighty Scoop
  8. Conan Troutman
  9. Odyssey
  10. Whitewater
  11. El Rodeo
  12. 100°
    ———————————
  13. Molten Universe
  14. Spaceship Landing
  15. Allen’s Wrench
  16. Green Machine

Publicidad
13 Comentarios

13 Comments

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 1 día

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 días

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 3 días

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 1 semana

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 1 semana

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 1 semana

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 semanas

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 2 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 3 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas